noticias iglesia católica españa

 

 

******

 
C/ Añastro, 1. 28033 Madrid. (España). Tel. (91) 343 96 00     
 
 
  S E R V I C I O S
  C A N A L E S

Jornada Mundial de la Vida Consagrada
(2 de Febrero de 2005)

Una consagración apasionada
Fiesta de la Presentación del Señor
Testimonios
         — "Eucaristía"
         — "Amor que madura y sostiene la vida"
         — "A los pies del Sagrario"
         — "La razón de mi alabanza"
Solemnidad de la Inmaculada Concepción
Oración de Juan Pablo II
La devoción a la Santísima Virgen
Libro de Celebraciones Marianas
Cartas de los Obispos
Anteproyecto de ley del divorcio
Uniones homosexuales
El verdadero matrimonio
Reforma Ley de reproducción
FEBRERO
Causas de los Santos
Medios de Comunicación
Optimizado para IExplorer 6.0 - 800x600 - © Copyright, Conferencia Episcopal Española

******

 

 

 

 
C/ Añastro, 1. 28033 Madrid. (España). Tel. (91) 343 96 00     
 
 
  S E R V I C I O S
  C A N A L E S
Cristo fundamento de la Iglesia
Presentación
Celebración ecuménica
Mensaje de la Comisión
Cartel en formato JPG [tamaño: 1,59 Mb]
Cartas de Obispos

Jornada Mundial de la Vida Consagrada
(2 de Febrero de 2005)

Una consagración apasionada
Fiesta de la Presentación del Señor
Testimonios
         — "Eucaristía"
         — "Amor que madura y sostiene la vida"
         — "A los pies del Sagrario"
         — "La razón de mi alabanza"
Nota sobre el SIDA y el PRESERVATIVO
 
Nombramiento Episcopal
Visita Ad Limina de los Obispos
Sobre nación y nacionalismos
Anteproyecto de ley del divorcio
Uniones homosexuales
El verdadero matrimonio
Reforma Ley de reproducción
ENERO
Actividades previstas
Jornada de las Migraciones
Causas de los Santos
Seminarios Menores
FEBRERO
Medios de Comunicación
Optimizado para IExplorer 6.0 - 800x600 - © Copyright, Conferencia Episcopal Española

 

*****

 

 

 
C/ Añastro, 1. 28033 Madrid. (España). Tel. (91) 343 96 00     
 
 
  S E R V I C I O S
  C A N A L E S
Nota de prensa previa
Discurso inagural del Card. Antonio Mª Rouco
Peregrinación a Santiago
El Dogma de la Inmaculada Concepción
Ofrenda al Apóstol
Homilía de Mons. Julián Barrio
Solemnidad de la Inmaculada Concepción
Poesías y pensamientos
La devoción a la Santísima Virgen
Libro de Celebraciones Marianas
Aprobación del Anteproyecto de ley del divorcio
Lecturas de la misa en 7 idiomas
En favor del verdadero matrimonio
Nota de prensa (reforma Ley de reproducción)

NOVIEMBRE
Pastoral Vocacional
DICIEMBRE
Delegados de Liturgia
Diaconado permanente
Optimizado para IExplorer 6.0 - 800x600 - © Copyright, Conferencia Episcopal Española

 

***

LXXXIII ASAMBLEA PLENARIA


 

Mensaje de la Asamblea Plenaria
en el CL aniversario de la definición del Dogma
de la Concepción Inmaculada de la Virgen María

Madrid, 25 de noviembre de 2004

1. Al cumplirse el CL Aniversario de la proclamación del dogma de la Concepción Inmaculada de la Santísima Virgen María, los obispos españoles queremos hacer llegar a nuestros hermanos, los hijos de la Iglesia en España, unas palabras sobre el sentido de este dogma para nuestra vida de fe y una invitación a renovar nuestra consagración, personal y comunitaria, a nuestra Madre, la Virgen Inmaculada. De este modo, convocamos a todos a la celebración de un Año de la Inmaculada, que comenzará el próximo día 8 de diciembre y concluirá el 8 de diciembre de 2005.

1. Sentido del dogma mariano

2. El dogma de la Inmaculada Concepción, proclamado el 8 de diciembre de 1854 por el Papa Pío IX, confiesa: «...la bienaventurada Virgen María fue preservada inmune de toda mancha de pecado original en el primer instante de su concepción por singular gracia y privilegio de Dios omnipotente, en atención a los méritos de Jesucristo Salvador del género humano»[1] . Con la definición de este dogma culminó un largo proceso de reflexión eclesial, bajo el impulso del Espíritu Santo, sobre la figura de la Virgen María, que permitió conocer, de modo más profundo, las inmensas riquezas con las que fue adornada para que pudiera ser digna Madre del Hijo eterno de Dios.

Tres aspectos de nuestra fe han sido subrayados de modo singular con la proclamación del dogma de la Inmaculada: la estrecha relación que existe entre la Virgen María y el misterio de Cristo y de la Iglesia, la plenitud de la obra redentora cumplida en María, y la absoluta enemistad entre María y el pecado.

María Inmaculada en el misterio de Cristo y de la Iglesia

3. Elegida para ser la Madre del Salvador, María ha sido “dotada por Dios con dones a la medida de una misión tan importante”[2]. En el momento de la Anunciación, el ángel Gabriel la saluda como llena de gracia (Lc 1, 28) y ella responde: He aquí la esclava del Señor, hágase en mí según tu palabra (Lc 1, 38). Para poder dar el asentimiento libre de su fe al anuncio de su vocación era preciso que ella estuviese totalmente conducida por la gracia de Dios[3]. Preservada inmune de toda mancha de pecado original en el primer instante de su concepción, María es la «digna morada» escogida por el Señor para ser la Madre de Dios.

4. Abrazando la voluntad salvadora de Dios con toda su vida, María «colaboró de manera totalmente singular a la obra del Salvador por su fe, esperanza y ardiente amor, para restablecer la vida sobrenatural de los hombres. Por esta razón es nuestra madre en el orden de la gracia»[4]. Madre de Dios y Madre nuestra, María ha sido asociada para siempre a la obra de la redención, de modo que «continúa procurándonos con su múltiple intercesión los dones de la salvación eterna»[5]. En ella la Iglesia ha llegado ya a la perfección, sin mancha ni arruga (cf. Ef 5, 27), por eso acude a ella como “modelo perenne”[6], en quien se realiza ya la esperanza escatológica[7].

María Inmaculada, la perfecta redimida

5. La santidad del todo singular con la que María ha sido enriquecida le viene toda entera de Cristo: “redimida de la manera más sublime en atención a los méritos de su Hijo”[8], ha sido bendecida por el Padre más que ninguna otra persona creada (cf. Ef 1, 3) y ha sido elegida antes de la creación del mundo para ser santa e inmaculada en su presencia, en el amor (Ef 1, 4). Confesar que María, Nuestra Madre, es “la Toda Santa” -como la proclama la tradición oriental- implica acoger con todas sus consecuencias el compromiso que ha de dirigir toda la vida cristiana: «Todos los cristianos, de cualquier clase o condición, están llamados a la plenitud de la vida cristiana y a la perfección del amor»[9]. El amor filial a la “Llena de gracia” nos impulsa a «trabajar con mayor confianza en una pastoral que dé prioridad a la oración, personal y comunitaria», respetando «un principio esencial de la visión cristiana de la vida: la primacía de la gracia»[10].

María Inmaculada y la victoria sobre el pecado

6. María Inmaculada está situada en el centro mismo de aquella “enemistad” (cf. Gn 3, 15; Ap 12, 1) que acompaña la historia de la humanidad en la tierra y la historia misma de la salvación. «Por su pecado, Adán, en cuanto primer hombre, perdió la santidad y la justicia originales que había recibido de Dios no solamente para él, sino para todos los seres humanos»[11]. Sabemos por la Revelación que el pecado personal de nuestros primeros padres ha afectado a toda la naturaleza humana: todo hombre, en efecto, está afectado en su naturaleza humana por el pecado original.

El pecado original, que consiste en la privación de la santidad y la justicia que Dios había otorgado al hombre en el origen, «es llamado “pecado” de manera análoga: es un pecado “contraído”, “no cometido”, un estado y no un acto»[12]. Y aun cuando «la transmisión del pecado original es un misterio que no podemos comprender plenamente»[13], comprobamos cómo «lo que la Revelación divina nos enseña coincide con la misma experiencia, pues el hombre, al examinar su corazón, se descubre también inclinado al mal e inmerso en muchos males»[14].

La Purísima Concepción -tal como llamamos con fe sencilla y certera a la bienaventurada Virgen María-, al haber sido preservada inmune de toda mancha de pecado original, permanece ante Dios, y también ante la humanidad entera, como el signo inmutable e inviolable de la elección por parte de Dios. Esta elección es más fuerte que toda la fuerza del mal y del pecado que ha marcado la historia del hombre. Una historia en la que María es “señal de esperanza segura”[15].

En María contemplamos la belleza de una vida sin mancha entregada al Señor. En ella resplandece la santidad de la Iglesia que Dios quiere para todos sus hijos. En ella recuperamos el ánimo cuando la fealdad del pecado nos introduce en la tristeza de una vida que se proyecta al margen de Dios. En ella reconocemos que es Dios quien nos salva, inspirando, sosteniendo y acompañando nuestras buenas obras. En ella encuentra el niño la protección materna que le acompaña y guía para crecer como su Hijo, en sabiduría, en estatura y en gracia ante Dios y ante los hombres (Lc 2, 52). En ella encuentra el joven el modelo de una pureza que abre al amor verdadero. En ella encuentran los esposos refugio y modelo para hacer de su unión una comunidad de vida y amor. En ella encuentran las vírgenes y los consagrados la señal cierta del ciento por uno prometido ya en esta vida a todo el que se entrega con corazón indiviso al Señor (cf. Mt 19, 29; Mc 10, 30). En ella encuentra todo cristiano y toda persona de buena voluntad el signo luminoso de la esperanza. En particular, «desde que Dios la mirara con amor, María se ha vuelto signo de esperanza para la muchedumbre de los pobres, de los últimos de la tierra que han de ser los primeros en el Reino de Dios»[16].

2. El testimonio mariano de la Iglesia en España

7. La evangelización y la transmisión de la fe en tierras de España han ido siempre unidas a un amor singular a la Virgen María. No hay un rincón de la geografía española que no se encuentre coronado por una advocación de nuestra Madre. Así lo recordó Juan Pablo II en los comienzos mismos de su pontificado: «Desde los primeros siglos del cristianismo aparece en España el culto a la Virgen. Esta devoción mariana no ha decaído a lo largo de los siglos en España, que se reconoce como “tierra de María”»[17]. Y así lo ha venido reiterando desde su primer viaje apostólico a nuestra patria: «El amor mariano ha sido en vuestra historia fermento de catolicidad. Impulsó a las gentes de España a una devoción firme y a la defensa intrépida de las grandezas de María, sobre todo en su Inmaculada Concepción»[18].

La peculiar devoción a María Inmaculada en España

8. El amor sincero a la Virgen María en España se ha traducido desde antiguo en una “defensa intrépida” y del todo singular de la Concepción Inmaculada de María; defensa que, sin duda, preparó la definición dogmática. Si España es “tierra de María”, lo es en gran medida por su devoción a la Inmaculada.

¿Cómo no recordar en este punto el extraordinario patrimonio literario, artístico y cultural que la fe en el Dogma de la Inmaculada ha producido en nuestra patria? A la protección de la Inmaculada se han acogido desde época inmemorial Órdenes religiosas y militares, Cofradías y Hermandades, Institutos de Vida Consagrada y de Apostolado Seglar, Asociaciones civiles, Instituciones académicas y Seminarios para formación sacerdotal. Numerosos pueblos hicieron y renovaron repetidas veces el voto de defender la Concepción Inmaculada de María. Propio de nuestras Universidades era el juramento que, desde el siglo XVI, profesores y alumnos hacían en favor de la doctrina de la Inmaculada. Como propio también de nuestra tradición cristiana es el saludo plurisecular del “Ave María Purísima...” Siguiendo una antiquísima tradición el nombre de la Inmaculada Concepción ha ido acompañando generación tras generación a los miembros de nuestras familias. A cantar sus alabanzas se han consagrado nuestros mejores músicos, poetas y dramaturgos. Y a plasmar en pintura y escultura las verdades de la fe contenidas en este dogma mariano se han entregado nuestros mejores pintores y escultores. Una muestra selecta de estos tesoros artísticos podrá contemplarse en la exposición que bajo el título Inmaculada tendrá lugar, D.m., en la Catedral de la Almudena de Madrid, del 1 de mayo al 12 de octubre de 2005. Con esta exposición la Conferencia Episcopal Española en cuanto tal desea unirse a las iniciativas semejantes que las mayorías de las diócesis ya están realizando o realizarán a lo largo del próximo año.

Fuerte arraigo popular de la fiesta de la Inmaculada

9. En la solemnidad litúrgica del 8 de diciembre «se celebran conjuntamente la Inmaculada Concepción de María, la preparación primigenia a la venida del Salvador (cf. Is 11, 1. 10) y el feliz exordio de la iglesia sin mancha ni arruga» [19]. Al inicio del Año litúrgico, en el tiempo de Adviento, la celebración de la Inmaculada nos permite entrar con María en la celebración de los Misterios de la Vida de Cristo, recordándonos la poderosa intercesión de Nuestra Madre para obtener del Espíritu la capacidad de engendrar a Cristo en nuestra propia alma, como pidiera ya en el siglo VII San Ildefonso de Toledo en una oración de gran hondura interior[20]: «Te pido, oh Virgen Santa, obtener a Jesús por mediación del mismo Espíritu, por el que tú has engendrado a Jesús. Reciba mi alma a Jesús por obra del Espíritu, por el cual tu carne ha concebido al mismo Jesús (...). Que yo ame a Jesús en el mismo Espíritu, en el cual tú lo adoras como Señor y lo contemplas como Hijo»[21].

10. Conscientes de esta riqueza, expresión de una fe que genera cultura, en diversas ocasiones la Conferencia Episcopal Española ha llamado la atención sobre el fuerte arraigo popular que la Fiesta de la Inmaculada tiene en España, considerada de «decisiva importancia para la vida de fe del pueblo cristiano»[22]. Al hacerlo hemos recordado que «la fiesta del 8 de diciembre viene celebrándose en España ya desde el siglo XI, distinguiéndose los diversos reinos de la Península en el fervor religioso ante esta verdad mariana por encima de las controversias teológicas y mucho antes de su proclamación como dogma de fe. Tras la definición dogmática realizada por el Papa Pío IX en el año 1854, la celebración litúrgica de la Inmaculada Concepción ha crecido constantemente hasta nuestros días en piedad y esplendor»[23], tal como demuestra, entre otros actos, la cada vez más arraigada “Vigilia de la Inmaculada”. Con la Vigilia y la Fiesta de la Inmaculada de este año, se abrirá el mencionado Año de la Inmaculada, que concluirá también con la Vigilia y la Fiesta del año 2005.

En el año de la Eucaristía

11. La conmemoración del CL Aniversario del dogma de la Inmaculada coincide con el Año de la Eucaristía proclamado para toda la Iglesia por el Papa Juan Pablo II. «María guía a los fieles a la eucaristía»[24]. «María es mujer eucarística con toda su vida» [25], por ello, creceremos en amor a la Eucaristía y aprenderemos a hacer de ella la fuente y el culmen de nuestra vida cristiana[26], si no abandonamos nunca la escuela de María: Ave verum Corpus natum de Maria Virgine!

3. Consagración a María Inmaculada

12. Al cumplirse el primer centenario de la proclamación del dogma de la Inmaculada, el papa Pío XII declaró el año 1954 como Año Mariano, de esa manera se pretendía resaltar la santidad excepcional de la Madre de Cristo, expresada en los misterios de su Concepción Inmaculada y de su Asunción a los cielos[27]. En España aquel Año Mariano tuvo hitos memorables, como el magno Congreso celebrado en Zaragoza del 7 al 11 de octubre de 1954, en conexión con el cual, el 12 de octubre, se hizo la solemne consagración de España al Corazón Inmaculado de María.

13. Estamos convencidos de que los nuevos retos que se nos presentan como cristianos en un mundo siempre necesitado de la luz del Evangelio no podrán ser afrontados sin la experiencia de la protección cercana de nuestra Madre la Virgen Inmaculada. Como centro de la celebración del Año de la Inmaculada, las iglesias diocesanas de España, pastores, consagrados y laicos, adultos, jóvenes y niños, peregrinaremos a la Basílica del Pilar, en Zaragoza, los días 21 y 22 de mayo de 2005 para honrar a Nuestra Madre y consagrarnos de nuevo solemnemente a su Corazón Inmaculado.

Somos conscientes de que «la forma más genuina de devoción a la Virgen Santísima... es la consagración a su Corazón Inmaculado. De esta forma toma vida en el corazón una creciente comunión y familiaridad con la Virgen Santa, como nueva forma de vivir para Dios y de proseguir aquí en la tierra el amor de Hijo Jesús a su Madre María»[28].

Rezamos con las palabras que el Papa Juan Pablo II dirigió a la Virgen María para consagrar el mundo a su Corazón Inmaculado, durante el Año Santo de la Redención[29]:


ACTO DE CONSAGRACIÓN AL CORAZÓN INMACULADO DE MARÍA

Madre de Cristo y Madre Nuestra,
al conmemorar el Aniversario de la proclamación
de tu Inmaculada Concepción,
deseamos unirnos a la consagración que tu Hijo hizo de sí mismo:
Yo por ellos me consagro, para que ellos sean consagrados en la verdad (Jn 17, 19),
y renovar nuestra consagración, personal y comunitaria,
a tu Corazón Inmaculado.

Te saludamos a ti, Virgen Inmaculada,
que estás totalmente unida a la consagración redentora de tu Hijo.
Madre de la Iglesia: ilumina a todos los fieles cristianos de España
en los caminos de la fe, de la esperanza y de la caridad;
protege con tu amparo materno a todos los hombres y mujeres
de nuestra patria en los caminos de la paz, el respeto y la prosperidad.
¡Corazón Inmaculado!

Ayúdanos a vencer la amenaza del mal
que atenaza los corazones de las personas e impide vivir en concordia:
¡De toda clase de terrorismo y de violencia, líbranos!
¡De todo atentado contra la vida humana,
desde el primer instante de su existencia hasta su último aliento natural, líbranos!
¡De los ataques a la libertad religiosa y a la libertad de conciencia, líbranos!
¡De toda clase de injusticias en la vida social, líbranos!
¡De la facilidad de pisotear los mandamientos de Dios, líbranos!
¡De las ofensas y desprecios a la dignidad del matrimonio y de la familia, líbranos!
¡De la propagación de la mentira y del odio, líbranos!
¡Del extravío de la conciencia del bien y del mal, líbranos!
¡De los pecados contra el Espíritu Santo, líbranos!

Acoge, oh Madre Inmaculada,
esta súplica llena de confianza y agradecimiento.
Protege a España entera y a sus pueblos,
a sus hombres y mujeres.
Que en tu Corazón Inmaculado se abra a todos
la luz de la esperanza.
Amén.

 


[1] Pío XI, Bula Ineffabilis Deus (8 de diciembre de 1854): DS 2800-2804; cf. Catecismo de la Iglesia Católica, 491.

[2] Concilio Vaticano II, Const. dogm. Lumen gentium, 56.

[3] Cf. Catecismo de la Iglesia Católica, 490.

[4] Concilio Vaticano II, Const. dogm. Lumen gentium, 61.

[5] Concilio Vaticano II, Const. dogm. Lumen gentium, 62.

[6] Juan Pablo II, Carta Encíclica Redemptoris Mater, 42.

[7] Cf. Pío XII, Const. Apost. Munificentissimus Deus: AAS 42 (1950), 769-771; Concilio Vaticano II, Const. dogm. Lumen gentium, 59; Juan Pablo II, Carta Encíclica Redemptoris Mater, 41.

[8] Concilio Vaticano II, Const. dogm. Lumen gentium, 53.

[9] Concilio Vaticano II, Const. dogm. Lumen gentium, 40.

[10] Juan Pablo II, Carta Apostólica Novo millennio ineunte, 38.

[11] Catecismo de la Iglesia Católica, 416.

[12] Catecismo de la Iglesia Católica, 404.

[13] Ibidem.

[14] Concilio Vaticano II, Const. past. Gaudium et spes, 13; Catecismo de la Iglesia Católica, 401.

[15] Cf. Juan Pablo II, Carta Encíclica Redemptoris Mater, 11.

[16] Juan Pablo II, Audiencia general (21.3.2001), 5.

[17] Juan Pablo II, Mensaje a los Congresos Mariológico y Mariano de Zaragoza (12.10.1979).

[18] Juan Pablo II, Alocución en el acto mariano celebrado en Zaragoza (6.11.1982), 3.

[19] Pablo VI, Exhortación Apostólica Marialis cultus, 3.

[20] Cf. Pablo VI, Exhortación Apostólica Marialis cultus, 26.

[21] Ildefonso de Toledo, De perpetua virginitate sanctae Mariae, XII (PL 96, 106).

[22] Cf. Comisión Permanente, Las fiestas del calendario cristiano (13.12.1982), 3 y 6; Comisión Permanente, La fiesta de la Inmaculada Concepción (20.10.1988); Secretaría General de la CEE, Nota sobre la fiesta de la Inmaculada (1.12.1994).

[23] Comisión Permanente, La fiesta de la Inmaculada Concepción (20.10.1988), 4.

[24] Juan Pablo II, Carta Encíclica Redemptoris Mater, 44.

[25] Juan Pablo II, Carta Encíclica Ecclesia de Eucharistia, 53.

[26] Cf. Concilio Vaticano II, Constitución dogmática Lumen gentium, 11; Decreto Presbyterorum ordinis, 5.

[27] Cf. Pío XII, Carta Encíclica Fulgens corona (8.12.1953); Juan Pablo II, Carta Encíclica Redemptoris Mater, 48.

[28] Juan Pablo II, Mensaje con ocasión del Año Mariano Carmelitano (25.3.2001), 4.

[29] Cf. Juan Pablo II, Consagración del mundo al Corazón Inmaculado de María (Plaza de San Pedro, 25.3.1984).


 

Optimizado para IExplores 6.0 - 800 x 600. Copyright, Conferencia Episcopal Española

 

***

 
Mons. Carmelo Borobia Isasa

D. Ángel
Rubio Castro
 

NOMBRAMIENTOS EPISCOPALES

Mons. Carmelo Borobia Isasa y el sacerdote
Ángel Rubio Castro han sido nombrados
Obispos Auxiliares de Toledo

Madrid, 21 de octubre de 2004

La Nunciatura Apostólica en España comunica a la Conferencia Episcopal Española (CEE) que a las 12,00 horas de hoy, jueves 21 de octubre, la Santa Sede ha hecho público que el Papa Juan Pablo II ha nombrado Obispos Auxiliares de la Archidiócesis de Toledo a Mons. Joaquín Carmelo Borobia Isasa, trasladándole de la diócesis de Tarazona y asignándole la sede titular de Rubicón, y al sacerdote Ángel Rubio Castro, Delegado Episcopal para la Vida Consagrada de la Archidiócesis de Toledo, asignándole la sede titular de Vergi.

Mons. Joaquín Carmelo Borobia Isasa continuará gobernando la diócesis de Tarazona en calidad de Administrador Apostólico hasta que tome posesión de su nuevo cargo como Obispo Auxiliar de la Archidiócesis de Toledo.


Mons. Carmelo Borobia Isasa

Mons. Carmelo Borobia Isasa nació en Cortes (Navarra), Archidiócesis de Pamplona y Tudela, el 16 de agosto de 1935. Estudió Humanidades y Filosofía en los Seminarios de Alcorisa (Teruel) y Zaragoza (1946-1953). Terminó los estudios de Teología en el Seminario de Pamplona, licenciándose más tarde en Filosofía en la Universidad Pontificia de Salamanca (1959). Obtuvo la Diplomatura en Liturgia en el “Anselmianum”, de Roma (1968). Es doctor en Teología (1970) por la Pontificia Universidad Santo Tomás, “Angelicum”, de Roma, con la tesis “La liturgia en la teología de Santo Tomás”.

Fue ordenado sacerdote en Zaragoza el 19 de julio de 1959. Ha desempeñado los siguientes cargos: de 1960 a 1961 coadjutor de Cadreita (Navarra); de 1961 a 1964, capellán del Consejo Superior de Investigaciones Científicas; de 1964 a 1970, capellán–becario de la Iglesia de Montserrat de Roma; de 1970 a 1978, oficial en la Secretaría de Estado del Vaticano; de 1978 a 1990 Secretario General del Arzobispo de Zaragoza.

Fue nombrado Obispo Titular de Elo y Auxiliar del Arzobispo de Zaragoza el 19 de abril de 1990. Fue ordenado Obispo en la Basílica de Ntra. Sra. del Pilar, de Zaragoza, el 9 de junio de 1990. Fue nombrado Obispo de Tarazona en 1996.
En la Conferencia Episcopal Española ha sido miembro de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social, de Liturgia y de Patrimonio Cultural.

Ángel Rubio Castro

El sacerdote Ángel Rubio Castro nació en Guadalupe (Cáceres), Archidiócesis de Toledo, el 8 de abril de 1939. Entró en el Seminario Menor diocesano de Talavera de la Reina (Toledo) desde donde pasó al Seminario Mayor “San Ildefonso” de Toledo para realizar los estudios eclesiásticos. Fue ordenado sacerdote en Toledo el 26 de julio de 1964.

Obtuvo la licenciatura en Teología en Madrid por la Universidad Pontificia de Comillas y en Salamanca la Diplomatura en Catequética por el Instituto Superior de Pastoral. Es doctor en Catequética por la Pontifica Universidad de Salamanca, con una tesis sobre San Enrique de Ossó y Cervelló. Además de la mencionada tesis doctoral es autor de varias publicaciones catequéticas divulgativas y de preparación para los sacramentos.

Ha desempeñado los siguientes cargos: de 1964 a 1973, coadjutor de la parroquia de Santiago el Mayor de Toledo; 1971, Secretario de la Visita Pastoral; 1972, director del Secretariado Diocesano de Catequesis; en 1973 es nombrado capellán y profesor de la Universidad Laboral de Toledo, profesor en el Seminario Mayor de Toledo y beneficiado de la Santa Iglesia Catedral Primada de Toledo; de 1977 a 1997 fue Vicario Episcopal de Enseñanza y Catequesis; de 1982 a 1991 profesor de Religión en el Colegio diocesano “Ntra. Sra. de los Infantes”; en 1983, capellán de las Religiosas Dominicas de Jesús y María; de 1997 a 2000 es designado subdelegado diocesano de Misiones y en el año 2000 delegado diocesano de Eventos y Peregrinaciones.

En la actualidad es profesor de “Catequética” (desde 1973) y de Pedagogía General y Religiosa (desde 2000) en el Instituto Teológico de Toledo. También desde el año 2000 es Canónigo de la Santa Iglesia Catedral primada de Toledo y Delegado Episcopal para la Vida Consagrada.

****

 

 

 
 
VATICAN INFORMATION SERVICE
SALA STAMPA DELLA SANTA SEDE - HOLY SEE PRESS OFFICE
BUREAU DE PRESSE DU SAINT- SIÈGE - PRESSEAMT DES HEILIGEN STUHLS
OFICINA DE PRENSA DE LA SANTA SEDE
V.I.S.
  VIS internet                   Busqueda                   Subscribirse                Oficina de Prensa 

21.10.2004

     Año XIV  - N.179
   
 
SUMARIO:
 
-SACERDOTES, APOSTOLES DE CRISTO CON LA SANTIDAD DE VIDA
-DEDICACION LA SALA DE LA COMUNICACIÓN EN EL COLEGIO IRLANDES
-AUDIENCIAS
-OTROS ACTOS PONTIFICIOS
 
___________________________________________________________
 
SACERDOTES, APOSTOLES DE CRISTO CON LA SANTIDAD DE VIDA
 
CIUDAD DEL VATICANO, 21 OCT 2004 (VIS).-En conexión televisiva directa con La Valletta (Malta), el Papa se dirigió desde la Sala del Consistorio del Vaticano a los más de mil sacerdotes de ochenta países que participan en el congreso internacional, organizado por la Congregación para el Clero. El tema del congreso, que se celebra del 18 al 23 de octubre, es "Sacerdotes, forjadores de santos para el nuevo milenio-Siguiendo las huellas del apóstol Pablo".
 
  Tras poner de relieve que se habían reunido en Malta, "isla que conserva la memoria de la estancia de san Pablo", el Santo Padre dijo a los sacerdotes que el Señor les invitaba "a ser sus apóstoles, sobre todo con la santidad de vida. Debéis hacer resonar en todos sitios el poder de la palabra de verdad del Evangelio, que puede cambiar totalmente el corazón del ser humano y transmitirle paz. (...) De este modo seréis maestros creíbles de vida evangélica y profetas de esperanza".
 
  "En un mundo inquieto y dividido, marcado por violencia y conflictos, hay quien se pregunta si todavía es posible hablar de esperanza. Pero precisamente en este momento es indispensable presentar con valentía la verdadera y plena esperanza del ser humano, que es Cristo Señor".
 
  Juan Pablo II dijo que el modelo al que se deben inspirar los sacerdotes es la Virgen María, que "manifestó su plena disponibilidad para hacer la voluntad de Dios" al responder con su "fiat" al anuncio del Arcángel Gabriel. Tras recordar que justo antes de morir en la Cruz, Cristo confió a su madre a Juan, el Papa concluyó: "Desde aquel día María se convirtió en madre de todos los creyentes, de modo especial en vuestra madre, para acompañaros en el camino cotidiano. Recurrid constantemente a Ella en vuestro ministerio".
AC/CONGRESO SACERDOTES/MALTA      VIS 041021 (310)
 
DEDICACION DE LA SALA DE COMUNICACIÓN EN COLEGIO IRLANDES
 
CIUDAD DEL VATICANO, 21 OCT 2004 (VIS).-El arzobispo John Foley pronunció ayer una homilía durante la misa celebrada con motivo de la dedicación de la sala del beato Columba Marmion, para la formación en el uso de medios de comunicación de los seminaristas del Pontificio Colegio Irlandés en Roma. El beato Columba Marmion O.S.B. (1858-1923) fue el tercer abad de la abadía de Marédsous en Bélgica, escritor de textos sobre espiritualidad y maestro de retiros. Juan Pablo II lo beatificó el 3 de septiembre de 2000.
 
  El presidente del Pontificio Consejo para las Comunicaciones Sociales comenzó citando a San Pablo que, en su Carta a los Efesios escribía: "Me ha sido otorgada esta gracia: anunciar a los gentiles la insondable riqueza de Cristo e iluminar a todos acerca del cumplimiento del misterio que durante siglos estuvo escondido en Dios". "¿Cómo podemos -se preguntó el arzobispo- presentar de forma creativa, imaginativa, invitante, la maravillosa buena nueva sobre Jesucristo y su plan sobre nosotros si no comunicamos bien?".
 
  "La comunicación auténtica, desde luego, lleva aparejada nuestra preparación espiritual para que podamos ser vistos como testigos auténticos y creíbles del Evangelio de Jesucristo. (...) No hay substitutivos para la santidad a la hora de comunicar el Evangelio de Jesucristo. Sin embargo, hay técnicas de comunicación. Jesús sabía donde y cuando predicar; utilizaba parábolas, acciones simbólicas. (...) De hecho nos dejó en los sacramentos signos externos que significan y comunican la gracia, una participación compartida en su vida divina".
 
  "Esta tarde -concluyó- al dedicar una sala en honor de uno de vuestros alumnos más distinguidos, el beato Columba Marmion, que ciertamente sabía como comunicar a través de los libros y de la predicación, le pedimos que por su intercesión todos nosotros, mediante nuestra santidad personal, conocimientos profundos y técnicas inspiradas seamos capaces de comunicar efectivamente la verdadera buena noticia de Nuestro Señor y Salvador Jesucristo".
CON-CS/.../FOLEY                                VIS 041021 (320)
 
AUDIENCIAS
 
CIUDAD DEL VATICANO, 21 OCT 2004 (VIS).-El Santo Padre recibió hoy en audiencias separadas:
 
- Tres prelados de la Conferencia Episcopal de Angola y Sao Tomé en visita "ad limina":
 
    - Arzobispo José de Queirós Alves, de Huambo y administrador apostólico de Menongue.
 
    - Obispo Oscar Lino Lopes Fernandes Braga, de Benguela.
 
    - Obispo José Nambi, de Kwito-Bié.
 
- Cardenal Ignace Moussa I Daoud, prefecto de la Congregación para las Iglesias Orientales y séquito.
AL:AP/.../...                                         VIS 041021 (80)
 
OTROS ACTOS PONTIFICIOS
 
CIUDAD DEL VATICANO, 21 OCT 2004 (VIS).-El Santo Padre nombró:
 
- Don Paul S. Coakley obispo de Salina (superficie 69.087, población 325.112, católicos 48.510, sacerdotes 80, religiosos 219) en Estados Unidos. El obispo electo nació en 1955 en Norfolk (EE.UU.), fue ordenado sacerdote en 1983 y hasta ahora era vice canciller de la curia diocesana y administrador de la iglesia de la Magdalena en Estados Unidos. Sucede al obispo George K. Fitzsimons, cuya renuncia al gobierno pastoral de la diócesis fue aceptada por limite de edad.
 
- Obispo Joaquín Carmelo Borobia Isasa, hasta ahora de Tarazona (España), obispo auxiliar de la archidiócesis de Toledo (superficie 19.333, población 560.576, católicos 547.821, sacerdotes 468, religiosos 1.305) en España.
 
- Don Ángel Rubio Castro obispo auxiliar de la archidiócesis de Toledo (España). El obispo electo nació en Guadalupe (España) en 1939, fue ordenado sacerdote en 1964 y hasta ahora era Delegado para la Vida Consagrada de la archidiócesis de Toledo.
 
- Cardenal Eugenio de Araújo Sales, arzobispo emérito de São Sebastião do Rio de Janeiro (Brasil), su enviado especial en las celebraciones por el centenario de la coronación de la imagen de "Nossa Señora do Sameiro" y por el 150 aniversario de la definición del Dogma de la Inmaculada Concepción, que tendrán lugar en Braga (Portugal) el 8 de diciembre de 2004.
NER:RE:NEA:NA/.../...           VIS 041021 (160)
 
 
Sumario  |   VIS  | Servicios de Información  | Cancelar |  Formato Texto  | Contacto

Encontrará más información en:  www.vatican.va - www.vis.pcn.net
El VIS se envía sólo a las direcciones que lo han solicitado. Para cambios de dirección, cancelaciones y comentarios contacte :  visform@pressva-vis.va
Las noticias contenidas en los servicios del Vatican Information Service pueden ser reproducidas parcial o totalmente, citando la fuente:
V.I.S. - Vatican Information Service
Copyright © VIS - Vatican Information Service - 00120 Ciudad del Vaticano

 

 

 

 

 

 

****

 

 

DECRETOS DE LA CONGREGACION PARA LAS CAUSAS DE LOS SANTOS
 
 
 
 CIUDAD DEL VATICANO, 22 JUN 2004 (VIS).-Esta mañana en la Sala Clementina, en presencia del Santo Padre, de los miembros de la Congregación para las Causas de los Santos y de los postuladores de las respectivas causas, se promulgaron 16 nuevos decretos. El cardenal José Saraiva Martins, prefecto de la Congregación, leyó un discurso dedicado a las vidas de los Siervos y Siervas de Dios.
 
 
 
 Los decretos conciernen a las siguientes causas:
 
 
 
 VIRTUDES HEROICAS
 
 
 
 - Siervo de Dios Pedro Tarrés i Claret, español, sacerdote (1905-1950).
 
 
 
 - Siervo de Dios Agustin Thevarparampil, "Kunjachan", indio, sacerdote (1891- 1973).
 
 
 
 - Sierva de Dios Julia de las Espinas del Sagrado Corazón (en el siglo Julia Navarrete Guerriero), mexicana, religiosa fundadora del Instituto de las Religiosas Misioneras Hijas de la Purísima Virgen María (1881-1974).
 
 
 
 - Sierva de Dios Alfonsa Clerici, italiana, religiosa de la Congregación de las Hermanas de la Preciosísima Sangre de Monza (1860-1930).
 
 
 
 - Sierva de Dios María Crescencia (en el siglo María Angélica Pérez), argentina, religiosa de la Congregación de las Hijas de Nuestra Señora del Huerto (1897-1932).
 
 
 
 - Sierva de Dios Serafina Gregoris (en el siglo Vittoria), italiana, religiosa del Instituto de las Hermanas Franciscanas de Cristo Rey (1873-1935).
 
 
 
 MARTIRIO
 
 
 
 - Siervos de Dios José Trinidad Rangel Montaño, mexicano, sacerdote (1887-1927); Andrés Solá Molist, español, sacerdote claretiano (1895-1927) y Leonardo Pérez Larios, mexicano, laico (1883-1927), asesinados por odio a la fe el 25 de abril de 1927 en Rancho de San Joaquín, durante la persecución religiosa en México.
 
 
 
 - Siervo de Dios Darío Acosta Zurita, mexicano, sacerdote, nacido en 1908 y asesinado por odio a la fe el 25 de julio de 1931 en Veracruz durante la persecución religiosa en México.
 
 
 
 - Siervos de Dios Lucas de San José (en el siglo José Tristany Pujol), español, sacerdote carmelita descalzo, nacido en 1872 y asesinado por odio a la fe el 20 de julio de 1936 en Barcelona (España); Leonardo José (en el siglo José María Aragonés Mateu), español, religioso del Instituto de los Hermanos de las Escuelas Cristianas, nacido en 1886 y asesinado por odio a la fe el 9 de agosto de 1936 en Traveseres (España); Apolonia del Santísimo Sacramento (en el siglo Apolonia Lizárraga), religiosa carmelita de la Caridad, nacida en 1877 y asesinada por odio a la fe el 8 de septiembre de 1936 en Barcelona (España) y 61 compañeros y compañeras asesinados por odio a la fe durante la persecución religiosa en España entre 1936-37.
 
 
 
 - Siervo de Dios Fray Bernardo (en el siglo Plácido Fábrega Juliá), español, sacerdote de las Escuelas Maristas, nacido en 1889 y asesinado por odio a la fe el 6 de octubre de 1934 en Barruelo durante la persecución religiosa en España .
 
 
 
 - Siervo de Dios Anacleto González Flores, mexicano, laico, nacido en 1888 y asesinado por odio a la fe en Guadalajara el 1 de abril de 1927, y siete compañeros, laicos, asesinados por odio a la fe durante la persecución religiosa en México entre 1927-1928.
 
 
 
 - Siervo de Dios José Sánchez del Río, mexicano, laico, nacido en 1913 y asesinado por odio a la fe el 10 de febrero de 1928 durante la persecución religiosa en México.
 
 
 
 MILAGROS
 
 
 
 - Un milagro atribuido a la intercesión del Venerable Siervo de Dios Pietro Tarrés i Claret, español, sacerdote (1905-1950).
 
 
 
 - Un milagro atribuido a la intercesión de la Venerable Sierva de Dios Maria Pia Mastena (en el siglo Teresa Maria), italiana, fundadora del Instituto de las Religiosas de la Santa Faz (1881-1951).
 
 
 
 - Un milagro atribuido a la intercesión de la Venerable Sierva de Dios Eurosia Fabris, italiana, viuda Barban, madre de familia, terciaria franciscana (1866-1932).
 
 
 
 - Un milagro atribuido a la intercesión de la Venerable Sierva de Dios Pina Suriano, italiana, laica (1915-1950).
 
 CSS/DECRETOS/SARAIVA VIS 040622 (610)


 
***

 

 

 

Juan Pablo II recibe en audiencia
a José Luis Rodríguez Zapatero

El encuentro tenía lugar a las 11,00 horas en el Vaticano


Madrid, 21 de junio de 2004


Agencia Efe

El Santo Padre Juan Pablo II ha recibido en audiencia al Presidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero. El encuentro tenía lugar en el Vaticano a las 11,00 horas.

Discurso del Santo Padre:

Señor Presidente:

Es para mí motivo de viva satisfacción recibirle a los pocos meses de haber asumido su alto encargo, junto con sus ilustres acompañantes, en esta visita con la cual pone de relieve su estima a la Sede Apostólica. Su presencia aquí refleja el deseo de proseguir con buen clima las relaciones de colaboración entre la Iglesia local y el Estado para el bien del pueblo español, deseo que Usted mismo me expuso cuando lo encontré en Madrid, al final de la Santa Misa en la Plaza de Colón el 4 de mayo del año pasado.

A través suyo quiero renovar mi afecto y cercanía a todos los españoles, a Sus Majestades los Reyes y a la Familia Real, que, juntamente con quienes en cada momento estaban en el Gobierno, me han acogido tan bien en las cinco veces que he visitado su País. Yo correspondo a esas muestras de cariño renovando mi sincero aprecio a la comunidad católica en España que con sus Obispos camina por las sendas de la fe en estrecha comunión con el Papa. Elevo así mismo mi oración para que esa querida Nación marche siempre hacia el progreso integral, se fortalezca en ella la convivencia pacífica en la unidad entre las gentes y pueblos de esa gran Tierra, con la maravillosa y variada diversidad que la constituye, y se conserven los valores morales y culturales, así como sus raíces cristianas.

Hace pocos días, recibiendo a su nuevo Embajador, he tenido oportunidad de referirme a algunos aspectos de la sociedad española. Reafirmando cuanto he dicho en tal ocasión, quiero renovarle mi sincero agradecimiento por esta amable visita. Espero vivamente que su compromiso personal, así como el de su Gobierno, alcance los objetivos prefijados de fomentar el moderno desarrollo de España, y que en esa tarea se tengan en la debida cuenta los valores éticos, tan arraigados en la tradición religiosa y cultural de la población. Sepa que puede contar con la colaboración de la Santa Sede para trabajar unidos en la gran causa de la paz y en favor del progreso espiritual de los pueblos; para ayudar en lo que se refiere a la erradicación del terrorismo y de la violencia en todas sus formas; para alcanzar el mayor logro de las legítimas exigencias de la persona humana, con su dignidad, derechos y libertades. Pido fervientemente al Todopoderoso que derrame abundantes dones y bendiciones sobre Usted, Señor Presidente, sobre sus colaboradores en las tareas de Gobierno, y sobre los amadísimos hijos de su noble País.

***

Ante las elecciones al parlamento europeodel próximo día 13 de junio
Declaración y orientaciones de la COMECE

Madrid, 2 de junio de 2004
El domingo día 13 de junio tendrán lugar las elecciones al Parlamento Europeo. Con el fin de responder a quienes demandan alguna orientación de los Obispos ante esta convocatoria, difundimos, en versión española, la Declaración de la Comisión de los Episcopados de la Comunidad Europea, publicada el pasado día 10 de mayo bajo el título: Una oportunidad para llevar a la práctica nuestros valores. La lectura de esta Declaración será, sin duda, una buena ayuda para actuar responsablemente en el ejercicio del derecho al voto y en el cumplimiento de la obligación de acudir a las urnas.Una oportunidad para llevar a la práctica nuestros valores.Declaración de la COMECE ante las elecciones al Parlamento Europeo del 10-13 de junio de 2004Entre los días 10 y 13 [en España el domingo día 13] de junio de 2004, los votantes de los 25 Estados miembros de la Unión Europea – ahora con 450 millones de habitantes - elegirán a 732 diputados para que los representen en el Parlamento Europeo durante los próximos cinco años. Nunca antes tantas personas habían sido llamadas al voto en una misma elección en el mundo occidental.Vale la pena recordar que el acceso de 10 nuevos Estados miembros el 1 de mayo significa que nuestro continente finalmente ha superado la división heredada de los acuerdos de Yalta. Tanto en el este como en el oeste, este proyecto de integración europea es una respuesta a la guerra y al totalitarismo que han lacerado a Europa en su historia reciente. Votando en estas elecciones, cada uno de nosotros se beneficiará del privilegio de paz y democracia que le fue negado a nuestros antepasados. Este es un privilegio que todavía le es negado a millones de personas en el mundo.¿Por qué votar en las elecciones europeas?El Parlamento europeo es una de las tres instituciones principales de la Unión europea. Desde la primera elección directa hace 25 años, sus poderes han crecido considerablemente. Con el Consejo de Ministros, que representa a los gobiernos nacionales, aprueba leyes que afectan a numerosos aspectos de nuestra vida cotidiana. Como expresión directa de la voluntad de los ciudadanos de la Unión Europea, el Parlamento contribuye a orientar la acción política a nivel europeo. La Comisión Europea y otros organismos de la Unión responden de sus acciones ante el Parlamento, que tiene la última palabra sobre cómo se gestiona el presupuesto de la Unión Europea. Quienes dicen que su actividad es un mero “parloteo”, olvidan una parte significativa del proceso democrático europeo de toma de decisiones.La legitimidad y autoridad con las que los miembros del próximo Parlamento Europeo representarán los valores y los intereses de los ciudadanos de la Unión Europea dependerán del compromiso de los ciudadanos de ir a votar entre el 10 y el 13 de junio de este año. Por esta razón, todos debemos participar en las elecciones, tanto por interés como por obligación moral.¿Qué está en juego?El próximo Parlamento europeo afrontará problemas que nos conciernen a todos y que tendrán un impacto sobre las futuras generaciones. Las elecciones europeas, por lo tanto, no deberían ser consideradas como una prueba de popularidad para nuestros gobiernos nacionales. Animamos a los católicos y a los votantes de todas las confesiones a que se informen sobre los candidatos y los programas de los partidos políticos, y a que decidan según lo que prometen cumplir como diputados europeos durante los próximos cinco años. Como cristianos, podemos clarificar nuestra decisión a la luz del Evangelio y de la rica herencia de la Doctrina Social de la Iglesia. Sobre esta base, podemos identificar las siguientes cuestiones que se abordan en estas elecciones y las preguntas que deberíamos plantear a los candidatos:Respeto a la vida: Como cristianos, consideramos la vida humana sagrada e inviolable desde su concepción hasta la muerte natural. Aunque el Parlamento europeo no tenga ninguna capacidad de legislar sobre cuestiones como el aborto o la eutanasia, ¿promoverá el respeto a la vida humana en todas sus etapas y lo garantizará en el marco de la financiación de la investigación científica?Salvaguarda de la Creación: El Parlamento europeo tiene una influencia decisiva sobre la legislación para proteger nuestro medio ambiente, prevenir la contaminación y salvaguardar la salud pública. Los futuros diputados europeos ¿velarán para que la legislación conserve lo que Dios ha creado para nosotros y para las futuras generaciones en vez de favorecer objetivos a corto plazo?El bien común: Frente a una estructura demográfica cambiante y a las presiones de la globalización, nuestro modelo de sociedad basada en el crecimiento económico sostenible y la solidaridad con los más pobres y débiles es más válido que nunca. ¿Cómo logrará el próximo Parlamento el equilibrio entre las reformas necesarias y estos valores esenciales?Apoyo a la familia: La legislación de la Unión Europea tiene un impacto indirecto pero significativo sobre muchos aspectos de la vida de familia. Para la mayor parte de los europeos, la familia es la principal fuente de seguridad, estabilidad, cuidado de la salud, educación y bienestar. ¿De qué manera los diputados buscarán el equilibrio entre el respeto a la diversidad y el apoyo a la familia fundada sobre el matrimonio como componente básico de la sociedad?Educación, cultura y juventud: El desarrollo económico y social se basará cada vez más sobre el conocimiento. Por este motivo, es fundamental que la Unión Europea reconozca a la persona como el centro de los sistemas educativos y formativos. ¿Promoverán los futuros diputados el derecho de los padres a elegir libremente la educación de sus hijos, sin discriminación económica y de acuerdo con sus convicciones, apoyando la acción de los Estados miembros?Acogida a los extranjeros: Jesucristo nos pone el ejemplo de como acoger a los extranjeros en nuestra sociedad. La Unión Europea está desarrollando una política común sobre asilo e inmigración. ¿Continuará el nuevo Parlamento el compromiso del precedente, asegurando un tratamiento justo y humano a los refugiados y a los inmigrantes?Paz, seguridad y libertad: En un mundo atenazado por el miedo al terrorismo, ¿promoverán los diputados políticas que equilibren la necesidad de la seguridad y el respeto a la dignidad humana y a los derechos humanos? ¿Garantizarán acciones que ataquen las causas del terrorismo y favorecerán la resolución pacífica de conflictos y el respeto a la ley internacional?Justicia para los pobres de todo el mundo: Las políticas de la Unión Europea sobre desarrollo y comercio afectan directamente a las condiciones de vida de las personas más pobres del planeta. ¿De qué manera el próximo Parlamento asegurará que la Unión Europea cumplirá con lo que la Iglesia llama “opción preferencial por los pobres” y respetará la dignidad de las personas en los países en desarrollo?Honradez en la vida pública: Una de las funciones más importantes del Parlamento Europeo es el control presupuestario de la Comisión Europea y de otros organismos de la Unión. ¿Qué esfuerzos desarrollarán los futuros diputados con el fin de respetar un código de conducta ética que garantice la honradez, la transparencia y la probidad tanto personalmente como en el conjunto del sistema comunitario?Unidad en la diversidad por medio de la subsidiariedad: El Parlamento Europeo es una expresión tanto de la unidad como de la diversidad de la Unión Europea. ¿Cómo promoverán sus miembros el desarrollo de una verdadera democracia europea respetando al mismo tiempo la diversidad social, cultural y política de la Unión así como el principio de subsidiariedad?Diálogo con las religiones: La necesidad de diálogo entre las religiones, las instituciones políticas y la sociedad civil se hace más evidente que nunca. ¿Que hará el nuevo Parlamento para entablar un diálogo que reconozca la identidad específica y la contribución de las comunidades religiosas a la sociedad en su conjunto?Nuestra herencia cristiana: Una de las primeras tareas del nuevo Parlamento será sin duda la adopción de una recomendación sobre el nuevo Tratado Constitucional de la Unión Europea. Aprovechamos esta ocasión para renovar nuestro compromiso de promover los valores establecidos en la Constitución y recordar la propuesta que hemos hecho junto con otras iglesias para que haya una referencia expresa e inclusiva a la herencia cristiana de Europa en el preámbulo del Tratado Constitucional.En estas elecciones europeas por lo tanto, están en juego valores fundamentales. Sólo a través del voto, los católicos podrán contribuir a que se realice el sueño del Papa Juan Pablo II de una Unión Europea hecha "de hombres y mujeres que se empeñan en portar los frutos de estos valores, poniéndolos al servicio de todos por una Europa de la persona humana, en la cual se refleje el rostro de Dios" (24 de marzo de 2004).Bruselas, 10 de mayo de 2004Jozef Homeyer, Obispo de Hildesheim (Alemania), PresidenteAdrianus van Luyn, Obispo de Rotterdam (Holanda), VicepresidenteHyppolite Simon, Arzobispo de Clermont (Francia), VicepresidenteJohn Crowley, Obispo de Middlesbrough (Inglaterra y Gales)Josef De Kesel, Obispo auxiliar de Bruselas-Malinas (Bélgica)Teodoro de Faria, Obispo de Funchal (Portugal)Joseph Duffy, Obispo de Clogher (Irlanda)Fernand Franck, Arzobispo de LuxemburgoEgon Kapellari, Obispo de Graz-Seckau (Austria)William Kenney, Obispo auxiliar de Estocolmo (Suecia)Vaclav Maly, Obispo auxiliar de Praga (República Checa)Joseph Mercieca, Arzobispo de MaltaGiuseppe Merisi, Obispo auxiliar de Milán (Italia)Peter Moran, Obispo de Aberdeen (Escocia)Henryk Muszynski, Arzobispo de Gniezno (Polonia)Frantisek Rabek, Obispo castrense (Eslovaquia)Iones Spiteris, Arzobispo de Corfú (Grecia)Anton Stres, Obispo auxiliar de Maribor (Eslovenia)Andras Veres, Obispo auxiliar de Eger (Hungría)Elías Yanes Álvarez, Arzobispo de Zaragoza (España)
 

***

Oficina para las Causas de los Santos
 
 Curso
 
 "PLANTEAMIENTO Y MÉTODOS
 DE LAS CAUSAS DE LOS SANTOS"
 
 Con atención especial a las de los mártires
 de la persecución religiosa
 
 Madrid, marzo-junio de 2004
 
 
 
 
 --------------------------------------------------------------------------------
 Datos informativos
 Lugar: Conferencia Episcopal Española
 C/ Añastro, 1
 28033 MADRID
 
 Finalidad: Colaborar con las Diócesis en la formación de personas cualificadas en la
 teoría y en la práctica de las Causas de los Santos
 Coordinar el planteamiento y gestión de las Causas de los mártires de
 la persecución religiosa
 
 Destinatarios y requisitos: Delegados Episcopales para las Causas de los Santos
 y personas implicadas en las Causas de los mártires
 Se requiere haber concluido los Estudios Eclesiásticos o
 tener una Licenciatura en Teología o Humanidades
 
 Temática: Planteamiento histórico, jurídico y teológico, y modus procedendi de las
 Causas de Canonización, con atención particular a las de martirio
 Actividades prácticas en orden a la gestión de las Causas de los Santos
 Enfoques y vías de coordinación de las Causas de los mártires la
 persecución religiosa en España, 1934-1939
 
 Inscripciones: Conferencia Episcopal Española
 Departamento de Jornadas
 C/ Añastro, 1. 28033 Madrid
 91 343 96 69 - 91 343 96 73
 Fax: 91 343 97 27 - 91 343 96 02
 
 Programa
 
 I.- Encuentro, 9 y 10 de marzo de 2004
 
 Martes, 9 de marzo
 
 11,00 h.: Oración de apertura
 Inauguración y presentación del Curso
 Emmo. y Rvdmo. D. Antonio M. Rouco Varela,
 Cardenal Arzobispo de Madrid y
 Presidente de la Conferencia Episcopal Española
 Rvdo. P. Juan Antonio Martínez Camino,
 Secretario General de la Conferencia Episcopal Española
 
 16,30 h.: Orientaciones metodológicas y presentación de materiales
 D.ª M.ª Encarnación González,
 Directora de la Oficina para las Causas de los Santos de
 la Conferencia Episcopal Española
 
 18,00 h.: Sugerencias de los participantes
 Constitución de grupos de trabajo y posibles equipos de liturgia
 
 Miércoles, 10 de marzo
 
 09,00 h.: La canonización episcopal y papal.
 Planteamiento actual de las Causas
 Mons. Ramón del Hoyo,
 Obispo de Cuenca
 
 11,00 h.: La fama de santidad
 D. Ricardo Quintana,
 Delegado para las Causas de los Santos de la Archidiócesis de Madrid
 
 16,00 h.: Talleres en grupos. Coloquio
 Preparación del Encuentro siguiente
 
 
 --------------------------------------------------------------------------------
 
 II. Encuentro, 30 y 31 de marzo de 2004
 
 Martes, 30 de marzo
 
 11,00 h.: Introducción a la Hagiografía. Aportaciones de la B.A.C.
 D. Joaquín Luis Ortega,
 Director de la Biblioteca de Autores Cristianos
 
 16,30 h.: Apuntes de metodología en orden a las Comisiones Históricas
 D.ª M.ª Encarnación González
 Directora de la Oficina para las Causas de los Santos
 
 18,00 h.: Diversidad de las Causas: per viam martyrii y
 per viam heroicitatis virtutum
 D. Ricardo Quintana,
 Delegado para las Causas de los Santos de la Archidiócesis de Madrid
 
 Miércoles, 31 de marzo
 
 09,00 h.: Virtud y santidad
 Mons. Elías Yanes,
 Arzobispo de Zaragoza
 
 11,00 h.: Talleres en grupos
 
 16,00 h.: Coloquio. Planteamiento de las posibles Comunicaciones de
 los participantes en el Curso
 Preparación del Encuentro siguiente
 
 
 --------------------------------------------------------------------------------
 
 III. Encuentro, 27 y 28 de abril de 2004
 
 Martes, 27 de abril
 
 11,00 h.: Martirio y santidad
 Mons. Ricardo Blázquez,
 Obispo de Bilbao
 
 16,30 h.: Información sobre Las Causas de martirio en España
 y entrega de materiales
 Apuntes de metodología histórica en orden a las Causas de martirio
 D.ª M.ª Encarnación González,
 Directora de la Oficina para las Causas de los Santos
 
 Miércoles, 28 de abril
 
 09,00 h.: Mesa redonda sobre: Hablar hoy de la persecución religiosa en España
 Mons. Antonio Montero,
 Arzobispo de Mérida-Badajoz
 D. Vicente Palacio Atard,
 Catedrático emérito de Historia Contemporánea de la Universidad Complutense
 y D. Vicente Cárcel Ortí,
 Canciller de la Signatura Apostólica y autor de publicaciones sobre el tema
 
 11,00 h.: Talleres en grupos
 
 16,00 h.: Coloquio. Valoración intermedia de la marcha del Curso
 Preparación del Encuentro siguiente
 
 
 --------------------------------------------------------------------------------
 
 IV. Encuentro, 18 y 19 de mayo de 2004
 
 Martes, 18 de mayo
 
 11,00 h.: El procedimiento histórico, jurídico y teológico de las Causas de Canonización
 Mons. Ramón del Hoyo,
 Obispo de Cuenca
 
 16,30 h.: La Fama signorum y el modo de proceder en la verificación de los milagros.
 Presentación del tema y entrega de materiales:
 D. Ricardo Quintana,
 Delegado para las Causas de los Santos de la Archidiócesis de Madrid
 y D.ª M.ª Encarnación González,
 Directora de la Oficina para las Causas de los Santos de la CEE.
 
 Miércoles, 19 de mayo
 
 09,00 h.: El Delegado Episcopal para las Causas de los Santos
 D. Ramón Fita,
 Delegado para las Causas de los Santos de la Archidiócesis de Valencia
 
 11,00 h.: Talleres en grupos
 
 16,00 h.: Coloquio. Preparación del Encuentro siguiente
 
 
 --------------------------------------------------------------------------------
 
 V. Encuentro, 8 y 9 de junio de 2004
 
 Martes, 8 de junio
 
 11,00 h.: «Una nube de testigos». La comunión y la intercesión de los Santos
 Mons. Pere Tena, Obispo Auxiliar de Barcelona
 
 16,30 h.: Presentación de Comunicaciones por los participantes en el Curso
 
 Miércoles, 9 de junio
 
 09,00 h.: Santidad canonizada y evangelización
 Mons. Juan José Asenjo,
 Obispo de Córdoba
 
 11,00 h.: Presentación de Comunicaciones por los participantes en el Curso
 
 16,00 h.: Coloquio y conclusiones
 
 17,30 h.: Evaluación final
 
 18,00 h.: Eucaristía final presidida por el Emmo. y Rvdmo. D. Antonio M. Rouco Varela,
 Cardenal Arzobispo de Madrid y Presidente de la Conferencia Episcopal Española
 
 En todos los Encuentros, salvo particular indicación, tendrá lugar:
 – Todos los días a las 13,00 h., celebración de la Eucaristía
 – Los miércoles a las 08,30 h., oración comunitaria de Laudes
 – Los martes a las 19,30 h., oración comunitaria de Vísperas
 
 
 
***

****

El episcopado español sale en defensa de los derechos del embrión
Condena el tratamiento científico de los seres humanos «como objetos»

MADRID, jueves, 27 mayo 2004 (ZENIT.org-Veritas).- La Iglesia impulsa la ciencia, cuando se pone «al servicio de la vida», pero condena el tratamiento científico de los seres humanos como «objetos o animales», explica el secretario de la de la Conferencia Episcopal Española (CEE).

El padre Juan Antonio Martínez Camino explicó este jueves en rueda de prensa algunos puntos sobresalientes de la «Nota» del Comité Ejecutivo del episcopado publicada con el título «Por una ciencia al servicio de la vida humana».

Con motivo de la reforma anunciada en noviembre de 2003 por el anterior Gobierno, la CEE había emitido una nota titulada «Una reforma para mejor pero muy insuficiente», que el Comité Ejecutivo quiere actualizar ahora (teniendo en cuenta las últimas novedades legislativas sobre este tema).

El Comité de la CEE cree que las restricciones que la Ley de noviembre de 2003 imponía en orden a la acumulación de embriones era un paso adelante, que ahora quedaría sin efecto si se eliminan «en la práctica, toda limitación legal de las fecundaciones y transferencias por vía de la introducción de un protocolo de excepciones generalizadas», tal como han anunciado fuentes gubernamentales.

La «Nota» presentada este jueves vuelve a cuestionar las técnicas de reproducción asistida: «Los hijos tienen derecho a venir al mundo como fruto de la relación fecunda de sus padres, sin que ésta sea suplantada por ninguna técnica productiva e impersonal» y las considera como el origen de una serie de injusticias que se derivan de ella.

La CEE considera que sólo en la reproducción natural «se salvaguarda adecuadamente el carácter personal de relaciones humanas tan fundamentales como son las vinculaciones familiares de paternidad-maternidad, filiación y fraternidad».

Salvado este principio, el Comité Ejecutivo manifiesta su preocupación por las nuevas reformas de la Ley de Reproducción de 1998 y la Reforma de noviembre de 2003 y apelando a «evidentes razones de humanidad» reitera que «el embrión humano merece el respeto debido a la persona humana».

«No es una cosa ni un mero agregado de células vivas, sino el primer estadio de la existencia de un ser humano. Todos hemos sido también embriones. Por tanto, no es lícito quitarles la vida ni hacer nada con ellos que no sea en su propio beneficio», añaden los obispos.

La CEE condena la descongelación de embriones con fines terapéuticos. Como afirmó Camino durante la rueda de prensa «los cadáveres se pueden utilizar para la investigación, pero no se puede matar para tener cadáveres».

La «Nota» califica como «ficción lingüística» el término «preembriones», con el que se quiere «sugerir que en los catorce días posteriores a la fecundación no existiría más que una realidad prehumana que no merecería el respeto debido a los seres humanos».

Para el Comité Ejecutivo de la CEE «la ciencia y la medicina que permiten eliminar seres humanos, aunque éstos no tengan más que unos días de edad, se convierten en actividades inmorales y antisociales».

«Ni las promesas de curación --hoy por hoy, meras promesas muy lejanas de la realidad, pues no existe ninguna terapia basada en células madre embrionarias-- ni tampoco los logros hipotéticos futuros pueden hacernos olvidar el respeto a la dignidad inviolable de todo ser humano», afirman.

Aunque la «Nota» reconoce que «la legislación española actual cierra el paso» a la amenaza de la «llamada clonación terapéutica», el Comité Ejecutivo cree que ésta «es una de las amenazantes posibilidades que se siguen de la práctica injusta de la producción de seres humanos en los laboratorios».

En este sentido se afirma que «son inquietantes algunas declaraciones a este respecto de personas del mundo de la ciencia y de la responsabilidad política».

«Se dice que no se trata de producir niños clónicos, sino tan sólo embriones para ser utilizados en la supuesta curación de determinadas enfermedades. Sin embargo, es necesario advertir que esos embriones, aunque no se les permita desarrollarse y llegar a ser niños nacidos, son ya seres humanos que no pueden ser sacrificados bajo ningún pretexto», añaden los prelados.

«Si se abre el camino a la mal llamada clonación terapéutica, se habrá dado sin duda un paso decisivo y preocupante hacia la clonación reproductiva. Si, en fin, no existe ninguna aplicación terapéutica de las células madre embrionarias, menos aún de las que procedan de embriones clónicos. Lo que algunos desean, ante todo, es experimentar con seres humanos clónicos. Ésa es la triste realidad», continúa la «Nota».

A la pregunta de una periodista que transmitía la inquietud de los padres que tienen puesta en estas técnicas esperanzas de curación para sus hijos enfermos, el padre Camino respondió en la presentación de la «Nota» que «se comprende la angustia y el drama de los padres con hijos enfermos pero también la necesidad de mantener los principios fundamentales de la vida de los seres humanos».

El secretario de la CEE añadió que «más responsables que los padres son los medios jurídicos, científicos y políticos que les hacen creer que aquí no pasa nada, que se trata de un avance de la ciencia y no pasa nada».

Camino cree que si las madres que sienten una responsabilidad moral por la curación de sus hijos enfermos se les explicara que «para llegar a dar a luz a un hijo donante (sin entrar a discutir ahora la FIV), habría que sacrificar otros 15 hijos (aunque fuera uno sólo) y se les dijera que son hijos, seres humanos y no un cúmulo de células, yo creo que se plantearían su problema moral de otra manera».

Finalmente, el Comité dice que «es necesario no dejarse engañar por ilusiones ni cegar por determinados intereses» y buscar "juntos el verdadero progreso, que no se consigue nunca a costa del sagrado derecho a la vida y a las condiciones familiares adecuadas de su gestación y de su acogida.

Aunque hay «otros aspectos que están en la opinión pública» (a los que el Secretario de la CEE se refirió brevemente en la rueda de prensa), Camino justificó esta «Nota», diciendo que «ésta es la más urgente» teniendo en cuenta que el Gobierno ya ha anunciado una nueva reforma de la Ley de Reproducción de 1988, y una revisión inmediata y práctica de la reforma de esa misma ley planteada en noviembre del año pasado.
ZS04052713-

Envía esta noticia a un amigo

***

Nota del episcopado español ante la modificación de la Ley de Fecundación in Vitro
«Por una ciencia al servicio de la vida humana»

MADRID, jueves, 27 mayo 2004 (ZENIT.org).- Publicamos la «Nota» del Comité Ejecutivo de la Conferencia Episcopal publicada este jueves con el título «Por una ciencia al servicio de la vida humana» ante la anunciada modificación de la Ley de Fecundación in Vitro por parte de exponentes del gobierno español.

 

«Por una ciencia al servicio de la vida humana»



El Gobierno anuncia una nueva reforma de la Ley de Reproducción (33/1988) y, mientras tanto, una revisión inmediata y práctica de la reciente reforma de esa misma ley, aprobada en noviembre del año pasado (45/2003). Sobre esta última reforma versó ya nuestra Nota del 25 de julio de 2003, titulada Una reforma para mejor, pero muy insuficiente. Ahora, al tiempo que expresamos nuestra confianza en la ciencia y en la medicina, manifestamos también las graves preocupaciones que suscitan determinadas prácticas y propuestas.

1. La ciencia y la técnica son siempre bienvenidas cuando se ponen realmente al servicio de la vida. La Iglesia saluda los avances médicos que han hecho posible el diagnóstico y la curación de enfermedades desconocidas o incurables. Este progreso merecerá realmente tal nombre y no se volverá contra el ser humano, sólo si se respeta plenamente la dignidad inviolable de todos los seres humanos en cualquier momento de su desarrollo y de su vida.

En las tres últimas décadas han sido muy notables los adelantos realizados en el conocimiento de la biología de la reproducción y en sus aplicaciones. También en el campo de la genética se han abierto nuevos e insospechados horizontes para la prevención y la curación. Pero, sin desconocer los esfuerzos loables de muchos profesionales de la medicina y del derecho, hemos de decir asimismo que algunas técnicas y leyes permiten que se trate a los seres humanos como si fueran cosas o animales que se pueden producir, manipular o incluso comercializar. Ciertas novedades llamativas, más espectaculares que realmente curativas, pueden hacer olvidar algo de vital importancia: que las personas no deben ser producidas o reproducidas en los laboratorios, sino procreadas en la unión interpersonal de los esposos. Puesto que todas las personas tenemos básicamente la misma dignidad y los mismos derechos, nadie puede abusar de su prepotencia para producir a sus semejantes, traídos a la existencia y, a veces, incluso diseñados y seleccionados entre otros para ser utilizados según determinados intereses. Como personas que son, los hijos tienen derecho a venir al mundo como fruto de la relación fecunda de sus padres, sin que ésta sea suplantada por ninguna técnica productiva e impersonal. Sólo así se salvaguarda adecuadamente el carácter personal de relaciones humanas tan fundamentales como son las vinculaciones familiares de paternidad /maternidad, filiación y fraternidad. Si éstas se deterioran o suprimen, la sociedad no podrá ser verdaderamente humana y solidaria.

Cuando se permite y comete la injusticia fundamental de tratar a los seres humanos incipientes como si fueran objetos o animales, la lógica de la eficacia productiva prima fácilmente sobre el respeto a la dignidad humana y entonces el campo queda abierto para toda una serie de otras graves injusticias. Se producen miles de embriones llamados "sobrantes" que o bien se desechan directamente en prácticas eugenésicas y abortivas, o bien son congelados y entregados a un destino incierto; se alteran las relaciones familiares acudiendo a donantes de gametos ajenos al matrimonio; se condena a algunos niños a nacer sin familia, ya que puede ser una persona sola la que los encargue al laboratorio; y a muchos hijos se les impide conocer a sus padres, pues se establece el anonimato de los donantes de gametos. Todo esto está permitido y regulado por la vigente Ley de Reproducción (35/1988), que, por tanto, ha de ser calificada como injusta.

Un ejemplo de ciencia puesta al servicio de la vida humana es el de los nuevos tratamientos que ya se están aplicando en España, gracias a la investigación con células madre procedentes de tejidos de adultos. Ésas son auténticas terapias: las que curan sin dañar ni eliminar la vida de nadie.

2. La acumulación de miles de embriones humanos congelados en los centros de reproducción ha llegado a constituir un verdadero problema práctico, además de una gravísima cuestión ética. La Ley 45/2003, al introducir un límite en el número de fecundaciones y transferencias por ciclo, pretende salir al paso tanto de los embarazos múltiples como de la acumulación de embriones sobrantes en el futuro. Establece, además, que los embriones que se produzcan no podrán ser utilizados más que para la reproducción. Estas disposiciones - aun tratándose de una reforma muy insuficiente que no subsana la injusticia fundamental de la Ley de Reproducción - ponen de manifiesto una voluntad de proteger al embrión humano, pues se limitan los atentados contra su vida que se venían produciendo; se trata de evitar que la congelación de embriones sea un procedimiento habitual conducente a su acumulación, y se excluye su utilización como objeto experimental. En este contexto, la Ley 45/2003 abre la posibilidad de proceder a la descongelación de los embriones acumulados hasta ahora y a su eventual utilización para la investigación con determinadas condiciones, entre la cuales es muy importante la que prohíbe la reanimación de los embriones descongelados. De este modo parece que se pretende posibilitar la obtención de células madre a partir de embriones actualmente congelados a los que previamente se habría dejado morir en la descongelación. En la mencionada Nota del 25 de julio de 2003 hemos recordado los elementos fundamentales del juicio ético acerca de este procedimiento. Uno de esos elementos será comprobar que no existe complicidad entre quienes descongelan los embriones y quienes los han producido y congelado.

3. Fuentes gubernamentales han anunciado que se procederá inmediatamente a eliminar en la práctica toda limitación legal de las fecundaciones y transferencias por la vía de la introducción de un protocolo de excepciones generalizadas. Por otro lado, diversas actuaciones y declaraciones gubernamentales hacen pensar que se va a desproteger casi del todo al embrión humano con el fin de convertirlo en material de investigación, incluso a costa de quitarle la vida, y no se excluye con la claridad requerida ni siquiera el recurso a la llamada clonación terapéutica. Esta situación suscita graves preocupaciones. Por evidentes razones de humanidad, declaramos al respecto lo siguiente:

3.1. "El embrión humano merece el respeto debido a la persona humana. No es una cosa ni un mero agregado de células vivas, sino el primer estadio de la existencia de un ser humano. Todos hemos sido también embriones. Por tanto, no es lícito quitarles la vida ni hacer nada con ellos que no sea en su propio beneficio. Se habla de "preembriones" para sugerir que en los catorce días posteriores a la fecundación no existiría más que una realidad prehumana que no merecería el respeto debido a los seres humanos. Pero esta ficción lingüística pretende ocultar el hecho de la continuidad fundamental que se da en las diversas fases del desarrollo del nuevo cuerpo humano. Donde hay un cuerpo humano vivo, aunque sea incipiente, hay persona humana y, por tanto, dignidad humana inviolable" (Nota «Una reforma para mejor, pero muy insuficiente», 4).

3.2. La reforma introducida por la Ley 45/2003 queda totalmente desvirtuada sólo por el hecho de eliminar por la vía de las excepciones generalizadas las disposiciones encaminadas a evitar la acumulación de embriones en el futuro. Esto implica un notable paso atrás en la protección del embrión humano. Es previsible un aumento del número de embriones congelados y la reproducción agravada de una situación que ya había creado una cierta alarma social. El derecho a la vida de los seres humanos, incluso en su etapa de embriones, debe prevalecer sobre cualquier consideración acerca de la eficacia de las técnicas de reproducción. No se puede permitir la acumulación de embriones humanos por motivos supuestamente clínicos para luego dar luz verde a su utilización como material de investigación. En estas condiciones, ningún consentimiento informado, ninguna medida de control, ni siquiera la hipotética no reanimación de los embriones descongelados podría hacer éticamente tolerable la utilización ulterior para la experimentación de los embriones acumulados.

3.3. Descongelar los embriones "sobrantes" para reanimarlos y luego quitarles la vida en la obtención de sus células madre como material de experimentación es una acción gravemente ilícita que no puede ser justificada por ninguna finalidad supuestamente terapéutica. El fin no justifica los medios. No es lícito matar a un ser humano, incluso en su fase de embrión, aunque se haga con la intención de curar a otro. La ciencia y la medicina que se permiten eliminar seres humanos, aunque éstos no tengan más que unos días de edad, se convierten en actividades inmorales y antisociales. Ni las promesas de curación - hoy por hoy, meras promesas muy lejanas de la realidad, pues no existe ninguna terapia basada en células madre embrionarias- ni tampoco los logros hipotéticos futuros pueden hacernos olvidar el respeto a la dignidad inviolable de todo ser humano. Todo ello, sin que entremos en la posible ilegalidad de estas prácticas, juicio que no es de nuestra competencia específica, pero que parecería deducirse de lo establecido por la Ley 45/2003.

3.4. La llamada clonación terapéutica es una de las amenazantes posibilidades que se siguen de la práctica injusta de la producción de seres humanos en los laboratorios. La legislación española actual cierra el paso a tal amenaza. Son inquietantes algunas declaraciones a este respecto de personas del mundo de la ciencia y de la responsabilidad política. Se dice que no se trata de producir niños clónicos, sino tan sólo embriones para ser utilizados en la supuesta curación de determinadas enfermedades. Sin embargo, es necesario advertir que esos embriones, aunque no se les permita desarrollarse y llegar a ser niños nacidos, son ya seres humanos que no pueden ser sacrificados bajo ningún pretexto. Su carácter de clónicos nada quitaría a su condición de humanos. Una vez que se hubiera cometido la tremenda injusticia de producirlos, nada justificaría la inmoralidad de eliminarlos en aras de la experimentación. Palabras como "nuclóvulos" o "transferencia nuclear" son utilizadas a veces para enmascarar esta realidad, con el propósito político de evitar la justificada alarma y aversión que produce en la sociedad la clonación de humanos. Por lo demás, si se abre el camino a la mal llamada clonación terapéutica, se habrá dado sin duda un paso decisivo y preocupante hacia la clonación reproductiva. Si, en fin, no existe ninguna aplicación terapéutica de las células madre embrionarias, menos aún de las que procedan de embriones clónicos. Lo que algunos desean, ante todo, es experimentar con seres humanos clónicos. Ésa es la triste realidad.

Pedimos al Dios de la vida que ilumine a las personas que tienen responsabilidad en estos delicados asuntos. Es necesario no dejarse engañar por ilusiones ni cegar por determinados intereses. Busquemos juntos el verdadero progreso, que no se consigue nunca a costa del sagrado derecho a la vida y a las condiciones familiares adecuadas de su gestación y de su acogida.

Madrid, 25 de mayo de 2004
Comité Ejecutivo de la CEE
ZS04052712-

Envía esta noticia a un amigo
 

***

***

 

Nota de prensa final de la Asamblea Plenaria
de la Conferencia Episcopal Española




Madrid, 7 de mayo de 2004

A las 11 horas del lunes, 3 de mayo, comenzaba en la Casa de la Iglesia la LXXXII Asamblea Plenaria de la Conferencia Episcopal Española (CEE) con el discurso de su Presidente, Cardenal Antonio Mª Rouco Varela, quien vertebró sus palabras en torno a los cuatro apartados, cuyos epígrafes eran "Al año exacto de la V Visita Apostólica a España de Juan Pablo II a España", "Ante los atentados terroristas del 11 de marzo en Madrid", "Ante la situación actual de la sociedad española" y "Del orden del día de esta Asamblea".
El Nuncio Apostólico en España, Mons. Manuel Monteiro de Castro, dirigió asimismo un breve saludo a los Obispos y a las personas presentes en la sesión inaugural con referencias al citado primer aniversario papal a España y a algunos de los temas de estudio de la Asamblea Plenaria de la CEE.

El texto íntegro de ambos discursos, así como de la homilía del Cardenal Rouco Varela en la Eucaristía de la Catedral de Madrid del martes 4 de mayo en acción de gracias por el primer aniversario de la V Visita Apostólica a España del Santo Padre Juan Pablo II, se hallan disponibles en la página web de la CEE: www.conferenciaepiscopal.es

Ante la situación actual

La Asamblea Plenaria, en su primera reunión después de los atentados del pasado 11 de marzo, se une expresamente a la condena rotunda de los mismos expresada por el Cardenal Presidente en su discurso inaugural y manifiesta, también con él, su solidaridad con las víctimas.

Saludamos la incorporación a la Unión Europea de diez nuevos países el pasado día 1 de mayo.

Por otro lado, reiteramos la oferta de diálogo hecha por el Cardenal Presidente y compartimos su preocupación ante asuntos de tanta importancia como la libertad religiosa, el respeto a la vida humana en todas sus fases, el matrimonio y la familia, y el derecho a la educación, incluida la enseñanza de la religión en la escuela.

Declaramos de nuevo - como hicimos en la Instrucción Pastoral Moral y sociedad democrática (1996) - que “las instituciones del Estado democrático, a través de las cuales se expresa la soberanía popular, son las únicas legitimadas para establecer las normas jurídicas de la convivencia social”. Confiamos en el Estado democrático que respeta los derechos fundamentales de las personas. Expresamos nuestra voluntad de cooperar lealmente al bien común, desde nuestras diócesis y a través de los cauces de la Conferencia Episcopal encargados de mantener las relaciones con las autoridades del Estado.

En razón de su servicio al Evangelio y al bien de todos, la Iglesia seguirá proponiendo su doctrina sobre estas materias que son objeto de preocupación. Al mismo tiempo, los Obispos animamos a los seglares a asumir su responsabilidad y su compromiso, tanto individualmente como asociados, para que la sociedad se ordene según el plan de Dios y la verdad del hombre.

Dirigimos a todos los católicos una llamada a confiar en la fuerza del Evangelio y en la eficacia de “la dulzura de la caridad”, el camino de la nueva evangelización que nos propone el Papa. Sabemos que la esperanza cristiana, fundada en Jesucristo resucitado, es más fuerte que todo, incluso que la muerte; es la esperanza que hace de nosotros constructores de paz.

Datos generales

Han participado en la Asamblea Plenaria los 75 miembros actuales de la CEE, incluido el sacerdote D. Vicente Jiménez Zamora, administrador diocesano de Osma-Soria. Han asistido también algunos Obispos eméritos.

Han participado, por primera vez, en la Asamblea Plenaria de la CEE los nuevos Obispo de Huesca y de Jaca, Mons. Jesús Sanz Montes, y de Teruel y Albarracín, Mons. José Manuel Lorca Planes, quienes han quedado adscritos, respectivamente, a las Comisiones Episcopales para la Vida Consagrada y de Seminarios y Universidades. Ambos, por otro lado, actuaron en esta Asamblea Plenaria como Secretarios de actas.

Mons. Camilo Lorenzo Iglesias, Obispo de Astorga, y Mons. Carmelo Echenagusía Uribe, Obispo auxiliar de Bilbao, fueron designados en la primera jornada como moderadores de la sesiones de trabajo de esta Asamblea Plenaria.

En la mañana del miércoles, día 5 de mayo, se hizo presente en la Asamblea Plenaria S.E.R. Mons. Hlib Boris Lonchyna, monje ucraniano de Studium, Apocrisario-Procurador de la Iglesia Católica Ucraniana ante la Santa Sede y Visitador Apostólico de la misma en Italia y España.

Mons. Hlib Boris Lonchyna, que había participado en la tarde anterior en la Concelebración Eucarística conmemorativa del primer aniversario de la V Visita Apostólica a España del Papa Juan Pablo II, dirigió unas breves palabras a los Obispos españoles.

Han asistido igualmente a la Asamblea Plenaria de la CEE, como representantes de la CONFER, su nuevo Presidente, P. Ignacio Zabala Camarero-Núñez, y la Vicepresidenta, Hna. Asunción Codes Jiménez. El padre Ignacio Zabala era la primera vez que participaba en la Asamblea Plenaria de la CEE, tras su elección como Presidente de la Confer en el pasado mes de noviembre.

Durante la Asamblea se recordó y se oró por el eterno descanso de los tres Obispos españoles fallecidos en los últimos meses: Mons. Francisco José Pérez y Fernández-Golfín, Obispo de Getafe; Mons. Rafael Bellido Caro, Obispo emérito de Jerez de la Frontera; y Mons. Ramón Torrella Cascante, Arzobispo emérito de Tarragona.

I Aniversario del último viaje papal a España

Ha coincidido esta Asamblea Plenaria de la CEE con las fechas del primer aniversario de la V Visita Apostólica a España del Papa Juan Pablo II. El día 3 de mayo de 2003 el Santo Padre se encontró en el aeródromo de Cuatro Vientos con más de 700.000 jóvenes y al día siguiente, en la Plaza de Colón, también de Madrid, con la participación de más de un millón de personas, canonizó a los españoles Pedro Poveda, José Mª Rubio, Genoveva Torres Morales, Angela de la Cruz y María Maravillas de Jesús.

Los Obispos españoles concelebraron la Eucaristía en la Catedral de la Almudena de Madrid a las ocho de la tarde del martes 4 de mayo, para dar gracias a Dios por los nuevos santos. Estuvieron invitadas especialmente a esta celebración de acción de gracias las familias religiosas de los cinco santos citados. Unas tres mil personas llenaron las naves de la Catedral madrileña. La Eucaristía fue presidida por el Cardenal Antonio Mª Rouco Varela, Presidente de la CEE y Arzobispo de Madrid. A ella se sumó también el Nuncio Apostólico en España, Mons. Manuel Monteiro de Castro.

Amplio capítulo de informaciones

Como es habitual, los Obispos han dedicado parte de su tiempo a conocer los informes del Cardenal Presidente de la CEE y del Secretario General sobre la vida de la Iglesia y de la CEE y sobre los llamados asuntos de seguimiento.

Los Presidentes de las Comisiones Episcopales han informado sobre las actividades y proyectos de las mismas y sobre el cumplimiento de las acciones previstas en el Plan Pastoral.

Mons. Bernardo Herráez Rubio, Presidente del Consejo de Administración de la Cadena COPE y de Popular TV, han presentado a la asamblea un nuevo amplio informe sobre Popular TV, proyecto televisivo de COPE, que cuenta ya con unas treinta emisoras locales en otras tantas cabeceras de diócesis españolas y que puede sintonizarse en toda España. Según los últimos datos al respecto, cuenta ya con una audiencia de más tres millones y medio de telespectadores.

El Presidente de la Comisión Episcopal de Pastoral Social, Mons. Juan José Omella Omella, Obispo electo de Calahorra y La Calzada-Logroño presentó a los Obispos un amplio informe titulado "La caridad en la vida de la Iglesia". Dicho informe fue objeto de un prolongado y rico diálogo. El informe fue remitido a la citada Comisión Episcopal para que incorpore las propuestas y observaciones de los Obispos y sea, de nuevo, estudiado y presentado ante los organismos de la CEE.

El Presidente de la Comisión Episcopal de Enseñanza, Mons. Antonio Cañizares Llovera, Arzobispo de Toledo, introdujo la reflexión y el diálogo sobre cuestiones relativas a la Escuela Católica y la Enseñanza Religiosa Escolar, cuestiones que suscitaron el vivo interés y celo pastoral de los Obispos.

El próximo 8 de diciembre se cumplirán 150 años de la proclamación, de parte del Papa Beato Pío IX, del dogma de la Inmaculada Concepción de María. Para conmemorar en la Iglesia Católica en España dicha efeméride se ha formado un grupo de trabajo coordinado por el Secretario General de la CEE, con la participación de los responsables de los Secretariados de las Comisiones Episcopales de Liturgia, Pastoral y Patrimonio Cultural.

El padre Juan Antonio Martínez Camino ha presentado ahora a los Obispos algunas de las ideas e iniciativas estudiadas para dicha conmemoración, que tendrá lugar entre diciembre de 2004 y diciembre de 2005. El Secretario General de la CEE recordó la estrecha vinculación de la Iglesia Católica en España con la proclamación de este dogma, que fue gran defensora e impulsora del mismo antes incluso de su definición dogmática de hace 150 años. Como acto culminante se prevé una gran peregrinación al Pilar de Zaragoza, para el 21/22 de mayo de 2005.

Por su parte, el Rector Magnífico de la Universidad Pontificia de Salamanca, P. Marceliano Arranz Rodrigo, presentó, como es costumbre cada año, un informe sobre la marcha de esta Universidad del Episcopado español.

Los Estatutos de la CEE

La posible creación dentro de la Iglesia Católica en España de Regiones Eclesiásticas exige la modificación de algunos artículos de la actuales Estatutos de la CEE, cuya aprobación, si procede, es competencia de la Asamblea Plenaria.

La Junta Episcopal de Asuntos Jurídicos, organismo a quien la CEE encomendó esta tarea, presentó en la Asamblea Plenaria la propuesta de modificación de algunos artículos, que ha obtenido la aprobación de la Asamblea, quien ahora ha de remitir a la Santa Sede dichas modificaciones estatutarias para su preceptiva "recognitio".

El Sacramento de la Reconciliación

El Sacramento de la Reconciliación ha sido objeto de dos ponencias en esta Asamblea Plenaria. La primera de ella era una reflexión general sobre los distintos aspectos doctrinales, pastorales y litúrgicos de la celebración del mismo.

Por otro lado, la pasada reunión de la Comisión Permanente de la CEE remitió a esta Asamblea Plenaria el estudio de unas "Normas sobre la absolución a varios penitentes sin confesión individual". Se trata de actualizar los "Criterios acordados para la absolución colectiva a tenor del canon 961/2", aprobados por la CEE en noviembre de 1988 y refrendados por la Santa Sede en febrero de 1989, a la luz de la Carta Apostólica dada en forma de <motu proprio> "Misericordia Dei" de mayo de 2002.

Han elaborado las citadas "Normas" las Comisiones Episcopales de Liturgia, Doctrina de la Fe y la Junta Episcopal de Asuntos Jurídicos. Los Obispos han estudiado dichas "Normas" y ofrecido nuevas sugerencias para su perfeccionamiento.

Iniciación cristiana de los niños

El Presidente del Subcomisión Episcopal de Catequesis, Mons. Javier Salinas Viñals, Obispo de Tortosa, ha presentado a los Obispos el documento de esta Subcomisión titulado "La iniciación cristiana de los niños", que responde al documento "Orientaciones pastorales para el catecumenado", aprobado por la Asamblea Plenaria de la CEE de abril de 2002.

Dicho documento ha sido objeto de un amplio estudio en esta Asamblea y será presentado en la Plenaria de noviembre para su definitiva aprobación.

Acciones del Plan Pastoral

Sobre algunos aspectos del cumplimiento del vigente Plan Pastoral de la CEE "Una Iglesia esperanzada: ¡Mar adentro!", informaron los Presidentes de las Comisiones Episcopales de Patrimonio Cultural, Mons. Santiago García Aracil, Obispo de Jaén, de Apostolado Seglar, Mons. Braulio Rodríguez Plaza, Arzobispo de Valladolid, y el Arzobispo de Santiago de Compostela, Mons. Julián Barrio Barrio.

El Arzobispo de Santiago de Compostela informó a los Obispos sobre la Peregrinación Europea de jóvenes a Santiago de Compostela, convocada, en su fase final, entre los días 5 y 8 de agosto, bajo el lema "Testigos de Cristo para una Europa de la esperanza". Esta Peregrinación Europea de jóvenes a Santiago de Compostela, a la que se esperan acudan más de 50.000 jóvenes, cuenta con el beneplácito del Pontificio Consejo de Laicos y se enmarca también como preparación a la próxima Jornada Mundial de la Juventud, que presidirá el Santo Padre en la ciudad alemana de Colonia en el mes de agosto de 2005.

Los Obispos conocieron también un informe de Mons. Julián Barrio Barrio, Arzobispo de Santiago de Compostela, sobre el presente Año Jubilar Compostelano 2004. Mons. Barrio resaltó el elevadísimo número de peregrinos que han acudido hasta la tumba del Apóstol en los cuatro primeros meses del año, que está superando todas las previsiones y las cifras de anteriores Años Santos. Asimismo, el Arzobispo de Santiago informó de las principales actividades y peregrinaciones hasta ahora registradas y las próximas citas más destacadas.

La Comisión Episcopal de Apostolado Seglar informó sobre el próximo Congreso nacional de Apostolado Seglar, previsto en la acción número 13 del Plan Pastoral de la CEE y cuya celebración tendrá lugar en Madrid entre los días 12 al 14 de noviembre de 2004, bajo el lema "Testigos de Esperanza". El Congreso se celebrará en el Palacio Municipal de Congresos del Campo de las Naciones de Madrid y llevará por subtítulo "Fieles laicos cristianos, llamados a la santidad en el mundo para el anuncio del Evangelio de la Esperanza".

Asimismo, la Comisión Episcopal de Patrimonio Cultural presentó un informe sobre la proyectada exposición de arte sacro "Christus Splendor. 2000 años de cristianismo en España", que tendrá lugar a partir del próximo mes de junio, en la ciudad de Barcelona en el entorno del "Foro Universal de las Culturas".

Asimismo y dentro de sus competencias estatutarias, la Asamblea Plenaria ha aprobado la modificación de los Estatutos de la Asociación de Caridad San Vicente de Paúl, y la aprobación de los Estatutos y erección como asociación privada de fieles de ámbito nacional de la “Renovación Carismática Católica en España”.

*****

 

El lunes, día 3 de mayo, a las 11 horas, comienza una nueva
Asamblea Plenaria de la Conferencia Episcopal Española

Los obispos concelebrarán una Eucaristía en el I aniversario
de la última Visita Apostólica del Papa Juan Pablo II


Madrid, 30 de abril de 2004

LXXXII ASAMBLEA PLENARIA
DE LA CONFERENCIA EPISCOPAL ESPAÑOLA
Madrid, 3-7 de Mayo de 2004


El próximo lunes, día 3 de mayo, a las 11 horas, con el discurso de su Presidente, Cardenal Antonio Mª Rouco Varela, se inaugura la LXXXII Asamblea Plenaria de la Conferencia Episcopal Española (CEE), cuyas sesiones se prolongarán hasta la tarde del viernes, día 7 de este mismo mes. En la sesión de apertura, asistirá y saludará a los Obispos el Nuncio Apostólico en España, Mons. Manuel Monteiro de Castro.

I Aniversario del último viaje papal a España

Coincide esta Asamblea Plenaria de la CEE con las fechas del primer aniversario de la V Visita Apostólica a España del Papa Juan Pablo II. El día 3 de mayo de 2003 el Santo Padre se encontró en el aeródromo de Cuatro Vientos con más de 700.000 jóvenes y al día siguiente, en la Plaza de Colón, también de Madrid, con la participación de más de un millón de personas, canonizó a los españoles Pedro Poveda, José Mª Rubio, Genoveva Torres Morales, Angela de la Cruz y María Maravillas de Jesús.

Con este motivo, los Obispos españoles concelebrarán la Eucaristía en la Catedral de la Almudena de Madrid a las ocho de la tarde del martes 4 de mayo. Están invitados especialmente a esta celebración de acción de gracias las familias religiosas de los cinco santos citados y los fieles en general.

En la Eucaristía se orará también por el eterno descanso de los tres Obispos españoles fallecidos en los últimos meses: Mons. Francisco José Pérez y Fernández-Golfín, Obispo de Getafe; Mons. Rafael Bellido Caro, Obispo emérito de Jerez de la Frontera; y Mons. Ramón Torrella Cascante, Arzobispo emérito de Tarragona.

Acciones del vigente Plan Pastoral

Uno de los capítulos principales de la Asamblea Plenaria lo constituye el seguimiento de las distintas acciones previstas en el vigente Plan Pastoral de la CEE.

En este sentido, habrá una reflexión sobre las conclusiones del Encuentro de responsables de Piedad Popular, que tuvo lugar a finales de enero en Santiago de Compostela.

La Comisión Episcopal de Apostolado Seglar informará a los Obispos sobre la Peregrinación Europea de jóvenes a Santiago de Compostela, convocada, en su fase final, entre los días 5 y 8 de agosto, bajo el lema "Testigos de Cristo para una Europa de la esperanza". Esta misma Comisión Episcopal informará también sobre el próximo Congreso nacional de Apostolado Seglar, previsto en la acción número 13 del Plan Pastoral de la CEE y cuya celebración tendrá lugar en Madrid entre los días 12 al 14 de noviembre de 2004, bajo el lema "Testigos de Esperanza". El Congreso se celebrará en el Palacio Municipal de Congresos del Campo de las Naciones de Madrid y llevará por subtítulo "Fieles laicos cristianos, llamados a la santidad en el mundo para el anuncio del Evangelio de la Esperanza".

Asimismo, la Comisión Episcopal de Patrimonio Cultural informará sobre la proyectada exposición de arte sacro "Christus Splendor. 2000 años de cristianismo en España", que tendría lugar en el segundo semestre del año 2004 en la ciudad de Barcelona en el entorno del "Foro Universal de las Culturas".

Estudios, Documentos e informaciones

El estudio y aprobación, si procede, de un documento sobre la iniciación cristiana de los niños, la posible reforma de algunos artículos de los estatutos de la CEE, para adecuarlos a la posible creación en España de Regiones Eclesiásticas, el estudio de unas Normas sobre la absolución general a varios penitentes sin confesión individual y una reflexión sobre la Escuela Católica constituyen otros temas de la Asamblea Plenaria.

Un amplio capítulo del orden del día de esta Asamblea Plenaria estará constituido por la presentación en el Aula de distintas informaciones. Bajo los respectivos epígrafes "Información sobre la caridad en la vida de la Iglesia", "Presentación de estudios realizados por la Comisión Episcopal para la Doctrina de la Fe", "Estudio sobre la situación del ecumenismo en España", "Diálogo sobre el sacramento de la penitencia" e "Información sobre Cope y Popular TV", los Obispos recibirán los informes correspondientes de las Comisiones Episcopales de Pastoral Social, Doctrina de la Fe, Liturgia, Relaciones Interconfesionales y de la Vicesecretaría para Asuntos Económicos.

Asimismo, el Secretario General de la CEE, P. Juan Antonio Martínez Camino, presentará un informe acerca de las iniciativas que se están estudiando y programando para la celebración del 150 aniversario de la definición del dogma de la Inmaculada Concepción de María y que tendrían lugar entre diciembre de 2004 y diciembre de 2005.

Por su parte, el Rector Magnífico de la Universidad Pontificia de Salamanca, P. Marceliano Arranz Rodrigo, presentará un informe sobre esta Universidad del Episcopado español.

Los medios informativos, como es habitual, tendrán acceso al Aula de la Asamblea Plenaria de la CEE para el discurso de apertura de la Asamblea, a las 11 horas del lunes 3 de mayo de 2004.

***

LXXXII ASAMBLEA PLENARIA
Mons. Manuel Monteiro de Castro
Arzobispo titular de Benevento
Nuncio Apostólico


Madrid, 3-7 de mayo de 2004


Emmo. Señor Cardenal Presidente,
Emmos. señores Cardenales,
Excmos. señores Arzobispos y Obispos,
Hermanos y hermanas:

Una vez más tengo el honor de dirigirme a ustedes al comienzo de una Asamblea Plenaria de la Conferencia Episcopal Española. Agradezco muy cordialmente a su Presidente, el Eminentísimo señor Cardenal Antonio María Rouco Varela, la invitación que me ha dirigido para participar en esta sesión inaugural. Les transmito a todos ustedes, así como a las Iglesias particulares que presiden en la caridad, el saludo y la bendición del Santo Padre a quien tengo el honor de representar en España.

Hoy mismo se cumple el primer aniversario del quinto viaje de Su Santidad Juan Pablo II a España que, aunque breve y centrado solamente en dos actos públicos, nos dejó, además de la alegría de su presencia y del testimonio de su vida gastada en el anuncio del Evangelio, una doctrina apropiada a las circunstancias concretas, a los problemas y a las ilusiones de la Iglesia en España. Mañana, Dios mediante, me uniré a todos ustedes en la celebración eucarística que tendrá lugar en la Catedral de la Almudena de Madrid, en la que nuevamente daremos gracias a Dios un año después de la canonización de los cinco nuevos santos, que tuvo lugar en la memorable ceremonia de la Plaza de Colón.

Toda España ha sido sacudida por los terribles atentados del 11 de marzo en Madrid. El Santo Padre estuvo desde el primer momento unido en la oración y en el dolor al pueblo de Madrid y a todo el pueblo español, como lo hizo saber personalmente al señor Cardenal Presidente de la Conferencia Episcopal Española. La crueldad de los crímenes cometidos en los trenes de cercanías mostró palpablemente hasta dónde puede llegar la fuerza del mal, que pervierte el razonamiento hasta justificar los más horrendos asesinatos, y hasta dónde llega la fuerza del bien, que hace brotar en otras personas el amor al que sufre, manifestado en el rescate, ayuda y acompañamiento de los afectados, tan abundantemente ejercitado por el pueblo de Madrid. Perseveremos en la oración por el cese del terrorismo y pidamos al Señor que nos dé fuerza para vencer el mal a fuerza del bien.

La nueva situación política que se vive en España trae a la Iglesia nuevos desafíos en el anuncio del Evangelio, a los que habrá de responder adecuadamente. En la Asamblea Plenaria que hoy comienza, van a recibir información y, en su caso, a concretar acciones anunciadas en el Plan Pastoral de la Conferencia Episcopal, que se desarrollarán a lo largo del año, como la prevista Exposición de arte, la Peregrinación europea de jóvenes a Santiago de Compostela y el Congreso de Apostolado Seglar. Estas acciones concretas, para ser efectivas, han de haber sido preparadas cuidadosamente en las diócesis, en los movimientos y en los grupos de jóvenes, a fin de que su celebración incida profundamente en la vida de los participantes y perdure después en sus compromisos.

Sé que también van a reflexionar sobre la celebración del Sacramento de la Penitencia y se van a actualizar las normas que en su día dio la Conferencia Episcopal Española sobre la tercera de las formas previstas en el Ritual, es decir, la absolución general a varios penitentes sin confesión individual. El Santo Padre ha insistido, en particular con motivo de la celebración del Gran Jubileo del 2000, en la necesidad de que los fieles se acerquen con frecuencia al Sacramento de la Reconciliación y de que los sacerdotes estén dispuestos a escuchar las confesiones de los fieles. Estoy seguro de que el tratamiento de este asunto en la Asamblea Plenaria servirá de impulso a la práctica frecuente del Sacramento.

Hace pocos días tuve el honor y la satisfacción de participar, presidiendo la Eucaristía, en el comienzo de la peregrinación europea a Santiago de Compostela organizada por la Comisión de Episcopados de la Unión Europea (COMECE), junto con Obispos, sacerdotes, religiosos y religiosas, laicos y miembros de otras confesiones cristianas de los 25 países que, desde hace tres días, forman parte de la Unión Europea. Con la peregrinación a Santiago se quería recordar a Europa sus raíces cristianas, que pensamos deberían quedar recogidas en la nueva Constitución Europea. Además se reflexionó sobre el significado de la ampliación de la Unión para que toda Europa progrese, no sólo en el orden económico, y sea solidaria con otros continentes más necesitados. Ante la tumba del Apóstol oraron para que la nueva Europa no olvide sus raíces y para que ahonde en la solidaridad entre los Estados y los pueblos, que es el alma y la razón de existir de la Unión Europea.

Encomiendo a la Virgen María, Madre de la Iglesia, los trabajos de la Asamblea que hoy comienza y a todos los Obispos que participan, a fin de que el Evangelio de Jesucristo sea siempre anunciado en todas las ocasiones.


Madrid, 3 de mayo de 2004

***

El aborto también es un terrorismo que hay que condenar

Sr. Director:



Según los datos oficiales, en España se han practicado unos 200 abortos diarios durante el año 2002. Asombra la ceguera o la hipocresía de unos políticos que, luchando contra el terrorismo, aceptan y promueven este otro terrorismo, más brutal que el del 11 de marzo, porque es una madre quien se apresta a matar a su hijo indefenso. ¡Qué pena vivir en un país donde todos los días es 11-M!



Quien no lucha contra el aborto no tiene ninguna legitimidad moral para luchar contra el terrorismo. ¿Quién decide qué personas hay que defender y cuáles se pueden matar? ¿El Estado? ¿Por qué nos horrorizamos de Al-Qaeda, ETA, Hitler o Stalin, si nosotros matamos -con dinero que es de todos- más de 70.000 inocentes al año? Si el aborto es válido, cualquier asesinato es válido. Si una persona puede ser asesinada antes de cumplir los tres meses, ¿por qué no cuando sea adulta? Depende tan sólo de la ideología que domine el poder. La vida es sagrada desde la concepción hasta la muerte natural. Para poder estar contra un terrorismo es necesario estar contra todos los terrorismos.



J. A. Ampuero



jmanuelampuero@terra.es

( DE HISPANIDAD.COM) 6-4-2004.

***

***

Mundo
 
 --------------------------------------------------------------------------------
 
 Firmada una ley en los Estados Unidos sobre los derechos del feto
 «Es un hecho jurídica y éticamente muy relevante», reconoce monseñor Sgreccia
 
 ROMA, viernes, 2 abril 2004 (ZENIT.org).- En Estados Unidos el feto tiene derechos legales, según estableció el jueves el presidente George Bush al firmar la ley aprobada por la Cámara y el Senado sobre «no-nacidos víctimas de la violencia».
 
 De acuerdo con la nueva disposición, bajo la ley federal cualquier persona que cause la muerte o lesiones a un niño en el seno materno será acusada de un delito aparte, además de otras acusaciones relativas al daño a la madre.
 
 La ley define al «nasciturus» como un miembro de la especie humana, cualquiera que sea en nivel de desarrollo.
 
 Conservadores y republicanos habían intentado en varias ocasiones la aprobación de este texto, pero recibieron el impulso decisivo en diciembre de 2002 con el célebre caso de Laci Peterson.
 
 La mujer fue asesinada en California cuando estaba en el octavo mes de embarazo y ya había llamado a su hijo Conner. Los dos cuerpos fueron encontrados por la policía en la Bahía de San Francisco. Su marido, Scott, está siendo procesado.
 
 Según afirmó el jueves Bush, el sufrimiento de dos víctimas, como en este caso, no puede ser igual a un solo crimen.
 
 Los republicanos «pro vida» sostienen que el objetivo del texto es castigar de forma separada los crímenes cometidos contra las madres y los «nasciturus», mientras que los demócratas «pro choice» responden que se trata del primer ataque a la legalidad del aborto porque el lenguaje da personalidad jurídica al feto.
 
 El senador Kerry, candidato a la Casa Blanca, ha votado en contra de esta ley apoyando sin embargo una enmienda que aumentaba las penas por los crímenes cometidos contra las mujeres embarazadas, pero no definía al feto como una persona jurídica.
 
 En cuanto a la aprobación de esta ley, el vicepresidente de la Academia Pontificia para la vida, el obispo Elio Sgreccia, ha reconocido este viernes ante los micrófonos de Radio Vaticana que «indudablemente es un hecho jurídica y éticamente muy relevante».
 
 Y es que «frente al único principio que regulaba la actitud frente al “nasciturus” establecido por las sentencias de la Corte Suprema de los Estados Unidos --esto es, el principio de libertad de la mujer--, se sitúa otro principio prioritario: que el feto representa un ser humano que tiene relevancia jurídica, que debe ser respetado como hombre».
 
 Para monseñor Sgreccia, el hecho de que haya tantos obstáculos para reconocer la paridad entre el feto y el ser humano está motivado en que «va contra un principio llamado de “autonomía”, un principio libertario que quiere tener sobre el “nasciturus” un poder de los adultos de vida y de muerte».
 
 «Esto es anti-humano --advierte--, porque va contra la igualdad de todos los hombres, de todos los seres humanos, y el ser humano no comienza con el nacimiento, comienza antes».
 ZS04040209
 
 Envía esta noticia a un amigo

***

Víctimas del Aborto llevarán a los tribunales a los "matarifes" que incumplan el consentimiento informado

 

La Asociación de Víctimas del Aborto (AVA) defiende el cumplimiento del consentimiento informado en el caso del aborto. Según denuncian varias mujeres asociadas a AVA, el centro abortero jamás les informó sobre los riesgos físicos o psicológicos de someterse a un aborto ni de las alternativas a "quitarse el paquete".

 

Y es que el artículo 9 del RD 2409/1986 de 21 de noviembre, regulador de la despenalización del aborto en España, establece la obligación de ofrecer información sobre medidas de asistencia social y orientación familiar que puedan ayudar a la madre a seguir adelante con su embarazo. "Nunca me informaron de ninguna alternativa", señala una mujer asociada a AVA que prefiere mantener el anonimato. No sólo no se informa sobre las alternativas al aborto, sino que tampoco se informa sobre los riesgos del aborto, una obligación contemplada en el mismo decreto. Y el incumplimiento resulta muy grave porque según recoge un estudio de AVA, las mujeres que abortan tienen 2,5 veces más riesgo de muerte materna que las madres que llegan al parto, 1,1 de cada 100.000 mueren en la intervención, entre un 0,2 y un 1,2 por ciento sufren perforación del útero como consecuencia de la operación, aumenta el riesgo de pérdida del hijo en el siguiente embarazo, produce serios riesgos de alternaciones en el estado de ánimo y produce alteraciones en las relaciones sexuales y en el deseo sexual. Todo ello sin olvidar el terrible síndrome post-aborto y el tormento de la culpa.

 

Esta información se esconde a las mujeres que acuden a un negocio abortero incumpliendo el citado RD 2.409/1986 y la Ley 41/2002 de 14 de noviembre, básica reguladora de la autonomía del paciente y de derechos y obligaciones en materia de información y documentación clínica. El artículo .3 de dicha Ley establece la regulación del consentimiento "libre, voluntario y consciente de una paciente, manifestado en el pleno uso de sus facultades, después de recibir información adecuada, para que tenga lugar una actuación que afecta a su salud". O sea, exactamente lo que no ocurre.

 

Lo que pasa es que el incumplimiento legal siempre "sale gratis" en un país de cultura anárquica como la española. Y máxime cuando se trata de la realidad del aborto, cuyo debate ha quedado silenciado en los medios de comunicación. Pero en AVA recuerdan que el incumplimiento del deber de informar resulta una inmoralidad, además de un incumplimiento grave del deber médico. Así lo contempla también el magistrado de la Sala de lo Civil del Tribunal Supremo, José Almagro Nosete. En la sentencia del pasado 8 de septiembre de 2003, Almagro sostiene que "no informar constituye un incumplimiento grave del deber médico indemnizable por daño moral". Que tiemblen los médicos aborteros del "gratis total" porque AVA se ha propuesto judicializar a los mercaderes de la muerte con el derecho en la mano. Los 77.125 españolitos que no han podido disfrutar de la vida se lo merecen. Las 800.000 madres españolas víctimas de la ausencia de información, también. ¡Enhorabuena! Ya era hora.

 

                                                                      Luis Losada Pescador . ( DE HISPANIDAD.COM). 2-4-2004.

                                                                                                     ***

***

 

Nace Zenit diario en ITALIANO!

Puede suscribirse en:
http://zenit.org/italian/iscrizione.html


--------------------------------------------------------------------------------

Santa Sede
Firme condena y dolor del Papa por los atentados perpetrados en Madrid
Ni «La Pasión» ni el Evangelio son antisemitas, aclara el portavoz vaticano
Oración y caridad, legado del san Pío de Pietrelcina, según Juan Pablo II
El Papa ilustra las tareas de su delegado para el Santuario del padre Pío

Mundo
Iglesia en Madrid: «La plaga del mundo actual, también en España, es el terrorismo»
«La Pasión» da sentido cristiano al dolor tras el flagelo terrorista en Madrid
Pekín ofrece sus razones de la detención del obispo católico de Qiqihar
La Santa Sede exige acabar con la proliferación de armas indiscriminadas
El Día de la vida, una reflexión sobre los desafíos de la familia en México
La formación, protagonista del impulso misionero de la Iglesia en América

Documentación
Mensaje de dolor del Papa por los atentados terroristas de Madrid
Intervención de la Santa Sede sobre armas de efectos indiscriminados

 

***

 CARTA DEL DIRECTOR
La insoportable levedad del mal menor
Una novela y su correspondiente versión cinematográfica ligeramente anticlerical hacía exclamar a un boticario (un boticario de los de antes, un rojazo librepensador): "No sé qué les dan los curas a las mujeres".

Pues bien, ante las elecciones del 14-M habría que remedar la frase: Yo no sé qué les da el Partido Popular a los curas. Una de las, por otra parte, mejores plumas clericales publica el miércoles 18 en la prensa española un artículo titulado "El mal menor", lo que ya da pistas. No nos dice a quién debemos votar, pero no hace falta ser muy listo para averiguarlo. Por ejemplo, el firmante nos dice que "la toma de posición socialista a favor de la adopción por homosexuales y a favor de la clonación humana son actas notariales de la distancia que les separa (a los socialistas) de la Iglesia".

Nuestro hombre se escandaliza ante la posibilidad de que alguien, los doctores coreanos, construyan seres para destruirlos a renglón seguido. Sin embargo, no se escandaliza de la reforma de la ley de fecundación 'in vitro' perpetrada por el Gobierno de José María Aznar y que acaba exactamente en lo mismo, sólo que en grandes cantidades, es decir, la eliminación de 200.000 embriones humanos con la misma excusa: la curación, bastante improbable, de un cúmulo bastante exagerado de enfermedades.

Y lo mismo puede decirse de la postura socialista ante la adopción de dos niñas por parte de dos lesbianas navarras. Pero, vamos a ver, siguiendo la línea argumental de nuestro articulista: ¿no ha sido acaso el candidato popular Mariano Rajoy quien ha prometido una ley de parejas de hecho, es decir, la bendición legal del matrimonio homosexual en toda España? Y si admites, y el Partido Popular a quien nuestro hombre aconseja votar sí que lo admite, el matrimonio gay, ¿por qué no habrían de adoptar hijos? A fin de cuentas, lo propio de un matrimonio es educar y criar a la prole.

Para cerrar el círculo, nuestro hombre alude a la Carta Pastoral publicada por el arzobispo de Navarra, Fernando Sebastián, como soporte oficial de su teoría del mal menor (en plata, que todo católico debe votar al PP). Pero Monseñor Sebastián no dijo eso. Lo que dice Monseñor Sebastián es que un católico debe votar aquellos partidos que protejan la vida, la familia, la libertad educativa, el respeto a la Iglesia y a la libertad religiosa y la solidaridad como principio básico de conducta pública. Y añade don Fernando que sólo en el caso de que ninguna opción política defienda estos principios cristianos, el votante se sentirá liberado para votar al mal menor que cualquiera puede interpretar como el PP o como el partido que le venga en gana. ¿Existen esas otras opciones? Por supuesto que sí. Por de pronto, existe el partido político Familia y Vida, que se presenta en 35 circunscripciones.
(DE HISPANIDAD.COM) 18-2-04.
***
***

CARTAS AL DIRECTOR
Empieza a cuajar el Pacto por la Vida

Sr. Director:

Once mil catalanes y 84 entidades suscriben el Pacto por la Vida y la Dignidad. El Pacto trata siete temas de familia, vida y justicia social ofreciendo propuestas concretas.

Más de once mil ciudadanos (en concreto 11.142) y un total de 84 entidades se han adherido al Pacto por la Vida y la Dignidad, un documento que ha movilizado a la sociedad catalana, especialmente desde las entidades católicas, para pedir a las administraciones medidas concretas en defensa de la vida, la familia y los más débiles y desfavorecidos. Ya se ha cerrado el plazo de nuevas entidades y se abre una ronda de presentaciones a las autoridades políticas.

El Pacto por la Vida y la Dignidad recomienda a las administraciones medidas concretas para mejorar siete grandes aspectos de la sociedad: las ayudas a la familia; los derechos de la mujer; el respeto a toda vida humana; la educación de niños y jóvenes; la lucha por mejorar la situación de ancianos, minusválidos, presos, prostitutas, inmigrantes, pobres y marginados; los cuidados paliativos y la lucha contra la eutanasia; y la petición de una televisión más digna que forme en valores vinculados a la vida.

La campaña del Pacto por la Vida y la Dignidad la iniciaron veinte entidades que al cabo de un año se han visto apoyadas por otras 64. Entre los firmantes hay grandes movimientos católicos internacionales (Movimiento Focolar, Camino Neocatecumenal, Renovación Carismática), comunidades internacionales de evangelización (Civitas Dei, Emmanuel, Comunidad Jerusalén), órdenes religiosas (Misioneras Eucarísticas de Nazaret, Misioneras Hermanas de Betania), ramas laicas de congregaciones (Franciscanas auxiliares laicas de la Inmaculada, Tercera Orden Carmelita), ONGs de ayuda al desarrollo (Karit Solidarios por la Paz, Claim for Dignity), asociaciones de viudas y ancianos (Asociación Coordinadora de la Ancianidad, Federación de Asociaciones Catalanas de Viudas), agrupaciones de profesionales (Médicos Cristianos de Cataluña, Movimiento Cristiano de Maestros y Profesores, Profesionales por la Ética, Profesionales y Directivos Cristianos), asociaciones familiaristas aconfesionales (Grupo de Entidades Catalanas de la Familia, Asociación de Familias del Medio Rural, Acción Familiar) y grupos provida.

También abundan las fundaciones solidarias, los departamentos de obra social de algunas empresas, grupos jóvenes y universitarios, asociaciones de antiguos alumnos, grupos culturales y de derechos humanos y publicaciones comprometidas con la sociedad.

El pasado junio de 2003 el Pacto por la Vida y la Dignidad se presentó en sociedad en el primer "mitin católico" en Cataluña desde los años 30, con casi mil personas llenando el espacioso auditorio de las Cocheras de Sants. Fue el pistoletazo de salida para la recogida de firmas individuales y la adhesión de nuevas entidades que ahora alcanzan los 11.142 firmantes y las 84 entidades.

"No es un manifiesto utopista sino peticiones muy concretas que vamos a entregar con las firmas a las administraciones catalanas", explica Josep Miró, presidente de E-Cristians, una de las entidades impulsoras. "Por ejemplo, Cataluña no es una zona pobre de Europa, y sin embargo las ayudas a la familia están muy por debajo de la media europea; nosotros pedimos que se llegue a esa media. Hay redactados códigos éticos en las televisiones y leyes europeas que no se respetan: pedimos su cumplimiento. Hay una proliferación de la prostitución: pedimos aplicar el modelo sueco de multar al cliente y al empresario. Casi todo lo que pedimos puede aplicarse ya en esta misma legislatura, empezando mañana mismo si hay voluntad política."

Mientras las asociaciones del Pacto por la Vida se movilizaban, el poder político ha cambiado de manos en Cataluña. Tras 23 años en el poder, el partido nacionalista catalán Convergència i Unió ha sido desbancado por una coalición de partidos socialistas, comunistas, ecologistas e independentistas de izquierda que también gobiernan en la ciudad de Barcelona.

"Nuestras peticiones no son partidistas", explica Josep Miró, "aunque son propuestas políticas en el sentido de que vienen de los ciudadanos para pedir a sus representantes que cumplan con su deber de servir a la sociedad, al bien común y especialmente a los más débiles. Hemos pedido entrevistarnos con el nuevo presidente de la Generalitat y también haremos llegar esta demanda ciudadana a otras autoridades políticas. Queremos que vean que los ciudadanos, incluyendo los cristianos, somos agentes activos en la vida pública y que tenemos mucho que decir".

Pablo Ginés
info@e-cristians.net

( DE HISPANIDAD.COM)

 

****

Servicio diario

-

21 de Diciembre de 2003

NAVIDAD 2003 - Campaña ¡REGALA ZENIT!

Regala SIN NINGÚN COSTE la suscripción a ZENIT. Será un gran regalo de Navidad para tus amigos y para ZENIT.
La fuerza de ZENIT está en sus suscriptores. Cuantos más suscriptores, más impacto. Ayúdanos a dar a conocer aún más ZENIT y a aumentar el número de sus lectores.

¡Regala ZENIT ahora!
http://www.zenit.org/spanish/regalo.html
Santa Sede
Para comprender la Navidad es necesario el «silencio», asegura el Papa
Cuatro nuevos santos, siete beatos y siete siervos de Dios
Gianna Beretta, la madre encinta que dio la vida por su hija, será santa
El Papa reconoce las virtudes heroicas de un obispo que se enfrentó a Hitler
Carlos I, último emperador de Austria, será proclamado beato
José Manyanet, fundador de la Congregación de la Sagrada Familia, será santo

Mundo
Toma posesión en Bagdad el nuevo patriarca caldeo
Aprender qué es libertad, el gran desafío para las religiones en Irak

«Angelus»
Juan Pablo II: Humildad, silencio, estupor y alegría ante la Navidad

Documentos en la página web de Zenit
Intervención del padre Cantalamessa en el homenaje al Papa en Madrid

 

Santa Sede


Para comprender la Navidad es necesario el «silencio», asegura el Papa
El estruendo y el caos no deben distraer del misterio

CIUDAD DEL VATICANO, 21 diciembre 2003 (ZENIT.org).- En el último domingo antes de Navidad, en medio de las campañas publicitarias que caracterizan estos días, Juan Pablo II invitó a revivir el nacimiento de Jesús en un ambiente de «silencio».

«La Navidad ya está cerca» dijo el Papa a mediodía hablando desde la ventana de su biblioteca, al dirigirse a varios miles de peregrinos congregados en la plaza de San Pedro del Vaticano, en la que destacaba el monumental árbol de Navidad de unos 30 metros de altura.

«Al dar los últimos retoques al nacimiento y al árbol navideño», reconoció el Santo Padre, «es necesario predisponer el espíritu para vivir intensamente este gran misterio de la fe».

Por eso, el Papa propuso seguir el ejemplo de María, la Madre de Jesús, que «nos ayuda a comprender las palabras claves del misterio del nacimiento de su Hijo divino: humildad, silencio, estupor, alegría».

«Nos exhorta ante todo a la humildad para que Dios pueda encontrar espacio en nuestro corazón --explicó--. Éste no puede quedar obscurecido por el orgullo y la soberbia».

La Virgen, «nos indica el valor del silencio, que sabe escuchar el canto de los angeles y el llanto del Niño, y que no los sofoca en el estruendo y en el caos», siguió diciendo, invitando a contemplar «el pesebre con íntimo estupor, disfrutando de la sencilla y pura alegría que ese Niño trae a la humanidad».

Jesús, concluyó, «iluminará a quien yace en las tinieblas y en las sombras de muerte».

Antes de comenzar estos días, Juan Pablo II demostró estar en mejor forma que hace dos meses. La Santa Sede ha confirmado que presidirá las principales celebraciones navideñas.

En la Noche Buena presidirá la Misa del Gallo y al día siguiente impartirá la bendición «urbi et orbi». El 31 de diciembre, participará en el «Te Deum» de acción de gracias, y comenzará el año nuevo presidiendo la eucaristía en la Jornada Mundial de la Paz.
ZS03122102

Envía esta noticia a un amigo


Cuatro nuevos santos, siete beatos y siete siervos de Dios
Aprobación de los decretos de la Congregación para los Santos

CIUDAD DEL VATICANO, 21 diciembre 2003 (ZENIT.org).- En presencia de Juan Pablo II, la Congregación para las Causas de los Santos emitió este sábado decretos con los que la Iglesia ha reconocido a cuatro nuevos santos, siete beatos y siete siervos de Dios.

El cardenal José Saraiva Martins, prefecto de la Congregación vaticana, comenzó presentando los decretos con los que la Santa Sede reconoce cuatro milagros atribuidos a la intercesión de cuatro beatos. Con este paso, se abren para ellos las puertas de la canonización. Sus nombres son:

--Beato José Manyanet y Vives, fundador de la Congregación de los Hijos de la Sagrada Familia de Jesús, María y José. Nacido el 17 de enero de 1833 en Tremp (España) y fallecido el 17 de diciembre de 1901 en San Andrés de Palomar. Impulsó la espiritualidad familiar y promovió la construcción del templo de la Sagrada Familia de Barcelona, cuyo arquitecto, Antoni Gaudí, cuya causa de beatificación está en curso.

--Beato Nimatullah Al-Hardini (Joseph Kassab), sacerdote religioso de la Orden Libanesa Maronita, nacido en 1808 en Hardine (Líbano) y fallecido el 14 de diciembre de 1858 en Kfifane (Líbano). En el silencio del monasterio se dedicó a la oración, a la enseñanza de la Teología y al trabajo manual. Entre sus alumnos se encontraba san Charbel Maklouf.

--Beata Paola Elisabetta (Costanza) Cerioli, fundadora del Instituto de la Sagrada Familia y de la Congregación de la Sagrada Familia, quien nació el 28 de enero de 1816 en Soncino (Italia) y falleció el 24 de diciembre de 1865. Perteneciente a una familia rica y noble, quedó viuda siendo joven. Habiendo perdido a sus cuatro hijos, se dedicó a atender a los niños y muchachos pobres del campo. Fundo dos congregaciones, una femenina y otra masculina, para su educación.

--Beata Gianna Beretta Molla. Médico, esposa y madre de familia, de la Acción Católica, nacida el 4 de octubre de 1922 en Magenta (Italia), falleció el 28 de abril de 1962. En su cuarto embarazo, decidió libremente sacrificar la vida para salvar la de la vida que llevaba en su seno.

A continuación, el cardenal portugués leyó los decretos de reconocimiento de siete milagros atribuidos a sietes siervos de Dios gracias a los cuales la Iglesia les proclamará beatos.

--Auguste Czartoryski, sacerdote de la Sociedad Salesiana de San Juan Bosco, de hecho, fue el fundador quien le acogió en la congregación), nació el 2 de agosto de 1858 en París, en el seno de una familia polaca, y falleció el 9 de abril de 1893.

--María Guadalupe (Anastasia Guadalupe) García Zavala, cofundadora de la Congregación de las Esclavas de San Margarita María y de los Pobres, nacida el 27 de abril de 1878 en Zapopan (México) y fallecida el 24 de junio de 1963 en Guadalajara (México). Fue superiora de su Congregación en momentos difíciles para la Iglesia en México.

--Nemesia (Julia) Valle, religiosa del Instituto de la Caridad, nacida el 26 de junio de 1747 en Aosta (Italia) y fallecida el 18 de diciembre de 1916. Es conocida en su congregación como «regla viviente».

--Eusebia Palomino Yenes, religiosa del Instituto de las Hijas de María Auxiliadora, nacida el 15 de diciembre de 1899 en Cantalpino (España) y fallecida el 10 de febrero de 1935 en Valverde del Camino (España). «En 1931, al prever la guerra civil española, se ofreció como víctima al Señor, que la llamó después de una larga enfermedad», explicó el cardenal Saraiva Martins en la ceremonia.

--Ludovica (Antonina) de Angelis, religiosa de la Congregación de las Hijas de Nuestra Señora de la Misericordia, nacida el 24 de octubre de 1880 en San Gregorio (Italia). En el ejercicio de su apostolado, se transfirió a La Plata (Argentina) para trabajar en un hospital pediátrico. En esa ciudad transcurrió el resto de su vida.

--Carlos de Austria, emperador y rey, nacido el 17 de agosto de 1887 en Persenbeug (Austria) y fallecido el 1 de abril de 1922. «Al llegar al trono, en 1916, sirvió a su pueblo con justicia y caridad --constató el prefecto de la Congregación para los Santos--. Buscó la paz, ayudó a los pobres, cultivó con empeño su vida espiritual. La fe le apoyó desde la juventud, y sobre todo en el período de la primera guerra mundial, y en el exilio en la isla de Madeira (Portugual), donde murió santamente».

--Alessandrina María da Costa, laica de la Unión de Cooperadores Salesianos, nacida el 30 de marzo de 1904 en Balasar (Portugal) y fallecida el 13 de octubre de 1955. «A los 14 años se tiró de una ventana para defender su virginidad», explicó el prefecto de la Congregación para los Santos. A causa del accidente, paulatinamente quedó paralizada. «Desde su lecho desempeñó un precioso apostolado de oración y de consejo a favor de las numerosas personas que la visitaban, atraídas por sus virtudes y carismas extraordinarios».

--Clemens August Graf Von Galen, cardenal, obispo de Munster, nacido el 16 de marzo de 1878 en Dinklage (Alemania) y fallecido el 22 de marzo de 1946. «Luchó abiertamente contra los errores del nacionalsocialismo y contra la violación de los derechos del hombre y de la Iglesia», recordó el purpurado. Por su oposición a Hitler era conocido como «el León de Munster».

Por último, el cardenal Saraiva Martins, anunció siete decretos de reconocimiento de virtudes heroicas. Se trata de los siguientes siervos de Dios:

--Luigi Biraghi, sacerdote diocesano y fundador del Instituto de las Hermanas de Santa Marcelina, nacido el 2 de noviembre de 1801 en Vignate (Italia) y fallecido el 11 de agosto de 1879.

--Luigi Monza, sacerdote diocesano y fundador del Instituto Secular de las Pequeñas Apóstoles de la Caridad, nacido el 22 de junio de 1898 en Cislago (Italia) y fallecido el 29 de septiembre de 1954.

--Benigno de Santa Teresa del Niño Jesús (Angelo Calvi), sacerdote de la Orden de los Carmelitas Descalzos, nacido el 23 de julio de 1909 en Inzago (Italia) y fallecido el 25 de octubre de 1937.

--María Teresa de Jesús (Maria Scrilli), fundadora de la Congregación de las Religiosas de Nuestra Señora del Carmelo, nacida el 15 de mayo de 1825 en Montevarchi (Italia) y fallecida el 14 de noviembre de 1889.

--Rita Amada de Jesús (Rita Lopes De Almeida), fundadora del Instituto de las Religiosas de Jesús María José, nacida el 5 de marzo de 1848 en Casalmendinho (Portugal) y fallecida el 6 de enero de 1913.

--María Nazarena (Maria Majone), cofundadora de la Congregación de las Religiosas Hijas del Divino Celo, nacida el 21 de junio de 1869 en Graniti (Italia) y fallecida el 25 de enero de 1939.
ZS03122104

Envía esta noticia a un amigo

Gianna Beretta, la madre encinta que dio la vida por su hija, será santa
Se negó a ser sometida al aborto a recibir tratamientos que dañaran a su bebé

CIUDAD DEL VATICANO, 21 diciembre 2003 (ZENIT.org).- Juan Pablo II canonizará a Gianna Beretta Molla, médico italiana, quien decidió aceptar el riesgo de la muerte a los 39 años, negándose a abortar la niña que llevaba en su seno, o a someterla a tratamientos que la pusieran en peligro.

El anuncio fue dado este sábado en el Vaticano, en presencia del Papa, por la Congregación para las Causas de los Santos, en el curso de la ceremonia de reconocimiento de un milagro atribuido a su intercesión. Había sido beatificada en 1994.

Gianna (1922-1962), de la arquidiócesis de Milán, pertenecía a la Acción Católica. En el ejercicio de su vocación, decía: «Como el sacerdote puede tocar a Jesús, así nosotros los médicos tocamos a Jesús en el cuerpo de nuestros enfermos».

Practicaba esquí, tocaba el piano y asistía con su esposo a los conciertos en el Conservatorio de Milán. El marido de Gianna, el ingeniero Pietro Molla, recordó hace algunos años a su esposa como una persona completamente normal.

«Vivió el matrimonio y la maternidad con alegría, generosidad y absoluta fidelidad a su misión», afirmó el cardenal José Saraiva Martins, prefecto de la Congregación vaticana, en la ceremonia de promulgación del decreto.

Decidió no ser operada del cáncer que le causó la muerte cuando estaba embarazada de su cuarta hija, para no dañar al feto. Era particularmente consciente de los riesgos que contraía, su especialidad en medicina era la pediatría.

El milagro atribuido a su intercesión fue experimentado por Elisabete Arcolino Comparini. A inicios del año 2000, el tercer bebé que había concebido empezó a experimentar serios problemas.

En el tercer mes, la joven madre perdió totalmente el líquido amniótico. El feto, sin la protección natural, debía haber perdido la vida. Sin explicación científica, en mayo de 2000 nació la preciosa niña. Sus padres, que en aquellos días habían decidido recurrir a la intercesión de la beata, la llamaron Gianna María.
ZS03122105

Envía esta noticia a un amigo

El Papa reconoce las virtudes heroicas de un obispo que se enfrentó a Hitler
El cardenal von Galen denunció tanto sus ideas como sus medidas

CIUDAD DEL VATICANO, 21 diciembre 2003 (ZENIT.org).- La Iglesia católica ha reconocido las virtudes heroicas, último escalón antes de la beatificación, del cardenal Clemens August Graf von Galen, uno de los mayores opositores en Alemania al nazismo.

Nacido el 16 de marzo de 1878 en Dinklage (Alemania), tras haber desempeñado durante años el ministerio parroquial, monseñor von Galen fue nombrado obispo de Munster en 1933, año en el que Hitler llegó al poder.

Desde el inicio de su ministerio episcopal denunció la política contra la Iglesia del régimen, así como la introducción de ritos neogapanos.

Sus enérgicas predicaciones le valieron el sobrenombre de «León de Munster».

En 1934 confutó las tesis del ideólogo nazi Alfred Rosenberg y en 1937 se dedicó con todas sus energías a difundir la encíclica del Papa Pío XI contra el nazismo («Mit brenneder Sorge», «Con viva preocupación»).

A partir de 1941 se pronunció en varias ocasiones contra la eutanasia de personas con enfermedades mentales así como contra la política racial del régimen nazi.

Falleció el 22 de marzo de 1946, un mes después de que el Papa Pío XII le hubiera creado cardenal, en el reconocimiento de sus méritos.

Este sábado, en presencia de Juan Pablo II, tuvo lugar en el Vaticano la ceremonia de reconocimiento de sus «virtudes heroicas». La comprobación de un milagro atribuido a la intercesión del cardenal von Galen permitiría su beatificación.
ZS03122106

Envía esta noticia a un amigo

Carlos I, último emperador de Austria, será proclamado beato


CIUDAD DEL VATICANO, 21 diciembre 2003 (ZENIT.org).- Carlos I de Hasburgo, último emperador de Austria y rey de Hungría, será proclamado beato por la Iglesia, al aprobar este sábado la Santa Sede un decreto en el que se reconoce un milagro atribuido a su intercesión.

Carlos I (1887-1922), joven emperador de Austria y rey de Hungría, nació el 17 de agosto de 1887 en Persenbeug (Austria). Fue proclamado emperador de Austria y rey de Hungría, en 1916, mientras tenía lugar la primera guerra mundial.

Cinco años antes se había casado con la princesa Zita de los Borbones de Parma, a quien en el día de bodas le dijo: «Ahora tenemos que llevarnos el uno al otro al cielo». Tuvieron ocho hijos.

Cuando cayó el Imperio Austro-Húngaro el 11 de noviembre de 1918, Carlos abdicó. En marzo de 1919 salió de Austria y fue destituido formalmente por el Parlamento austríaco en abril. Pasó su exilio en la isla de Madeira (Portugal), donde falleció a los 34 años.

«Sirvió a su pueblo con justicia y caridad», explicó el cardenal José Saraiva Martins, prefecto de la Congregación vaticana para las Causas de los Santos, en la ceremonia de promulgación del decreto que reconoce un milagro a su intercesión.

«Buscó la paz, ayudó a los pobres, cultivó con empeño su vida espiritual. La fe le apoyó desde la juventud, y sobre todo en el período de la primera guerra mundial, y en el exilio en la isla de Madeira (Portugal), donde murió santamente», concluyó el cardenal portugués.
ZS03122107

Envía esta noticia a un amigo

José Manyanet, fundador de la Congregación de la Sagrada Familia, será santo
Impulsó la espiritualidad de la familia y el templo diseñado por Gaudí en Barcelona

CIUDAD DEL VATICANO, 21 diciembre 2003 (ZENIT.org).- La Iglesia católica canonizará al sacerdote catalán José Manyanet y Vives, fundador de la Congregación de los Hijos de la Sagrada Familia de Jesús, María y José.

El anuncio tuvo lugar este sábado, en la ceremonia de promulgación de un decreto de la Congregación para las Causas de los Santos que reconoce un milagro atribuido a su intercesión. En el acto, celebrado en el Vaticano, estuvo presente Juan Pablo II.

José Manyanet y Vives nació en Tremp (Lleida, España) el 7 de enero de 1833. Recibió la ordenación sacerdotal en la Seu d'Urgell el 9 de abril de 1859. Tras doce años de trabajo en la diócesis, al servicio del obispo José Caixal en calidad de familiar, mayordomo, bibliotecario y vicesecretario del Palacio episcopal, fundó dos Institutos religiosos para imitar y honrar a la Sagrada Familia de Nazaret y procurar la formación cristiana de las familias principalmente mediante la educación e instrucción católica de la niñez y juventud y el ministerio sacerdotal.

En 1864, los Hijos de la Sagrada Familia Jesús María y José, y en 1874, la rama femenina, dieron principio a su labor abriendo escuelas, colegios y talleres y otros centros de apostolado en varias poblaciones de España.

Guió e impulsó a lo largo de casi cuarenta años la expansión de los Institutos, hoy extendidos en varios países de Europa, América y África.

Con la pasión de presentar al mundo el ejemplo de la Sagrada Familia de Nazaret, escribió varias obras y opúsculos, creó la revista «La Sagrada Familia» y promovió la erección, en Barcelona, del Templo expiatorio de la Sagrada Familia, destinado a perpetuar las virtudes de Nazaret y ser el hogar de las familias. El arquitecto de la obra, el mundialmente reconocido Antoni Gaudí, también está en proceso de beatificación

Falleció con fama de santidad en Barcelona el 17 de diciembre de 1901. La Causa de Beatificación fue introducida en 1956 y se proclamó la heroicidad de sus virtudes en 1982. Juan Pablo II lo declaró Beato en 1984.
ZS03122109

Envía esta noticia a un amigo
 

Mundo


Toma posesión en Bagdad el nuevo patriarca caldeo
Llama a la unidad de los iraquíes

BAGDAD, 21 diciembre 2003 (ZENIT.org).- Su Beatitud Emmanuel III Delly tomó posesión este domingo como patriarca caldeo lanzando un llamamiento a la unidad de todos los iraquíes, en momentos en los que los cristianos del país se plantean cuál es su futuro, preocupados por manifestaciones de fundamentalismo islámico.

El patriarca lanzó su llamamiento en la catedral de San José, en el centro de Bagdad, ante los cientos de fieles que llenaban el recinto sagrado. Entre ellos, había representantes y dignatarios religiosos suníes y chiíes.

La policía iraquí se había desplegado para garantizar la seguridad.

«Todos formamos una sola familia, la familia de los iraquíes», afirmó el nuevo patriarca dirigiéndose a los ciudadanos de todas las confesiones.
Monseñor Shlemon Wardouni, obispo auxiliar del patriarcado, al inciar la ceremonia, afirmó dirigiéndose al nuevo patriarca: «Rezamos a Dios para que le ayude a conducir su barca, en estos tiempos difíciles, hacia las costas de la paz».

El nuevo patriarca fue elegido por el Sínodo de los 22 obispos de la Iglesia caldea --en comunión con Roma-- el 3 de diciembre en el Vaticano.

Emmanuel III Delly --su nombre de bautismo es Emmanuel-Karim--, nacido en 1927, era hasta ahora arzobispo de Kaskar de los Caldeos.

Los cristianos en Irak son unos 800.000, en torno al 3 por ciento de la población. Entre ellos, los católicos caldeos constituyen más del 70%. En Bagdad se la comunidad caldea más numerosa, con más de 350.000 fieles.

En la liturgia caldea, el idioma oficial es el arameo (idioma hablado por Jesús). Dado que los fieles hablan normalmente árabe, la celebración de la liturgia es bilingüe. Hay comunidades caldeas de la diáspora en América, Europa y Oceanía.
ZS03122108

Envía esta noticia a un amigo

Aprender qué es libertad, el gran desafío para las religiones en Irak
Admite el arzobispo latino de Bagdad, monseñor Sleiman

BAGDAD, 21 diciembre 2003 (ZENIT.org).- «Ninguna comunidad religiosa en Irak sabe hoy qué significa la libertad», constata el arzobispo latino de Bagdad, monseñor Jean Benjamin Sleiman, quien pide no olvidar los sufrimientos vividos por los cristianos bajo el régimen de Sadam Hussein.

«Si bien en Occidente se hablaba de Estado laico en cuanto al régimen de Sadam Hussein, la sociedad civil estaba regida por la ley islámica, con graves consecuencias para los no musulmanes», declaró a «AsiaNews.it».

El hecho de que el anterior viceprimer ministro iraquí, Tarek Aziz, sea cristiano, no reflejó en modo alguno una situación positiva para los cristianos. Aziz ocupaba ese cargo no por su credo, «sino sólo porque era un gran amigo de juventud de Sadam», advirtió monseñor Sleiman.

Es más, «con frecuencia, como minoría cristiana, obteníamos concesiones no de Aziz, sino de otros ministros musulmanes», recordó el prelado citando el caso de un libro escolar que contenía declaraciones ofensivas contra la religión cristiana.

«Aziz no hizo nada ante nuestras protestas. Sólo un ministro musulmán ordenó que aquel libro fuera retirado de las escuelas», admitió.

Con el fin del régimen de Sadam Hussein, «ha acabado el tiempo de la coexistencia horizontal entre diferentes grupos religiosos, oprimidos por el propio poder», pero con ello no se ha dado el paso «a una aceptación interior de la convivencia entre los que son distintos».

«Un musulmán nunca hablará mal de un cristiano en su presencia --explicó monseñor Sleiman--, pero ello no quiere decir que esté convencido de la convivencia con una fe distinta de la suya».

Igualmente observó que actualmente se está viendo afectada la relación entre los cristianos. La autoridad provisional ha suprimido el Ministerio de Asuntos Religiosos: «ahora hay un Consejo religioso para los chiíes, otro para los suníes y uno para las minorías cristianas».

Pero «en el Consejo para las minorías, por ejemplo, hay tres representantes caldeos, y ninguno ortodoxo», además de que «estas representaciones frecuentemente se viven más en términos de pertenencia étnica que religiosa, y ello crea problemas», apuntó.

Consecuencia de la política represiva de Sadam Hussein es que «ninguna comunidad religiosa en Irak sepa hoy qué significa la libertad», de ahí que aprenderlo sea «el gran desafío para las religiones» del país, afirmó el arzobispo latino de Bagdad.

También alertó de que «el fundamentalismo está penetrando con fuerza en la sociedad iraquí» y citó el ejemplo de las escuelas.

«Los niños son educados de forma muy estricta --describió--, y a menudo llegan a decir a sus compañeros cristianos: “Tu eres cristiano e irás al infierno porque sólo nosotros, los musulmanes, iremos al paraíso”».
ZS03122103

Envía esta noticia a un amigo


 

«Angelus»


Juan Pablo II: Humildad, silencio, estupor y alegría ante la Navidad
Intervención antes de rezar la oración mariana del «Angelus»

CIUDAD DEL VATICANO, 21 diciembre 2003 (ZENIT.org).- Publicamos las palabras que pronunció Juan Pablo II este domingo mediodía antes de rezar la oración mariana del «Angelus» junto a varios miles de peregrinos congregados en la plaza de San Pedro del Vaticano.

 

* * *



¡Queridos hermanos y hermanas!

1. La Navidad ya está cerca. Al dar los últimos retoques al nacimiento y al árbol navideño, que también están aquí, en la plaza de San Pedro del Vaticano, es necesario predisponer el espíritu para vivir intensamente este gran misterio de la fe.

En los últimos días de Adviento, la liturgia da particular relieve a la figura de María. En su corazón, su «heme aquí», lleno de fe, en respuesta a la llamada divina, dio inicio a la encarnación del Redentor. Si queremos comprender el auténtico significado de la Navidad, tenemos que fijar en ella la mirada e invocarla.

2. María, Madre por excelencia, nos ayuda a comprender las palabras claves del misterio del nacimiento de su Hijo divino: humildad, silencio, estupor, alegría.

Nos exhorta ante todo a la humildad para que Dios pueda encontrar espacio en nuestro corazón. Éste no puede quedar obscurecido por el orgullo y la soberbia. Nos indica el valor del silencio, que sabe escuchar el canto de los Ángeles y el llanto del Niño, y que no los sofoca en el estruendo y en el caos. Junto a ella, contemplaremos el pesebre con íntimo estupor, disfrutando de la sencilla y pura alegría que ese Niño trae a la humanidad.

3. En la Noche Santa, el astro naciente, «esplendor de luz eterna, sol de justicia» (Cf. Antífona del Magnificat, 21 de diciembre), iluminará a quien yace en las tinieblas y en las sombras de muerte. Guiados por la liturgia de Dios, hagamos propios los sentimientos de la Virgen y pongámonos en espera ferviente de la Navidad de Cristo.

[Traducción del original italiano realizada por Zenit]
ZS03122101

Envía esta noticia a un amigo


 

Documentos en la página web de Zenit


Intervención del padre Cantalamessa en el homenaje al Papa en Madrid


MADRID, 21 diciembre 2003 (ZENIT.org).- En la sección «Documentos» de la página web de Zenit puede consultarse la intervención original del padre Raniero Cantalamessa, ofmcap., predicador de la Casa Pontificia en el homenaje dedicado a Juan Pablo II con motivo de sus veinticinco años de pontificado, organizado por la Conferencia Episcopal Española en la tarde de este sábado en Madrid.

ZS03122111

Envía esta noticia a un amigo

ZENIT es una agencia internacional de información.
Visite nuestra página http://www.zenit.org

SERVICIO DIARIO Y SEMANA INTERNACIONAL
Para suscribirse/darse de baja:
http://www.zenit.org/spanish/subdiario.html

ZENIT EN TIEMPO REAL
Para suscribirse a ZENIT, EN TIEMPO REAL:
http://www.zenit.org/spanish/subenvivo.html

SYNTHESIS
Para suscribirse a SYNTHESIS,
la selección semanal de
los mejores artículos de Zenit:
http://www.zenit.org/spanish/subsemanal.html

Para cambiar su dirección de correo electrónico suscrita a ZENIT
http://www.zenit.org/spanish/cambio.html

Para cualquier información: infospanish@zenit.org
* * * * * * * * * * * * * * * *
La reproducción de los servicios de Zenit requiere
el permiso expreso del editor.

(c) Innovative Media Inc.
 

***

 

***
 25-M: Elecciones Municipales y Autonómicas
 
 
 Vota Familia y Vida,
 el único voto útil
 (" cristianos en la prensa" )
 
 ***
 "...Dice don Santiago que los obispos no han dado ninguna indicación sobre el voto en las elecciones municipales y autonómicas del próximo domingo, razón por la cual, supongo, él quiere llenar esa laguna. Sólo el titular de Valencia, García Gasco, ha proporcionado un decálogo de instrucciones, entre las que se encuentran: la protección de la vida, la preocupación por la familia, la justicia social, el respeto a la Iglesia y la libertad religiosa, etc."
 ( DE LA EDITORIAL DE DON EULOGIO LÓPEZ EN "HISPANIDAD")
 
***
 Iniciativa para institucionalizar el «Día del Niño por Nacer» en España
 Campaña para abolir la despenalización del aborto por vía de legislación popular
 
 MADRID, 7 abril 2003 (ZENIT.org).- Un grupo de laicos, desde Barcelona, lidera una iniciativa nacional para pedir a los obispos españoles que, en la próxima Asamblea Plenaria de la Conferencia Episcopal, instituyan el 25 de marzo, fiesta de la Encarnación de Cristo, como «Día del Niño por Nacer», como ya sucede en algunos países latinoamericanos.
 
 La iniciativa ha surgido de «Una Vida, Una Esperanza», entidad nacida el 28 de diciembre pasado y que estudia constituirse en asociación civil.
 
 Su coordinador, Fernando García Pallán, afirma que su origen «se encuentra en una invitación, hecha a título particular, a participar en una empresa que dedicara sus esfuerzos a interpelar al Congreso de los Diputados para solicitar la derogación de la Ley despenalizadora del aborto».
 
 Según García Pallán, «no somos una corriente de opinión, somos católicos españoles que ante la falta de decisión de nuestros gobernantes, hemos decidido utilizar y poner en marcha todos los recursos que el ordenamiento jurídico vigente ofrece para luchar contra este mal abominable que es el aborto».
 
 El principal objetivo de «Una Vida, Una Esperanza» es pedir la derogación de la Ley despenalizadora del aborto, utilizando un mecanismo, el de legislación popular, recogido en la Constitución, que prevé que se pueda llevar a las Cortes un proyecto de ley presentado por un representante elegido en las elecciones, si está apoyado por más de medio millón de firmas de los ciudadanos, firmas que deberían conseguirse en un plazo máximo de seis meses.
 
 Precisamente en la preparación de esta campaña, según el coordinador, «tuvimos conocimiento de la existencia en varias naciones hispanoamericanas de la celebración de un día especialmente dedicado a la reivindicación y protección del derecho a la vida de los no nacidos».
 
 La coincidencia, en aquellos días, con dos noticias relacionadas con la protección del no nacido, el aborto de la niña nicaragüense y el debate sobre las células madre embrionarias, según García Pallán, «nos movió a tomar la decisión de tomar esta propuesta de solicitud a la CEE, de señalar un día específico que aglutinara los esfuerzos de tantos grupos, asociaciones y entidades dedicados a contrarrestar las graves consecuencias derivadas de esa falta de protección en nuestra legislación en materia de defensa de los derechos del niño engendrado y no nacido».
 
 Sobre los motivos de la campaña, añade el coordinador: «No nos conformamos con una legislación injusta mantenida con el voto de los católicos, pues no debemos olvidar que actualmente, el partido político que goza de una mayoría suficiente para corregir esta situación de injusticia --Partido Popular--, ostenta el poder gracias a un elevado porcentaje del voto católico, lo que no deja de ser un fraude a las convicciones fundamentales de muchos españoles que han visto traicionada su esperanza de ver suprimida esa inicua Ley del aborto».
 
 La iniciativa, según Fernando García Pallán, ha sido desde el principio puesta en conocimiento del cardenal Ricard María Carles, arzobispo de Barcelona, así como del presidente de la Conferencia Episcopal Española y arzobispo de Madrid, el cardenal Antonio María Rouco.
 
 «Una Vida, Una Esperanza» tiene delegados en varias provincias españolas (Barcelona, Castellón, Cuenca, Girona, Guadalajara, Huesca, La Coruña, Logroño, Madrid, Sevilla, Tarragona, Toledo, Valencia y Zaragoza), que coordinarán la campaña de recogida de firmas.
 
 De momento, se han adherido a la iniciativa Adoración Nocturna del Tibidabo (Barcelona), +D2 Asociación de Familias Numerosas de Cartagena (Cartagena), Asociación de Familias Numerosas de Sentmenat (Barcelona), Catolicsgirona.net (Girona), Christi Fidelis Laici (Barcelona), Círculo Cultural Aparisi y Guijarro (Valencia), Civitas Dei (Barcelona), CTC - Junta Regional de Castellón (Castellón), CTC - Junta Regional de Valencia (Valencia), Foro El Salvador, Foro Loiola, Schola Cordis Iesu (Barcelona), Unidos por la Vida (Madrid), Unión Seglar Beato Ramón Llull (Mallorca), Unión Seglar de San Antonio Mª Claret (Barcelona), Unión Seglar de San Francisco Javier (Navarra), Unión Seglar Nuestra Sra. de la Almudena (Madrid), y Unión Seglar Nuestra Señora del Lledó (Castellón).
 
 Otra iniciativa puesta en marcha es la recogida de testimonios para hacerlos llegar al Santo Padre en su próxima visita a España, así como un documento por el cual las asociaciones, instituciones y entidades adheridas a la iniciativa se comprometerán formalmente a continuar dedicando sus esfuerzos y recursos para alcanzar los objetivos fijados.
 
 Más información en http://www.unavidaunaesperanza.com, donde se encuentra la adhesión a la iniciativa del Día del Niño por Nacer, así como el testimonio a dirigido a Juan Pablo II con motivo de su próxima visita apostólica a España.
 ZENITESPAÑA03040713
 
 Envía esta noticia a un amigo

MADRID, 7 abril 2003 (ZENIT.org).- Un grupo de laicos, desde Barcelona, lidera una iniciativa nacional para pedir a los obispos españoles que, en la próxima Asamblea Plenaria de la Conferencia Episcopal, instituyan el 25 de marzo, fiesta de la Encarnación de Cristo, como «Día del Niño por Nacer», como ya sucede en algunos países latinoamericanos.

La iniciativa ha surgido de «Una Vida, Una Esperanza», entidad nacida el 28 de diciembre pasado y que estudia constituirse en asociación civil.

Su coordinador, Fernando García Pallán, afirma que su origen «se encuentra en una invitación, hecha a título particular, a participar en una empresa que dedicara sus esfuerzos a interpelar al Congreso de los Diputados para solicitar la derogación de la Ley despenalizadora del aborto».

Según García Pallán, «no somos una corriente de opinión, somos católicos españoles que ante la falta de decisión de nuestros gobernantes, hemos decidido utilizar y poner en marcha todos los recursos que el ordenamiento jurídico vigente ofrece para luchar contra este mal abominable que es el aborto».

El principal objetivo de «Una Vida, Una Esperanza» es pedir la derogación de la Ley despenalizadora del aborto, utilizando un mecanismo, el de legislación popular, recogido en la Constitución, que prevé que se pueda llevar a las Cortes un proyecto de ley presentado por un representante elegido en las elecciones, si está apoyado por más de medio millón de firmas de los ciudadanos, firmas que deberían conseguirse en un plazo máximo de seis meses.

Precisamente en la preparación de esta campaña, según el coordinador, «tuvimos conocimiento de la existencia en varias naciones hispanoamericanas de la celebración de un día especialmente dedicado a la reivindicación y protección del derecho a la vida de los no nacidos».

La coincidencia, en aquellos días, con dos noticias relacionadas con la protección del no nacido, el aborto de la niña nicaragüense y el debate sobre las células madre embrionarias, según García Pallán, «nos movió a tomar la decisión de tomar esta propuesta de solicitud a la CEE, de señalar un día específico que aglutinara los esfuerzos de tantos grupos, asociaciones y entidades dedicados a contrarrestar las graves consecuencias derivadas de esa falta de protección en nuestra legislación en materia de defensa de los derechos del niño engendrado y no nacido».

Sobre los motivos de la campaña, añade el coordinador: «No nos conformamos con una legislación injusta mantenida con el voto de los católicos, pues no debemos olvidar que actualmente, el partido político que goza de una mayoría suficiente para corregir esta situación de injusticia --Partido Popular--, ostenta el poder gracias a un elevado porcentaje del voto católico, lo que no deja de ser un fraude a las convicciones fundamentales de muchos españoles que han visto traicionada su esperanza de ver suprimida esa inicua Ley del aborto».

La iniciativa, según Fernando García Pallán, ha sido desde el principio puesta en conocimiento del cardenal Ricard María Carles, arzobispo de Barcelona, así como del presidente de la Conferencia Episcopal Española y arzobispo de Madrid, el cardenal Antonio María Rouco.

«Una Vida, Una Esperanza» tiene delegados en varias provincias españolas (Barcelona, Castellón, Cuenca, Girona, Guadalajara, Huesca, La Coruña, Logroño, Madrid, Sevilla, Tarragona, Toledo, Valencia y Zaragoza), que coordinarán la campaña de recogida de firmas.

De momento, se han adherido a la iniciativa Adoración Nocturna del Tibidabo (Barcelona), +D2 Asociación de Familias Numerosas de Cartagena (Cartagena), Asociación de Familias Numerosas de Sentmenat (Barcelona), Catolicsgirona.net (Girona), Christi Fidelis Laici (Barcelona), Círculo Cultural Aparisi y Guijarro (Valencia), Civitas Dei (Barcelona), CTC - Junta Regional de Castellón (Castellón), CTC - Junta Regional de Valencia (Valencia), Foro El Salvador, Foro Loiola, Schola Cordis Iesu (Barcelona), Unidos por la Vida (Madrid), Unión Seglar Beato Ramón Llull (Mallorca), Unión Seglar de San Antonio Mª Claret (Barcelona), Unión Seglar de San Francisco Javier (Navarra), Unión Seglar Nuestra Sra. de la Almudena (Madrid), y Unión Seglar Nuestra Señora del Lledó (Castellón).

Otra iniciativa puesta en marcha es la recogida de testimonios para hacerlos llegar al Santo Padre en su próxima visita a España, así como un documento por el cual las asociaciones, instituciones y entidades adheridas a la iniciativa se comprometerán formalmente a continuar dedicando sus esfuerzos y recursos para alcanzar los objetivos fijados.

Más información en
***
25-M: Elecciones Municipales y Autonómicas


Vota Familia y Vida,
el único voto útil
(" cristianos en la prensa" )

***
"...Dice don Santiago que los obispos no han dado ninguna indicación sobre el voto en las elecciones municipales y autonómicas del próximo domingo, razón por la cual, supongo, él quiere llenar esa laguna. Sólo el titular de Valencia, García Gasco, ha proporcionado un decálogo de instrucciones, entre las que se encuentran: la protección de la vida, la preocupación por la familia, la justicia social, el respeto a la Iglesia y la libertad religiosa, etc."
( DE LA EDITORIAL DE DON EULOGIO LÓPEZ EN "HISPANIDAD")
***
Iniciativa para institucionalizar el «Día del Niño por Nacer» en España
Campaña para abolir la despenalización del aborto por vía de legislación popular

MADRID, 7 abril 2003 (ZENIT.org).- Un grupo de laicos, desde Barcelona, lidera una iniciativa nacional para pedir a los obispos españoles que, en la próxima Asamblea Plenaria de la Conferencia Episcopal, instituyan el 25 de marzo, fiesta de la Encarnación de Cristo, como «Día del Niño por Nacer», como ya sucede en algunos países latinoamericanos.

La iniciativa ha surgido de «Una Vida, Una Esperanza», entidad nacida el 28 de diciembre pasado y que estudia constituirse en asociación civil.

Su coordinador, Fernando García Pallán, afirma que su origen «se encuentra en una invitación, hecha a título particular, a participar en una empresa que dedicara sus esfuerzos a interpelar al Congreso de los Diputados para solicitar la derogación de la Ley despenalizadora del aborto».

Según García Pallán, «no somos una corriente de opinión, somos católicos españoles que ante la falta de decisión de nuestros gobernantes, hemos decidido utilizar y poner en marcha todos los recursos que el ordenamiento jurídico vigente ofrece para luchar contra este mal abominable que es el aborto».

El principal objetivo de «Una Vida, Una Esperanza» es pedir la derogación de la Ley despenalizadora del aborto, utilizando un mecanismo, el de legislación popular, recogido en la Constitución, que prevé que se pueda llevar a las Cortes un proyecto de ley presentado por un representante elegido en las elecciones, si está apoyado por más de medio millón de firmas de los ciudadanos, firmas que deberían conseguirse en un plazo máximo de seis meses.

Precisamente en la preparación de esta campaña, según el coordinador, «tuvimos conocimiento de la existencia en varias naciones hispanoamericanas de la celebración de un día especialmente dedicado a la reivindicación y protección del derecho a la vida de los no nacidos».

La coincidencia, en aquellos días, con dos noticias relacionadas con la protección del no nacido, el aborto de la niña nicaragüense y el debate sobre las células madre embrionarias, según García Pallán, «nos movió a tomar la decisión de tomar esta propuesta de solicitud a la CEE, de señalar un día específico que aglutinara los esfuerzos de tantos grupos, asociaciones y entidades dedicados a contrarrestar las graves consecuencias derivadas de esa falta de protección en nuestra legislación en materia de defensa de los derechos del niño engendrado y no nacido».

Sobre los motivos de la campaña, añade el coordinador: «No nos conformamos con una legislación injusta mantenida con el voto de los católicos, pues no debemos olvidar que actualmente, el partido político que goza de una mayoría suficiente para corregir esta situación de injusticia --Partido Popular--, ostenta el poder gracias a un elevado porcentaje del voto católico, lo que no deja de ser un fraude a las convicciones fundamentales de muchos españoles que han visto traicionada su esperanza de ver suprimida esa inicua Ley del aborto».

La iniciativa, según Fernando García Pallán, ha sido desde el principio puesta en conocimiento del cardenal Ricard María Carles, arzobispo de Barcelona, así como del presidente de la Conferencia Episcopal Española y arzobispo de Madrid, el cardenal Antonio María Rouco.

«Una Vida, Una Esperanza» tiene delegados en varias provincias españolas (Barcelona, Castellón, Cuenca, Girona, Guadalajara, Huesca, La Coruña, Logroño, Madrid, Sevilla, Tarragona, Toledo, Valencia y Zaragoza), que coordinarán la campaña de recogida de firmas.

De momento, se han adherido a la iniciativa Adoración Nocturna del Tibidabo (Barcelona), +D2 Asociación de Familias Numerosas de Cartagena (Cartagena), Asociación de Familias Numerosas de Sentmenat (Barcelona), Catolicsgirona.net (Girona), Christi Fidelis Laici (Barcelona), Círculo Cultural Aparisi y Guijarro (Valencia), Civitas Dei (Barcelona), CTC - Junta Regional de Castellón (Castellón), CTC - Junta Regional de Valencia (Valencia), Foro El Salvador, Foro Loiola, Schola Cordis Iesu (Barcelona), Unidos por la Vida (Madrid), Unión Seglar Beato Ramón Llull (Mallorca), Unión Seglar de San Antonio Mª Claret (Barcelona), Unión Seglar de San Francisco Javier (Navarra), Unión Seglar Nuestra Sra. de la Almudena (Madrid), y Unión Seglar Nuestra Señora del Lledó (Castellón).

Otra iniciativa puesta en marcha es la recogida de testimonios para hacerlos llegar al Santo Padre en su próxima visita a España, así como un documento por el cual las asociaciones, instituciones y entidades adheridas a la iniciativa se comprometerán formalmente a continuar dedicando sus esfuerzos y recursos para alcanzar los objetivos fijados.

Más información en http://www.unavidaunaesperanza.com, donde se encuentra la adhesión a la iniciativa del Día del Niño por Nacer, así como el testimonio a dirigido a Juan Pablo II con motivo de su próxima visita apostólica a España.
ZENITESPAÑA03040713

Envía esta noticia a un amigo

 donde se encuentra la adhesión a la iniciativa del Día del Niño por Nacer, así como el testimonio a dirigido a Juan Pablo II con motivo de su próxima visita apostólica a España.
ZENITESPAÑA03040713
 

 

 

PRIMER DOMINGO DE CUARESMA

MARCADOS POR LA VIOLENCIA Y EL TERROR

SEGUNDO DOMINGO DE CUARESMA

ÉL ES NUESTRA PAZ

LOS NUEVOS DIOCESANOS DE SU OBISPO RECIENTE DON ANTONIO ALGORA EN CIUDAD REAL, PODRÁN OIR LA ENSEÑANZA QUE DE VIVA VOZ DIRIGE A LOS TUROLENSES EN ESTA SEGUNDA SEMANA DE CUARESMA .BASTA EL CLIC EN ESTE ARCHIVO. TAMBIÉN A ENLACES DE ESTA WEB. FELICIDADES!

 

VATICAN INFORMATION SERVICE

 AÑO XIII - N.53
 CASTELLANO
 JUEVES, 20 MARZO 2003

SUMARIO, 19-20 DE MARZO:

-SAN JOSE, HOMBRE JUSTO, MODELO DE VIDA EN LA FE
-EL ARZOBISPO FOLEY ABORDA EL PROBLEMA DEL HAMBRE EN EL MUNDO
-CENTENARIO DE LA APROBACION CANONICA OBRA DE DON ORIONE
-SANTA SEDE: DECLARACION SOBRE LAS HOSTILIDADES EN IRAK
-REPRESENTANTES CATOLICOS Y ORTODOXOS RUSOS EN GINEBRA
-AUDIENCIAS
-OTROS ACTOS PONTIFICIOS

 ---------------

SAN JOSE, HOMBRE JUSTO, MODELO DE VIDA EN LA FE

CIUDAD DEL VATICANO, 19 MAR 2003 (VIS).-El tema central de las reflexiones
de Juan Pablo II durante la audiencia general, celebrada en la Plaza de San
Pedro, en presencia de 12.000 peregrinos, fue San José, esposo de la Virgen
María, cuya solemnidad celebra hoy la Iglesia. El Papa recordó que la
liturgia se refiere a él como "el 'padre' de Jesús, dispuesto a realizar los
planes divinos, incluso cuando escapan a la comprensión humana".

  "San José es definido en el Evangelio como 'hombre justo' -prosiguió- y es
para todos los creyentes modelo de vida en la fe. La palabra 'justo' evoca
su rectitud moral, su apego sincero a la práctica de la ley y la actitud de
apertura total a la voluntad del Padre celestial. Incluso en los momentos
difíciles y a veces dramáticos, el humilde carpintero de Nazaret, nunca se
atribuye el derecho de poner en discusión el proyecto de Dios".

  El Santo Padre subrayó que San José sigue la llamada de Dios "con dócil
responsabilidad: escucha con atención al ángel cuando se trata de tomar por
esposa a la Virgen de Nazaret, en la fuga a Egipto y en el regreso a Israel.
Los evangelistas lo describen, en pocos pero significativos párrafos, como
custodio firme de Jesús, como esposo atento y fiel, que ejerce la autoridad
familiar en una actitud de servicio constante".

  Debido a que San José mantenía a su familia con un duro trabajo manual, la
Iglesia le considera "patrono de los trabajadores. La solemnidad de hoy es,
por tanto, una ocasión propicia para reflexionar también sobre la
importancia del trabajo en la existencia del ser humano, en la familia y en
la comunidad. El ser humano es sujeto y protagonista del trabajo. (...) La
actividad humana, recuerda el Concilio Vaticano II, deriva del ser humano y
está ordenada al ser humano".

  Al final Juan Pablo II pidió a "San José, patrono de la Iglesia
Universal", que velase "sobre la entera comunidad eclesial y como hombre de
paz que era, que obtenga para toda la humanidad, especialmente para los
pueblos amenazados en estas horas de guerra, el precioso don de la concordia
y de la paz".

  El Papa reiteró este deseo cuando, acabada la catequesis, saludó en varios
idiomas a los grupos de peregrinos presentes. "Están presentes numerosos
fieles -dijo- que han venido aquí con la Antorcha benedictina de la Paz,
encendida en New Norcia en Australia y que hoy arde en la tumba de los
Apóstoles, para proseguir hacia Norcia. (...) Queridos hermanos y hermanas,
os agradezco esta visita y hago votos para que esta tradicional iniciativa,
en estas horas de trepidación por la paz, contribuya a reavivar en los
ánimos una voluntad decidida de concordia y de reconciliación".
AG/SAN JOSE:PAZ/... VIS 20030320 (470)

EL ARZOBISPO FOLEY ABORDA EL PROBLEMA DEL HAMBRE EN EL MUNDO

CIUDAD DEL VATICANO, 19 MAR 2003 (VIS).-El arzobispo John Foley, presidente
del Pontificio Consejo para las Comunicaciones Sociales, pronunció hoy, en
la solemnidad de San José, una homilía durante la misa de una jornada de
estudios sobre el hambre en el mundo, en el Centro Laico del Hogar Unitas en
el Colegio Irlandés. "Durante esta jornada en la que reflexionamos sobre el
hambre en el mundo -dijo el arzobispo- quisiera que meditásemos sobre como
Jesús fue nutrido y sobre como eligió nutrirnos".

  "No hay datos de que Jesús pasase hambre -prosiguió-. José era no sólo un
fiel trabajador que mantenía a su familia, sino que además había en Nazaret
una familia más amplia, siempre una provechosa forma de seguro contra el
hambre. Analizando el problema del hambre en el mundo actual, parece que el
principal problema no es el abastecimiento, sino la distribución. En
Nazaret, José trabajaba y su familia comía. Aunque si era carpintero y no
agricultor o pastor, la Sagrada Familia vivía en una comunidad básicamente
agraria y pastoral, y los alimentos se podían comprar con facilidad".

  "En el mundo de hoy, debido a la guerra, al desempleo, a la sequía y a una
forma ineficaz de distribución de los alimentos en muchas partes del mundo,
millones de personas pasan hambre. (...) Pero todos tenemos que cooperar
para que la paz, la estabilidad y un sistema de distribución eficaz lleven a
que todas las familias puedan conservar el respeto por sí mismas, para que
puedan ganarse el pan y prepararlo y para que puedan dar de comer a sus
hijos, como José y María dieron de comer a Jesús".

  Al final, el arzobispo recordó que "Jesús, para dejarnos su recuerdo más
precioso, nos dio la Eucaristía, el Pan de Vida, con el que podemos
nutrirnos en el camino hacia la vida eterna".
CON-CS/HOMILIA:HAMBRE/FOLEY VIS 20030320 (320)

CENTENARIO DE LA APROBACION CANONICA OBRA DE DON ORIONE

CIUDAD DEL VATICANO, 20 MAR 2003 (VIS).-Hoy se hizo público un mensaje del
Papa al director general de la Pequeña Obra de la Divina Providencia, don
Roberto Simionato, con motivo del centenario de la aprobación canónica de
este instituto.

  En el mensaje, fechado el 8 de marzo, Juan Pablo II escribe a los miembros
de la congregación fundada por el beato don Luigi Orione: "Solo
permaneciendo bien enraizados en la vida divina y manteniendo inalterado el
espíritu de los orígenes, podréis responder de manera profética a las
exigencias de la época actual".

  "Que la fidelidad creativa en un mundo que cambia -continúa- guíe vuestro
camino, como le gustaba repetir a don Orione: Si las celebraciones del
centenario de la aprobación canónica os impulsan a 'recordar' el clima de
los orígenes, reviviéndolo, al mismo tiempo os estimulan, también en vista
del próximo capítulo general, a 'proyectar' nuevas y valientes iniciativas
en las fronteras de la caridad. ?Que permanezca intacto -concluye- el
espíritu de la primera hora!".
MESS/CENTENARIO DON ORIONE/SIMIONATO VIS 20030320 (180)

SANTA SEDE: DECLARACION SOBRE LAS HOSTILIDADES EN IRAK

CIUDAD DEL VATICANO, 20 MAR 2003 (VIS).-Ofrecemos a continuación la
declaración realizada este mediodía por el director de la Oficina de Prensa
de la Santa Sede, Joaquín Navarro-Valls:

  "La Santa Sede ha asistido con profundo dolor al desarrollo de los últimos
acontecimientos en Irak. Por una parte lamenta que el gobierno irakí no haya
acogido las resoluciones de las Naciones Unidas ni el llamamiento del Papa
que pedían un desarme del país. Por otra parte deplora que se haya
interrumpido el camino de las negociaciones, según el derecho internacional,
para una solución pacífica del drama irakí".

  "En esta situación, se ha tenido noticia con satisfacción, de que las
diversas instituciones católicas en Irak, siguen llevando a cabo su
actividad de asistencia a esas poblaciones. Para contribuir a esa obra de
solidaridad, también la Nunciatura Apostólica, regida por el arzobispo
Fernando Filoni, seguirá abierta en este período, en su sede de Bagdad".
OP/IRAK/NAVARRO-VALLS VIS 20030320 (170)

REPRESENTANTES CATOLICOS Y ORTODOXOS RUSOS EN GINEBRA

CIUDAD DEL VATICANO, 20 MAR 2003 (VIS).-Sigue el comunicado emitido hoy por
el Pontificio Consejo para la Promoción de la Unidad de los Cristianos:

  "El cardenal Walter Kasper, presidente del Pontificio Consejo para la
Promoción de la Unidad de los Cristianos, y Su Eminencia Kirill,
metropolitano de Smolensk y Kaliningrado, presidente del Departamento para
las Relaciones eclesiásticas externas del Patriarcado de Moscú, se han
encontrado en Ginebra el 19 de marzo de 2003 para discutir sobre la
situación de las relaciones entre la Iglesia católica y la Iglesia ortodoxa
rusa. En el transcurso de la franca conversación, se ha acordado proseguir
con las consultas con el fin de resolver los problemas existentes entre las
dos iglesias".
CON-UC/REUNION ORTODOXA/KASPER:KIRILL VIS 20030320 (130)

AUDIENCIAS

CIUDAD DEL VATICANO, 20 MAR 2003 (VIS).-El Santo Padre recibió hoy en
audiencias separadas:

- Arzobispo Osvaldo Padilla, nuncio apostólico en Nigeria.

- Seis prelados de la Conferencia Episcopal de Indonesia, en visita "ad
limina":

    - Obispo Anicetus Bongsu Antonius Sinaga, O.F.M. Cap., de Sibolga.

    - Obispo Anton Pain Raatu, S.V.D., de Atambua.

    - Obispo Martinus Dogma Situmorang, O.F.M., de Padang.

    - Obispo Fransiskus Xaverius Rocharjanta Prajasuta, M.S.F., de
Banjamarsin.

    - Obispo Alexander Soetandio Djajasiswaja, de Bandung.

    - Obispo Eduardus Sangsun, S.V.D., de Ruteng.
AP:AL/.../... VIS 20030320 (100)

OTROS ACTOS PONTIFICIOS

CIUDAD DEL VATICANO, 20 MAR 2003 (VIS).-El Santo Padre nombró:

- Obispo Antonio Algora Hernando, hasta ahora de Teruel y Albarracín
(España), obispo de Ciudad Real (superficie 19.813, población 483.510,
católicos 480.910, sacerdotes 267, religiosos 718) en España. Sucede al
obispo Rafael Torija de la Fuente, cuya renuncia al gobierno pastoral de la
diócesis fue aceptada por límite de edad.

- Don Carlos Germán Mesa Ruiz obispo de Arauca (superficie 37.490, población
248.750, católicos 202.000, sacerdotes 38, religiosos 62) en Colombia. El
obispo electo nació en 1943 en Duitama (Colombia), fue ordenado sacerdote en
1967 y hasta ahora era rector del Seminario Mayor de Tunja (Colombia).

  Ayer, 19 de marzo, el Santo Padre:

- Erigió la diócesis de Port-Gentil (superficie 22.850, población 120.000,
católicos 68.000, sacerdotes 8, religiosos 18) en Gabón, con territorio
desmembrado de la archidiócesis de Libreville, haciéndola sufragánea de la
misma sede metropolitana.

- Nombró al obispo Mathieu Madega, hasta ahora auxiliar de Libreville
(Gabón), primer obispo de Port-Gentil.

- Erigió la prefectura apostólica de Makokou (superficie 46.075, población
85.000, católicos 24.500, sacerdotes 6, religiosos 3) en Gabón, con
territorio desmembrado de la diócesis de Oyem, y confiándole la "Commissio
sui iuris".

- Nombró al padre Joseph Koerber, C.S.S.P., hasta ahora párroco en
Libreville, primer prefecto apostólico de Makokou (Gabón).

- Nombró al obispo Néstor Hugo Navarro, hasta ahora auxiliar de Bahía Blanca
(Argentina), obispo de Alto Valle del Río Negro (superficie 37.130,
población 332.601, católicos 262.211, sacerdotes 24, religiosos 57, diáconos
permanentes 1) en Argentina. Sucede al obispo José Pedro Pozzi, S.D.B., cuya
renuncia al gobierno pastoral de la diócesis fue aceptada por límite de
edad.

- Nombró a don Mathias Lee Yong-Hoon, obispo auxiliar de Suwon (superficie
5.371, población 5.954.538, católicos 505.601, sacerdotes 272, religiosos
1.243) en Corea. El obispo electo nació en 1951 en Kyoung-ghi (Corea), fue
ordenado sacerdote en 1979 y hasta ahora era profesor en el Seminario Mayor
de Suwon.
NER:NEA:RE:ECE/.../... VIS 20030320 (280)



Santa Sede
Vaticano: Agotar los medios pacíficos disponibles, «grave responsabilidad»
El Papa beatificará a Dolores Sopeña, evangelizadora de los necesitados

Mundo
El representante papal se queda en Irak para estar con los que sufren
Superior franciscano presenta cinco medios para promover la auténtica paz
Caritas se moviliza para afrontar los «devastadores efectos» de la guerra contra Irak
La crisis de Irak «no es un conflicto entre musulmanes y cristianos»
Médicos Cristianos de Cataluña acoge a niñas latinoamericanas embarazadas
Formación y oración, claves para el sacerdote que necesita el mundo
España: El aborto ha aumentado un 41,5% desde 1995
Embajador de Israel pide recordar el mensaje de paz que dejó el Papa en Tierra Santa
Monseñor Duarte Cancino: «Un profeta que habló con gran claridad»
Carta del Papa, libro religioso más vendido en España en 2003

Entrevista
«El ambiente no facilita que la llamada del Señor sea escuchada»
Los Misterios Luminosos del Rosario puestos en escena

 

Santa Sede


Vaticano: Agotar los medios pacíficos disponibles, «grave responsabilidad»


CIUDAD DEL VATICANO, 18 marzo 2003 (ZENIT.org).- La primera reacción pública de la Santa Sede al ultimátum de 48 horas lanzado por George W. Bush al régimen de Irak para comenzar una intervención militar ha sido un comunicado de dos líneas en el que se subraya la «grave responsabilidad» de esta decisión.

«Quien decide que se han agotado todos los medios pacíficos que pone a disposición el Derecho Internacional, se asume una grave responsabilidad ante Dios, ante su conciencia y ante la historia», afirmó Joaquín Navarro-Valls, portavoz de la Santa Sede.

El pasado domingo, Juan Pablo II afirmó al rezar el «Angelus» junto a varios miles de peregrinos: «todavía hay espacio para la paz; no es nunca demasiado tarde para comprenderse y para seguir tratando».

«Reflexionar sobre los propios deberes, comprometerse en concretas negociaciones, no significa humillarse, sino trabajar con responsabilidad por la paz», afirmaba.
ZS03031802

El Papa beatificará a Dolores Sopeña, evangelizadora de los necesitados


MADRID, 18 marzo 2003 (ZENIT.org).- Juan Pablo II elevará a los altares el próximo domingo en Roma a la almeriense Dolores Rodríguez Sopeña, evangelizadora de los más necesitados, según ha confirmado un comunicado de la Oficina de las Celebraciones Litúrgicas del Sumo Pontífice.

Dolores Rodríguez Sopeña nació en Vélez Rubio (Almería) el 30 de diciembre de 1848, y era la cuarta de siete hermanos.

Cuando tiene 17 años, se traslada con su familia a Almería y allí tiene sus primeras experiencias apostólicas: atiende, material y espiritualmente, a dos hermanas enfermas de tifus y a un leproso, todo ello a escondidas por miedo a que se lo prohibiesen sus padres. También visita a los pobres de la Conferencia de Paúl con su madre.

Tres años más tarde, su padre es trasladado a la Audiencia de Puerto Rico, donde viaja con uno de sus hijos mientras el resto de la familia se instala en Madrid. En la capital, elige un director espiritual y colabora enseñando catecismo en la cárcel de mujeres, en el hospital de la Princesa y en las Escuelas Dominicales.

En 1872, la familia se reúne en Puerto Rico. Dolores tiene 23 años y permanecerá en América hasta los 28. Empieza su contacto con los jesuitas. Funda la Asociación de Hijas de María y Escuelas para las personas de color donde se enseña cultura y catecismo.

Marchó a Cuba, y pidió la admisión en las Hermanas de la Caridad, pero no lo consigue por su falta de vista. Comenzó a trabajar en los barrios marginales, y funda lo que ella denomina «Centros de Instrucción», que eran escuelas donde se enseñaba a leer, escribir, hacer cuentas y a conocer a Dios. Para esta obra consigue muchas colaboradoras y logra fundar Centros en tres barrios distintos.

Ya en Madrid y por indicación de su director, ingresa en el convento de las Salesas, pese a que nunca se había planteado una vida enteramente contemplativa. A los diez días deja el convento, y se dedica con más intensidad al apostolado.

Por indicación del obispo de Madrid, monseñor Ciriaco Sancha, en 1892 funda una asociación seglar: el «Apostolado del Sagrado Corazón de Jesús y San Ignacio de Loyola», y al año siguiente recibe la aprobación civil. En poco tiempo, la Obra se extiende en 8 barrios marginales de la capital.

En sólo cuatro años realizó 199 viajes para establecer y consolidar centros por toda la Península. En el año 1900 participa en una peregrinación a Roma por el Año Santo. Hace un día de retiro en el sepulcro de San Pedro y allí recibe la confirmación de fundar un Instituto Religioso que diera continuidad a la Obra de las Doctrinas y que ayudará a sostener espiritualmente a la Asociación laical.

El 10 de enero de 1918, Dolores Sopeña muere en Madrid. En 1980, después de un largo proceso, Juan Pablo II introdujo su causa de beatificación, y el 11 de julio de 1992 se reconoció la heroicidad de sus virtudes.

La Familia Sopeña tiene tres ramas: el Movimiento de Laicos Sopeña, con unos 1.500 miembros; el Instituto Catequista Dolores Sopeña (instituto religioso), con 250 religiosas, y la Obra Social y Cultural Sopeña. La Familia está presente en España, Italia, Argentina, Colombia, Cuba, Ecuador, México y República Dominicana, y continúa desarrollando su labor apostólica entre los más necesitados.
ZENITESPAÑA03031809

 

DISCURSO del Excmo. y Rvdmo. Sr.
D. Manuel Monteiro de Castro
Arzobispo titular de Benevento
Nuncio Apostólico en España

Madrid, 18 de noviembre de 2002


 

Emmo. Señor Cardenal Presidente,
Emmos. Señores Cardenales,
Excmos. Señores Arzobispos y Obispos,

Hermanos y hermanas:

            Agradezco muy cordialmente al señor Cardenal Presidente de la Conferencia Episcopal Española la invitación que me ha dirigido para estar presente en esta sesión inaugural de la septuagésimo novena Asamblea Plenaria. Les transmito a todos ustedes el saludo y la bendición del Santo Padre a quien tengo en honor de representar en España.

            1.- El pasado 11 de octubre conmemorábamos el 40 aniversario de la inauguración del Concilio Vaticano II. Esta efemérides nos recuerda con nostalgia los años de su celebración, la etapa ulterior de su aplicación y los generosos frutos que ha producido, de los que no es el menor la creación de las Conferencias Episcopales y la ya larga serie de Sínodos de los Obispos, tanto en Asambleas generales como particulares, en los cuales la Iglesia ha ido mirándose a sí misma a la luz del Concilio. La exhortaciones postsinodales consecuentes a cada uno de ellos han sido asimismo una guía segura en la aplicación de sus enseñanzas.

            En estos 40 años las cosas han cambiado, de forma acelerada, en el mundo y en la Iglesia. Sin embargo, el Santo Padre nos ha dicho en la Exhortación Apostólica Novo Millennio Ineunte:

            “¡Cuánta riqueza, queridos hermanos y hermanas, en las orientaciones que nos dio el Concilio Vaticano II!... A medida que pasan los años, aquellos textos no pierden su valor ni su esplendor... Después de concluir el Jubileo siento más que nunca el deber de indicar el Concilio como la gran gracia de la que la Iglesia se ha beneficiado en el siglo XX. Con el Concilio se nos ha ofrecido una brújula segura para orientarnos en el camino del siglo que comienza” (nº57).

            Vuestro Plan Pastoral Una Iglesia esperanzada, afirma que el potencial religioso y evangélico que encierra el Concilio todavía no ha sido puesto en rendimiento de modo suficiente. Para lograrlo, es necesario recibir el Concilio “con una interpretación adecuada, a saber: la del espíritu religioso y cristiano, que se alimenta de la tradición viva de la Iglesia, cuya principal expresión actual es la celebración de los misterios de Cristo en comunicación eclesial humilde, activa y fiel” (nº12). En definitiva, el Concilio  nos sigue ofreciendo orientaciones válidas, con tal que entremos en la dinámica de fe que lo inspiró y que lo impulsó.

            2.- Acabamos de conmemorar otra efeméride, ésta propia de la Iglesia en España: el vigésimo aniversario de la primera Visita Apostólica de Juan Pablo II a España, que tuvo lugar entre los días 31 de octubre y 9 de noviembre. La presencia del Santo Padre y el lema ”Testigo de esperanza” movilizaron a muchos millones de españoles que acudieron a encontrarse con él, a manifestarle su afecto y a escuchar su palabra. Vista a la distancia de 20 años, los 47 discursos, saludos, homilías y mensajes pronunciados a lo largo de los 9 días y medio de su visita, ante los más variados auditorios, constituyen todo un cuerpo de doctrina, que dio origen al primer Plan Pastoral de la Conferencia Episcopal Española  “La visita del Papa y el servicio  a la fe de nuestro pueblo“ (1983) y que sigue siendo actual.

            El recuerdo gozoso de aquel acontecimiento y de los frutos que produjo les han de animar a vivir y a transmitir la esperanza expresada en el lema de la Visita y en el título de su Plan Pastoral, cuando ya se anuncia en lontananza una visita del Santo Padre a España, que tendrá por objeto confirmar a sus hermanos en la fe y señalarles que la santidad de los mejores hijos de esta tierra sigue siendo el referente inexcusable de todo programa pastoral y de toda la vida cristiana.

            Les encomiendo a la Virgen María, Reina de la Paz, para que ella bendiga los trabajos de esta Asamblea Plenaria a fin de que la Iglesia en España avance en la aplicación del Concilio y en su servicio a la fe del pueblo cristiano en España.

Madrid, 18 de noviembre de 2002

Mons. Manuel Monteiro de Castro
Arzobispo titular de Benevento
Nuncio Apostólico


 

LXXIX ASAMBLEA PLENARIA
DE LA CONFERENCIA EPISCOPAL ESPAÑOLA
Madrid, 18-22 de Noviembre de 2002

Nota de prensa final de la Asamblea Plenaria
de la Conferencia Episcopal Española

La Conferencia Episcopal Española aprueba la Instrucción Pastoral
"Valoración moral del terrorismo en España,
de sus causas y de sus consecuencias"

Madrid, 22 de noviembre de 2002

A las 11 horas del lunes, 18 de noviembre, comenzaba en la Casa de la Iglesia la LXXIX Asamblea Plenaria de la Conferencia Episcopal Española (CEE) con el discurso de su Presidente, Cardenal Antonio Mª Rouco Varela, quien se refirió, sobre todo, a los cuatro viajes apostólicos del Santo Padre Juan Pablo II a España,  a sus frutos pastorales y la actualidad y vigencia de sus mensajes. Aludió asimismo a distintas cuestiones de la actualidad eclesial y social y al orden del día de la presente Asamblea Plenaria.

El Nuncio Apostólico en España, Mons. Manuel Monteiro de Castro, dirigió asimismo un breve saludo a los Obispos y a las personas presentes en la sesión inaugural con referencias al XL aniversario de la apertura del Concilio Vaticano y al XX aniversario del primer viaje apostólico del Papa Juan Pablo II a España.

Datos generales

Han participado en la Asamblea Plenaria 78 de los 79 miembros actuales de la CEE, incluido el sacerdote D. José Joaquín Tapia Pérez, Administrador Diocesano de Salamanca. Ha excusado su ausencia, por razones pastorales, el Obispo auxiliar de Valencia, Mons. Esteban Escudero Torres. Han asistido también a la reunión nueve Obispos eméritos.

Ha participado, por primera vez, en la Asamblea Plenaria de la CEE el nuevo Arzobispo de Burgos, Mons. Francisco Gil Hellín, quien ha quedado adscrito a la Comisión Episcopal del Clero y a la Subcomisión Episcopal para la Familia y la Defensa de la vida.

Mons. Casimiro López Llorente, Obispo de Zamora, y Mons. Juan Piris Frígola, Obispo de Menorca, fueron designados en la primera jornada como moderadores de las sesiones de trabajo de esta Asamblea Plenaria. Han actuado como secretarios de actas Mons. Joaquín Mª López de Andújar y Cánovas del Castillo, Obispo auxiliar de Getafe, y Mons. José Ángel Sáiz Meneses, Obispo auxiliar de Barcelona.

Los obispos han felicitado a aquellos hermanos que en los últimos meses han celebrado bodas de oro sacerdotales o bodas de plata episcopales, muy especialmente a Mons. Ramón Masnou Boixeda, Obispo emérito de Vic, que mañana, día 23, celebra sus bodas de oro episcopales.

A las 12,45 horas del miércoles, día 20, tuvo lugar la tradicional Concelebración de la Eucaristía de todos los Obispos españoles, que, en esta ocasión, fue presidida por el Arzobispo emérito de Valladolid y antiguo Vicepresidente de la CEE, Mons. José Delicado Baeza, el último de los Obispos españoles que por el momento ha accedido a la condición de emérito. En ella encomendaron al Señor el eterno descanso de Mons. Juan Antonio del Val Gallo, Obispo emérito de Santander, fallecido el pasado día 13 de noviembre.

Representantes de otros Episcopados

Han participado como invitados en esta Asamblea seis Obispos: Mons. Antonio Peteiro, Arzobispo de Tánger y representante de la Conferencia Regional del Norte de África (CERNA); Mons. Gaetano Bonicelli, Arzobispo emérito de Siena-Colle di Val d´Esla-Montalcino, en representación de la Conferencia Episcopal Italiana; Mons. Benoit Riviere, Obispo auxiliar de Marsella, en representación de la Conferencia Episcopal Francesa; Mons. Tomaz Silva Nunes, Obispo auxiliar de Lisboa y Secretario General de la Conferencia Episcopal Portuguesa, en representación de la misma; y Mons. Tadeusz Pikus, Obispo auxiliar de Varsovia, en representación de la Conferencia Episcopal Polaca. Estos seis Prelados han tenido la oportunidad de dirigir un saludo a los Obispos españoles, dándoles a conocer inquietudes y proyectos de sus respectivas iglesias.

Han asistido igualmente a la Asamblea Plenaria de la CEE, como representantes de la CONFER, su Presidente, P. Jesús Mª Lecea Sáinz, y la Vicepresidenta, Hna. Asunción Codes Jiménez.

Amplio capítulo de informaciones

Como es habitual, los Obispos han dedicado parte de su tiempo a conocer los informes del Cardenal Presidente de la CEE y del Obispo Secretario General sobre la vida de la Iglesia y de la CEE y sobre los llamados asuntos de seguimiento.

Los Presidentes de las Comisiones Episcopales han informado de las actividades y proyectos de las mismas y sobre el cumplimiento de las acciones previstas en el Plan Pastoral. El Obispo Secretario General ha informado asimismo sobre las acciones y proyectos del Fondo "Nueva Evangelización".

Mons. José Sánchez González, Obispo de Sigüenza-Guadalajara y Presidente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social, y Mons. Bernardo Herráez Rubio, Presidente del Consejo de Administración de la Cadena COPE, han presentado a la asamblea un amplio informe sobre Popular TV, proyecto televisivo de COPE, que cuenta ya con unos treinta postes emisores en otras tantas diócesis españolas, tema que ha suscitado un vivo interés entre los Obispos.

Mons. Elías Yanes Álvarez, Arzobispo de Zaragoza y representante de la CEE ante la Comisión de Episcopados de países de la Unión Europea (COMECE) ha informado sobre las actividades y preocupaciones de este organismo. La posible elección de un nuevo representante de la CEE ante la COMECE ha quedado aplazada para la próxima Asamblea Plenaria de la CEE, que tendrá lugar entre el 31 de marzo y el 4 de abril de 2003.

El Obispo Secretario General de la CEE comunicó a la Asamblea Plenaria que Mons. Carmelo Borobia Isasa, Obispo de Tarazona, ha sido nombrado por el Comité Ejecutivo Delegado Nacional de la CEE para los Congresos Eucarísticos Internacionales. El próximo Congreso Eucarístico Internacional tendrá lugar en la ciudad de Guadalajara (México) del 10 al 17 de noviembre del año 2004.

Asimismo, Mons. Juan José Asenjo Pelegrina, Obispo auxiliar de Toledo y Secretario General de la CEE, anunció a la Asamblea Plenaria la celebración de un acto académico, en la sede de la CEE, el miércoles 11 de diciembre, con motivo del X aniversario de la promulgación y publicación del Catecismo de la Iglesia Católica. En su transcurso se presentará una edición de bolsillo del Catecismo. Organizan este acto la Subcomisión Episcopal de Catequesis y Mons. José Manuel Estepa Llaurens, Arzobispo Castrense, Delegado de la CEE para el Catecismo de la Iglesia Católica y unos de sus redactores. De todo ello ha informado a la Asamblea el propio Mons. Estepa, al tiempo que ha presentado la nueva edición del Catecismo.

 

Instrucción Pastoral
"Valoración moral de terrorismo en España,
de sus causas y de sus consecuencias"

Madrid, 22 de noviembre de 2002

La Instrucción Pastoral consta de cinco capítulos en los que se enjuicia moralmente el terrorismo en los siguientes términos:

  1. Juicio moral sobre el terrorismo de ETA:
    - El terrorismo es una realidad intrínsecamente perversa, nunca justificable, que debe ser calificada como una "estructura de pecado".
    - Este juicio moral debe aplicarse tanto a la organización terrorista ETA como a sus colaboradores.

     

  2. Entendemos que ETA es una asociación terrorista, de ideología marxista revolucionaria, que propugna un nacionalismo totalitario y persigue la independencia del País Vasco por todos los medios. Por eso, entre las causas del terrorismo de ETA hemos señalado y analizado las siguientes:

    1.- La ideología marxista revolucionaria
    2.- El nacionalismo totalitario
    3.- La voluntad impositiva de independencia

    - Respecto al tema del nacionalismo, hay que decir que el documento no enjuicia moralmente el nacionalismo en general -opción política que puede ser perfectamente legítima y moral, cuando se armoniza con las exigencias del bien común-, sino el nacionalismo de ETA, que es totalitario e idolátrico y, en consecuencia, gravemente inmoral.

    - Respecto a la voluntad impositiva de independencia, los obispos hemos recordado, a partir de la Doctrina Social de la Iglesia, que no cualquier pretensión de independencia es moral. Poner en peligro la convivencia de los españoles, negando unilateralmente la soberanía de España, no es ni prudente ni moralmente aceptable. La Constitución española de 1978 es hoy el marco ineludible de convivencia. Por eso, pretender unilateralmente alterar este ordenamiento en función de una determinada voluntad de poder es inadmisible.

    - Concluimos la Instrucción con una firme invitación a recuperar la esperanza:

    Ante el terrorismo de ETA, la Iglesia proclama de nuevo la necesidad de la conversión de los corazones como el único camino para la verdadera paz.

    Los obispos pedimos a todos los católicos que, encontrando su fuerza en la Eucaristía, hagan de sus comunidades centros de comunión de las personas, donde se condene sin equívocos el terrorismo y se comparta la fe que construye la fraternidad entre los hombre y los pueblos.

    Analizada la maldad intrínseca del terrorismo de ETA y de su entorno y señalada la misión evangelizadora específica de la Iglesia, los obispos insistimos en la necesidad ineludible de acompañar y atender, de modo especial, a las víctimas del terrorismo, haciendo propia además la preocupación de los que viven en un estado constante de amenaza o de presión.

    La Iglesia, en sus pastores, invita además a ofrecer y recibir el perdón, consciente de que no hay paz sin justicia, ni justicia sin perdón. Sabiendo que el perdón es don de Dios, pedimos a todos los creyentes que intensifiquen la oración.

 

Palabras de Mons. D. Eugenio Romero Pose

 

 

Instrucción Pastoral sobre el terrorismo

Los obispos miembros de la CEE han aprobado en esta misma mañana la Instrucción Pastoral titulada “Valoración moral del terrorismo en España, de sus causas y de sus consecuencias”. La publicación de este documento estaba prevista en la Acción Pastoral número 16 del vigente Plan Pastoral de la CEE “Una Iglesia esperanzada ¡Mar adentro!”.

Temas económicos

La Asamblea Plenaria ha aprobado los Balances de la CEE y de sus organismos e instituciones correspondientes al año 2001 y los Presupuestos para el año 2003. Han sido aprobados también los criterios de constitución y distribución del Fondo Común Interdiocesano para el mismo período.

Institutos Superiores de Ciencias Religiosas

El Obispo de Almería y Presidente de la Subcomisión de Universidades, Mons. Adolfo González Montes,  ha presentado a la Asamblea el documento titulado "Nuevas directrices sobre los Institutos Superiores de Ciencias Religiosas". Tales directrices sustituyen a las "Orientaciones y criterios de actuación" establecidos por la CEE en 1997.

Tras la presentación del tema, el debate y la presentación de propuestas subsiguientes, los Obispos aprobaron el texto, al que se añadieron algunas precisiones de carácter canónico.

La Iglesia y los gitanos

La Asamblea Plenaria de la CEE ha aprobado el documento sobre pastoral gitana titulado "La Iglesia y los gitanos". Se dará a conocer a mediados del próximo mes de diciembre una que vez el Comité Ejecutivo de la CEE, en su próxima reunión del 12 de diciembre, supervise la redacción definitiva del texto, después de la incorporación de las últimas observaciones presentadas por los Obispos.

La publicación de este documento se enmarca en la celebración del V aniversario de la beatificación de Ceferino Giménez Malla, el primer gitano beatificado por la Iglesia. Este documento ha sido preparado por la Comisión Episcopal de Migraciones, a cuyo cuidado está la pastoral gitana.

"La Iglesia y los gitanos" consta de una introducción, cinco capítulos y una conclusión. Los títulos de los capítulos son "Los gitanos españoles, una minoría importante hoy", "Breve mirada a la historia", "Un presente con muchas luces y algunas sombras", "Los valores gitanos. Fidelidad a la tradición y renovación", "Misión de la Iglesia entre los gitanos: autocrítica y renovación" y "Orientaciones pastorales: Criterios y actitudes y líneas operativas y servicios de animación pastoral".

Patrimonio Cultural

Mons. Santiago García Aracil, Obispo de Jaén y Presidente de la Comisión Episcopal para el Patrimonio Cultural, ha presentado a la Asamblea el documento titulado "Principios y sugerencias para la estructura y funcionamiento de las delegaciones Diocesanas de Patrimonio Cultural". Los Obispos han autorizado su publicación con la autoría de la propia Comisión, previa la incorporación de algunas observaciones.

Aprobación Asociaciones Nacionales

De acuerdo con sus competencias estatutarias, la Asamblea Plenaria de la CEE ha tomado las siguientes decisiones en el capítulo relativo a la aprobación de Asociaciones Nacionales:

Modificación de estatutos del Movimiento de Acción Católica General de Adultos.

Modificación de los estatutos del Movimiento Junior de la Acción Católica.

Erección canónica y aprobación de los estatutos de la Asociación Española de Directores de Colegios Diocesanos (AECODI).

Erección canónica y aprobación de los estatutos de la Federación Interdiocesana de "Scouts Católicos Canarios".

Ante el hundimiento del "Prestige"

Los miembros de la Conferencia Episcopal Española han seguido con preocupación en estos días las noticias sobre la catástrofe ecológica acaecida en las costas de Galicia. Hacen suyas las notas publicadas por el Arzobispo de Santiago y por los Obispos responsables del Apostolado del Mar en España, Francia y Portugal.

Al mismo tiempo que manifiestan su solidaridad fraterna con las familias afectadas por esta tragedia, alientan a las autoridades en su propósito de dar soluciones urgentes a los graves problemas de quienes están sufriendo ya los efectos de este hecho lamentable. Recuerdan que el lucro inmoderado a cualquier precio no puede ser el fin exclusivo de las actividades mercantiles, y que el respeto y el cuidado de la naturaleza es un deber moral y religioso. Dios creador y padre nos ha legado el universo, obra de sus manos, para que sea la casa habitable de todos los seres humanos y para que lo perfeccionemos y desarrollemos al servicio de todos los hombres. El mar en concreto, como afirman los citados Obispos responsables de este sector pastoral “no es un vertedero, es un lugar de vida y don de Dios”.

Otros temas de actualidad

Por último, la Asamblea Plenaria de la CEE ha expresado su satisfacción por la liberación el pasado viernes, día 15 de noviembre, del Obispo de Zipaquirá (Colombia) y Presidente del CELAM, Mons. Jorge Enrique Jiménez Carvajal, secuestrado días atrás por las FARC, junto a un sacerdote de su diócesis. La CEE ha felicitado a Mons. Jorge E. Jiménez, da gracias a Dios por esta liberación y hace votos por la pacificación de este país hermano.

Los Obispos oran también por la paz en Tierra Santa e invitan al pueblo de Dios que peregrina en España a la plegaria incesante por esta intención.

 

LXXIX ASAMBLEA PLENARIA DE LA CONFERENCIA EPISCOPAL


 

VALORACIÓN MORAL DEL TERRORISMO EN ESPAÑA,
DE SUS CAUSAS Y DE SUS CONSECUENCIAS

Instrucción Pastoral

Madrid, noviembre de 2002


Índice

Introducción
Para vivir en libertad, Cristo nos ha liberado (Ga 5, 1)

I. El terrorismo, forma específica de violencia armada

II. El objeto del juicio moral: terror criminal ideológico

III. Juicio moral sobre el terrorismo
         a) El terrorismo es intrínsecamente perverso, nunca justificable
         b) El terrorismo es una estructura de pecado
         c)
La extensión del mal: odio y miedo sistemáticos

IV. A ETA hay que enjuiciarla moralmente como “terrorismo”

V. El nacionalismo totalitario, matriz del terrorismo de ETA

Conclusión
La esperanza no defrauda (Rm 5, 5)


Introducción

Para vivir en libertad, Cristo nos ha liberado (Ga 5, 1)

1. Proclamar el Evangelio a todos los pueblos, sin distinción de lengua, raza o nación (cf. Ap 5, 9), y llevar a todos los hombres y mujeres al encuentro con Cristo, Camino, Verdad y Vida (Jn 14, 6), es la misión de la Iglesia en el mundo. Los cristianos, que saben que en Cristo está la vida y que la vida es la luz de los hombres (cf. Jn 1, 4), sienten como propios los gozos y los sufrimientos de toda persona humana. «Nada hay verdaderamente humano que no encuentre eco en su corazón» [1] . Por eso, cuando la dignidad de la persona queda ultrajada porque se atenta contra su vida, contra su libertad o contra su capacidad para conocer la verdad, los cristianos no pueden callar. Los obispos, como sucesores de los apóstoles, tenemos de modo singular la responsabilidad de ofrecer a todos los hombres, creyentes o no, la luz del Evangelio, anunciando que para vivir en libertad, Cristo nos ha liberado (Ga 5, 1). Liberados por Él del pecado, que divide a los hombres, todos podemos encontrarnos en una convivencia verdadera: Jesucristo es nuestra paz (Ef 2, 14). Desde Él discernimos y enjuiciamos los caminos de la auténtica paz a la vez que la violencia e injusticia que la hacen imposible.

2. En España, el terrorismo de ETA se ha convertido desde hace años en la más grave amenaza contra la paz porque atenta cruelmente contra la vida humana, coarta la libertad de las personas y ciega el conocimiento de la verdad, de los hechos y de nuestra historia. Sobre tan doloroso tema, esta Asamblea Plenaria de la Conferencia Episcopal Española, en comunión con el Santo Padre, Juan Pablo II [2] , y en continuidad con las anteriores intervenciones de la propia Conferencia y de diversos miembros del episcopado español [3] , ofrece la presente Instrucción Pastoral a los católicos y a todos los que deseen prestarle atención. Damos así cumplimiento a una de las acciones previstas en el Plan Pastoral de la Conferencia Episcopal Española para el cuatrienio 2002-2005 [4] y animamos a todos a trabajar sinceramente, según las posibilidades de cada cual, para eliminar la lacra social del terrorismo y consolidar la convivencia en la libertad y el respeto de los derechos humanos [5] .

3. El profeta Isaías advierte del peligro del oscurecimiento de la conciencia en su capacidad de discernir el bien: ¡Ay de los que al mal llaman bien, y al bien llaman mal; que de la luz hacen tinieblas, y de las tinieblas luz! (Is 5, 20). El mismo Jesucristo avisa: si la única luz que tienes está oscura, ¡cuánta será la oscuridad! (Mt 6, 23).

Ante un dilema moral, adoptar intencionadamente una actitud ambigua cierra el camino a la determinación de la bondad o de la maldad de una realidad o de una conducta. La Iglesia considera una de sus obligaciones básicas iluminar las conciencias, como maestra y testigo del Evangelio, para que puedan alcanzar con seguridad y sin error la verdad moral capaz de guiar la vida [6] .

Al proceder ahora al análisis moral del terrorismo, en particular del de ETA, deseamos prestar este servicio a la Iglesia primero y a la vez a la sociedad. A pesar de las reiteradas condenas que la inmensa mayoría de personas y grupos sociales hacen de la violencia terrorista, a veces se observan ambigüedades que ocultan el enjuiciamiento moral coherente de la asociación terrorista.

4. Presentamos una valoración moral del terrorismo de ETA que va más allá de la condena de los actos terroristas, tratando de descubrir sus causas profundas. Nos lo exige nuestro ministerio pastoral, una de cuyas principales tareas es ayudar a la formación de la conciencia de los cristianos y de todas las personas que buscan en la Iglesia una luz para la vida. Lo esperan con razón quienes se sienten angustiados e indefensos ante el problema más grave de nuestra sociedad.

Analizamos el terrorismo de ETA a la luz de la Revelación y de la Doctrina de la Iglesia, y lo calificamos como una realidad intrínsecamente perversa, nunca justificable, y como un hecho que, por la forma ya consolidada en que se presenta a sí mismo, resulta una estructura de pecado. Emitimos un juicio moral sobre el nacionalismo totalitario que se halla en el trasfondo del terrorismo de ETA, porque no se puede entender el uno sin el otro.

I. El terrorismo, forma específica de violencia armada

5. Entendemos por terrorismo el propósito de matar y destruir indistintamente hombres y bienes, mediante el uso sistemático del terror con una intención ideológica totalitaria. Al hablar de terror nos referimos a la violencia criminal indiscriminada que procura un efecto mucho mayor que el mal directamente causado, mediante una amenaza dirigida a toda la sociedad. Las acciones terroristas no se refieren sólo a un acto o a algunas acciones aisladas, sino a toda una compleja estrategia puesta al servicio de un fin ideológico. Juan Pablo II ha señalado que:

“No se pueden cerrar los ojos a otra dolorosa plaga del mundo actual: el fenómeno del terrorismo, entendido como propósito de matar y destruir indistintamente hombres y bienes, y crear precisamente un clima de terror y de inseguridad, a menudo incluso con la captura de rehenes. Aun cuando se aduce como motivación de esta acción inhumana cualquier ideología o la creación de una sociedad mejor, los actos del terrorismo nunca son justificables“ [7] .

Esta aproximación nos permite captar que la maldad del terrorismo es más profunda que la de sus actos criminales, ya de por sí horrendos. Existe una intención inscrita en esos actos que busca un efecto mayor con el fin de aterrorizar a una sociedad y hoy, incluso, al mundo entero. El terrorismo busca una “utilidad” más allá de sus crímenes; intenta que un grupo muy reducido de personas mantenga en tensión a toda la sociedad, obteniendo una amplia repercusión política, potenciada por la publicidad que obtienen sus nefandas acciones. Los terroristas cuentan con que su actividad criminal es “rentable” en términos políticos y, por eso, la justifican como “necesaria” en virtud de sus propios objetivos. No pueden ocultar la naturaleza lamentable de sus acciones, pero tratan de darles un “sentido” político que las haría, en su opinión, legítimas.

El recurso al terror, junto con el intento de su justificación política ante la sociedad a la que se aterroriza es lo que da un carácter específico a la violencia terrorista que la distingue de otros tipos de violencia.

6. La naturaleza del terrorismo es, por tanto, diversa de la guerra o de la guerrilla. Esta diferencia ha sido reconocida por diversos organismos internacionales que entienden que incluso en la guerra deben ser perseguidos los actos terroristas [8] . Si las acciones de guerra, nunca deseables, pueden ser reconocidas en algún caso como respuesta legítima, cuando sea proporcionada frente a la agresión injusta, el terrorismo nunca podrá ser considerado como una forma de legítima defensa, precisamente porque no es una respuesta proporcionada, sino el ejercicio indiscriminado de la violencia contra toda clase de personas. Es, por principio, una amenaza para todos, pues todos son, de hecho, considerados como “culpables”, y podrían ser sacrificados en aras de objetivos políticos “superiores”. De ahí que no se pueda aceptar de ningún modo la equiparación del terrorismo a la acción de guerra. Tal equiparación no corresponde a la realidad y no es justa.

7. El terrorismo es, también,  diverso de la simple delincuencia organizada. Las organizaciones terroristas suelen mantener contactos con diversas agrupaciones delictivas. Pero, mientras otros grupos de delincuentes sólo tienen como fin el propio lucro, el terrorismo tiene fundamentalmente una finalidad política que presenta como justificativa de sus acciones, a las que trata de dar la mayor publicidad posible, a diferencia de lo que hace la delincuencia ordinaria.

8. Dentro de la ideología marxista-revolucionaria, a la que se adscriben muchos terrorismos, entre ellos el de  ETA, es normal querer justificar sus acciones violentas como la respuesta necesaria a una supuesta violencia estructural anterior a la suya, ejercida por el Estado. A su juicio, la violencia de Estado sería la  violencia originaria, verdadera culpable de la situación conflictiva, en la medida en que es anterior a todas las demás y puede ser ejercida con más medios. Hay que denunciar sin ambages esta concepción inicua, contraria a la moral cristiana, que pretende equiparar la violencia terrorista con el ejercicio legítimo del poder coactivo que la autoridad ejerce en el desempeño de sus funciones. A la vez se debe manifestar también la inmoralidad de un posible uso de la fuerza por parte del Estado, al margen de la ley moral y sin las garantías legales exigidas por los derechos de las personas.

II. El objeto del juicio moral: terror criminal ideológico

9. Una vez definido el fenómeno del terrorismo, podemos constatar en qué consiste su maldad específica y última, a saber: en atentar contra la vida, la seguridad y la libertad de las personas, de forma alevosa e indiscriminada, con el fin de llegar a imponer su proyecto político, presentando sus actos criminales - el terror -  como justificables por su interpretación ideológica de la realidad. El terrorismo no niega que sus actividades sean violentas y que están cargadas de consecuencias lamentables, pero las justifica como necesarias en virtud de la supuesta grandeza del fin perseguido. Es una explicación ideológica de la violencia criminal en el peor sentido de la palabra “ideológica”, es decir, encubridora de algo injustificable [9] .

El terrorismo persigue la extensión del terror para producir una situación de debilidad del orden político legítimo, que le permita imponer sus criterios por la fuerza, a costa del atropello de los derechos humanos más elementales, como son el derecho a la vida y a la libertad. Este fin no puede ser compartido jamás.

10. Por todo ello, es muy importante calificar con precisión a una organización como terrorista. A causa de la relevancia de la ideología presente en toda asociación terrorista, estas agrupaciones se encaminan a hacer plausible una argumentación ideológica mediante la deformación del lenguaje, usando un discurso que, al ser difundido sistemáticamente, dificulta en gran medida el análisis sereno de la realidad del terrorismo y el reconocimiento del objeto moral en cuestión. Es necesario “dar a cada cosa su propio nombre” [10] y hablar con claridad y precisión del terrorismo, como de un problema específico irreductible. Hay que tener una idea clara de lo que el terrorismo es para poder hacerse un juicio adecuado sobre la moralidad del mismo.

III. Juicio moral sobre el terrorismo

11. ¿Soy yo acaso el guardián de mi hermano? (Gn 4, 9). Con esta frase Caín se niega a aceptar la responsabilidad de la suerte de Abel  y esconde la tragedia de un asesinato que quiere ocultar. Si Adán buscó esconderse de Dios después de haber pecado, Caín busca escapar de la responsabilidad ante su crimen. Un elemento fundamental de la actividad terrorista es tratar de eludir el juicio moral de sus acciones justificándolas ideológicamente. Esto se hace, en particular, mediante el método que se denomina de la transferencia de la culpa, que consiste en culpabilizar a quienes se oponen al terrorismo de ser los causantes de la violencia que los terroristas mismos ejercen.

La Doctrina de la Iglesia nos da luz en este punto y nos permite calificar netamente al terrorismo como una realidad perversa en sí misma, que no admite justificación alguna apelando a otros males sociales, reales o supuestos. Es más, hace posible que apreciemos hasta qué punto el terrorismo es una estructura de pecado generadora ella misma de nuevos y graves males [11] .

         a) El terrorismo es intrínsecamente perverso, nunca justificable

12. El Magisterio de la Iglesia es unánime al declarar que el terrorismo, tal como lo hemos definido anteriormente, es intrínsecamente malo, y que, por tanto, no puede ser nunca justificado por ninguna circunstancia ni por ningún resultado [12] . En este sentido, volvemos a repetir la condena que hicimos en 1986, en la Instrucción Pastoral Constructores de la paz:

 

“El terrorismo es intrínsecamente perverso, porque dispone arbitrariamente de la vida de las personas, atropella los derechos de la población y tiende a imponer violentamente el amedrentamiento, el sometimiento del adversario y, en definitiva, la privación de la libertad social” [13] .

El terrorismo merece la misma calificación moral absolutamente negativa que la eliminación directa y voluntaria de un ser humano inocente, prohibida por la ley natural y por el quinto mandamiento del Decálogo: no matarás (Ex 20, 13). Los católicos saben que no pueden negar, o pasar por alto, este juicio sin contradecir su conciencia cristiana y, en consecuencia, sin ir contra la lógica de la comunión de la Iglesia [14] .

Denunciar la inmoralidad del terrorismo forma parte de la misión de la Iglesia como un modo de defender la dignidad de la persona en un asunto de la máxima repercusión social. No se puede aceptar en el caso del terrorismo la posibilidad reconocida por la Doctrina social de la Iglesia de la legitimidad de una revolución violenta cuando se la considera el único medio de defensa ante una injusta opresión sistemática y prolongada [15] .

13. La calificación moral del terrorismo, absolutamente negativa, se extiende, en la debida proporción, a las acciones u omisiones de todos aquellos que, sin intervenir directamente en la comisión de atentados los hacen posibles, como quienes forman parte de los comandos informativos o de su organización, encubren a los terroristas o colaboran con ellos; quienes justifican teóricamente sus acciones o verbalmente las aprueban. Debe quedar muy claro que todas estas acciones son objetivamente un pecado gravísimo que clama al cielo (Gn 4, 10) [16] .

El llamado “terrorismo de baja intensidad” o “kale borroka” merece igualmente este juicio moral negativo. En primer lugar, porque sus agentes actúan movidos por las mismas intenciones totalitarias del terrorismo propiamente dicho. En segundo lugar, porque las actuaciones de este terrorismo de baja intensidad están frecuentemente coordinadas con las del terrorismo de ETA, ya que en la lucha callejera se preparan sus futuros agentes, como demuestra la experiencia, y con ella se destruye abusivamente el patrimonio común, se perturba la paz de los ciudadanos y se amenaza su seguridad y libertad. Ninguna consideración puede justificar esta forma de violencia, mantenida artificialmente, con el fin de sostener la influencia del terrorismo y extender socialmente sus ideas.

14. La presencia de razones políticas en las raíces y en la argumentación del terrorismo no puede hacer olvidar a nadie la dimensión moral del problema. Es ésta la que debe guiar e iluminar a la razón política al afrontar el problema del terrorismo. El olvido de la dimensión moral es causa de un grave desorden que tiene consecuencias devastadoras para la vida social. Siempre existirán pretendidas o reales razones políticas que resulten capaces de seducir el juicio de algunos presentando como comprensible e incluso plausible el recurso al terrorismo. Pero lo que es necesario aclarar es que nunca puede existir razón moral alguna para el terrorismo. Quien, rechazando la actuación terrorista, quisiera servirse del fenómeno del terrorismo para sus intereses políticos cometería una gravísima inmoralidad. Esto supondría aceptar una vez más el principio inmoral: “El fin justifica cualquier medio” [17] (cf. Rm 3, 8).

15. Tampoco es admisible el silencio sistemático ante el terrorismo. Esto obliga a todos a expresar responsablemente el rechazo y la condena del terrorismo y de cualquier forma de colaboración con quienes lo ejercitan o lo justifican, particularmente a quienes tienen alguna representación pública o ejercen alguna responsabilidad en la sociedad. No se puede ser “neutral” ante el terrorismo. Querer serlo resulta un modo de aceptación del mismo y un escándalo público. La necesidad moral de las condenas no se mide por su efectividad a corto ni largo plazo, sino por la obligación moral de conservar la propia dignidad personal y la de una sociedad agredida y humillada.

         b) El terrorismo es una estructura de pecado

16. Al emitir el juicio de moralidad sobre el terrorismo, es necesario  precisar – como hemos hecho - que se trata de un acto intrínsecamente perverso. Pero con esta afirmación no está aún suficientemente explicitada la maldad moral del terrorismo.

La multiplicación y continuidad de acciones criminales, el intento de justificarlas mediante la propaganda política y la transferencia de la culpa, que pretende presentar tales acciones como respuesta a una violencia originaria, dan lugar a una estructura de violencia moralmente perversa. Esta conjunción entre el terror y la ideología va más allá de las acciones criminales concretas que los terroristas perpetran. Además, persigue y, desgraciadamente, consigue con frecuencia, una perversión sistemática de las conciencias. Por tanto, al hablar del terrorismo debemos entenderlo como una estructura de pecado. “Las estructuras de pecado son expresión y efecto de los pecados personales. Inducen a sus víctimas a cometer a su vez el mal. En un sentido analógico constituyen un pecado social [18] . Siguiendo la doctrina de Juan Pablo II, una estructura de pecado es el resultado de una efectiva intención de alcance social que se dirige no sólo a la comisión de actos intrinsecamente malos, sino que busca la deformación generalizada de las conciencias para la extensión de su maldad de modo estable. O, en palabras del propio Papa, estructura de pecado es:

“la suma de factores negativos, que actúan contrariamente a una verdadera conciencia del bien común universal y de la exigencia de favorecerlo, y parece crear, en las personas e instituciones, un obstáculo difícil de superar”[19].

17. Más en concreto, se pueden aplicar al terrorismo las siguientes afirmaciones de Juan Pablo II, referidas a la “cultura de la muerte”, reiteradamente denunciada por él. La maldad del terrorismo no se circunscribe sólo a los actos que realiza,

“también se cuestiona, en cierto sentido, la “conciencia moral” de la sociedad. Ésta es de algún modo responsable, no sólo porque tolera o favorece comportamientos contrarios a la vida, sino también porque alimenta la “cultura de la muerte”, llegando a crear y consolidar verdaderas y auténticas “estructuras de pecado” contra la vida. La conciencia moral, tanto individual como social, está hoy sometida, a causa también del fuerte influjo de muchos medios de comunicación social, a un peligro gravísimo y mortal, el de la confusión entre el bien y el mal en relación con el mismo derecho fundamental a la vida” [20] .

La presencia del terrorismo difunde en torno suyo una verdadera “cultura de la muerte” en la medida en que desprecia la vida humana, rompe el respeto sagrado a la vida de las personas, cuenta con la muerte injusta y violenta de personas inocentes como un medio provechoso para conseguir unos fines determinados e impulsar de este modo un falso desarrollo de la sociedad. La vida humana queda así degradada a un mero objeto, cuyo valor se calcula en relación con otros bienes supuestamente superiores [21] .

En definitiva, el terrorismo es un rostro cruel de la “cultura de la muerte” que desprecia la vida humana por pretender el poder “a cualquier precio” [22] , y que coloniza las conciencias instalándose en ellas como si se tratara de un modo normal y humano de ver las cosas.

         c) La extensión del mal: odio y miedo sistemáticos

18. El terrorismo busca dos efectos directos y negativos en la sociedad: el miedo y el odio. El miedo debilita a las personas. Obliga a muchos a abdicar de sus responsabilidades, al convertirse en objeto de posibles acciones violentas. No nos referimos sólo a los asesinatos, sino también a las amenazas, insultos y actos violentos que hacen imposible en la vida cotidiana la convivencia en paz y libertad, hasta el extremo de comprometer la propia legitimidad de los procedimientos democráticos. No pocos son víctimas de una espiral de terror o de extorsión económica, soportadas dolorosamente. Ceder al chantaje de la violencia, por temor, lleva a la sociedad (individuos, grupos, instituciones, partidos políticos) a no enfrentarse con suficiente claridad al terrorismo y a su entorno, de forma que los terroristas monopolizan, con frecuencia, el dinamismo de la vida social y el significado político de algunos acontecimientos. Además, se llega a aceptar como inevitables violencias menores que extienden el clima de crispación y confrontación.

19. El miedo favorece el silencio. En una sociedad en la que la violencia y su presencia cercana acumulan la tensión, determinados asuntos no pueden abordarse en público por miedo a graves consecuencias. Esto se nota sobre todo en el uso tergiversado del lenguaje. El peor de los silencios es el que se guarda ante la mentira [23] , pues tiene un enorme poder de disolver la estructura social. Un cristiano no puede callar ante manipulaciones manifiestas. La cesión permanente ante la mentira comporta la deformación progresiva de las conciencias.

20. Junto con el miedo, el terrorismo busca intencionadamente provocar y hacer crecer el odio para alimentar una espiral de violencia que facilite sus propósitos [24] . En primer lugar, atiza el odio en su propio entorno, presentando a los oponentes como enemigos peligrosos. Fomenta con insistencia el recuerdo de los agravios sufridos y exagera las posibles injusticias padecidas. Ya se sabe que presentar un enemigo a quien odiar es un medio eficaz para unir fuerzas, por un sentido grupal de defensa en común.

En este contexto, la legítima represión de los actos de terrorismo por parte del Estado es interpretada como una opresión insufrible de un poder violento o de una potencia extranjera. Por el contrario, la verdad que debemos recordar es que la autoridad legítima debe emplear todos los medios justos y adecuados para la defensa de la convivencia pacífica frente al terrorismo.

21. Más allá de su propio entorno, los terroristas tratan también de provocar el odio de quienes consideran sus enemigos, con el fin de desencadenar en ellos una reacción inmoderada que les sirva de autojustificación y les permita continuar con su estrategia de extensión del terror y de transferencia de la culpa.

La espiral del odio y del terror se manifiesta, en particular, en sensibilidades exacerbadas a las que les es difícil hacer un análisis de la realidad. Genera así un clima de crispación en el que cualquier detalle hace surgir una respuesta violenta, también la violencia verbal. La implantación del odio y de la tensión en la vida social es, evidentemente, un triunfo notable del terrorismo. Reaccionar con odio indiscriminado frente a los crímenes de ETA, en la medida en que divide a la sociedad en bandos enfrentados e irreconciliables es favorecer los fines de los terroristas, aceptar sus tesis del conflicto irremediable, preparar y facilitar la aceptación y el reconocimiento de las pretensiones rupturistas.

22. Otra consecuencia perniciosa de la espiral del odio y del miedo que el terrorismo genera es la “politización” perversa de la vida social, es decir, la consideración de la vida social únicamente en función de intereses de poder. De este modo la tensión se extiende a los hechos más nimios de la vida cotidiana: todo resulta relevante para la descalificación de aquéllos cuya opción política no coincida con los planteamienteos auspiciados por los terroristas. Esta presión del día a día juega un papel decisivo en la deformación de las conciencias que conduce a relativizar el juicio moral que el terrorismo merece.

Un aspecto especialmente importante en el que se evidencia esta perversa “politización” es el olvido que, con frecuencia, sufren las víctimas del terrorismo y su drama humano. Atender a las personas golpeadas por la violencia es un ejercicio de justicia y caridad social y un camino necesario para la paz. Tampoco los presos por terrorismo dejan de ser objeto de una “politización” ideológica que oscurece su problema humano. La Iglesia reconoce sin ambages la legitimidad de las penas justas que se les imponen por sus crímenes, a la vez que defiende, con no menos fuerza, el respeto debido a su dignidad personal inamisible.

23. El terrorismo se muestra como una estructura de pecado, y es una cultura, un modo de pensar, de sentir y de actuar, aun en los aspectos más corrientes del vivir diario, incapaz de valorar al hombre como imagen de Dios (cf. Gn 1, 27; 2, 7). Y cuando esa cultura arraiga en un pueblo, todo parece posible, aun lo más abyecto, porque nada será sagrado para la conciencia.

Al pronunciar nuestro juicio moral queremos mostrar que es posible una valoración neta y definitiva del terrorismo, por encima de las circunstancias coyunturales de un momento histórico.

IV. A ETA hay que enjuiciarla moralmente como “terrorismo”

24. Una primera aproximación a ETA muestra la complejidad del fenómeno. El grupo denominado ETA es una asociación terrorista, de ideología marxista revolucionaria, inserta en el ámbito político-cultural de un determinado nacionalismo totalitario que persigue la independencia del País Vasco por todos los medios. Si se desea acertar en la valoración moral de ETA, será necesario tener en cuenta esta realidad en su totalidad.

25. ETA manifiesta una hiriente crueldad en toda su actividad. En la memoria de todos están los casos de secuestros y de asesinatos a sangre fría y a plazo marcado, así como agresiones y crímenes contra personas de toda índole y condición. No se trata de “errores de cálculo” ni de casos que se les hayan “ido de las manos”. Tampoco podemos admitir que la diversificación de las víctimas suponga que algunas de ellas fueran “justos objetivos militares”, mientras que otras serían tan sólo efectos colaterales indeseados.

La crueldad de ETA sirve siempre a la estrategia terrorista que hemos descrito y calificado más arriba: la implantación del terror al servicio de una ideología en toda la sociedad y la creación de una espiral de muerte, de odio y de miedo reactivo y adormecedor de las conciencias.

Aplicando a ETA y a otras organizaciones con similares características ideológicas el calificativo moral de “terrorista”, afirmamos que son intrínsecamente perversas en cuanto organización, ya que su modo de juzgar la realidad, la dirección de sus acciones y su estructura interna, están orientados a la provocación y difusión del terror.

V. El nacionalismo totalitario, matriz del terrorismo de ETA

26.    La presente Instrucción Pastoral no pretende ofrecer un juicio de valor sobre el nacionalismo en general. Nos ceñimos al juicio moral del nacionalismo totalitario, en la medida en que constituye el transfondo del terrorismo de ETA. No es posible desenmascarar, en efecto, la malicia de ETA sin ofrecer una clarificación moral sobre el transfondo político-cultural del terrorismo etarra y su incidencia en la convivencia entre los pueblos de España.

27. “La nación – dice Juan Pablo II - es la gran comunidad de los hombres que están unidos por diversos vínculos, pero sobre todo, precisamente, por la cultura” [25] . Ahora bien, las culturas no son nunca de por sí compartimentos estancos, y deben ser capaces de abrirse unas a otras. Están constituidas ya de antemano a base del rico intercambio del diálogo histórico entre ellas. Todas necesitan dejarse impregnar por el Evangelio [26]

28. Las naciones, en cuanto ámbitos culturales del desarrollo de las personas, están dotadas de una “soberanía” espiritual propia y, por tanto, no se les puede impedir el ejercicio y cultivo de los valores que conforman su identidad [27] . Esta “soberanía” espiritual de las naciones puede expresarse también en la soberanía política, pero ésta no es una implicación necesaria. Cuando determinadas naciones o realidades nacionales se hallan legítimamente vinculadas por lazos históricos, familiares, religiosos, culturales y políticos a otras naciones dentro de un mismo Estado no puede decirse que dichas naciones gocen necesariamente de un derecho a la soberanía política [28] .

29. Las naciones, aisladamente consideradas, no gozan de un derecho absoluto a decidir sobre su propio destino. Esta concepción significaría, en el caso de las personas, un individualismo insolidario. De modo análogo, resulta moralmente inaceptable que las naciones pretendan unilateralmente una configuración política de la propia realidad y, en concreto, la  reclamación de la independencia en virtud de su sola voluntad. La “virtud” política de la solidaridad, o, si se quiere, la caridad social, exige a los pueblos la atención al bien común de la comunidad cultural y política de la que forman parte. La Doctrina Social de la Iglesia reconoce un derecho real y originario de autodeterminación política en el caso de una colonización o de una invasión injusta, pero no en el de una secesión.

30. En consecuencia, no es moral cualquier modo de propugnar la independencia de cualquier grupo y la creación de un nuevo Estado, y en esto la Iglesia siente la obligación de pronunciarse ante los fieles cristianos y los hombres de buena voluntad [29] . Cuando la voluntad de independencia se convierte en principio absoluto de la acción política y es impuesta a toda costa y por cualquier medio, es equiparable a una idolatría de la propia nación que pervierte gravemente el orden moral y la vida social [30] . Tal forma inmoderada de “culto” a la nación es un riesgo especialmente grave cuando se pierde el sentido cristiano de la vida y se alimenta una concepción nihilista de la sociedad y de su articulación política. Dicha forma de “culto” está en relación directa con el nacionalismo totalitario y se encuentra en el transfondo del terrorismo de ETA.

31. Por nacionalismo se entiende una determinada opción política que hace de la defensa y del desarrollo de la identidad de  una nación el eje de sus actividades. La Iglesia, madre y maestra de todos los pueblos [31] , acepta las opciones políticas de tipo nacionalista que se ajusten a la norma moral y a las exigencias del bien común. Se trata de una opción que, en ocasiones, puede mostrarse especialmente conveniente. El amor a la propia nación o a la patria, que es necesario cultivar, puede manifestarse como una opción política nacionalista.

La opción nacionalista, sin embargo, como cualquier opción política, no puede ser absoluta. Para ser legítima debe mantenerse en los límites de la moral y de la justicia, y debe evitar un doble peligro: el primero, considerarse a sí misma como la única forma coherente de proponer el amor a la nación; el segundo, defender los propios valores nacionales excluyendo y menospreciando los de otras realidades nacionales o estatales.

Los nacionalismos, al igual que las demás opciones políticas, deben estar ordenados al bien común de todos los ciudadanos, apoyándose en argumentos verdaderos y teniendo en cuenta los derechos de los demás y los valores nacidos de la convivencia.

32. Cuando las condiciones señaladas no se respetan, el nacionalismo degenera en una ideología y un proyecto político excluyente, incapaz de reconocer y proteger los derechos de los ciudadanos, tentado de las aspiraciones totalitarias que afectan a cualquier opción política que absolutiza sus propios objetivos. De la naturaleza perniciosa de este nacionalismo ha advertido el Magisterio de la Iglesia en numerosas ocasiones [32] .

El nacionalismo en que se fundamenta la asociación terrorista ETA no cumple las condiciones requeridas para su legitimidad moral, puesto que necesita absolutizar sus objetivos para justificar sus acciones terroristas; pretende imponer por la fuerza sus propias convicciones políticas atropellando la libertad de los ciudadanos; y llega a eliminar a los que tienen otras legítimas opciones políticas. Por todo ello, el nacionalismo de ETA es un nacionalismo totalitario e idolátrico.

El nacionalismo totalitario de ETA considera un valor absoluto el valor “pueblo independiente, socialista y lingüísticamente euskaldún”, todo ello además interpretado ideológicamente en clave marxista, ideología a la cual ETA somete todos los demás valores humanos, individuales y colectivos, menospreciando la voluntad reiteradamente manifestada por la inmensa mayoría de la población.

33. La organización terrorista ETA enarbola la causa de la libertad y de los derechos del País Vasco, al que presenta como una nación sojuzgada y anexionada a la fuerza por poderes extranjeros de los que sería preciso liberarla. Ésta es la causa que considera como supuestamente justificadora del terror que practica. Sin embargo, el nacionalismo de ETA y de sus colaboradores ignora que todo proyecto político, para merecer un juicio moral positivo, ha de ponerse al servicio de las personas y no a la inversa. Es decir, que la justa ordenación de las naciones y de los Estados nunca puede constreñir ni vulnerar los derechos humanos fundamentales, sino que los tutela y los promueve. De modo que no es moralmente aceptable ninguna concepción para la cual la nación, el Estado o las relaciones entre ambos se pongan por encima del ejercicio integral de los derechos básicos de las personas.

La pretensión de que a toda nación, por el hecho de serlo, le corresponda el derecho de constituirse en Estado, ignorando las múltiples relaciones históricamente establecidas entre los pueblos y sometiendo los derechos de las personas a proyectos nacionales o estatales impuestos de una u otra manera por la fuerza, dan lugar a un nacionalismo totalitario, que es incompatible con la doctrina católica.

34. Por ser la nación un hecho, en primer lugar, cultural, el Magisterio de la Iglesia lo ha distinguido cuidadosamente del Estado [33] . A diferencia de la nación, el Estado es una realidad primariamente política; pero puede coincidir con una sola nación o bien albergar en su seno varias naciones o entidades nacionales. La configuración propia de cada Estado es normalmente el fruto de largos y complejos procesos históricos. Estos procesos no pueden ser ignorados ni, menos aún, distorsionados o falsificados al servicio de intereses particulares.

35. España es el fruto de uno de estos complejos procesos históricos. Poner en peligro la convivencia de los españoles, negando unilateralmente la soberanía de España, sin valorar las graves consecuencias que esta negación podría acarrear no sería prudente ni moralmente aceptable.

La Constitución es hoy el marco jurídico ineludible de referencia para la convivencia. Recientemente, los obispos españoles afirmábamos: “La Constitución de 1978 no es perfecta, como toda obra humana, pero la vemos como el fruto maduro de una voluntad sincera de entendimiento y como instrumento y primicia de un futuro de convivencia armónica entre todos” [34] . Se trata, por tanto, de una norma modificable, pero todo proceso de cambio debe hacerse según lo previsto en el ordenamiento jurídico.

Pretender unilateralmente alterar este ordenamiento jurídico en función de una determinada voluntad de poder, local o de cualquier otro tipo, es inadmisible. Es necesario respetar y tutelar el bien común de una sociedad pluricentenaria.

Conclusión
La esperanza no defrauda (Rm 5, 5)

36. Hemos de obedecer a Dios antes que a los hombres (Hch 4,19). Con esta libertad hablaban los primeros cristianos ante los jueces que les imponían silencio. Actuaban como personas realmente liberadas por Cristo del pecado, y por eso no se sentían atemorizados por nadie ni por nada: ni por los poderosos, ni siquiera por la muerte. Hemos querido escribir esta Instrucción con esa misma libertad. Deseamos animar así a todos los cristianos a ejercer la libertad para la que Cristo nos ha liberado (cf . Ga 5, 1).

37. En el mundo tendréis tribulaciones. Pero, ¡ánimo!, yo he vencido al mundo (Jn 16,33). Las dificultades para acabar con el terrorismo y construir la paz son grandes. Los poderes que se hallan implicados en este grave problema, así como los sentimientos de rencor y confrontación que siguen provocando hacen de la solución del mismo un asunto tan arduo como urgente. Ante los signos persistentes de tensión social y de dificultad de convivencia, la Iglesia propone una verdad moral insoslayable. No será fácilmente comprendida por algunos. Pero sin la verdad no será posible la paz. Además, es necesario que todos nos comprometamos en la construcción de la paz. Construir la paz es tarea de todos y de cada uno [35] . Hacemos un llamamiento especial a los educadores (padres, catequistas, profesores y maestros) para que pongan todo su empeño en la noble tarea de formar a las generaciones más jóvenes, advirtiéndoles de la maldad del terrorismo y animándoles a construir una sociedad donde se vivan los principios morales que garanticen el respeto sagrado a la persona.

38. La primera responsabilidad de la Iglesia es anunciar que sólo en Jesucristo encuentra el hombre la salvación plena. Educar para la paz que nace del encuentro con el Señor y con la Iglesia es una tarea urgente, especialmente entre los más jóvenes. Así como donde anida la semilla de la ideología terrorista se esteriliza la vida cristiana, donde, en cambio, crece y madura la pertenencia a la Iglesia de Jesucristo prevalece el amor a los demás, el deseo sincero de paz y de reconciliación. La pertenencia a la Iglesia y la educación en la fe no son maduras mientras no se expresen en un discernimiento moral acertado de situaciones tan graves como la del terrorismo. Este discernimiento es una muestra del vigor y coherencia de la fe profesada.

39. Ante el terrorismo de ETA la Iglesia proclama de nuevo la necesidad de la conversión de los corazones como el único camino para la verdadera paz [36] . La valoración moral que hemos propuesto se ha de comprender dentro de esta llamada explícita a la conversión, que es sólo posible una vez reconocida la maldad intrínseca del terrorismo y una vez gestada la voluntad expresa de reparar los perniciosos efectos que causa su actividad.

40. Ante cualquier problema entre personas o grupos humanos, la Iglesia subraya el valor del diálogo respetuoso, leal y libre como la forma más digna y recomendable, para superar las dificultades surgidas en la convivencia. Al hablar del diálogo no nos referimos a ETA, que no puede ser considerada como interlocutor político de un Estado legítimo, ni representa políticamente a nadie, sino al necesario diálogo y colaboración entre las diferentes instituciones sociales y políticas para eliminar la presencia del terrorismo, garantizar firmemente los legítimos derechos de los ciudadanos y perfeccionar, en lo que sea necesario, las formas de organizar la convivencia en libertad y justicia.

41. La Iglesia en España, reconociendo y agradeciendo el esfuerzo de todos los que trabajan por una mejor convivencia, ofrece su contribución a esta tarea llevando a cabo las acciones específicas de su misión pastoral. En cuanto depositaria y administradora de los bienes de la salvación, que ha recibido de su Señor, corresponde a la Iglesia sanar las enfermedades morales que provoca el fenómeno terrorista. En el sacramento de la Eucaristía, de modo especial, los cristianos se encuentran con Cristo, quien los introduce en su comunión, escuela de caridad sin fronteras, de paz inquebrantable y de reconcialición de los hombres entre sí y con Dios. Las comunidades cristianas, encontrando su fuerza en la Eucaristía, deben ofrecerse como centros de comunión de las personas, donde se rechace sin equívocos el terrorismo, y donde se comparta la fe capaz de abrir a quienes la profesan a la fraternidad entre los hombres y entre los pueblos, con una cercanía, ayuda y solidaridad especial con las víctimas del terrorismo.

42. Entre las primera obligaciones de los cristianos y de sus comunidades se encuentra este acompañamiento y atención pastoral de las víctimas del terrorismo. Es una exigencia de justicia y de caridad estar a su lado y atender las necesidades y justas reclamaciones de las personas y de las familias que han sufrido el zarpazo del terrorismo. Sentimos como propia la preocupación de los que viven en un estado constante de amenaza o de presión violenta, conscientes de que ignorar la realidad de las ofensas padecidas es pretender un proceso ilusorio, incapaz de construir una convivencia en paz.

43. La Iglesia, además, guiada por el Espíritu de Jesucristo, se sabe necesitada siempre de la gracia, y acude constantemente a la fuente de la misericordia y del perdón, que es Dios. Al mismo tiempo, invita continuamente a ofrecer y recibir el perdón, consciente de que «no hay paz sin justicia, no hay justicia sin perdón» [37] . El perdón no se contrapone a la justicia, porque no consiste en inhibirse ante las legítimas exigencias de reparación del orden violado. Por el contrario, el perdón conduce a la plenitud de una justicia que pretende la curación de la heridas abiertas [38] . El perdón que puede alcanzar la paz verdadera es un don de Dios, por eso se ha de pedir en la oración:

«La oración por la paz no es un elemento que “viene después” del compromiso por la paz. Al contrario, está en el corazón mismo del esfuerzo por la edificación de una paz en el orden, en la justicia y en la libertad. Orar por la paz significa abrir el corazón humano a la irrupción del poder renovador de Dios» [39] .

No puede haber una pastoral de la paz sin momentos fuertes de oración, personales y comunitarios.

44. La esperanza no defrauda (Rom 5,5). Ésta es la convicción que mueve a la Iglesia. Nuestra esperanza descansa en la misericordia de Dios, único capaz de tocar el corazón de los hombres, infundiéndoles sentimientos de paz. «La esperanza que sostiene a la Iglesia es que el mundo, donde el poder del mal parece predominar, se transforme realmente, con la gracia de Dios en un mundo en el que puedan colmarse las aspiraciones más nobles del corazón humano; un mundo en el que prevalezca la verdadera paz» [40] .

Convocamos, una vez más, a los que han recibido el don de la fe a la oración pública y privada por la paz; a la oración por las víctimas del terrorismo y por sus familiares, y por los propios terroristas; a la oración para que Dios otorgue sabiduría y fortaleza a los gobernantes en sus decisiones y acciones; a la oración por la conversión de los corazones.

Que se eleve desde el corazón de cada creyente, de manera más intensa, la oración por todas las víctimas del terrorismo, por sus familias afectadas trágicamente y por todos los pueblos a los que el terrorismo y la guerra continúan agraviando e inquietando. Que no queden fuera de nuestra oración aquellos mismos que ofenden gravemente a Dios y al hombre con estos actos sin piedad: que se les conceda recapacitar sobre sus actos y darse cuenta del mal que ocasionan, de modo que se sientan impulsados a abandonar todo propósito de violencia y buscar el perdón. Que la humanidad, en estos tiempos azarosos, pueda encontrar paz verdadera y duradera, aquella paz que sólo puede nacer del encuentro de la justicia con la misericordia [41] .

En este “Año del Rosario”, ponemos nuestra oración, con filial devoción, en las manos de la Virgen María, Madre de Jesús y Madre nuestra, invocándola como Reina de la paz, para que Ella nos conceda pródigamente los dones de su materna bondad y nos ayude a ser una sola familia, en la solidaridad y en la paz.


 


[1] Concilio Vaticano II, Constitución Gaudium et spes, 1.

[2] Ya Pablo VI (Audiencia General del 27.9.1975) había condenado expresamente el terrorismo en España. Juan Pablo II lo ha hecho repetida y enfáticamente: antes de su Visita pastoral de 1982, dos veces durante aquel viaje – primero en Toledo (4. 11.1982) y luego en Loyola (6.11.1982) -  y, entre otros muchos momentos, con ocasión del Encuentro de Oración por la Paz de Vitoria-Gasteiz (13.1.2001).

[3] Recordamos sólo algunas de estas intervenciones: de la Asamblea Plenaria, Ante el momento presente (1974), “La Verdad os hará libres” (Jn 8,32) (1990), Moral y sociedad democrática (1996) y La fidelidad de Dios dura siempre. Mirada de fe al siglo XX (1999). De la Comisión Permanente, Reconciliación, repudio a la violencia e Iglesia sociedad-civil (1975), Nota sobre algunas situaciones que vive el país (1975), Nota ante la actual situación española (1977), La responsabilidad moral del voto (1979), Comunicado por causa de los “atentados terroristas que se repiten casi a diario entre nosotros” (1979),  Ante el terrorismo y la crisis del país (1981), Constructores de la Paz (1986) e Impulsar una nueva evangelización (1990). Son importantes también las intervenciones de los Presidentes de la Conferencia Episcopal en sus discursos inaugurales de diversas Asamblea Plenarias, como las siguientes: XXX (1978), XXXII (1979), XXXIV (1981), LIII (1990), LXIII (1995); LXXIV y LXXV (2000), LXXVI y LXXVII (2001), LXXVIII (2002). Se pueden encontrar también otras intervenciones sobre este tema en: J. F. Serrano Oceja (Ed.), La Iglesia frente al terrorismo de ETA, Presentación del Cardenal A. Mª Rouco Varela y Epílogo de Monseñor  F. Sebastián Aguilar, B. A. C., Madrid 2001, XXXIV + 823 páginas.

[4] Cf. Conferencia Episcopal  Española, Una Iglesia esperanzada. ¡Mar adentro! (Lc 5, 4), Plan Pastoral 2002-2005, 58. 78, Edice, Madrid 2001.

[5] Cf. Nota de Prensa Final de la CLXXXIX Reunión de la Comisión Permanente de la Conferencia Episcopal Española (19.6.2002).

[6] Juan Pablo II recuerda en su Carta Encíclica Veritatis splendor que la determinación de la moralidad de los actos por su objeto es uno de los servicios específicos que la Iglesia presta al mundo. No hay otro camino para evitar la gran confusión que lleva consigo la mentalidad utilitarista o consecuencialista, cuando justifica fácilmente como mal menor cualquier efecto que conduzca al fin deseado; cf. Carta Encíclica Veritatis splendor,  83.

[7]   Juan Pablo II, Carta Encíclica Sollicitudo rei socialis,  24; cf. Catecismo de la Iglesia Católica, 2297.

[8] Ya el 16 de noviembre de 1937 por la Convención de Ginebra y por la ONU con la Declaración del 18 de diciembre de 1972.

[9] Cf. Juan Pablo II, Carta Encíclica Sollicitudo rei socialis, 24.

[10] Cf. San Jerónimo, Epístola, 82,3 (Madrid 1993, BAC 530,872).

[11] Cf. Catecismo de la Iglesia Católica, 2297; Juan Pablo II, Mensaje en el aniversario del 11-S, (14.9.2002).

[12] Cf. Juan Pablo II, Mensaje en el aniversario del 11- S, (14.9.2002); cf. Catecismo de la Iglesia Católica 2297.

[13] Comisión Permanente de la Conferencia Episcopal Española, Instrucción Pastoral Constructores de la paz, 96, BOCEE 9 (1986) 18; cf. Juan Pablo II, Homilía en Drogheda (Irlanda), (29.9.1979).

[14] Cf. Juan Pablo II, Carta Encíclica. Evangelium vitae,  57, afirmación que goza de la calificación de doctrina de fe divina y católica; Congregación para la Doctrina de la Fe, Nota doctrinal aclaratoria de la fórmula conclusiva de la profesión de fe (29.VI.1998), 5 y 11: cf. Ecclesia 2.902 (18. VII. 1998) 1086-1089.

[15] Cf. Pablo VI, Carta Encíclica Populorum progressio 31; Congregación para la Doctrina de la Fe, Instrucción Libertatis conscientiae, 79.

[16] Cf. Catecismo de la Iglesia Católica, 1867.

[17] Cf. Juan Pablo II,  Carta Encíclica Veritatis Splendor, 80.

[18] Catecismo de la Iglesia Católica, 1869.

[19] Juan Pablo II, Carta  Encíclica,  Sollicitudo rei socialis, 36; Exhortación Apostólica Reconciliatio et Poenitentia , 16.

[20]  Juan Pablo II, Carta Encíclica  Evangelium vitae, 24.

[21] El Papa Juan Pablo II ha recordado cómo del olvido de Dios se sigue el desprecio de la vida humana (Carta Encíclica Evangelium vitae, 22):“... cuando se pierde el sentido de Dios, también el sentido del hombre queda amenazado y contaminado, como afirma lapidariamente el concilio Vaticano II: «La criatura sin el Creador desaparece... Más aún, por el olvido de Dios la propia criatura queda oscurecida» [Constitución Pastoral Gaudium et Spes, 36]. El hombre no puede ya entenderse como «misteriosamente otro» respecto a las demás criaturas terrenas; se considera como uno de tantos seres vivientes, como un organismo que, a lo sumo, ha alcanzado un estadio de perfección muy elevado. Encerrado en el restringido horizonte de su materialidad, se reduce de este modo a «una cosa», y ya no percibe el carácter trascendente de su «existir como hombre». No considera ya la vida como un don espléndido de Dios, una realidad «sagrada» confiada a su responsabilidad y, por tanto, a su custodia amorosa, a su «veneración». La vida llega a ser simplemente «una cosa», que el hombre reivindica como su propiedad exclusiva, totalmente dominable y manipulable”.

[22] Cf. Juan Pablo II, Carta Encíclica  Sollicitudo rei socialis, 37.

[23] Cf. Juan Pablo II, Carta Encíclica Veritatis splendor, 1.

[24] Juan Pablo II, Discurso al Cuerpo Diplomático (12.1.1979): “vencer el virus de la violencia manifestado en formas de terrorismo y represalias invitan a desterrar el odio”.

[25] Juan Pablo II, Discurso en la Sede de la UNESCO (2-VI-1980),  14.

[26] Cf. Juan Pablo II, Carta Encíclica Redemptoris missio, 37

[27] Cf. Juan Pablo II, Discurso a la Asamblea General de las Naciones Unidas (5-X-1995),  8: “El derecho a la propia lengua y cultura, mediante las cuales un pueblo expresa y promueve lo que llamaría su originaria “soberanía” espiritual. … Toda nación tiene también consiguientemente derecho a modelar su vida según las propias tradiciones, excluyendo, naturalmente, toda violación de los derechos humanos fundamentales, y, en particular, la opresión de las minorías. Cada nación tiene el derecho de construir el propio futuro proporcionando a las generaciones más jóvenes una educación adecuada”.

[28] Cf. Juan Pablo II, Discurso al Cuerpo Diplomático (14-I-1984), 3-4: “En cambio, países soberanos que hace mucho tiempo que son independientes, o que lo son desde hace poco, se ven amenazados alguna vez en su integridad por la contestación interior de una parte que hasta llega a considerar o bien a pedir una secesión. Los casos son complejos y muy diversos y cada uno de ellos pediría un juicio diferente, según una ética que tenga en cuenta a la vez los derechos de las naciones, fundados en la cultura homogénea de los pueblos, y los derechos de los Estados a su integridad y soberanía. Deseamos que más allá de las pasiones –y de todas maneras evitando la violencia-, se llegue a formas políticas bien articuladas y equilibradas que sepan respetar las particularidades culturales, étnicas, religiosas y, en general los derechos de las minorías”. Cf. también Catecismo de la Iglesia Católica, 2239.

[29] Basta recordar en este sentido la intervención de Juan Pablo II y de la Conferencia Episcopal Italiana expresando su estima por la unidad del Estado italiano y criticando las actitudes que disgregan la unidad social; cf. Lettera ai vescovi italiani circa le responsabilità dei cattolici di fronte alle sfide dell´attuale momento storico (6 de enero de 1994). Cf. Comunicato della Presidenza della CEI, 30-VI-1992. Noticiario CEI 5/1992, pp. 183-186; cf. Juan Pablo II, Discurso ante el Parlamento de Italia (14.11.2002).

[30] Pio XI, Carta Encíclica Mit brennender Sorge, 12: “Si la raza o el pueblo, si el Estado o una forma determinada del mismo, si los representantes del poder estatal u otros elementos fundamentales de la sociedad humana tienen en el orden natural un puesto esencial y digno de respeto, con todo, quien los arranca de esta escala de valores terrenales elevándolos a suprema norma de todo, aun de los valores religiosos, y, divinizándolos con culto idolátrico, pervierte y falsifica el orden creado e impuesto por Dios, está lejos de la verdadera fe y de una concepción de la vida conforme a ésta”.

[31] Cf. Juan XXIII, Carta Encíclica Mater et Magistra, 262.

[32] Empezando por Pío XI en el ambiente prebélico: cf. Pío XI, Carta Encíclica Ubi arcano (23.12.1922), 12; Discurso a la Curia Romana (24-XII-1930); A los alumnos de Propaganda fide (21-8.1938).

[33] Cf. Pío XII, Radiomensaje al Pueblo helvético (21.IX.1949): “En nuestra época, en la que el concepto de nacionalidad del Estado, exagerado a menudo hasta la confusión, hasta la identificación de las dos nociones, tiende a imponerse como dogma”; cf. también: Juan Pablo II, Discurso en la Sede de la UNESCO (2-VI-1980), n. 14; e Idem,Discurso a la Asamblea General de las Naciones Unidas (5-X-1995), 8: “teniendo en cuenta la dificultad de definir el concepto mismo de “nación”, que no se identifica a priori y necesariamente con el de Estado”.

[34] LXXIII Asamblea Plenaria de la Conferencia Episcopal Española, La fidelidad de Dios dura siempre. Mirada de fe al siglo XX (26.11.1999), 7. Comunicado de la XXXIV Asamblea Plenaria de la Conferencia Episcopal Española (28.2.1981), Amenaza a la normalidad constitucional. Llamada a la esperanza, 2: “Es de todo punto necesario recuperar la conciencia ciudadana y la confianza en las instituciones, todo ello en el respeto de los cauces y principios que el pueblo ha sancionado en la Constitución”.

[35] Cf. Juan Pablo II,  Mensaje para la Jornada Mundial de la Paz de 1998, 7.

[36] Cf. Juan Pablo II, Carta Encíclica Sollicitudo Rei Socialis, 38.

[37] Cf. Juan Pablo II,  Mensaje para la Jornada Mundial de la Paz de 2002

[38] Cf. Juan Pablo II,  Ibid., 3.

[39] Cf. Juan Pablo II, Ibid., 14.

[40] Juan Pablo II, Ibid., 1.

[41] Juan Pablo II, Ibid., 15; cf. también las invitaciones del Papa en los Mensajes anuales con ocasión de la Jornada mundial de la Paz


 

 

 

EDITORIAL

 

 

El derecho al reconocimiento de los cristianos

 

 14/11/2002

 

Los derechos constitucionales de los europeos y el hecho religioso (02/10/02)

  1. La necesidad de un texto de rango constitucional que formule los derechos y deberes comunes a todos los ciudadanos y ciudadanas de la Unión Europea, debe partir de la realidad insoslayable que establecen las formulaciones constitucionales preexistentes en los estados miembros.

  2. La practica totalidad de los países miembros señalan la aconfesionalidad del Estado en sus respectivas constituciones, o también, aunque en menor medida, la confesionalidad del Estado unida a la libertad religiosa. Es una excepción singular el texto constitucional que proclama la naturaleza laicista del estado.

  3. El estado aconfesional es, por lo tanto, el común denominador constitucional. Con frecuencia se utiliza el término de laico como sinónimo de aconfesional, pero ambas expresiones designan una misma realidad conceptual y jurídica: el Estado en sí, se considera neutral desde el punto de vista religioso, en el sentido de que carece de confesión propia, pero al mismo tiempo se contempla la dimensión colectiva del hecho religioso en terminos declarativos, afirmativos y positivos. El estado aconfesional parte implícita o explícitamente, según las constituciones, de la premisa de que la religión es una dimensión colectiva que debe ser considerada como un valor social positivo. La aconfesionalidad del estado no nace de la negación u ocultación del hecho religioso, sino del pluralismo de la sociedad, donde cada persona elige libremente su credo religioso y lo practica y desarrolla tanto en el ámbito privado como publico.

  4. Este estado aconfesional o laico que es el más extendido en la UE, no puede confundirse con una formulación laicista del estado, que catalogue a la religión como un hecho de carácter estrictamente privado, sin ningún tipo de derecho o reconocimiento público y sin ninguna incidencia en este ámbito colectivo.

  5. Por consiguiente, la formulación constitucional europea ha de partir de aquellas situaciones constitucionales preexistentes que regulan el estado aconfesional como expresión más completa de la realidad europea, sin operar reduccionismos que den lugar a interpretaciones laicistas y que sólo obedecen a unas situaciones excepcionales y prácticamente únicas en el concierto europeo.

  6. La realidad que expresan las constituciones es la justa correspondencia con la situación de la sociedad europea, donde una gran parte de sus miembros se declaran adscritos a alguna confesión religiosa.

  7. Esta realidad religiosa de Europa se expresa, es casi innecesario recordarlo, en su raíz y su desarrollo cultural, en su contribución al mundo sobre el bien, la belleza y la justicia. La propia construcción europea iniciada después de la fraticida guerra entre hermanos ya se asentó en gran medida sobre fundamentos cristianos. Schuman, De Gasperi, Adenauer, son algunos de los nombres destacados de nuestros "padres fundadores" que expresan este origen.

  8. Existe, por tanto, una evidencia religiosa en Europa desde el punto de vista constitucional, social, histórico, cultural y filosófico. Esto es así porque antropológicamente la conciencia del mundo real está estrechamente ligada al descubrimiento de lo sagrado y del desarrollo de la religión. Este es, en definitiva, un elemento de la estructura de la conciencia y no una etapa de la conciencia misma (Mircea Eliade Historia de las creencias y de las ideas religiosas Vol 1 Madrid 1978 p.15). Por consiguiente, no se puede negar el hecho religioso sin discriminar un elemento base de la conciencia personal de la mayoría de europeos.

  9. La religión expresa no sólo una realidad individual sino una presencia y una organización social y colectiva de carácter especifico en razón de su naturaleza, que requiere de un reconocimiento institucional positivo, y de la definición de condiciones que faciliten su practica y desarrollo.

  10. La exclusión de toda referencia religiosa no puede ser considerada, por todo lo dicho, como una actitud neutral. La exclusión del hecho religioso no seria neutralidad, sino negación pura y dura de otra parte de la sociedad europea por motivos ideológicos.

  11. Por consiguiente el texto constitucional europeo:

 2001-2002 E-cristians.net

 

El Papa nombra a su representante en Rusia y al nuncio en Uzbekistán


ROMA, 7 noviembre 2002 (ZENIT.org).- La Santa Sede anunció este miércoles el nombramiento realizado por Juan Pablo II de su nuevo representante en la Federación Rusa, el arzobispo Antonio Mennini, quien desde el año 2000 era nuncio apostólico en Bulgaria.

Monseñor Mennini, nacido en Roma en 1947, sustituye al arzobispo Giorgio Zur, quien el 8 de octubre fue nombrado nuncio apostólico en Viena.

Monseñor Mennini, no es nuncio apostólico en Rusia, sino «representante» pues Roma y Moscú no tienen relaciones diplomáticas plenas.

Tendrá que afrontar las dificultades surgidas con las autoridades federales tras la expulsión del obispo de San José en Irkutsk (Siberia oriental) Jerzy Mazur, así como de cinco sacerdotes.

Juan Pablo II nombró además nuncio apostólico en Uzbekistán al arzobispo Józef Wesołowski, nacido en la arquidiócesis de Cracovia en 1948, quien es también nuncio apostólico en Kazajstán, Tayikistán, y Kirguistán.
ZS02110701
Aprobado el milagro para la canonización de la beata Sor Ángela de la Cruz


CIUDAD DEL VATICANO, 7 noviembre 2002 (HREF="http://www.zenit.org/">ZENIT.org).- El Colegio de Cardenales aprobó por unanimidad el informe sobre el milagro que llevará a la beata Sor Ángela de la Cruz, fundadora de las Hermanas de la Cruz, a los altares.

Sólo falta que el Papa, Juan Pablo II, firme el decreto de canonización y fije la fecha y lugar que acogerá la ceremonia.

El anuncio lo hizo público monseñor Carlos Amigo Vallejo, arzobispo de Sevilla, este martes --día de la festividad de la beata-– durante la rueda de prensa de presentación del III Congreso Andaluz de Educación Católica.

El prelado leyó un breve comunicado en el que la madre general de la Compañía, sor María de los Reyes de la Cruz, informaba de la decisión del Colegio de Cardenales, que se reunió el martes por la mañana en el Vaticano.

Este anuncio llega cuando se cumplen 20 años de la beatificación en Sevilla de Sor Ángela de la Cruz, en un multitudinario acto que presidió el Santo Padre durante su primera visita a España. Monseñor Amigo expresó su alegría por el anuncio y aclaró que no hay noticias de que el Papa viaje a Sevilla.
ZS02110709
 

Mundo


Arzobispo de Florencia: La globalización exige propuestas; no mera protesta
Ante la celebración del Foro Social Europeo antiglobalización

FLORENCIA, 7 noviembre 2002 (ZENIT.org).- Ante las injusticias que genera la globalización los cristianos deben responder con criterios de solidaridad y subsidiariedad, rechazando la violencia, afirma el arzobispo de Florencia, ciudad que acoge del jueves al domingo el Foro Social Europeo de los movimientos antiglobalización.

El problema no está en «demonizar» la economía de mercado, sigue explicando monseñor Ennio Antonelli, en una entrevista concedida el 3 de noviembre al «Corriere della Sera», sino en exigir y crear «reglas e instituciones adecuadas para gobernarla».

El Foro Social de Florencia cuenta con la participación de algunas instituciones católicas; sin embargo, la arquidiócesis de Florencia no participa directamente en el debate.

«Al Foro adhieren muchos sujetos de la sociedad civil, sumamente diferentes entre sí por inspiración cultural, orientación y objetivos --constata Antonelli--. La Iglesia considera que su tarea específica es la de mantener alto el interés y la reflexión sobre problemas que plantea el Foro Social y de estimular el compromiso concreto de los cristianos».

«La tarea de "atreverse" a presentar propuestas concretas es propia de los cristianos laicos, como hicieron de manera admirable las asociaciones católicas que se reunieron en Florencia el 21 de septiembre pasado con el manifiesto "La paz condición esencial al desarrollo global"» (Cf. Zenit, 22 de septiembre de 2002).

Por este motivo, indica el prelado, «los cristianos laicos y sus organizaciones deben decidir responsablemente si quieren participar o no» en el Foro.

Lo importante, aclara, es «el deber de los laicos de ser coherentes con la doctrina de la Iglesia, tanto en el comportamiento, como en las posiciones o propuestas que se expresan en el debate, tratando de no apoyar posiciones culturales, comportamientos, estrategias operativas opinables o, a veces, claramente inaceptables».

Por este motivo, concluye, «los cristianos laicos en el Foro deben evitar toda forma de violencia, no sólo física, sino también verbal».
ZS02110706

 

TERUEL y ALBARRACÍN: XVII aniversario de la consa-

gración episcopal de Mons. Antonio Algora Hernando

(1985).

EL SR. OBISPO POR LA MAÑANA ESTARÁ EN VILLAHERMOSA CELEBRANDO AL BEATO ZÓSIMO Y POR LA TARDE EN LA CATEDRAL HARÁ LA INAUGURACIÓN DEL PLAN DIOCESANO DE PASTORAL PARA CINCO AÑOS CON LOS PÁRROCOS Y ACOMPAÑANTES A LAS 6 H. Y LUEGO EN EL OBISPADO.

¡ FELICIDADES Y PARA MUCHOS AÑOS Y , CLARO, REZAMOS!

30 de mayo

SAN FERNANDO III, rey

Era hijo del rey Alfonso IX y primo hermano del rey San Luis de Francia. Fue un verdadero modelo de gobernante, de creyente, de padre, esposo y amigo. Emprendió la construcción de la bellísima catedral de Burgos y de varias catedrales más y fue el fundador de la famosa Universidad de Salamanca. San Fernando protegió mucho a las comunidades religiosas y se esforzó porque los soldados de su ejército recibieran educación en la fe. Instauró el castellano como idioma oficial de la nación y se esmeró para que en su corte se le diera importancia a la música y al buen hablar literario.

Sus enfrentamientos tuvieron por fin, liberar a España de la esclavitud en la que la tenían los moros, y por ende liberar también a la religión católica del dominio árabe.
Como todos los santos fue mortificado y penitente, y su mayor penitencia consistió en tener que sufrir 24 años en guerra incesante por defender la patria y la religión.

En sus cartas se declaraba: "Caballero de Jesucristo, Siervo de la Virgen Santísima, y Alférez del Apóstol Santiago. El Papa Gregorio Nono, lo llamó: "Atleta de Cristo", y el Pontífice Inocencio IV le dio el título de "Campeón invicto de Jesucristo".

Propagaba por todas partes la devoción a la Santísima Virgen y en las batallas llevaba siempre junto a él una imagen de Nuestra Señora. Y le hacía construir capillas en acción de gracias, después de sus inmensas victorias. Este gran guerrero logró libertar de la esclavitud de los moros a Ubeda, Córdoba, Murcia, Jaén, Cádiz y Sevilla. Para agradecer a Dios tan grandes victorias levantó la hermosa catedral de Burgos y convirtió en templo católico la mezquita de los moros en Sevilla.

 

Santa Sede

Santa Sede


Juan Pablo II destaca el heroísmo del cardenal Van Thuan
Envía un mensaje a la anciana madre del purpurado vietnamita

CIUDAD DEL VATICANO, 15 septiembre 2002 (ZENIT.org).- Juan Pablo II ha destacado el heroísmo del cardenal François-Xavier Nguyen Van Thuan, fallecido este lunes a los 74 años, en varios mensajes, uno de ellos enviado a la anciana madre del purpurado vietnamita.

Monseñor Van Thuan pasó trece años en las cárceles comunistas (nueve en régimen de aislamiento), después de que Pablo VI le nombrara arzobispo coadjutor de Ho Chi Minh (la antigua Saigón) en 1975.

Van Thuan fue deportado en 1991. Juan Pablo II le acogió en Roma. Desde entonces el gobierno vietnamita lo declaró «persona non grata». Nunca más pudo regresar a su patria.

El Papa le acogió en la Curia Romana, donde llegaría a ser creado cardenal y presidente del Consejo Pontificio para la Justicia y Paz.

Al conocer la noticia del fallecimiento del cardenal a causa del cáncer, el Papa envió un telegrama a su madre, la señor Ngo Dinh Thi Hiep, que en estos días se encuentra en Roma, para manifestarle su pésame.

«La Iglesia reconoce en su hijo --asegura el Papa- a un testigo fiel y valiente del Evangelio, al que ha sido fiel en las pruebas por amor a Cristo y a la Virgen María».

El pontífice ha transmitido también sus condolencias a los católicos vietnamitas, enviando un mensaje al obispo de Nha Trang y presidente de la Conferencia Episcopal de Vietnam, monseñor Paul Ngûyen Van Hoa.

El telegrama recuerda «esta gran figura sacerdotal y episcopal de su país, que con una fidelidad y una valentía ejemplares, ha dado testimonio de su fe en Cristo, estando estrechamente asociado a su misión a través de su ministerio y su pasión por los sufrimientos que ha padecido».

Por último, el obispo de Roma ha enviado también un telegrama al obispo Giampaolo Crepaldi, secretario del Consejo Pontificio para la Justicia y la Paz, y a los miembros de ese organismo vaticano que presidía el purpurado.

«El querido hermano difunto deja el recuerdo indeleble de una vida gastada en la adhesión coherente y heroica a la propia vocación, como sacerdote atento a las necesidades del pueblo cristiano y pastor lleno de celo por el Evangelio, siempre fiel a la Iglesia incluso en el duro tiempo de la persecución», constata el mensaje pontificio.

El Papa presidirá el viernes 20 de septiembre, a las 17,30, en el altar de la Confesión de la basílica de San Pedro del Vaticano el funeral por el cardenal Nguyen Van Thuan. La liturgia eucarística será celebrada por el cardenal Angelo Sodano, secretario de Estado, junto con los demás cardenales.

Con la muerte del purpurado vietnamita, el colegio cardenalicio queda compuesto ahora por 172 cardenales, de los cuales 116 son electores (no han cumplido los ochenta años).
ZS02091705

Cardenal Van Thuan: De las cárceles comunistas a «príncipe de la Iglesia»
Un hombre que amó a sus enemigos

CIUDAD DEL VATICANO, 17 septiembre 2002 (ZENIT.org).- De las cárceles comunistas a «príncipe de la Iglesia». Así se puede resumir la vida del cardenal vietnamita François Xavier Nguyen Van Thuan, fallecido en Roma este lunes a los 74 años de edad a causa del cáncer que minaba su salud desde hace tiempo.

En marzo de 2000, el cardenal Van Thuan conmovió a Juan Pablo II y a los miembros de la Curia Romana con la predicación de los Ejercicios Espirituales, en los que transmitió experiencias vividas durante los 13 años pasados en las cárceles comunistas (9 en régimen de aislamiento).

En una entrevista concedida a Zenit en aquella ocasión (Zenit, 12 de marzo de 2000), el cardenal recordaba: «A los compañeros de prisión no católicos que me preguntaban cómo podía seguir esperando, les respondía: "He abandonado todo para seguir a Jesús, porque amo los "defectos" de Jesús"».

«En la Cruz, durante su agonía, el ladrón le pide que se acuerde de él cuando llegara a su Reino. Si hubiera sido yo --reconocía monseñor Van Thuân-- le hubiera respondido: "no te olvidaré, pero tienes que expiar tus crímenes en el purgatorio". Sin embargo, Jesús, le respondió: "Hoy estarás conmigo en el Paraíso". Había olvidado los pecados de aquel hombre».

«Lo mismo sucedió con Magdalena, y con el hijo pródigo. Jesús no tiene memoria, perdona a todo el mundo». Este era el «defecto» de Jesús que más le gustaba al cardenal Van Thuan.

«Jesús no sabe matemáticas --bromeaba el cardenal Van Thuân al hablar de los «defectos» de Jesús--. Lo demuestra la parábola del Buen Pastor. Tenía cien ovejas, se pierde una de ellas y sin dudarlo se fue a buscarla dejando a las 99 en el redil. Para Jesús, uno vale lo mismo que 99 o incluso más».

Otro de los temas fundamentales de los Ejercicios Espirituales que dirigió al Papa fue el amor a los enemigos.

En la entrevista a Zenit, el cardenal recordaba: «Un día, uno de los guardias de la cárcel me preguntó: "Usted, ¿nos ama?". Le respondí: "Sí, os amo". "¿Nosotros le hemos tenido encerrado tantos años y usted nos ama? No me lo creo..."».

«Entonces le recordé --seguía recordando el purpurado--: "Llevo muchos años con usted. Usted lo ha visto y sabe que es verdad". El guardia me preguntó: "Cuando quede en libertad, ¿enviará a sus fieles a quemar nuestras casas o a asesinar a nuestros familiares?"».

«No --le respondió el cardenal-- aunque queráis matarme, yo os amo". "¿Por qué?", insistió el carcelero. "Porque Jesús me ha enseñado a amar a todos, también a los enemigos --aclaré--. Si no lo hago no soy digno de llevar el nombre de cristiano. Jesús dijo: "amad a vuestros enemigos y rezad por quienes os persiguen". "Es muy bello, pero difícil de entender", comentó al final el guardia».
ZS02091707

Cardenal Van Thuan: La Eucaristía cambió el campo de reeducación comunista
Crónica de una de las meditaciones que pronunció el cardenal al Papa

CIUDAD DEL VATICANO, 17 septiembre 2002 (ZENIT.org).- Publicamos a continuación la crónica que publicó Zenit el 16 de marzo de 2000 de una de las meditaciones pronunciadas por el cardenal François Xavier Nguyen Van Thuan a Juan Pablo II, durante los Ejercicios Espirituales celebrados en el Vaticano.


 

* * *



«Cuando me encarcelaron en 1975 --recordó el prelado vietnamita--, me vino una pregunta angustiosa: "¿Podré celebrar la Eucaristía?"».

El prelado explicó que, dado que al ser detenido no le permitieron llevarse ninguno de sus objetos personales, al día siguiente le permitieron escribir a su familia para pedir bienes de primera necesidad: ropa, pasta dental,
etc.

«Por favor, enviadme algo de vino, como medicina para el dolor de estómago». Los fieles entendieron muy bien lo que quería y le mandaron una botella pequeña de vino con una etiqueta en la que decía: «Medicina para el dolor de estómago».

Entre la ropa escondieron también algunas hostias. La policía le preguntó: «¿Le duele el estómago?». «Sí», respondió monseñor Van Thuân, quien entonces era arzobispo de Saigón. «Aquí tiene su medicina».

«No podré expresar nunca mi alegría: celebré cada día la Misa con tres gotas de vino y una de agua en la palma de la mano. Cada día pude arrodillarme ante la Cruz con Jesús, beber con él su cáliz más amargo. Cada día, al recitar la consagración, confirmé con todo mi corazón y con toda mi alma un nuevo pacto, un pacto eterno entre Jesús y yo, a través de su sangre mezclada con la mía. Fueron las Misas más bellas de mi vida».

Más tarde, cuando le internaron en un campo de reeducación, al arzobispo le metieron en un grupo de cincuenta detenidos. Dormían en una cama común. Cada uno tenía derecho a cincuenta centímetros. «Nos las arreglamos para que a mi lado estuvieran cinco católicos --cuenta--. A las 21,30 se apagaban las luces y todos tenían que dormir. En la cama, yo celebraba la Misa de memoria y distribuía la comunión pasando la mano por debajo del mosquitero. Hacíamos sobres con papel de cigarro para conservar el santísimo Sacramento. Llevaba siempre a Cristo Eucaristía en el bolso de la camisa».

Dado que todas las semanas tenía lugar una sesión de adoctrinamiento en la que participaban todos los grupos de cincuenta personas que componían el campo de reeducación, el arzobispo aprovechaba los momentos de pausa para pasar con la ayuda de sus compañeros católicos la Eucaristía a los otros cuatro grupos de prisioneros.

«Todos sabían que Jesús estaba entre ellos, y él cura todos los sufrimientos físicos y mentales --recordaba--. De noche, los prisioneros se turnaban en momentos de adoración; Jesús Eucaristía ayuda de manera inimaginable con su presencia silenciosa: muchos cristianos volvieron a creer con entusiasmo; su testimonio de servicio y de amor tuvo un impacto cada vez mayor en los demás prisioneros; incluso algunos budistas y no cristianos abrazaron la fe. La fuerza de Jesús es irresistible. La obscuridad de la cárcel se convirtió en luz pascual».

Para el predicador de los Ejercicios Espirituales del Papa «Jesús comenzó una revolución en la cruz. La revolución de la civilización del amor tiene que comenzar en la Eucaristía y desde aquí tiene que ser impulsada».

«Concluyo con un sueño --dijo monseñor Van Thuân--: en él la Curia romana es como una gran hostia, en el seno de la Iglesia, que es como un gran Cenáculo. Todos nosotros somos como granos de trigo que se dejan moler por las exigencias de la comunión para formar un solo cuerpo, plenamente solidarios y plenamente entregados, como pan de vida para el mundo, como signo de esperanza para la humanidad. Un solo pan y un solo cuerpo».
ZS02091708


El Papa insiste en la actualidad de rezar por las almas del Purgatorio
Mensaje a las Religiosas Mínimas de Nuestra Señora del Sufragio

CIUDAD DEL VATICANO, 17 septiembre 2002 (ZENIT.org).- Juan Pablo II ha escrito un mensaje en el que alienta la oración de intercesión por las almas del Purgatorio, subrayando la necesidad de rezar por los difuntos.

En una misiva enviada a las Religiosas Mínimas de Nuestra Señora del Sufragio, que están celebrando en Roma el capítulo general, el pontífice subraya la importancia del carisma de esta institución, que consiste en recordar la profunda comunión que existe entre los que viven y los fallecidos.

En particular, como recuerda el mensaje publicado este sábado por la Sala de Prensa de la Santa Sede, estas religiosas hacen hincapié en «el "sufragio" por las almas del purgatorio».

«La primera y más elevada forma de caridad por los hermanos es el deseo ardiente de su salvación eterna», explica el sucesor de Pedro.

«El amor cristiano no conoce fronteras y sobrepasa incluso los límites del espacio y del tiempo, permitiéndonos amar a quienes han dejado ya esta tierra», añade.

El obispo de Roma concluye invitando a las religiosas a ser «incansables y alegres anunciadoras de esperanza a la humanidad de nuestro tiempo, que con demasiada frecuencia parece oscurecida por violencias e injusticias, encerrada en horizontes meramente terrenales».

Las Religiosas Mínimas de Nuestra Señora del Sufragio, fundadas por el beato italiano Francesco Faà di Bruno (1825-1888), son 210 religiosas y novicias, esparcidas en varios continentes.

La vida de las religiosas se resume en tres verbos: «rezar» (en unión con Cristo); «actuar» (a favor de los hombres, en especial los más débiles, pobres y marginados); «sufrir» (ofreciendo la vida por las almas del Purgatorio).
 


El Papa recibe a periodistas que piden la beatificación de un colega
Manuel Lozano Garrido, pasó 28 años en una silla de ruedas

CIUDAD DEL VATICANO, 11 septiembre 2002 (ZENIT.org).- Juan Pablo II recibió este miércoles las firmas de más de doscientos periodistas que piden la beatificación de Manuel Lozano Garrido (más conocido como «Lolo»), periodista a pesar de que pasó parte de su vida en una silla de ruedas y ciego.

Tres periodistas en representación de sus colegas --Paloma Gómez Borrero, corresponsal en Roma de la Cadena radiofónica española COPE, Alex Rosal, director del semanario «Fe y Razón», y Jesús Colina corresponsal de «Alfa y Omega» en Roma y director de Zenit-- entregaron al Papa la petición oficial.

El postulador de la causa, don Rafael Higueras Álamo, les acompañó para hacer llegar al Santo Padre la «positio», es decir, la investigación que documenta la vida y virtudes del periodista.

Manuel Lozano Garrido, nació en Linares (Jaén) en 1920. Comenzó a desarrollar su trabajo profesional como periodista en medios de comunicación religiosos como el diario Ya, Telva, Vida Nueva, la agencia Prensa Asociada, Signo...

En 1942 contrajo una grave enfermedad (espondilitis) que le deformó completamente el cuerpo y le dejó inválido. Por ese motivo tuvo que vivir durante 28 años «sujeto» a una silla de ruedas, regalo de sus compañeros periodistas.

Los últimos diez años de su vida los pasó completamente ciego. A pesar de este gran inconveniente, dictó nueve libros a su querida hermana Lucy y a sus amigos. Fundó la revista Sinaí para enfermos. Falleció el 3 de noviembre de 1971.

El proceso de beatificación se encuentra ya en un estado avanzado en la Congregación vaticana para las Causas de los Santos. En estos momentos, falta el reconocimiento de una comisión de teólogos y cardenales que deben aprobar la declaración de sus «virtudes heroicas».

Si se da la declaración, una comisión científica estudiara la existencia de un milagro atribuido a su intercesión. La postulación informa que ya se han hecho estudios sobre la curación inexplicable de un niño español en 1974, cuando tenía dos años, y que hoy es arbitro internacional de tenis.
ZS02091101

Comienza el proceso de canonización de Fray Bartolomé de Las Casas


MADRID, 11 septiembre 2002 (ZENIT.org).- El próximo 2 de octubre, en la parroquia de Santa María Magadalena (Sevilla), comenzará el proceso de canonización de Fray Bartolomé de Las Casas (1484-1566), informa la Conferencia Episcopal Española

El lugar escogido es la antigua Iglesia dominicana del convento de San Pablo, donde el fraile fue consagrado obispo después de ser promovido al obispado de la diócesis de Ciudad Real, en Chiapas.

El proceso será dirigido por el postulador, el padre Innocenzo Venchi (Roma) y el vicepostulador, el padre Fernado Aporta (Sevilla).

A Fray Bartolomé de Las Casas se le conoce como el gran defensor de la dignidad de los indígenas, en plena conquista y evangelización del nuevo continente.
ZS02091109

Avanza el proceso de canonización de Antoni Gaudí


BARCELONA, 25 agosto 2002 (ZENIT.org).- El proceso diocesano de beatificación del arquitecto catalán Antoni Gaudí (1852-1926) podría culminar una importante fase antes de terminar el año 2002.

Así lo dio a conocer el juez delegado de la beatificación, Josep María Blanquet, quien señaló en declaraciones publicadas por la agencia AICA que el tribunal de teólogos e historiadores encargados de preparar la documentación que luego será transmitida a Roma ya escuchó a 26 testigos y se propone concluir sus trabajos antes de finalizar el año.

La Congregación para las Causas de los Santos autorizó el inicio de la causa el 10 de marzo de 2000, luego del pedido efectuado por el cardenal Ricard Maria Carles, arzobispo de Barcelona, en diciembre de 1999.

Gaudí, entre cuyas más famosas obras se encuentra la aún inconclusa Sagrada Familia de Barcelona, nació en 1852, en la ciudad catalana de Reus. A lo largo de su vida, imprimió a sus diversos diseños un rico trasfondo teológico. Murió a la edad de 74 años, en 1926, en la ciudad de Barcelona.
ZS02082508

 

INTENCIONES DE ORACION DEL SANTO PADRE PARA EL MES DE AGOSTO

CIUDAD DEL VATICANO, 1 AGO 2002 (VIS).-La intención general del Apostolado de la Oración de Juan Pablo II para el mes de agosto es: "Para que crezca en la conciencia de los individuos y en la opinión pública mundial el respeto del ambiente, don de Dios para la entera familia humana".

Su intención misionera es: "Para que en las grandes 'barracópolis' del mundo, la acción de los misioneros mitigue los sufrimientos ocasionados por las injusticias y favorezca la promoción integral de la persona".
JPII-INTENCIONES ORACION/AGOSTO/... VIS 020801 (100)

BEATIFICACION DE LOS MARTIRES DE OAXACA

CIUDAD DEL VATICANO, 1 AGO 2002 (VIS).-Juan Pablo II presidió esta mañana a las 10,30 hora local (17,30 hora italiana) en la basílica de Nuestra Señora de Guadalupe, la Liturgia de la Palabra en la que beatificó a los llamados "mártires de Oaxaca", Juan Bautista y Jacinto de los Angeles. Concelebraron junto con el Santo Padre cardenales y obispos de México y del séquito papal. Durante la ceremonia se emplearon también las lenguas indígenas (zapoteco, mixteco, náhuatl, mazateco, mixe, maya y purépecha).

Los nuevos beatos fueron dos padres de familia mexicanos que vivieron en la segunda mitad del siglo XVII en el estado de Oaxaca. Por sus buenas cualidades los misioneros dominicos les habían encargado la vigilancia de la pureza de la fe y de la moralidad pública de las comunidades cristianas locales. Tras denunciar ante las autoridades eclesiásticas un acto solemne de idolatría en la comunidad de San Francisco de Cajonos, fueron asesinados por sus mismos paisanos el 16 de septiembre de 1700. La Congregación para las Causas de los Santos promulgó el 7 de julio de 2001 el decreto de martirio de esos siervos de Dios.

En su homilía, Juan Pablo II recordó que el Evangelio llegó a esa tierra, "rica amalgama de culturas", en 1529 con los Padres Dominicos que se sirvieron "de las lenguas nativas y los usos y costumbres de las comunidades locales".

"Con esta beatificación -prosiguió- la Iglesia pone de relieve su misión de anunciar el Evangelio a todas las gentes. Los nuevos beatos (...) animan a los indígenas de hoy a apreciar sus culturas y sus lenguas y, sobre todo, su dignidad de hijos de Dios que los demás deben respetar en el contexto de la nación mexicana, plural en el origen de sus gentes y dispuesta a construir una familia común en la solidaridad y la justicia".

"Los dos beatos son un ejemplo de cómo, sin mitificar sus costumbres ancestrales, se puede llegar a Dios sin renunciar a la propia cultura, pero dejándose iluminar por la luz de Cristo, que renueva el espíritu religioso de las mejores tradiciones de los pueblos. Juan Bautista y Jacinto de los Angeles, esposos y padres de familia de conducta intachable, (...) recuerdan a las familias mexicanas de hoy la grandeza de su vocación, el valor de la fidelidad en el amor y de la aceptación generosa de la vida".

El Papa concluyó sus palabras invitando a renovar, ante la Virgen de Guadalupe, el compromiso evangelizador de los mártires de Oaxaca. "Hagamos partícipes de esta tarea -dijo- a todas las comunidades cristianas para que proclamen con entusiasmo su fe y la transmitan íntegra a las nuevas generaciones. Evangelizad estrechando los lazos de comunión fraterna y dando testimonio de la fe con una vida ejemplar en la familia, en el trabajo y en las relaciones sociales! Buscad el Reino de Dios y su justicia ya aquí en la tierra mediante una solidaridad efectiva y fraterna con los más desfavorecidos o marginados! Sed artífices de esperanza para toda la sociedad!".

Finalizada la liturgia Juan Pablo II se traslada al aeropuerto internacional de Ciudad de México desde donde, hacia las 13,30 hora local (20,30 hora italiana) emprenderá el viaje de regreso a Roma. Tras un vuelo de 12 horas y media, durante el cual sobrevolará Estados Unidos, Canadá, Inglaterra, Francia e Italia, aterrizará en el aeropuerto romano de Ciampino y desde allí se desplazará en helicóptero a la residencia estival de Castelgandolfo.
PV-MEXICO/BEATIFICACION/CIUDAD DE MEXICO VIS 020801 (560)

Un drogadicto, decisivo para la canonización de Juan Diego
Su intercesión le salvó milagrosamente la vida

CIUDAD DE MÉXICO, 29 julio 2002 (ZENIT.org).- Un milagro experimentado por un drogadicto se ha convertido en la llave que ha concluido el proceso de canonización de Juan Diego, el indígena mexicano testigo de las apariciones de la Virgen de Guadalupe que tuvieron lugar entre el 9 y el 12 de diciembre de 1531.

El milagro, que se produjo el 6 de mayo de 1990, en el mismo momento en el que el Santo Padre proclamaba beato a Juan Diego, cambió la vida del entonces veinteañero, Juan José Barragán Silva.

Juan José consumía marihuana desde hacía cinco años. Aquél día exasperado y bajo el efecto de la droga, cogió un cuchillo y se hirió ante su madre. Luego sangrando fue al balcón para tirarse.

La madre intentó sujetarlo por las piernas pero él logró soltarse y se tiró de cabeza.

Sin esperanzas, el joven fue llevado al hospital Durango de la Ciudad de México, donde fue acogido por el departamento de terapia intensiva.

El profesor J. H. Hernández Illescas, considerado uno de los mejores especialistas a nivel internacional en el campo neurológico, junto a otros dos especialistas, ha definido este caso como «insólito, sorprendente e inconcebible».

«Inexplicable» también para todos los peritos médicos a quienes se les pidió el parecer. Considerando la altura desde la que se precipitó el joven (10 metros), su peso (70 kilos), el ángulo de impacto (70 grados), se ha calculado que la caída ocasionó una presión equivalente a dos mil kilos.

Después de tres días, de manera instantánea e inexplicable, Juan José se curó completamente. Los exámenes sucesivos confirmaron que no tenía secuelas ni neurológicas ni psíquicas, por lo que los médicos definieron su curación como «científicamente inexplicable».

A juicio de los peritos médicos la muerte debía ser instantánea. Y de todos modos, quienes sobreviven a este tipo de accidentes quedan gravemente discapacitados.

La madre del muchacho, Esperanza, ha contado que justo cuando el joven estaba cayendo lo encomendó a Dios y a la Virgen de Guadalupe. Invocando a Juan Diego dijo: «Dame una prueba... ¡Sálvame a este hijo! Y tú Madre mía escucha a Juan Diego».

Cuauhtlatoatzin, este era el nombre indígena de Juan Diego, nació en 1474. Entre 1524 y 1525 se convirtió al cristianismo y fue bautizado junto con su esposa por el misionero franciscano Fray Toribio de Benavente.

El 9 de diciembre de 1531, diez años después de la toma de la ciudad de Tenochtitlán, actual ciudad de México, al atravesar el cerro, llamado Tepeyac para escuchar la Palabra, recibió la primera aparición de la Virgen, en el lugar ahora conocido como «Capilla del Cerrito».

María le habló en su idioma, el náhuatl, utilizando términos preñados de cariño: « Juanito, Juan Dieguito», «el mas pequeño de mis hijos», «hijito mío».

Según explica la tradición, las apariciones se repitieron cinco veces, hasta el 12 de diciembre. En ese día, dado que su tío estaba gravemente enfermo, Juan Diego salió a México para buscar un sacerdote. Rodeó el cerro para que la Virgen no lo encontrara. Pero ella salió a su encuentro; lo tranquilizó de la enfermedad de su tío: «Te doy la plena seguridad de que ya sanó»:

Y añadió indicándole que recogiera unas flores: «Hijito queridísimo: estas diferentes flores son la prueba, la señal que le llevarás al obispo. De parte mía le dirás que por favor vea en ella mi deseo, y con eso, ejecute mi voluntad». El deseo de la Virgen era la construcción de un santuario en su nombre.

En la casa del obispo Fray Juan de Zumárraga, Juan Diego mostró las rosas que llevaba en su ayate. Al tiempo que se esparcieron las diferentes flores, apareció de improviso en la tela la venerada imagen de María. La tilma sigue siendo estudiada por científicos sin encontrar una explicación sobre cómo se pudo imprimir la imagen.

En los diez años anteriores a la aparición, los misioneros y franciscanos habían convertido al catolicismo a entre 250 y 300.000 indígenas en México, mientras que tras el 1531 en sólo 7 años se convirtieron 8 millones de personas. ZS02072903

 

Juan Diego Cuauhtlatoatzin ya es santo
El Papa le presenta como modelo de encuentro entre razas y culturas

CIUDAD DE MÉXICO, 31 julio 2002 (ZENIT.org).- Juan Pablo II canonizó este miércoles al primer indígena de América al elevar a los altares a Juan Diego Cuauhtlatoatzin (1474-1548), testigo de las apariciones de Guadalupe.

El pontífice, propuso su figura como modelo de «encuentro fecundo de dos mundos» --el europeo y el indígena que han conformado el México actual-- e hizo un llamamiento a que los indígenas puedan asumir el papel que les corresponde en la sociedad.

El momento culminante de la celebración, que tuvo lugar en una Basílica de Guadalupe inundada de gente, al igual que la plaza contigua y las calles aledañas, se vivió cuando el pontífice leyó la fórmula de canonización en castellano.

«En honor de la Santísima Trinidad para exaltación de la fe católica y crecimiento de la vida cristiana, con la autoridad de nuestro Señor Jesucristo, de los santos apóstoles Pedro y Pablo, y la nuestra, después de haber reflexionado largamente, invocado muchas veces la ayuda divina y oído el parecer de numerosos hermanos en el episcopado, declaramos y definimos santo al beato Juan Diego Cuauhtlatoatzin y lo inscribimos en el Catálogo de los Santos, y establecemos que en toda la Iglesia sea devotamente honrado», dijo el Santo Padre con voz solemne.

Al concluir, hizo su ingreso la imagen del nuevo santo, acompañada por una familia indígena y otros fieles, que llevando incienso y flores, se fueron acercando en procesión hacia el altar, en medio de una danza ritual, hasta que la imagen fue colocada en el lugar donde fue venerada durante la celebración y después de ella.

Ha sido uno de los días más importantes para la historia del catolicismo de México, país con el segundo número de católicos del mundo por detrás de Brasil y por delante de Estados Unidos.

El Evangelio fue proclamado en castellano y en Náhuatl, la lengua que habló Juan Diego Cuauhtlatoatzin (que en ese idioma significa «águila que habla») .

Al inicio de la celebración eucarística, el cardenal Norberto Rivera Carrera, arzobispo de México, solicitó al Papa su bendición sobre los indígenas para que cesen sus carencias y sean reconocidos sus derechos humanos.

«Gracias, Padre Santo, por el regalo que nos trae la canonización de Juan Diego», afirmó el pururado sin esconder la emoción.

Al evocar la figura del nuevo santo, el pontífice recordó que la fe cristiana «no repara en distinciones de raza o de cultura».

«Juan Diego, al acoger el mensaje cristiano sin renunciar a su identidad indígena, descubrió la profunda verdad de la nueva humanidad, en la que todos están llamados a ser hijos de Dios en Cristo», añadió.

«Así facilitó el encuentro fecundo de dos mundos y se convirtió en protagonista de la nueva identidad mexicana, íntimamente unida a la Virgen de Guadalupe, cuyo rostro mestizo expresa su maternidad espiritual que abraza a todos los mexicanos», añadió.

En presencia del presidente Vicente Fox, el Santo Padre consideró que el testimonio del vidente de Guadalupe «debe seguir impulsando la construcción de la nación mexicana, promover la fraternidad entre todos sus hijos y favorecer cada vez más la reconciliación de México con sus orígenes, sus valores y tradiciones».

«Esta noble tarea de edificar un México mejor, más justo y solidario, requiere la colaboración de todos --añadió--. En particular es necesario apoyar hoy a los indígenas en sus legítimas aspiraciones, respetando y defendiendo los auténticos valores de cada grupo étnico. ¡México necesita a sus indígenas y los indígenas necesitan a México!».

«Amados hermanos y hermanas de todas las etnias de México y América, al ensalzar hoy la figura del indio Juan Diego, deseo expresarles la cercanía de la Iglesia y del Papa hacia todos ustedes, abrazándolos con amor y animándolos a superar con esperanza las difíciles situaciones que atraviesan», afirmó.

El pontífice concluyó su homilía, que leyó con voz cansada por el largo viaje pero clara, componiendo una súplica elevada a Juan Diego en el que le pidió mirar «el dolor de los que sufren en su cuerpo o en su espíritu, de cuantos padecen pobreza, soledad, marginación o ignorancia».

«Que todos, gobernantes y súbditos, actúen siempre según las exigencias de la justicia y el respeto de la dignidad de cada hombre, para que así se consolide la paz», concluyó.

El pontífice presidirá este jueves en la Basílica de Guadalupe la beatificación de Juan Bautista y Jacinto de los Ángeles, mártires indígenas asesinados en 1700, y acto seguido regresará a Roma para concluir su visita pastoral internacional número 97 que había comenzado en Canadá y continuado por Guatemala.
ZS02073106
La existencia de Juan Diego es indiscutible
Hay pruebas concluyentes, recuerda un investigador

CIUDAD DE MÉXICO, 23 julio 2002 (ZENIT.org).- La existencia del beato Juan Diego Cuauhtlatoatzin está demostrada. Tres pruebas concluyentes, recordadas el padre Xavier Escalada, célebre investigador del hecho guadalupano, dan testimonio irrefutable de ello.

La placa de cobre de Coosawattee --hallada en una comunidad de origen español localizada al norte de Georgia, Estados Unidos--, la piedra encontrada en la Iglesia de Santiago Tlatelolco (en México) y el Códice 1548 o Códice Escalada confirman la existencia del indio vidente, a quien Juan Pablo II proclamará santo el próximo 31 de julio.

Así lo subrayó el sacerdote español en el marco de la presentación de sus libros «Guadalupe, arte y esplendor» y «Juan Diego, arte y espíritu», que contó el jueves con la presencia del cardenal Norberto Rivera Carrera, arzobispo primado de México.

El 24 de mayo de 1996, el que fuera abad de la Basílica de Guadalupe, Guillermo Schulenburg Prado, puso en duda la existencia histórica de Juan Diego sin aducir argumentos históricos para secundar sus afirmaciones. En años anteriores, intelectuales mexicanos habían hecho también declaraciones de este tipo.

Juan Diego tenía 37 años cuando vio a la Virgen. Para entonces ya había enviudado. Después de haber sido elegido por la Guadalupana, dedicó el resto de su vida a repetir la historia. No se conoce el lugar donde fue enterrado.

La primera prueba, la placa de cobre que apareció en Georgia, estaba colocada en el pecho de una niña que murió a una edad temprana. Los arqueólogos estadounidenses llegaron a varias conclusiones: fue hecha en Michoacán y transportada a la Unión Americana durante una expedición de Mateo del Sauz, en 1560.

«Con luz infrarroja, ultravioleta y rayos X se pudo recuperar la figura de tres personajes: Juan Diego, la Virgen de Guadalupe y una representación del diablo, propia de la imaginería de esa época», explica el investigador jesuita.

Según el padre Escalada, la segunda prueba es la piedra de Tlatelolco, en donde está escrito con cincel y martillo el nombre de Juan Diego. Se distinguen los siguientes dígitos: 1-5-8 y el cuarto número está borroso. Sin embargo, el padre supone que el número que falta es un cero; de este modo, la reliquia adquiere sentido con las apariciones de la Virgen ocurridas en México durante el siglo XVI.

El Códice Escalada, prueba contundente de la existencia del beato Juan Diego, lo entregó un donante anónimo al estudioso jesuita cuando éste preparaba una nueva versión de la Enciclopedia Guadalupana. La importancia del documento radica en la cantidad de datos históricos que contiene, tanto en su parta manuscrita como en su parte pictórica.

«A simple vista, el códice, hecho en piel de venado, tenía escrito en la parte superior el número 1548. Con una nitidez sorprendente podían observarse dos de los cuatro encuentros que sostuvieron Juan Diego y Guadalupe. Allí estaban todas las disposiciones que siempre habíamos pensado», confirma el padre Xavier Escalada.

Este documento, el más antiguo que existe sobre la Guadalupana, tiene tres inscripciones en lengua Náhuatl: «También en 1531... Cuautlactoactzin se hizo ver la amada madrecita, nuestra niña, de Guadalupe en México»; «Murió con dignidad Cuautlactoactzin»; glifo y dibujo: «Juez Antón Valeriano».

Recoge la doble escena de la cumbre del Tepeyac y la aparición en el llano, con las flores de la prueba pedida por el obispo Zumárraga. La Virgen aparece con todos los elementos que tiene hoy. El glifo de Antonio Valeriano es idéntico al que ya se poseía del Códice Aubin y se menciona dos veces el nombre indígena de Juan Diego Cuauhtlatoatzin.

En la parte final del documento, como explica el padre Escalada, se distingue la firma de Fray Bernardino de Sahagún, estudiada por el catedrático de la Universidad de Utah, Charles E. Dibble, el especialista que proporcionó el certificado de autenticidad que posteriormente, en México, ratificaron la Procuraduría General de la República, el Banco de México y la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

El padre Xavier Escalada nació en Pamplona. Se desplazó a México con la intención de estudiar cuatro meses el fenómeno guadalupano, a él ha dedicado sin embargo 43 años de su vida. Es también párroco de la Iglesia de San Ignacio de Loyola.
ZS02072301
«México necesita a sus indígenas», afirma el Papa al canonizar a Juan Diego
«Y los indígenas necesitan a México», añade

CIUDAD DE MÉXICO, 31 julio 2002 (HREF="http://www.zenit.org/">ZENIT.org).- La canonización de Juan Diego Cuauhtlatoatzin sirvió para que Juan Pablo II lanzara este miércoles un apremiante llamamiento al reconocimiento de los derechos de los indígenas, con frecuencia pisoteados.

«¡México necesita a sus indígenas y los indígenas necesitan a México!», fue el lema que el pontífice propuso en su homilía durante la solemne celebración que tuvo lugar en la Basílica de Guadalupe.

La «tarea de edificar un México mejor, más justo y solidario, requiere la colaboración de todos --insistió el Santo Padre. En particular es necesario apoyar hoy a los indígenas en sus legítimas aspiraciones, respetando y defendiendo los auténticos valores de cada grupo étnico».

Por otra parte, el pontífice garantizó a los herederos de las culturas precolombinas el apoyo y cariño de la Iglesia católica.

«Amados hermanos y hermanas de todas las etnias de México y América --dijo--, al ensalzar hoy la figura del indio Juan Diego, deseo expresarles la cercanía de la Iglesia y del Papa hacia todos ustedes, abrazándolos con amor y animándolos a superar con esperanza las difíciles situaciones que atraviesan».

Al evocar la figura de Juan Diego Cuauhtlatoatzin (que en náhuatl, el idioma que hablaba y en el que le habló la Virgen, significa «águila que habla»), el Santo Padre no abrazó sin embargo las propuestas ideológicas de quienes conciben los derechos étnicos como contraposición entre razas.

El primer santo indígena, aclaró, «facilitó el encuentro fecundo de dos mundos [el indígena y el europeo] y se convirtió en protagonista de la nueva identidad mexicana, íntimamente unida a la Virgen de Guadalupe, cuyo rostro mestizo expresa su maternidad espiritual que abraza a todos los mexicanos».

«Por ello --afirmó--, el testimonio de su vida debe seguir impulsando la construcción de la nación mexicana, promover la fraternidad entre todos sus hijos y favorecer cada vez más la reconciliación de México con sus orígenes, sus valores y tradiciones».

El pontífice concluyó recordando que en el cristianismo no hay razas ni color. Sin renunciar a la propia etnia, la fe presenta «la profunda verdad de la nueva humanidad, en la que todos están llamados a ser hijos de Dios en Cristo».

La canonización de Juan Diego «es el reconocimiento espiritual de un pueblo en base a sus raíces antiguas», declaró Jesús León, descendiente de etnia mexica y jefe de un grupo de danzantes tras la ceremonia.

En México, donde viven 102 millones de personas, se estima que un 10 por ciento de la población es indígena.
ZS02073107


La súplica de Juan Pablo II a Juan Diego
El pontífice presenta sus preocupaciones más íntimas

CIUDAD DE MÉXICO, 31 julio 2002 (HREF="http://www.zenit.org/">ZENIT.org).- Juan Pablo II concluyó la homilía pronunciada este miércoles durante la canonización de Juan Diego con una súplica elevada al nuevo santo en la que confió a su intercesión sus más sentidas preocupaciones.

La Iglesia, la situación de la familia, el dolor de los que sufren enfermedades o injusticia, son algunos de las realidades a las que alude en su composición, que está siendo utilizada por los peregrinos que se acercan a la imagen del primer santo indígena de América.

Publicamos el texto de la plegaria.

 

* * *



¡Bendito Juan Diego, indio bueno y cristiano, a quien el pueblo sencillo ha tenido siempre por varón santo! Te pedimos que acompañes a la Iglesia que peregrina en México, para que cada día sea más evangelizadora y misionera. Alienta a los obispos, sostén a los sacerdotes, suscita nuevas y santas vocaciones, ayuda a todos los que entregan su vida a la causa de Cristo y a la extensión de su Reino.

¡Dichoso Juan Diego, hombre fiel y verdadero! Te encomendamos a nuestros hermanos y hermanas laicos, para que, sintiéndose llamados a la santidad, impregnen todos los ámbitos de la vida social con el espíritu evangélico. Bendice a las familias, fortalece a los esposos en su matrimonio, apoya los desvelos de los padres por educar cristianamente a sus hijos.

Mira propicio el dolor de los que sufren en su cuerpo o en su espíritu, de cuantos padecen pobreza, soledad, marginación o ignorancia. Que todos, gobernantes y súbditos, actúen siempre según las exigencias de la justicia y el respeto de la dignidad de cada hombre, para que así se consolide la paz.

¡Amado Juan Diego, «el águila que habla»! Enséñanos el camino que lleva a la Virgen Morena del Tepeyac, para que Ella nos reciba en lo íntimo de su corazón, pues Ella es la Madre amorosa y compasiva que nos guía hasta el verdadero Dios. Amén.
ZS02073108


Homilía del Papa en la canonización de Juan Diego
Signo de la «nueva humanidad» que supera las razas

CIUDAD DE MÉXICO, 31 julio 2002 (ZENIT.org).- Publicamos la homilía que Juan Pablo II pronunció este miércoles en la canonización de Juan Diego Cuauhtlatoatzin (1474-1548), indígena testigo de las apariciones de Guadalupe.

 

* * *



1. «¡Yo te alabo, Padre, porque has escondido estas cosas a los sabios y entendidos, y las has revelado a la gente sencilla! ¡Gracias, Padre, porque así te ha parecido bien!» (Mateo 11, 25).
Queridos hermanos y hermanas: Estas palabras de Jesús en el evangelio de hoy son para nosotros una invitación especial a alabar y dar gracias a Dios por el don del primer santo indígena del Continente americano.

Con gran gozo he peregrinado hasta esta Basílica de Guadalupe, corazón mariano de México y de América, para proclamar la santidad de Juan Diego Cuauhtlatoatzin, el indio sencillo y humilde que contempló el rostro dulce y sereno de la Virgen del Tepeyac, tan querido por los pueblos de México.

2. Agradezco las amables palabras que me ha dirigido el Señor Cardenal Norberto Rivera Carrera, Arzobispo de México, así como la calurosa hospitalidad de los hombres y mujeres de esta Arquidiócesis Primada: para todos mi saludo cordial. Saludo también con afecto al Cardenal Ernesto Corripio Ahumada, Arzobispo emérito de México y a los demás Cardenales, a los Obispos mexicanos, de América, de Filipinas y de otros lugares del mundo. Asimismo, agradezco particularmente al Señor Presidente y a las Autoridades civiles su presencia en esta celebración.
Dirijo hoy un saludo muy entrañable a los numerosos indígenas venidos de las diferentes regiones del País, representantes de las diversas etnias y culturas que integran la rica y pluriforme realidad mexicana. El Papa les expresa su cercanía, su profundo respeto y admiración, y los recibe fraternalmente en el nombre del Señor.

3. ¿Cómo era Juan Diego? ¿Por qué Dios se fijó en él? El libro del Eclesiástico, como hemos escuchado, nos enseña que sólo Dios «es poderoso y sólo los humildes le dan gloria» (3, 20). También las palabras de San Pablo proclamadas en esta celebración iluminan este modo divino de actuar la salvación: «Dios ha elegido a los insignificantes y despreciados del mundo; de manera que nadie pueda presumir delante de Dios»(1 Co 1, 28.29).

Es conmovedor leer los relatos guadalupanos, escritos con delicadeza y empapados de ternura. En ellos la Virgen María, la esclava «que glorifica al Señor» (Lucas 1, 46), se manifiesta a Juan Diego como la Madre del verdadero Dios. Ella le regala, como señal, unas rosas preciosas y él, al mostrarlas al Obispo, descubre grabada en su tilma la bendita imagen de Nuestra Señora.

«El Acontecimiento Guadalupano --como ha señalado el Episcopado Mexicano-- significó el comienzo de la evangelización con una vitalidad que rebasó toda expectativa. El mensaje de Cristo a través de su Madre tomó los elementos centrales de la cultura indígena, los purificó y les dio el definitivo sentido de salvación» (14.05.2002, n. 8). Así pues, Guadalupe y Juan Diego tienen un hondo sentido eclesial y misionero y son un modelo de evangelización perfectamente inculturada.

4. «Desde el cielo el Señor, atentamente, mira a todos los hombres» (Sal 32, 13), hemos recitado con el salmista, confesando una vez más nuestra fe en Dios, que no repara en distinciones de raza o de cultura. Juan Diego, al acoger el mensaje cristiano sin renunciar a su identidad indígena, descubrió la profunda verdad de la nueva humanidad, en la que todos están llamados a ser hijos de Dios en Cristo. Así facilitó el encuentro fecundo de dos mundos y se convirtió en protagonista de la nueva identidad mexicana, íntimamente unida a la Virgen de Guadalupe, cuyo rostro mestizo expresa su maternidad espiritual que abraza a todos los mexicanos. Por ello, el testimonio de su vida debe seguir impulsando la construcción de la nación mexicana, promover la fraternidad entre todos sus hijos y favorecer cada vez más la reconciliación de México con sus orígenes, sus valores y tradiciones.

Esta noble tarea de edificar un México mejor, más justo y solidario, requiere la colaboración de todos. En particular es necesario apoyar hoy a los indígenas en sus legítimas aspiraciones, respetando y defendiendo los auténticos valores de cada grupo étnico. ¡México necesita a sus indígenas y los indígenas necesitan a México!

Amados hermanos y hermanas de todas las etnias de México y América, al ensalzar hoy la figura del indio Juan Diego, deseo expresarles la cercanía de la Iglesia y del Papa hacia todos ustedes, abrazándolos con amor y animándolos a superar con esperanza las difíciles situaciones que atraviesan.

5. En este momento decisivo de la historia de México, cruzado ya el umbral del nuevo milenio, encomiendo a la valiosa intercesión de San Juan Diego los gozos y esperanzas, los temores y angustias del querido pueblo mexicano, que llevo tan adentro de mi corazón.

¡Bendito Juan Diego, indio bueno y cristiano, a quien el pueblo sencillo ha tenido siempre por varón santo! Te pedimos que acompañes a la Iglesia que peregrina en México, para que cada día sea más evangelizadora y misionera. Alienta a los Obispos, sostén a los sacerdotes, suscita nuevas y santas vocaciones, ayuda a todos los que entregan su vida a la causa de Cristo y a la extensión de su Reino.
¡Dichoso Juan Diego, hombre fiel y verdadero! Te encomendamos a nuestros hermanos y hermanas laicos, para que, sintiéndose llamados a la santidad, impregnen todos los ámbitos de la vida social con el espíritu evangélico. Bendice a las familias, fortalece a los esposos en su matrimonio, apoya los desvelos de los padres por educar cristianamente a sus hijos. Mira propicio el dolor de los que sufren en su cuerpo o en su espíritu, de cuantos padecen pobreza, soledad, marginación o ignorancia. Que todos, gobernantes y súbditos, actúen siempre según las exigencias de la justicia y el respeto de la dignidad de cada hombre, para que así se consolide la paz.

Amado Juan Diego, «el águila que habla»! Enséñanos el camino que lleva a la Virgen Morena del Tepeyac, para que Ella nos reciba en lo íntimo de su corazón, pues Ella es la Madre amorosa y compasiva que nos guía hasta el verdadero Dios. Amén.
ZS02073104

El Papa beatifica a dos indígenas linchados por amor a la fe
Un reconocimiento emotivo de las culturas precolombinas

CIUDAD DE MÉXICO, 1 agosto 2002 (ZENIT.org).- Juan Pablo II presentó a la Iglesia y al mundo este jueves el ejemplo de dos indígenas del sureño estado de Oaxaca asesinados por su fe declarándolos beatos al concluir su visita a México.

El pontífice, con el rostro visiblemente contento, presidió una Liturgia de la Palabra --no fue una celebración eucarística-- en la Basílica de Guadalupe caracterizada por numerosas expresiones de fe de indígenas de diferentes grupos étnicos.

Los beatos Juan Bautista y Jacinto de los Ángeles, indios zapotecas, casados y padres de familia, invitan a todos los bautizados a convertirse en evangelizadores, afirmó el Santo Padre. Fueron martirizados el 16 de septiembre de 1700 en su pueblo, san Francisco Cajonos.

Tras haber sido torturados salvajemente por personas del poblado que ofrecían ofrendas a los dioses de la mitología prehispánica y que les exigieron renunciar a su fe, fueron asesinados a machetazos. Sus corazones fueron arrancados y echados a los perros.

La beatificación se convirtió en una especie de emotiva despedida del Santo Padre al finalizar su quinta visita a México, el segundo país del mundo en número de católicos, después de Brasil.

«Me voy, pero de corazón me quedo», confesó al final de la celebración improvisando. «México lindo, Dios te bendiga», añadió, parafraseando la famosa canción, mientras los presentes en la Basílica se levantaban ofreciéndole una calurosa ovación.

El Papa quiso que la ceremonia se convirtiera en una expresión del aprecio por las culturas primitivas.

Los nuevos beatos, afirmó, «animan a los indígenas de hoy a apreciar sus culturas y sus lenguas y, sobre todo, su dignidad de hijos de Dios que los demás deben respetar en el contexto de la nación mexicana, plural en el origen de sus gentes y dispuesta a construir una familia común en la solidaridad y la justicia».

Al principio de la celebración el Santo Padre fue acompañado en la procesión por algunos indígenas que al llegar al altar le pusieron un collar de flores como señal de bienvenida.

El Santo Padre saludó a los fieles en distintas lenguas indígenas: zapoteco, mixteco, náhuatl, mazateco, mixe, maya y purépecha.

En el acto penitencial se realizó un rito de purificación según la tradición de los pueblos indígenas: el humo del copal fue dirigido a las cuatro esquinas del mundo para que la asamblea, que en el momento del culto es el centro del universo, pueda alegrarse y renovarse en Dios su creador.

Después de pronunciar la fórmula de beatificación, tuvo lugar la procesión y veneración de las reliquias. Indígenas de Oaxaca llevaron flores, velas e incienso, adornaron el lugar donde fueron colocadas las reliquias y acompañaron la procesión con la chirimía y los cuernos. Finalizó el homenaje con la «danza de la pluma». El Papa seguía el ritmo con su mano derecha.

«Los dos beatos son un ejemplo de cómo, sin mitificar sus costumbres ancestrales, se puede llegar a Dios sin renunciar a la propia cultura, pero dejándose iluminar por la luz de Cristo, que renueva el espíritu religioso de las mejores tradiciones de los pueblos», dijo después en la homilía.

Juan Bautista y Jacinto de los Ángeles, añadió, «con ejemplar cumplimiento de sus encargos públicos, son modelo para quienes, en las pequeñas aldeas o en las grandes estructuras sociales, tienen el deber de favorecer el bien común con esmero y desinterés personal».

La primera lectura del apóstol san Pedro fue proclamada en zapoteco, lengua que hablaron los nuevos beatos.

Las intenciones de la oración de los fieles se elevaron en castellano, en náhuatl, en zapoteco, en mixteco, en maya, en purépecha, en totonaco y en rarámuri. Se rezó, entre otras cosas, por el reconocimiento de la dignidad de los indígenas, por los enfermos y los que sufren, por las vocaciones sacerdotales y religiosas en la Iglesia, por la superación de toda forma de racismo.

En los ritos de conclusión el Papa recibió en regalo artesanías propias de las culturas indígenas.

Tras la beatificación, el Santo Padre se dirigió al aeropuerto de México, donde tuvo lugar una sencilla ceremonia de despedida.

Concluyó así su viaje internacional número 97, que había comenzado once días participando en las Jornadas Mundiales de la Juventud en Canadá y, que continuó después en Guatemala.
ZS02080106


Homilía del Papa en la beatificación de dos mártires indígenas mexicanos
Todos los cristianos son evangelizadores, recuerda el Papa

CIUDAD DE MÉXICO, 1 agosto 2002 (ZENIT.org).- Publicamos la homilía que pronunció Juan Pablo II en la homilía de beatificación de Juan Bautista y Jacinto de los Ángeles, indígenas y padres de familia, martirizados el 16 de septiembre de 1700 en san Francisco Cajonos (México).

 

* * *



Queridos hermanos y hermanas:

l. «Dichosos los perseguidos por causa de la justicia, porque de ellos es el Reino de los cielos» (Mateo 5,10). En el evangelio de las bienaventuranzas, esta última invita a no desalentarse ante las persecuciones que la Iglesia ha afrontado desde el inicio. En el Sermón de la Montaña Jesús promete la felicidad auténtica a quienes son pobres de espíritu, lloran o son mansos; también a los que buscan la justicia y la paz, actúan con misericordia o son limpios de corazón.

Ante el sufrimiento humano que acompaña el camino en la fe, san Pedro exhorta: «Alégrense de compartir ahora los padecimientos de Cristo, para que, cuando se manifieste su gloria, el júbilo de ustedes sea desbordante» (1 Pedro 4, 13). Con esta convicción Juan Bautista y Jacinto de los Ángeles afrontaron el martirio manteniéndose fieles al culto del Dios vivo y verdadero y rechazando los ídolos.

Mientras sufrían el tormento, al proponerles renunciar a la fe católica y salvarse, contestaron con valentía: «Una vez que hemos profesado el Bautismo seguiremos siempre la religión verdadera». Hermoso ejemplo de cómo no se debe anteponer nada, ni siquiera la propia vida, al compromiso bautismal, como hacían los primeros cristianos que, regenerados por el bautismo, abandonaban toda forma de idolatría (Cf. Tertuliano, «De baptismo», 12, 15).

2. Saludo con afecto a los señores cardenales y obispos congregados en esta Basílica. En particular al arzobispo de Oaxaca, monseñor Héctor González Martínez, a los sacerdotes, religiosos, religiosas y fieles laicos, especialmente a los venidos desde Oaxaca, tierra natal de los nuevos beatos, donde su recuerdo sigue tan vivo.

Vuestra tierra es una rica amalgama de culturas. Allí llegó el Evangelio en 1529 con los Padres Dominicos, sirviéndose de las lenguas nativas y los usos y costumbres de las comunidades locales. Entre los frutos de esta semilla cristiana destacan estos dos grandes mártires.

3. En la segunda lectura san Pedro nos ha recordado que si alguno «sufre por ser cristiano, que le dé gracias a Dios por llevar ese nombre» (1 Pedero 4, 16). Juan Bautista y Jacinto de los Ángeles, derramando su sangre por Cristo, son auténticos mártires de la fe. Como el apóstol Pablo, podrían preguntarse en su interior: «¿Quién nos separará del amor de Cristo? ¿La tribulación?, ¿la angustia?, ¿la persecución?, ¿el hambre?, ¿la desnudez?, ¿los peligros?, ¿la espada?» (Romanos 8, 35).

Estos dos cristianos indígenas, intachables en su vida personal y familiar, sufrieron el martirio por su fidelidad a la fe católica, contentos de ser bautizados. Ellos son ejemplo para los fieles laicos, llamados a santificarse en las circunstancias ordinarias de la vida.

4. Con esta beatificación, la Iglesia pone de relieve su misión de anunciar el Evangelio a todas las gentes. Los nuevos Beatos, fruto de santidad de la primera Evangelización entre los indios zapotecas, animan a los indígenas de hoy a apreciar sus culturas y sus lenguas y, sobre todo, su dignidad de hijos de Dios que los demás deben respetar en el contexto de la nación mexicana, plural en el origen de sus gentes y dispuesta a construir una familia común en la solidaridad y la justicia.
Los dos Beatos son un ejemplo de cómo, sin mitificar sus costumbres ancestrales, se puede llegar a Dios sin renunciar a la propia cultura, pero dejándose iluminar por la luz de Cristo, que renueva el espíritu religioso de las mejores tradiciones de los pueblos.

5. «Estábamos alegres, pues ha hecho cosas grandes por su pueblo el Señor» (Salmo 125, 3). Con estas palabras del salmista nuestro corazón se llena de gozo, porque Dios ha bendecido a la Iglesia de Oaxaca y al pueblo mexicano con dos hijos suyos que hoy suben a la gloria de los altares. Ellos, con ejemplar cumplimiento de sus encargos públicos, son modelo para quienes, en las pequeñas aldeas o en las grandes estructuras sociales, tienen el deber de favorecer el bien común con esmero y desinterés personal.

Juan Bautista y Jacinto de los Ángeles, esposos y padres de familia de conducta intachable, como fue reconocido entonces por sus conciudadanos, recuerdan a las familias mexicanas de hoy la grandeza de su vocación, el valor de la fidelidad en el amor y de la aceptación generosa de la vida.
Se alegra, pues, la Iglesia porque con estos nuevos Beatos ha recibido muestras evidentes del amor que Dios nos tiene (Cf. «Prefacio II de los Santos»). Se alegra también la comunidad cristiana de Oaxaca y de México entero porque el Todopoderoso ha puesto sus ojos en dos de sus hijos.

6. Ante el dulce rostro de la Virgen de Guadalupe, que ha dado aliento constante a la fe de sus hijos mexicanos, renovemos el compromiso evangelizador que distinguió también a Juan Bautista y a Jacinto de los Ángeles. Hagamos partícipes de esta tarea a todas las comunidades cristianas para que proclamen con entusiasmo su fe y la trasmitan íntegra a las nuevas generaciones. ¡Evangelizad estrechando los lazos de comunión fraterna y dando testimonio de la fe con una vida ejemplar en la familia, en el trabajo y en las relaciones sociales! ¡Buscad el Reino de Dios y su justicia ya aquí en la tierra mediante una solidaridad efectiva y fraterna con los más desfavorecidos o marginados! (Cf. Mateo 25, 34-35) ¡Sed artífices de esperanza para toda la sociedad!

A nuestra Madre del cielo expresamos el gozo que nos embarga por ver subir a los altares a dos hijos suyos pidiéndole al mismo tiempo que bendiga, consuele y auxilie, como siempre ha hecho desde este Santuario del Tepeyac, al querido pueblo mexicano y a toda América.
ZS02080105

Juan Pablo II en Guatemala


El Papa canoniza al primer santo centroamericano y canario
800.000 personas en la proclamación de la santidad del Hermano Pedro

CIUDAD DE GUATEMALA, 30 julio 2002 (ZENIT.org).- Juan Pablo II canonizó este martes al Hermano Pedro de San José de Betancur, acontecimiento que la Iglesia en Centroamérica esperaba desde hace 335 años.

En el Hipódromo de la Ciudad de Guatemala participaban casi 800.000 personas, muchas indígenas, incluidas decenas de miles de peregrinos de otros países de América Central, de México, e incluso de España, pues el nuevo santo nació en las Islas Canarias.

El pontífice, en la homilía, hizo un llamamiento a recoger la herencia del Hermano Pedro que «ha de suscitar en los cristianos y en todos los ciudadanos el deseo de transformar la comunidad humana en una gran familia, donde las relaciones sociales, políticas y económicas sean dignas del hombre».

El pontífice pidió promover «la dignidad de la persona con el reconocimiento efectivo de sus derechos inalienables».

«Pensemos en los niños y jóvenes sin hogar o sin educación --añadió--; en las mujeres abandonadas con muchas necesidades que remediar; en la multitud de marginados en las ciudades; en las víctimas de organizaciones del crimen organizado, de la prostitución o la droga; en los enfermos desatendidos o en los ancianos que viven en soledad».

El Hermano Pedro de San José de Betancur (1626-1667), de la orden terciaria de San Francisco, se hizo famoso por limpiar las heridas de los indigentes que encontraba en la calle antes de llevarlos al sanatorio a hombros.

Su obra de atención a enfermos, indígenas, marginados ha sido continuada por la Orden de los Bethlemitas y de las Bethlemitas. La gran mayoría de estos religiosos y religiosas estaban presentes en la celebración.

Haciendo una excepción, en esta ocasión el Papa no pronunció la fórmula de canonización en latín sino en castellano: «Declaramos y definimos santo al Beato Hermano Pedro de San José de Betancur y lo inscribimos en el catálogo de los santos».

Le siguió la ovación que resonó durante varios minutos en el hipódromo y el canto del «amén», acompañado por la campana fraguada con motivo de esta canonización.

El evangelio había sido cantado en español y en cakchiquel, idioma común entre los indígenas guatemaltecos.

El arzobispo de Guatemala, Rodolfo Quezada Toruño, dio la bienvenida al obispo de Roma a «la tierra del quetzal y del maíz, tierra de muchas etnias y muchas culturas», y dijo en lengua cakchiquel «Bienvenido el que viene en nombre del Señor».

Detrás del hipódromo se había desplegado un enorme cartel que decía «Bienvenido Su Santidad Juan Pablo II» en español y en lengua quiché.

La gran mayoría de los participantes no había podido dormir en la noche anterior. Vigilias de oración se habían organizado en varias partes del país. A las 4.00 de la madrugada, columnas humanas avanzaron para reunirse en el hipódromo.

Algunos de los fieles habían recorrido centenares de kilómetros en autobuses y coches por maltrechas carreteras provenientes de Salvador, Panamá, o Chiapas... Todos tuvieron que afrontar la lluvia, el viento, y el calor. Los cantos de la eucaristía, sin embargo, sorprendieron por el entusiasmo general.

«Al llegar Juan Pablo II en el papamóvil, parecía como si los gritos de la gente nos levantaran del suelo», comentaba el joven costarricense Luis Solano.

«La emoción es enorme, nunca había experimentado algo así. Voy a rezar por la paz y la tranquilidad para mi familia y mi país», confesaba Sergio Tib, joven indígena de origen maya kiché, quien había llegado el lunes procedente de Sacatepequez, al oeste del país.

Envuelta por los cantos, Maritza Molina, joven religiosa de Panamá, rezaba con las manos unidas y los ojos cerrados: «El Papa es el símbolo de la dignidad --explicaba con voz cristalina--. Es un hombre bueno y generoso. La voluntad y el valor que ha tenido para venir aquí, a este país pobre, es un ejemplo para todos».

Entre los presentes se encontraban también 500 peregrinos de las Islas Canarias, quienes vinieron junto al obispo de Tenerife, monseñor Felipe Fernández.

Entre ellos se contaba el «niño del milagro», Adalberto González, de 22 años, cuya curación de un linfoma canceroso en 1985, a los cinco años, se convirtió en el milagro atribuido a la intercesión del Hermano Pedro que le abrió las puertas de la canonización. En el momento de la proclamación de la santidad, las campanas de Tenerife tocaron a repique.

Al final de la eucaristía, el Papa demostraba el cansancio acumulado por las exigentes intervenciones en las Jornadas Mundiales de la Juventud de Toronto, pero quiso entonar todas la partes cantadas de la liturgia eucarística, y pronunció un mensaje que había preparado a última hora.

«Deseo deciros que me habéis conmovido una vez más», confesó y añadió: «Guatemala, te llevo en mi corazón».

Al concluir la canonización, el Papa regresó a la nunciatura apostólica, donde había dormido la noche anterior. Horas después, a inicios de la tarde, se despedía de los guatemaltecos en el aeropuerto internacional «La Aurora» para volar rumbo a México.

Este miércoles el pontífice canonizará en la Basílica de Guadalupe a Juan Diego, testigo de las apariciones de Guadalupe, y el jueves beatificará a dos mártires indígenas de Oaxaca. Ese mismo día concluirá su viaje internacional número 97 de estos casi 24 años de pontificado.
ZS02073007


Homilía del Papa en la canonización del Hermano Pedro de San José de Betancur
«Un apremiante llamado a practicar la misericordia en la sociedad»

CIUDAD DE GUATEMALA, 30 julio 2002 (ZENIT.org).- Publicamos la homilía que pronunció este martes Juan Pablo II durante la canonización del Hermano Pedro de San José de Betancur (1626-1667), en el Hipódromo de la Ciudad de Guatemala.

 

* * *



1. «Venid vosotros, benditos de mi Padre; ...Os aseguro que cada vez que lo hicisteis con uno de estos mis humildes hermanos, conmigo lo hicisteis» (Mateo 25, 34.40). ¿Cómo no pensar que estas palabras de Jesús, con las que se concluirá la historia de la humanidad, puedan aplicarse también al Hermano Pedro, que con tanta generosidad se dedicó al servicio de los más pobres y abandonados?
Al inscribir hoy en el catálogo de los santos al Hermano Pedro de San José de Betancur, lo hago convencido de la actualidad de su mensaje. El nuevo Santo, con el único equipaje de su fe y su confianza en Dios, surcó el Atlántico para atender a los pobres e indígenas de América: primero en Cuba, después en Honduras y, finalmente, en esta bendita tierra de Guatemala, su «tierra prometida».

2. Agradezco cordialmente las amables palabras que me ha dirigido monseñor Rodolfo Quezada, arzobispo de Guatemala, presentándome a estas queridas comunidades eclesiales. Saludo a los señores cardenales, a los obispos guatemaltecos, al obispo de Tenerife y a los venidos de otras partes del continente americano.

También saludo con gran estima a los sacerdotes y a los consagrados y consagradas. Un saludo especial y afectuoso también a los Hermanos de la Orden de Belén y a las Hermanas Bethlemitas, fruto de la inspiración de la Madre Encarnación Rosal, primera beata guatemalteca y reformadora del Beaterio donde fraguó la fundación para recuperar los valores fundamentales de los seguidores del Hermano Pedro.

Agradezco particularmente la presencia en esta celebración de los presidentes de las Repúblicas de Guatemala, El Salvador, Honduras, Nicaragua, Costa Rica, Panamá, República Dominicana, del Primer Ministro de Belice y demás Autoridades civiles. Aprecio también la participación en este acto de la Misión oficial que el Gobierno Español ha querido enviar para esta feliz ocasión.
Deseo asimismo expresar mi aprecio y cercanía a los numerosos indígenas. El Papa no os olvida y, admirando los valores de vuestras culturas, os alienta a superar con esperanza las situaciones, a veces difíciles, que atravesáis. ¡Construid con responsabilidad el futuro, trabajad por el armónico progreso de vuestros pueblos! Merecéis todo respeto y tenéis derecho a realizaros plenamente en la justicia, el desarrollo integral y la paz.

3. «Que su Espíritu los fortalezca interiormente y que Cristo habite en sus corazones. Así, arraigados y cimentados en el amor, podrán comprender [...] la profundidad del amor de Cristo» (Ef 3, 16-19). Estas palabras de san Pablo que hemos escuchado hoy, manifiestan cómo el encuentro interior con Cristo transforma al ser humano, llenándole de misericordia para con el prójimo.
El Hermano Pedro fue hombre de profunda oración, ya en su tierra natal, Tenerife, y después en todas las etapas de su vida, hasta llegar aquí, donde, especialmente en la ermita del Calvario, buscaba asiduamente la voluntad de Dios en cada momento.

Por eso es un ejemplo eximio para los cristianos de hoy, a quienes recuerda que, para ser santo, «es necesario un cristianismo que se distinga ante todo en el arte de la oración» («Novo millennio ineunte», 32). Por tanto, renuevo mi exhortación a todas las comunidades cristianas, de Guatemala y de otros países, a ser auténticas escuelas de oración, donde orar sea parte central de toda actividad. Una intensa vida de piedad produce siempre frutos abundantes.

El Hermano Pedro forjó así su espiritualidad, particularmente en la contemplación de los misterios de Belén y de la Cruz. Si en el nacimiento e infancia de Jesús ahondó en el acontecimiento fundamental de la Encarnación del Verbo, que le lleva a descubrir casi con naturalidad el rostro de Dios en el hombre, en la meditación sobre la Cruz encontró la fuerza para practicar heroicamente la misericordia con los más pequeños y necesitados.

4. Hoy somos testigos de la profunda verdad de las palabras del Salmo que antes hemos recitado: el justo «no temerá. Distribuyó, dio a los pobres; su justicia permanece por los siglos de los siglos» (111, 8-9). La justicia que perdura es la que se practica con humildad, compartiendo cordialmente la suerte de los hermanos, sembrando por doquier el espíritu de perdón y misericordia.

Pedro de Betancur se distinguió precisamente por practicar la misericordia con espíritu humilde y vida austera. Sentía en su corazón de servidor la amonestación del apóstol Pablo: «Todo cuanto hagáis, hacedlo de corazón, como para el Señor y no para los hombres» (Colosenses 3, 23). Por eso fue verdaderamente hermano de todo el que vive en el infortunio y se entregó con ternura e inmenso amor a su salvación. Así se pone de manifiesto en los acontecimientos de su vida, como su dedicación a los enfermos en el pequeño hospital de Nuestra Señora de Belén, cuna de la Orden Bethlemita.

El nuevo Santo es también hoy un apremiante llamado a practicar la misericordia en la sociedad actual, sobre todo cuando son tantos los que esperan una mano tendida que los socorra. Pensemos en los niños y jóvenes sin hogar o sin educación; en las mujeres abandonadas con muchas necesidades que remediar; en la multitud de marginados en las ciudades; en las víctimas de organizaciones del crimen organizado, de la prostitución o la droga; en los enfermos desatendidos o en los ancianos que viven en soledad.

5. El Hermano Pedro «es una herencia que no se ha de perder y que se ha de transmitir para un perenne deber de gratitud y un renovado propósito de imitación» («Novo millennio ineunte», 7). Esta herencia ha de suscitar en los cristianos y en todos los ciudadanos el deseo de transformar la comunidad humana en una gran familia, donde las relaciones sociales, políticas y económicas sean dignas del hombre, y se promueva la dignidad de la persona con el reconocimiento efectivo de sus derechos inalienables.

Quisiera concluir recordando cómo la devoción a la Santísima Virgen acompañó siempre la vida de piedad y misericordia del Hermano Pedro. Que Ella nos guíe también a nosotros para que, iluminados por los ejemplos del «hombre que fue caridad», como se conoce a Pedro de Betancur, podamos llegar hasta su hijo Jesús. Amén.

¡Alabado sea Jesucristo!

[Texto original en castellano]
ZS02073002

El Papa proclamará 8 nuevos beatos: «don del Espíritu para nuestro tiempo»
Reconoce además las virtudes heroicas de 4 religiosas y un laico

CIUDAD DEL VATICANO, 5 julio 2002 (HREF="http://www.zenit.org/">ZENIT.org).- En presencia de Juan Pablo II, se promulgaron en la mañana de este viernes en el Vaticano ocho decretos de reconocimiento de otros tantos milagros atribuidos a la intercesión de cuatro hombres y cuatro mujeres, que de este modo pronto serán proclamados beatos.

En la misma ceremonia, se reconocieron las virtudes heroicas de otros cinco bautizados, decreto que les permite avanzar un escalón más hacia el reconocimiento oficial por parte de la Iglesia católica de su santidad de vida.

Futuros beatos
Los ocho futuros beatos vivieron entre los siglos XIX y XX y eran originarios de Polonia, Italia, España, y Hungría.

Polonia fue la cuna de cuatro de ellos, como explicó ante el Papa, cardenales, obispos, religiosos y laicos presentes el cardenal José Saraiva Martins, prefecto de la Congregación vaticana para las Causas de los Santos.

Entre ellos, se encuentra Segismundo Félix Felinski (1822-1895), quien tras haber sido arzobispo de Varsovia, fue deportado a Rusia y, después de su liberación, se convirtió en apóstol de los campesinos ucranianos y polacos. Fundó la Congregación de las Hermanas Franciscanas de la Familia de María.

Los otros tres beatos polacos serán Juan Adalberto Balicki (1869-1948), profesor de teología y rector de seminario diocesano de Przemysl; el sacerdote jesuita Juan Beyzym (1850-1912), misionero entre los leprosos de Madagascar, país en el que falleció; y sor Sanzia Szymkowiak (1910-1942), religiosa de la Congregación de la Virgen María de los Dolores, que testimonió la caridad entre los soldados heridos de la segunda guerra mundial.

Entre los nuevos beatos también habrá dos mujeres italianas: Eugenia Ravasco (1845-1900), fundadora de las Hijas de los Sagrados Corazones de Jesús y María, apóstol de la educación humana y cristiana de la juventud femenina; y Maria Domenica Mantovani (1862-1934), testigo de la caridad y cofundadora en Verona de la Congregación de las Pequeñas Hermanas de la Sagrada Familia.

La Santa Sede reconoció también un milagro atribuido a Juana María Condesa Lluch (1862-1916), quien para ayudar a las jóvenes obreras fundó en Valencia (España) la Congregación de las Esclavas de María Inmaculada.

Por último, la Santa Sede reconoció el milagro que abrirá las puertas de la beatificación al laico húngaro Laszlo Batthyány-Strattmann (1870-1931), padre de catorce hijos, médico, fundador de dos hospitales y buen samaritano de centenares de enfermos, fallecido en Viena.

Virtudes heroicas
Por otra parte, la Congregación para las Causas de los Santos promulgó los decretos de reconocimiento de las virtudes heroicas de cuatro religiosas y un laico.

Dos de ellos son croatas. Una es María de Jesús Crucificado Petkovic (1892-1966), fundadora de la Congregación de las Hijas de la Misericordia de la Tercera Orden Regular de San Francisco para la educación cristiana de la juventud femenina y de los niños pobres, así como para la atención de los enfermos. Implantó la familia religiosa en Argentina, donde residió algunos años.

El otro croata que se acerca de este modo a los altares es Ivan Merz (1896-1928), gran filósofo y promotor de la Acción Católica. Fue también pionero del movimiento litúrgico en Croacia.

Se reconocieron también las virtudes heroicas de la religiosa india Eufrasia del Sagrado Corazón de Jesús Eluvathingal (1877-1952), perteneciente a la Iglesia oriental de rito siro-malabar. Superiora general de las religiosas carmelitas de Koonammavu, recibió dones carismáticos. En la India se la recuerda también por su entrega durante el estallido de una epidemia de cólera.

Los últimos dos decretos de virtudes heroicas han sido atribuidos a dos religiosas italianas: María Pía Mastena (1880-1951), fundadora de las religiosas de la Santa Faz para la evangelización y la asistencia de los pobres, los enfermos y los niños; y Nemesia Valle (1847-1916), religiosa de las Hermanas de la Caridad, gran educadora de muchachas y de religiosas jóvenes.

Estos trece hombres y mujeres, según afirmó ante el Papa el cardenal Saraiva Martins, «en la humildad de su vida cotidiana y en las situaciones más complejas y difíciles, rechazaron todo compromiso con el mal y dieron prueba de plena fidelidad a la verdad de Dios y a la santa ley del Evangelio».

«Su ejemplo, que está vivo en sus comunidades de origen y de apostolado, es un don del Espíritu para nuestro tiempo», concluyó el purpurado portugués.
ZS02070505
 


 

José María Aznar dice que la separación Iglesia-Estado "no quiere decir que actúen mutuamente de espaldas"

La aconfesionalidad del Estado como un instrumento compatible con la consideración del hecho religioso por parte de los poderes públicos es un tema que, una semana más, ha aparecido bastante en la prensa española. Por una parte, el presidente del Gobierno Español, José María Aznar, destacó el lunes 13 de mayo la necesidad de una mayor colaboración entre la Iglesia y el Estado, unas declaraciones recogidas por el diario ABC el martes 14. Por otra parte, un artículo de opinión firmado por María Ángeles Bou, del Sindicato Independiente de Enseñanza, y publicado por el rotativo valenciano LAS PROVINCIAS plantea la cuestión de la incultura religiosa en la escuela, un problema que, según ella, hay que afrontar fomentando la inclusión de más conocimientos sobre religión. En esta línea, pone el ejemplo de Francia, donde el gobierno quiere revisar su sistema, y argumenta la misma necesidad comentando los últimos datos del CIS en España (82 por ciento de ciudadanos a favor de la enseñanza de religión católica en los centros públicos).

Durante la inauguración del congreso América latina y la Unión Europea: juntos para el bien común universal, Aznar comentó que "la nítida separación" entre Iglesia y Estado "no quiere decir que uno y otro actúen mutuamente de espaldas", y animó a los obispos a ver la globalización como "una gran oportunidad" y no como "una amenaza". Y aun más: el presidente español subrayó la importancia de la Iglesia en la configuración cultural y social tanto de Europa como de Iberoamérica. "El papel protagonista de la Iglesia es un hecho de evidencia incontestable", dijo. Finalmente, Aznar apuntó que "por tradición y por presencia ideológica, cultural, artística y social, el cristianismo posee sobrados e indiscutibles títulos de grandeza en este conjunto de países".

El congreso, que se celebró el lunes 13 y el martes 14 de mayo en San Lorenzo de El Escorial (Madrid), reunió a 170 personas, entre las cuales destacan el ex presidente chileno Patricio Aylwin, el ex primer ministro portugués Antonio Guterres y 10 cardenales. El encuentro, organizado por la Conferencia Episcopal Española (CEE), el Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM) y la Comisión de Episcopados de la Unión Europea (COMECE), ha tenido lugar justo antes de la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno de América Latina y Europa, prevista para los días 16 y 17 de mayo precisamente en Madrid.

Aparte de este gran tema, y como decíamos al principio de la información, Incultura religiosa y escuela es el título del artículo de María Ángeles Bou publicado el martes 14 de mayo por LAS PROVINCIAS. Después un inicio para situar el tema de la asignatura de religión en la futura Ley española de Calidad de la Enseñanza, la autora asegura que el debate ya viene de lejos: "El problema es la conexión entre la aconfesionalidad del Estado, la libertad religiosa y la libertad educativa, que ya se pusieron de manifiesto en los debates constituyentes que tuvieron lugar en el laborioso proceso de gestación del artículo 27 de la Constitución vigente". Para defender este vínculo, María Ángeles Bou defiende que "la laicidad estatal muy entendida tiene un sentido positivo", y recuerda una reciente sentencia de la Corte Constitucional italiana, que dice así: "La laicidad del Estado no implica indiferencia del Estado ante las religiones, sino garantía del Estado para la salvaguardia de la libertad religiosa, en régimen de pluralismo confesional y cultural".

Finalmente, después de recordar el ejemplo de Francia que ya hemos comentado también últimamente nosotros desde E-Cristians, el artículo se refiere a la interpretación rigurosa que se ha dado desde Estados Unidos a la separación Iglesia-Estado, y concluye con esta reflexión que reproducimos: "Una cosa es el conocimiento cultural del hecho religioso y otra, una determinada formación confesional. De aquí que la enseñanza de la religión sea voluntaria para los alumnos. Pero lo que no tiene sentido es negar el valor académico de esta enseñanza y privar de un mínimo de cultura religiosa y de formación ética a los alumnos que no la escogen. Aunque para algunos la libertad y la cultura estarán más protegidas cuando tengan menos contacto con la religión, lo cierta es que la incultura, también la religiosa, no favorece la libertad a nadie".

 

Cuatro nuevos santos y doce beatos para la Iglesia y el mundo
El Papa aprobó ayer los decretos milagros atribuidos a su intercesión

CIUDAD DEL VATICANO, 24 abril 2002 (ZENIT.org).- En presencia de Juan Pablo II, se promulgaron este martes los decretos que abren el camino de la proclamación de cuatro santos y de doce beatos, que salvo dos excepciones vivieron en el siglo XX.

Entre los futuros nuevos santos, se encuentra la beata María Maravillas de Jesús (1891-1974), quien tuvo un papel decisivo en la Orden de las Carmelitas Descalzas, el siglo XX, fundando el Convento del Cerro de los Ángeles, en España, al que le siguieron otras nueve fundaciones en ese país y una en la India.

El milagro que le abre las puertas de la santidad es el caso del niño Manuel Vilar, que hoy tiene 5 años y vive en Nogoyá, Entre Ríos (Argentina). Según los médicos murió, científicamente, el 19 de julio de 1998, cuando tenía un año y medio, después de haberse caído en una piscina, donde le encontraron sin respiración.

En esas condiciones se le llevó al hospital, donde después de un tiempo su corazón volvió inexplicablemente a latir. Hoy lleva una existencia tranquila y corriente, sin ninguna secuela. El doctor Edgardo Labarba, médico y perito policial, que atendió al pequeño Manuel en el Hospital, afirma: «La Iglesia trabajó en el caso como si estuviera en una investigación judicial, con interrogatorios, chequeo de pruebas y demás».

Entre los futuros santos se encuentra también la beata Genoveva Torres Morales (1870-1956), huérfana, que siendo muy joven sufrió la amputación de una pierna. A pesar de estas dificultades, fundó la Congregación de las Hermanas del Sagrado Corazón y de los Santos Ángeles (Angélicas), que se dedica a la ayuda de los ancianos.

Juan Pablo II aprobó también un milagro, realizado en 1989, que permitirá canonizar al padre José María Rubio (1864-1929), sacerdote de la Compañía de Jesús, apóstol en los barrios más pobres de Madrid.

La otra futura santa es la beata Ursula Ledochowska, austriaca, fundadora de la Congregación de las Religiosas Ursulinas del Sagrado Corazón de Jesús Agonizante (1865-1939).

Entre los doce futuros beatos, cinco son mártires y por este motivo su proceso no ha requerido la aprobación de un milagro.

Tres son búlgaros. Fueron asesinados por el régimen comunista en 1952, en Sofía. Se trata de Pietr Vitchev, Pavel Djidjov y Josafat Chichkov, sacerdotes de la Congregación de los Agustinos de la Asunción.

Los otros dos mártires que serán beatificados son ugandeses, David Okelo y Gildo Irwa, laicos catequistas, asesinados por odio a la fe en 1918 en Paimol (Uganda).

Los otros siete futuros beatos, cuyo decreto de milagro reconocido a su intercesión fue promulgado este martes son:

--Andrea Giacinto Longhin, italiano, obispo y religioso de la Orden de los Frailes Menores Capuchinos, (1863-1936).

--Pierre Bonhomme, francés, sacerdote y fundador de la Congregación de las Religiosas de Nuestra Señora del Calvario (1803-1861).

--Marco Da Aviano, italiano, sacerdote, de la Orden de los Frailes Menores Capuchinos (1631-1699).

--Gabriele Maria Allegra, italiano, sacerdote de la Orden de los Frailes Menores (1907-1976).

--Marie de la Passion (su nombre de pila era Hélene de Chappotin de Neuville) francesa, fundadora del Instituto de las Franciscanas Misioneras de María (1839-1904).

--María Dolores Rodríguez Sopeña y Ortega, española, fundadora de la Congregación de las Religiosas del Instituto Catequista Dolores Sopeña (1848-1918).

--Carita Brader (su nombre de pila era Marie Josephine Caroline), suiza, fundadora de la Congregación de las Religiosas Franciscanas de María Inmaculada (1860-1943).

Además, en la misma ceremonia, el Papa reconoció las virtudes heroicas de estos siervos de Dios:

--Giuseppe Morgera, italiano, sacerdote (1844-1898).

--Gioacchino Da Canicattí (en el siglo Gaetano La Lomia), italiano, sacerdote de la Orden de los Frailes Menores Capuchinos (1831-1905).

--Matilde del Sagrado Corazón Téllez-Robles, española, fundadora de la Congregación de las Hijas de María Madre de la Iglesia (1841-1902).

--Giulia Salzano, italiana, fundadora de la Congregación de las Religiosas Catequistas del Sagrado Corazón (1846-1929).

--Marianna Saltini, viuda de Testi, llamada «Mamma Nina», italiana, fundadora del Instituto de las Hijas de San Francesco de Carpi (1889-1957).

--Esperanza de Jesús, (en el siglo María José Alhama y Valera), española, fundadora de la Congregación de las Siervas del Amor Misericordioso y de los Hijos del Amor Misericordioso (1893-1983).
ZS02042407

 

 

EDITORIAL

Partidos confesionales y empresas confesionales

Dalmacio Negro publica (jueves 11) un artículo en Alfa y Omega, suplemento religioso del diario ABC, sobre la posibilidad de un partido político católico. Lógico: muchos cristianos españoles están hasta el gorro de la tomadura de pelo que ha representado para el Cristianismo la subida al poder del Partido Popular, y pretenden buscar su propia opción, aquella que defienda valores como la sacralidad de la persona, la defensa de la vida, de la familia, una educación que responda a los ideales cristianos (que no son otros que los de Occidente) y una mayor preocupación por la justicia social, no sólo por la eficacia económica. En lo único que discrepo es en algo que he oído a quizás demasiados cristianos comprometidos en la cosa pública: el hecho de que un partido político católico deba contar con la jerarquía eclesiástica. No veo el porqué. Si se funda un partido político católico, y es una buena idea, lo único que hay que acordar es qué se entiende por católico en la res-pública, pero lo mejor sería que no contara con la aprobación de la jerarquía eclesiástica (ni con la aprobación ni con el veto), y que no se viera ninguna sotana en sus locales, ni ningún ensotanado en su dirección ni en sus bases. Los curas tienen otra función. Esto es cosa de laicos.

Porque esa es la clave: es muy bueno un partido confesional, pero no un partido clerical. Y el confesionalismo no tiene nada que ver con el clericalismo. Confesionalismo es llevar a la calle lo que se piensa y siente en el interior de la persona y del hogar. Confesionalismo, por tanto, es naturalidad y coherencia de vida. El clericalismo es otra cosa y, además, es muy aburrido. El confesional cristiano está pendiente de Cristo y de su Cuerpo Místico; el clerical está pendiente de lo que dice el párroco de la esquina. Y a veces dicen cada tontería... Confundir confesionalismo con clericalismo es como confundir la cultura audiovisual con el televisor de casa.

Pero es que, además, el confesionalismo no es un gancho del pasado al que aferrarse ante el acoso anticristiano del relativismo moral, que pregona la muerte de Dios y que prohíbe hablar de religión o de virtudes (ahora llamadas valores) en la vida pública. El confesionalismo es el futuro, no el pasado, no es un recurso sino la opción más afianzada cada día que pasa. Muertas las ideologías, con la física convertida en química y la política transformada en economía, la humanidad se reparte entre quienes piensan que existe una vida después de la muerte y los que consideran que el tránsito final es también el fin de la existencia de la persona, al menos como persona. Es decir, tras el paréntesis de la modernidad (finales del siglo XIX y todo el siglo XX) la religión vuelve a ser la clave, no sólo de la vida personal, sino también de la social.

Otra cosa es que el discurso cultural imperante diga lo contrario, pero eso es culpa del discurso cultural imperante. Además, ese discurso está controlado por hombres que ya han cumplido los cincuenta o que están próximos a esa edad: es decir, por la mentalidad progre-modernista de una centuria ya muerta. El siglo XXI será confesional. Lo que no deja de tener ventajas: por ejemplo, las cuestiones se plantearán en su vertiente moral. Es decir, a fondo. 

Y aún más. El confesionalismo que viene no es ni tan siquiera político: es empresarial. El protagonista de la vida pública actual no es el Parlamento, sino que son las empresas (probablemente para nuestra desgracia, pero así es). Especialmente, las empresas informativas, canales de cultura o incultura. Para ser exactos, si los católicos pretenden articularse como una opción, presentar su carnet de identidad como colectivo, antes deben crear editoras que partidos, aunque no hay razón para renunciar a nada.

Ejemplo: los habitantes del actual Estado de Israel (una democracia en Oriente Próximo, no lo olvidemos) no se corresponden con el código genético de la raza judía, tras 20 siglos de diáspora (suponiendo, que es mucho suponer, que se pueda hablar de códigos genéticos raciales). Lo que les mantiene unidos, como ningún pueblo lo ha estado nunca, es su religión, a pesar de que muchos israelitas no la practiquen o se dediquen a una serie de ritos externos (comida “koser”, abstinencia laboral total los sábados, etc). El mundo islámico se distribuye por razas, países y costumbres muy diversas, pero tienen en común su fe islámica, practicada al modo integrista o de manera más “light”. El conflicto de Palestina es confesional.

Y a más a más, que dirían los catalanes, habrá que recordar todos los países que se han creado alrededor de un credo común. La Unión Europea se empeña en ignorar su origen cristiano (por cierto, no ha existido otra unidad europea que la medieval, donde toda la población, la opinión pública, compartía el cristianismo) y por eso va tan lenta, y por eso el ideal europeo se difumina en muchas cabezas. Sólo una religión común puede crear una comunidad.

Más ejemplos. En la batalla cultural, ocurre exactamente lo mismo. Tan confesional es el precitado Alfa y Omega, que pretende evangelizar a través de los medios, como El País o El Mundo, cuyo objetivo principal consiste en fastidiar dicha evangelización con un relativismo muy agresivo. Lo suyo es un anti-confesionalismo muy confesional. Por eso les preocupan tanto cosas como la “rectitud del proceso de beatificación” de fulanito o Zutanito o el nombramiento de obispos (el confesionalismo progre no cree en Dios, pero sí en El Vaticano). Tanto es así, que yo mismo, católico, aprendo muchísimo sobre derecho canónico y liturgia en las páginas de estos periódicos.

Naturalmente, esa confesionalidad debería luchar contra la crítica habitual de la confesionalidad anti-cristiana: vosotros, católicos, debéis ser expulsados de la cultura (y a fe mía que lo están consiguiendo) porque vuestro pensamiento es dogmático, ergo, no es pensamiento. Naturalmente, lo que la modernidad olvida es que todo pensamiento, religioso o no, es dogmático. Nadie comienza a pensar desde el vacío. O, como diría Chesterton: “Hay dos tipos de personas: los dogmáticos que saben que lo son y los dogmáticos que no saben que lo son”. Los primeros, por ejemplo, los cristianos, simplemente vivimos en la realidad, los segundos no: se llaman a sí mismos progresistas.( DE HISPANIDAD)

                                                                     Eulogio López                     

 

CIUDAD DEL VATICANO, 22 abril 2002 (ZENIT.org).- Altos representantes de la Santa Sede y una de las instituciones islámicas más representativas del mundo se han encontrado en Trípoli (Libia) para afrontar los desafíos del diálogo entre católicos y musulmanes.

El cardenal Francis Arinze, presidente del Pontificio Consejo para el Diálogo Interreligioso, participó en representación de la Iglesia católica. La representación islámica corrió a cargo de la Organización para la Promoción del Islam (World Islamic Call Society).

Se trata de encuentros, que tienen lugar cada cinco años, con el fin de promover el mutuo conocimiento y el diálogo entre creyentes de las dos religiones. El tema de esta sesión fue «La cultura del diálogo en un mundo globalizado». Tuvo lugar a finales de marzo, pero sólo ahora Zenit ha tenido noticia de la cita.

Asistieron doce cristianos procedentes de diversas partes del mundo, elegidos por el Consejo Pontificio para el Diálogo Interreligioso, y doce musulmanes de diversos países, elegidos por la organización musulmana.

En la inauguración, asistió un público más amplio pero durante los otros cuatro días que duró el encuentro la participación quedó restringida a estas 24 personas.

Se han examinado los contactos entre cristianos y musulmanes en los últimos 30 años, los puntos positivos y los menos positivos, y las perspectivas para el futuro.

El cardenal Arinze confesó a los micrófonos de Radio Vaticano sus impresiones: «Considerando que Libia es un país en el que todos los cristianos son extranjeros --porque la ley del país no permite a los ciudadanos hacerse cristianos--, se puede ver que incluso en situaciones como ésta el diálogo no es imposible».

«Como hacemos siempre con nuestro dicasterio, cuando vamos a un país para participar en algún encuentro, implicamos a la Iglesia local, porque la Iglesia es local y universal, y las dos dimensiones hay que mantenerlas y promoverlas».

«Los libios nos han recibido con gran generosidad y tuvimos la oportunidad de celebrar varias veces en la catedral y de entrevistarnos con las diversas representantes católicos presentes en aquel país», añadió.
ZS02042201


Seis mil esclavos liberados en Sudán
Rescatados por «Christian Solidarity International»

ROMA, 22 abril 2002 (ZENIT.org).- Seis mil esclavos han sido liberados en Sudán mediante la acción realizada por la organización humanitaria «Christian Solidarity International» (CSI).

Unas semanas después de completar una audaz misión de redención de esclavos, CSI ha vuelto a Sudán el 6 de abril para un viaje de investigación. Esta vez se sumaron a la expedición el profesor de la Tufts University Tommy Calvert y la reverenda Gloria White Hammond, ministra protestante de la Iglesia Bethel AME en Boston.

Durante el viaje, la red de rescatadores árabes del CSI, que arriesgan sus vidas para rescatar mujeres y niños, lograron la redención de 3.000 esclavos. Otros 3.000 esclavos fueron liberados voluntariamente por sus amos, como parte de un acuerdo de paz propiciado por CSI entre las tribus árabes y africanas.

«Ha habido muchos momentos en los que me sentí agobiado --dijo Hammond a su regreso--. Pero me sentí muy animado por esta gente que, a pesar de lo que les está sucediendo, tienen amor por la vida y desean reconstruir sus comunidades».

Mientras estuvo en Sudan, Hammond, que es también pediatra, prestó atención médica a los esclavos, desfigurados por los abusos de sus propietarios.

Calvert describió su encuentro con un chico de 11 años al que había sido cortada la nariz por perder una vaca. Otros casos que pudo testimoniar son el de un muchacho que había sido golpeado de tal manera que su espalda deformada está empezando a bloquear sus pulmones; y las docenas de chicas adolescentes que han sido violadas por bandas y mutiladas genitalmente.

«Me encontré con víctimas de algunas de las peores atrocidades del mundo», indicó.

En 1999, Calvert lanzó una campaña de llevada a cabo por estudiantes que tiene por objetivo las empresas que invierten en Sudán, en particular contra Talisman Energy, una petrolera canadiense cuya asociación con el Gobierno sudanés alimenta las incursiones para hacer esclavos y el genocidio.

En respuesta a la protesta organizada por Calvert, el fondo de pensiones de profesores TIAA-CREF, el más grande fondo del mundo, abandonó sus inversiones en Talisman.

El 11 de abril, Calvert pudo ver de primera mano la destrucción realizada por los campos de petróleo, mientras que el equipo del CSI redimía a 700 esclavos en la región petrolífera de Alto Nilo Occidental.

«En respuesta a nuestras protestas en contra de estas inversiones en Talisman afirmaba siempre que la vida era buena en torno a sus torres de perforación --subrayó Calvert--. Pero justamente yo me encontré con cientos de mujeres y niños que pedían algo diferente. Los inversores occidentales deben comprender que sus acciones en Talisman financian directamente un genocidio contra civiles africanos. Invertir en Talisman es invertir en terrorismo».

«Volveré a Sudán con un ministro, un físico, un activista y una madre --revela Hammond--. Tenemos que explorar más el trauma físico y psicológico sufrido por las mujeres esclavizadas, así como el proceso de reintegración en sus comunidades cuando vuelven a casa».
ZS02042203

 

La paz en el corazón de los conflictos

Sr. Director:   

Del 18 al 20 de abril se celebra en Madrid el  FORO SOBRE ÁFRICA, organizado por Manos Unidas. 

Con el objetivo de acercar la realidad del continente africano, a través de sus protagonistas,  a la sociedad española. A la vez se trata de crear un marco de comunicación para dar voz al continente de las mayores riquezas y las mayores pobrezas, escenario de una buena  parte de los conflictos más dramáticos y olvidados. 

La construcción de la paz es el eje central del trabajo de sensibilización que Manos Unidas realiza en el trienio 2001 – 2003. Este año, con el lema “Si quieres la paz, rechaza la violencia” centra este trabajo en profundizar en los conflictos: La paz en el corazón de los conflictos y en África por ser el continente en el que más conflictos se están produciendo.  

Durante tres días, 18, 19 y 20 de abril, personalidades que conocen de muy de cerca la realidad africana, profundizarán en las causas de la actual situación de África y los efectos que producen en millones de personas. 

Malaquías Osunwa de Nigeria; Elisa Kidané de Eritrea; Dámaso Masabo de Burundi; Mbuyi Kabunda, de República Democrática del Congo; José Ramón Echeverría de Túnez;  José Ramón Lozano de Costa de Marfil;  la antropóloga Susana Castillo, entre otros, participarán en este FORO que intenta aproximarnos a África.  

El Aula Magna del Seminario Conciliar de Madrid, C/ San Buenaventura 9, será el lugar de celebración de dicho FORO SOBRE ÁFRICA, que será inaugurado por el Cardenal Arzobispo de Madrid, Mons. Rouco Varela y clausurado por Mons. Zacarías Kamwenho, presidente de la Conferencia Episcopal de Angola y Sao Tomé, Premio Sajarov 2001. 

MAS INFORMACIÓN

Mª Eugenia Díaz. prensa@manosunidas.org

Los cristianos, por la paz en Israel y

 

 

Juan Pablo II afronta la relación entre libertad teológica y Magisterio
Encuentro con la Academia Pontificia de Teología

CIUDAD DEL VATICANO, 18 febrero 2002 .- La libertad de investigación del teólogo pierde su objetivo final cuando se sale de la «comunión de la Iglesia», afirmó este sábado Juan Pablo II al encontrarse con los miembros de la Academia Pontificia de Teología.

En el encuentro con 42 académicos, el pontífice recordó el principio fundamental que orienta la relación entre los teólogos y la comunidad cristiana: «Cuando se trata de la comunión en la fe, se impone el principio de la unidad en la verdad; cuando se trata de divergencias de opiniones, vale el principio de la unidad en la caridad».

«La comunión eclesial, en vez de ser un límite, es en realidad el lugar que vivifica la reflexión teológica, apoyando su audacia y premiando su profecía», aclaró el pontífice.

La Academia Pontificia de Teología, que fue fundada en 1695, celebró en esta semana pasada su primer Fórum desde que en 1999 Juan Pablo II aprobara sus nuevos estatutos.

El tema del encuentro, presidido por el cardenal Paul Poupard, prefecto del Consejo Pontificio para la Cultura, fue «Jesucristo, camino, verdad y vida. Por una relectura de la "Dominus Iesus"».

Esa Declaración de la Congregación para la Doctrina de la Fe (6 de agosto de 200) recordaba el carácter único y universal de la salvación traída por Cristo a través de su Iglesia.

«La libre investigación del teólogo se ejerce, de hecho, dentro de la fe y de la comunión de la Iglesia --explicó el sumo pontífice--. En la Iglesia, sal de la tierra y luz del mundo, la reflexión teológica desempeña su tarea de responder a la voluntad salvífica universal de Dios, quien quiere que "todos los hombres se salven y lleguen al conocimiento de la verdad" (1 Tm 2,4)».

«De este modo, la ciencia teológica, al tener una comprensión cada vez más profunda de la verdad revelada, se convierte en un servicio a todo el Pueblo de Dios, sostiene su esperanza y refuerza su comunión», añadió.

«La adhesión a Cristo Verdad, manifestada por los teólogos en la obediencia al magisterio de la Iglesia, es una poderosa fuerza que unifica y edifica»,
constató el Santo Padre.

Por eso, añadió, «el teólogo católico es consciente de que el magisterio no es una realidad intrínseca a la verdad y a la fe, sino por el contrario, como elemento constitutivo de la Iglesia».

La función del magisterio de la Iglesia, explicó, consiste en ponerse «al servicio de la Palabra de verdad, que salvaguarda de desviaciones y deformaciones, garantizando al Pueblo de Dios vivir siempre en la historia guiado y sostenido por Cristo-Verdad».

«La relación entre magisterio y trabajo teológico se rige, por tanto, por el principio de armonía --concluyó el Santo Padre--. Estando ambos al servicio de la divina Revelación, ambos redescubren nuevos aspectos y profundizaciones de la verdad revelada».
ZS02021808
Por primera vez, elevadas a los altares una nicaragüense y una argentina
Juan Pablo II proclama seis nuevos beatos

CIUDAD DEL VATICANO, 14 abril 2002 (ZENIT.org).- Juan Pablo II proclamó este domingo seis beatos, entre quienes se encuentran las dos primeras mujeres de Nicaragua y Argentina elevadas a la gloria de los altares.

Después de que el Papa pronunciara la fórmula de beatificación, los miles de fieles presentes en la plaza de San Pedro del Vaticano rompieron en aplausos, ondeando banderas de Argentina, Nicaragua, Costa Rica, Colombia, España, Italia..., países donde hay congregaciones fundadas por ellos.

Durante la homilía, pronunciada en castellano e italiano, el pontífice destacó los elementos más significativos de la vida de los nuevos beatos, tres de ellos discípulos de san Juan Bosco, fundador de los salesianos.

Recordó a María Romero Meneses (1902-1977), hija de María Auxiliadora (salesiana), primera centroamericana elevada a la gloria de los altares, se formó en El Salvador y pasó desempeñó buena parte de su apostolado en Costa Rica, como una «religiosa ejemplar, apóstol y madre de los pobres, que, sin excluir a nadie, eran sus preferidos».

«Estos queridos pueblos centroamericanos, unidos ahora en el júbilo de su beatificación, podrán encontrar en la nueva Beata, que tanto los amó, abundantes ejemplos y enseñanzas para renovar y fortalecer su vida cristiana, tan arraigada en esas tierras», dijo Juan Pablo II.

«¡Que su recuerdo sea bendición para todos y que las obras fundadas por ella, entre las que destaca la "Casa de la Virgen" en San José, sigan siendo fieles a los ideales que les dieron origen!», exhortó.

Al hablar de la primera beata argentina María del Tránsito de Jesús Sacramentado Villegas (1821-1885), fundadora de las Hermanas Terciarias Misioneras Franciscanas, el Papa subrayó su «vida de pobreza, humildad, paciencia y caridad». Vivió así el «ideal franciscano», fundando una nueva familia religiosa, tras haber abandonado dos monasterios de vida contemplativa a causa de la enfermedad.

De Artémides Zatti (1880-1951), coadjutor salesiano, llegado a Argentina con su familia emigrante, subrayó su «servicio apasionado, competente y lleno de amor a los enfermos». Sus casi cincuenta años de entrega total a los pobres de la ciudad argentina de Viedma son, según el Papa Wojtyla, un llamamiento a descubrir «la presencia del Señor» y «a acogerlo en todos los hermanos necesitados».

El italiano Luis Variara (1875-1923) fue, como constató el sucesor de Pedro, el «primer salesiano ordenado sacerdote en Colombia». Dado que las jóvenes leprosas o hijas de leprosas que conocía no eran aceptadas en la vida religiosa, decidió fundar una Congregación para ellas, las Hijas de los Sagrados Corazones de Jesús y María, «floreciente Instituto hoy presente en diversos países».

Los otros dos beatos son los italianos Ludovico Pavoni (1784-1849), fundador de los Hijos de María Inmaculada, quien dedicó su vida a «la asistencia de los jóvenes pobres y abandonados, en especial de los sordomudos», recordó el Santo Padre; y Gaetano Errico (1791-1860), «mártir del confesionario», quien «frente al rigorismo espiritual de los jansenistas», anunció «la grandeza de la misericordia de Dios».

El Papa presentó a los nuevos beatos como modelos, pues «supieron reconocer la presencia viva del Señor en la Iglesia y, venciendo dificultades y miedos, se convirtieron en sus testigos entusiastas y valientes ante el mundo».

En la celebración participaron los presidentes de Nicaragua, Enrique Bolaños, y de Costa Rica, Miguel Ángel Rodríguez, que tienen previsto reunirse durante su permanencia en Roma. Sus países tienen un problema en la zona fronteriza del Río San Juan. El diferendo ha sido llevado al Tribunal Internacional de Justicia de La Haya.

El número de beatos proclamados por Juan Pablo II en su 23 años de pontificado se elevó este domingo a 1.288. En estos años también ha proclamado a 456 santos. Ha elevado así a la gloria de los altares a más de la mitad de los beatos y santos proclamados en toda la historia de la Iglesia.

El Papa, que se recupera de la artrosis que sufre en la rodilla derecha, presentó un aspecto físico mejor que el de Semana Santa, aunque en algunos momentos se le notó cansancio provocado por una ceremonia de la larga duración.

Además de las numerosos y significativos representantes de Nicaragua y Costa Rica, en la beatificación estuvo presente una delegación argentina, presidida por el secretario de Estado para el Culto, Esteban Caselli.

Concelebraron la eucaristía medio centenar de cardenales, arzobispos, obispos, y sacerdotes, entre quienes se encontraban los purpurados Miguel Obando y Bravo, de Managua, y Pedro Rubiano Saénz, de Bogotá, así como los arzobispos Román Arrieta Villalobos, de San José de Costa Rica, y Carlos José Núñez, de Córdoba (Argentina).
ZS02041405

LXXVIII ASAMBLEA PLENARIA DE LA CONFERENCIA EPISCOPAL ESPAÑOLA
Madrid, 25 de Febrero - 1 de Marzo de 2002

COMITÉ EJECUTIVO -Trienio 2002-2005-

1. Emmo. y Rvdmo. Sr. Cardenal D. Antonio María Rouco Varela
    Arzobispo de Madrid, Presidente

2. Excmo. y Rvdmo. Sr. D. Fernando Sebastián Aguilar
    Arzobispo de Pamplona y Obispo de Tudela, Vicepresidente

3. Emmo. y Rvdmo. Sr. Cardenal D. Ricardo María Carles Gordó
    Arzobispo de Barcelona

4. Excmo. y Rvdmo. Sr. D. Elías Yanes Álvarez
    Arzobispo de Zaragoza

5. Excmo. y Rvdmo. Sr. D. Antonio Dorado Soto
    Obispo de Málaga

6. Excmo. y Rvdmo. Sr. D. Juan María Uriarte Goiricelaya
    Obispo de San Sebastián

7. Excmo. y Rvdmo. Sr. D. Juan José Asenjo Pelegrina
    Obispo Auxiliar de Toledo, Secretario General

 

COMISIÓN PERMANENTE -Trienio 2002-2005-

1.  Emmo. y Rvdmo. Sr. Cardenal D. Antonio Mª Rouco Varela
     Arzobispo de Madrid, Presidente

2.  Excmo. y Rvdmo. Sr. D. Fernando Sebastián Aguilar
     Arzobispo de Pamplona y Obispo de Tudela, Vicepresidente

3.   Emmo. y Rvdmo. Sr. Cardenal D. Ricardo Mª Carles Gordó
      Arzobispo de Barcelona

4.   Emmo. y Rvdmo. Sr. Cardenal D. Francisco Álvarez Martínez
      Arzobispo de Toledo

5.   Excmo. y Rvdmo. Sr. D. Elías Yanes Álvarez
      Arzobispo de Zaragoza, miembro del Comité Ejecutivo

6.   Excmo. y Rvdmo. Sr. D. Antonio Dorado Soto
      Obispo de Málaga, miembro del Comité Ejecutivo

7.   Excmo. y Rvdmo. Sr. D. Juan Mª Uriarte Goiricelaya
      Obispo de San Sebastián, miembro del Comité Ejecutivo

8. Excmo. y Rvdmo. Sr. D. Braulio Rodríguez Plaza,
    Obispo de Salamanca, Presidente de la C.E. de Apostolado Seglar

9.  Excmo. y Rvdmo. Sr. D. Carlos Osoro Sierra,
     Arzobispo de Oviedo, Presidente de la C.E. del Clero

10. Excmo. y Rvdmo. Sr. D. Eugenio Romero Pose,
      Obispo Auxiliar de Madrid, Presidente de la C.E. para la Doctrina de la Fe

11.  Excmo. y Rvdmo. Sr. D. Antonio Cañizares Llovera,
      Arzobispo de Granada, Presidente de la C.E. de Enseñanza y Catequesis

12. Excmo. y Rvdmo. Sr. D. Julián López Martín,
      Obispo de Ciudad Rodrigo, Presidente de la C.E. de Liturgia

13. Excmo. y Rvdmo. Sr. D. José Sánchez González,
      Obispo de Sigüenza-Guadalajara,
      Presidente de la C.E. de Medios de Comunicación Social

14. Excmo. y Rvdmo. Sr. D. Ciríaco Benavente Mateos,
      Obispo de Coria-Cáceres,
      Presidente de la C.E. de Migración

15. Excmo. y Rvdmo. Sr. D. Carlos Amigo Vallejo, Arzobispo de Sevilla
      Presidente de la C.E. de Misiones y Cooperación entre las Iglesias

16. Excmo. y Rvdmo. Sr. D. Luis Gutiérrez Martín, Obispo de Segovia
      Presidente de la C. de Obispos y Superiores Mayores

17.  Excmo. y Rvdmo. Sr. D. José Vilaplana Blasco, Obispo de Santander
      Presidente de la C.E. de Pastoral

18. Excmo. y Rvdmo. Sr. D. Juan José Omella Omella,
      Obispo de Barbastro-Monzón
      Presidente de la C.E. de Pastoral Social

19. Excmo. y Rvdmo. Sr. D. Santiago García Aracil, Obispo de Jaén
     Presidente de la C.E. para el Patrimonio cultural

20. Excmo. y Rvdmo. Sr. D. Ricardo Blázquez Pérez, Obispo de Bilbao
      Presidente de la C.E. de Relaciones Interconfesionales

21. Excmo. y Rvdmo. Sr. D. Julián Barrio Barrio,
      Arzobispo de Santiago de Compostela,
      Presidente de la C.E. de Seminarios y Universidades

22. Excmo. y Rvdmo. Sr. D. Agustín García-Gasco Vicente,
      Arzobispo de Valencia
      En representación de la Provincia Eclesiástica de Valencia

23. Excmo. y Rvdmo. Sr. D. Luis Martínez Sistach, Arzobispo de Tarragona
     En representación de la Provincia Eclesiástica de Tarragona

24. Excmo. y Rvdmo. Sr. D. Juan José Asenjo Pelegrina
     Obispo Auxiliar de Toledo, Secretario General

 

COMISIONES EPISCOPALES -Trienio 2002-2005-


       C. E. de Apostolado Seglar       

Presidente
Excmo. y Rvdmo. Sr.  D. Braulio Rodríguez Plaza, Obispo de Salamanca

Vicepresidente
Excmo. y Rvdmo. Sr. D. Juan Antonio Reig Pla, Obispo de Segorbe-Castellón

Vocales: Excmo. y Rvdmo. Sr.
       D. Javier Martínez Fernández, Obispo de Córdoba
       D. Antonio Algora Hernando, Obispo de Teruel y Albarracín
       D. Juan García-Santacruz Ortiz, Obispo de Guadix
       D. Atilano Rodríguez Martínez, Obispo Auxiliar de Oviedo
       D. Casimiro López Llorente, Obispo de Zamora
       D. Joaquín Mª López de Andújar, Obispo Auxiliar de Getafe


       C. E. del Clero       

Presidente
Excmo. y Rvdmo. Sr. D. Carlos Osoro Sierra, Arzobispo de Oviedo

Vocales: Excmo. y Rvdmo. Sr.
       D. Victorio Oliver Domingo, Obispo de Orihuela-Alicante
       D. Felipe Fernández García, Obispo de Tenerife
       D. Antonio Ceballos Atienza, Obispo de Cádiz y Ceuta
       D. Francisco Cases Andreu, Obispo de Albacete
       D. Jesús Murgui Soriano, Obispo Auxiliar de Valencia
       D. Joaquín Mª López de Andújar, Obispo Auxiliar de Getafe


       C. E. para la Doctrina de la Fe       

Presidente
Excmo. y Rvdmo. Sr.    D. Eugenio Romero Pose, Obispo Auxiliar de Madrid

Vocales: Excmo. y Rvdmo. Sr.
       D. José Manuel Estepa Llaurens, Arzobispo Castrense
       D. Javier Martínez Fernández, Obispo Córdoba
       D. Juan Antonio Reig Pla, Obispo de Segorbe-Castellón
       D. Jesús Catalá Ibáñez, Obispo de Alcalá de Henares
       D. Luis Quinteiro Fiuza, Obispo Auxiliar de Santiago


       C. E. de Enseñanza y Catequesis       

Presidente
Excmo. y Rvdmo. Sr. D. Antonio Cañizares Llovera, Arzobispo de Granada

Vicepresidente
Excmo. y Rvdmo. Sr. D. Javier Salinas Viñals, Obispo de  Tortosa

Vocales: Excmo. y Rvdmo. Sr.
       D. José Manuel Estepa Llaurens, Arzobispo Castrense
       D. Manuel Ureña Pastor, Obispo de Cartagena
       D. Miguel Asurmendi Aramendía, Obispo de Vitoria
       D. Jesús E. Catalá Ibáñéz, Obispo de Alcalá de Henares
       D. Fidel Herráez Vegas, Obispo Auxiliar de Madrid
       D. César A. Franco Martínez, Obispo Auxiliar de Madrid
       D. Agustín Cortés Soriano, Obispo de Ibiza
       D. José Ángel Sáiz Meneses, Obispo Auxiliar de Barcelona


       C. E. de Liturgia       

Presidente
Excmo. y Rvdmo. Sr. D. Julián López Martín, Obispo de Ciudad Rodrigo

Vocales: Excmo. y Rvdmo. Sr.
       D. José Cerviño Cerviño, Obispo Emérito de Tui-Vigo
       D. Rosendo Álvarez Gastón, Obispo de Almería
       D. Pere Tena Garriga, Obispo Auxiliar de Barcelona     
       D. Carmelo Borobia Isasa, Obispo de Tarazona
       D. Carlos López Hernández, Obispo de Plasencia


       C. E. de Medios de Comunicación Social       

Presidente
Excmo. y Rvdmo. Sr. D. José Sánchez González, Obispo de Sigüenza-Guadalajara

Vocales: Excmo. y Rvdmo. Sr.
       D. Antonio Montero Moreno, Arzobispo de Mérida-Badajoz
       D. Teodoro Úbeda Gramaje, Obispo de Mallorca
       D. José Gómez González, Obispo de Lugo
       D. Joan Carrera Planas, Obispo Auxiliar de Barcelona
       D. Juan del Río Martín, Obispo de Jerez de la Frontera


       C. E. de Migraciones       

Presidente
Excmo. y Rvdmo. Sr. D. Ciríaco Benavente Mateos, Obispo de Coria-Cáceres

Vocales: Excmo. y Rvdmo. Sr.
       D. Ignacio Noguer Carmona, Obispo de Huelva
       D. Ramón Búa Otero, Obispo de Calahorra y La Calzada-Logroño
       D. Carmelo Echenagusía Uribe, Obispo Auxiliar de Bilbao
       D. Luis Quinteiro Fiuza, Obispo Auxiliar de Santiago


       C. E. de Misiones y Cooperación entre las Iglesias       

Presidente
Excmo. y Rvdmo. Sr. D. Carlos Amigo Vallejo, Arzobispo de Sevilla

Vocales: Excmo. y Rvdmo. Sr.
       D. Santiago Martínez Acebes, Arzobispo de Burgos
       D. Joan Martí Alanis, Arzobispo-Obispo de Urgell
       D. Francisco Pérez González, Obispo de Osma-Soria
       D. Ramón del Hoyo López, Obispo de Cuenca


       C.E. de Obispos y Superiores Mayores       

Presidente
Excmo. y Rvdmo. Sr. D. Luis Gutiérrez Martín, Obispo de Segovia

Vocales: Excmo. y Rvdmo. Sr.
       D. Francisco Álvarez Martínez, Arzobispo de Toledo
       D. José Gea Escolano, Obispo de Mondoñedo-El Ferrol
       D. José Diéguez Reboredo, Obispo de Tui-Vigo


       C. E. de Pastoral       

Presidente
Excmo. y Rvdmo. Sr. D. José Vilaplana Blasco, Obispo de Santander

Vocales: Excmo. y Rvdmo. Sr.
       D. José Delicado Baeza, Arzobispo de Valladolid
       D. Rafael Palmero Ramos, Obispo de Palencia
       D. Francisco Ciuraneta Aymí, Obispo de Lleida
       D. Carlos Soler Perdigó, Obispo de Girona
       D. Juan Piris Frígola, Obispo de Menorca


       C. E. de Pastoral Social       

Presidente
Excmo. y Rvdmo. Sr. D. Juan José Omella Omella, Obispo de Barbastro-Monzón

Vocales: Excmo. y Rvdmo. Sr.
       D. José Mª Guix Ferreres, Obispo de Vic
       D. Ramón Echarren Ystúriz, Obispo de Canarias
       D. José Mª Setién Alberro, Obispo Emérito de San Sebastián
       D. Joan Enric Vives Sicilia, Obispo Coadjutor de Urgell
       D. Alfonso Milián Sorribas, Obispo Auxiliar de Zaragoza
       D. Juan Piris Frígola, Obispo de Menorca


       C. E. para el Patrimonio Cultural       

Presidente
D. Santiago García Aracil, Obispo de Jaén

Vocales: Excmo. y Rvdmo. Sr.
       D. José Cerviño Cerviño, Obispo Emérito de Tui-Vigo
       D. Antonio Vilaplana Molina, Obispo de León
       D. Rosendo Álvarez Gastón, Obispo de Almería
       D. Rafael Sanus Abad, Obispo Auxiliar Emérito de Valencia
       D. Carmelo Borobia Isasa, Obispo de Tarazona
       D. Jaume Traserra Cunillera, Obispo de Solsona
       D. Adolfo González Montes, Obispo de Ávila


       C. E. de Relaciones Interconfesionales       

Presidente
Excmo. y Rvdmo. Sr.    D. Ricardo Blázquez Pérez, Obispo de Bilbao

Vocales: Excmo. y Rvdmo. Sr.
       D. Agustín García-Gasco y Vicente, Arzobispo de Valencia
       D. Jesús García Burillo, Obispo Auxiliar de Orihuela-Alicante
       D. Esteban Escudero Torres, Obispo Auxiliar de Valencia


       C. E. de Seminarios y Universidades       

Presidente
D. Julián Barrio Barrio, Arzobispo de    Santiago de Compostela

Vicepresidente
Excmo. y Rvdmo. Sr.    D. Adolfo González Montes, Obispo de Ávila

Vocales: Excmo. y Rvdmo. Sr.
       D. Rafael Torija de la Fuente, Obispo de Ciudad Real
       D. Ramón Búa Otero, Obispo de Calahorra y La Calzada-Logroño
       D. Francisco J. Pérez y Fernández Golfín, Obispo de Getafe
       D. Joan Enric Vives Sicilia, Obispo Coadjutor de Urgell
       D. Camilo Lorenzo Iglesias, Obispo de Astorga
       D. Agustín Cortés Soriano, Obispo de Ibiza


       Junta Episcopal de Asuntos Jurídicos       

Presidente
Excmo. y Rvdmo. Sr. D. Carlos López Hernández, Obispo de Plasencia

Vocales: Excmo. y Rvdmo. Sr.
       D. Luis Martínez Sistach, Arzobispo de Tarragona
       D. José Gómez González, Obispo de Lugo
       D. Ramón del Hoyo López, Obispo de Cuenca
       D. Casimiro López Llorente, Obispo de Zamora


       Consejo de Economía      

Presidente
Emmo. y Rvdmo. Sr.    D. Antonio Mª Rouco Varela, Arzobispo de Madrid
              Presidente de la Conferencia

Vocales: Excmo. y Rvdmo. Sr.
       D. Juan José Asenjo Pelegrina, Obispo Auxiliar de Toledo
              Secretario General de la Conferencia
       D. Antonio Algora Hernando, Obispo de Teruel y Albarracín
       D. Rafael Palmero Ramos, Obispo de Palencia
       D. Jaume Traserra Cunillera, Obispo de Solsona
       D. Bernardo Herráez Rubio
              Vicesecretario para Asuntos Económicos de la Conferencia

 

SUBCOMISIONES EPISCOPALES -Trienio 2002-2005-


       Subcomisión Episcopal para la Familia y la Defensa de la Vida      

Presidente
Excmo. y Rvdmo. Sr. D. Juan Antonio Reig Pla, Obispo de Segorbe-Castellón

Vocales: Excmo. y Rvdmo. Sr.
       D. Francisco Javier Martínez Fernández, Ob. Córdoba
       D. Casimiro López Llorente, Obispo de Zamora
       D. Joaquín Mª López de Andújar y Cánovas del Castillo, Obispo Auxiliar de Getafe


       Subcomisión Episcopal de Catequesis      

Presidente
Excmo. y Rvdmo. Sr. D. Javier Salinas Viñals, Obispo de Tortosa


       Subcomisión Episcopal de Universidades      

Presidente
Excmo. y Rvdmo. Sr. D. Adolfo González Montes, Obispo de  Ávila

 


El poder en la Iglesia es servicio, afirma el predicador del Papa
Meditación del cardenal Hummes en los Ejercicios Espirituales

CIUDAD DEL VATICANO, 21 febrero 2002.- Para la Iglesia la autoridad es servicio, constató este jueves el predicador de los Ejercicios Espirituales que en esta semana están viviendo Juan Pablo II y sus colaboradores de la Curia Romana.

El ejemplo más claro, recordó el cardenal Cláudio Hummes, arzobispo de Sao Paulo, es el mismo Cristo, agachado ante sus discípulos para lavarles los pies en la Última Cena.

El purpurado franciscano recordó en este sentido las grandes intuiciones del Concilio Vaticano II, recordando que el término «servicio» puede evocar conceptos opuestos: esclavitud o entrega libre de sí mismo.

La primera dimensión degrada al hombre, afirmó, la segunda le hace crecer, exaltando su dignidad.

«Sirviendo al hombre se sirve a Dios», aseguró el cardenal brasileño, «pues Dios quiere ser servido a través de las obras de amor que se hacen al prójimo que sufre, y reconocido en el rostro de este último».

De este modo, dirigiéndose al obispo de Roma y a los responsables del gobierno de la Sede Apostólica, se adentró en el concepto de «autoridad» que, en la Iglesia, aclaró, nunca es dominio sobre los demás, aunque sea una tentación incluso para los pastores.

Este servicio se hace particularmente difícil e importante en el ejercicio de la autoridad eclesial que debe «acoger la diversidad en la unidad».

«No es fácil tener una sensibilidad pastoral y paterna para percibir y apoyar siempre la acción del Espíritu Santo en las Iglesias particulares, en las comunidades, y en cada una de las personas, discerniendo evangélicamente sus iniciativas», constató Hummes.

Por eso, concluyó, «la autoridad de la Iglesia es siempre una llamada a entregarse plenamente y con humildad a los hermanos, un servicio que sólo se puede realizar con el espíritu de Cristo, con la disposición para ponerse a los pies de todos».
ZS02022108

MADRID, 30 enero 2002 .- El secretario portavoz de la Conferencia Episcopal, monseñor Juan José Asenjo, expresó este martes su «comunión sin fisuras» con las palabras de Juan Pablo II, en las que invitaba a los abogados a no colaborar en la ruptura de matrimonios.

En un discurso a los jueces y abogados de la Rota Romana, el Papa invitó este lunes a los abogados a «declinar siempre el uso de su profesión para una finalidad contraria a la justicia, como es el divorcio».

Poco antes de comenzar la reunión de la Comisión Permanente de la Conferencia Episcopal, monseñor Asenjo expresó su «comunión sin fisuras y sin restricciones mentales con el Santo Padre».

«Ciertamente el divorcio es una cosa ya casi cotidiana. A pesar de esa cotidianidad, el divorcio sigue siendo un mal social que afecta y daña un bien social que es la indisolubilidad del matrimonio», afirmó.
ZS02013010

 


Combatir el divorcio testimoniando la belleza del matrimonio, dice el Papa
Sin indisolubilidad no hay matrimonio, y sin matrimonio no hay familia

CIUDAD DEL VATICANO, 28 enero 2002 .- Si el matrimonio no es para siempre no es matrimonio, y sin el matrimonio se mina el fundamento mismo de la sociedad, la familia, afirmó Juan Pablo II este lunes, al proponer actitudes positivas para combatir la mentalidad «divorcista».

«Hay que superar la visión de la indisolubilidad como un límite a la libertad de los contrayentes, y, por tanto, como un peso, que en ocasiones puede convertirse en insoportable», afirmó el Santo Padre al hacer un balance de las actividades del último año del Tribunal de la Rota Romana, que entre otras cosas se pronuncia sobre sentencias de nulidad matrimonial.

En este campo, explicó a los jueces y abogados, el reto actual para la Iglesia y para los que creen en el amor conyugal consiste en ofrecer una «presentación positiva de la unión indisoluble para redescubrir su belleza».

Y esto se logrará, añadió, si esta belleza es testimoniada «por las familias, "iglesias domésticas" en las que el marido y la mujer se reconocen mutuamente vinculados para siempre, con un lazo que exige un amor siempre renovado, generoso y dispuesto al sacrificio».

«No es posible rendirse a la mentalidad "divorcista"», dijo el Papa a los miembros del Tribunal al alentarles en su labor de defensa de la belleza del matrimonio.

«Podría parecer que el divorcio está tan arraigado en ciertos ambientes sociales, que no casi no vale la pena seguir combatiéndolo, difundiendo una mentalidad, una costumbre social y una legislación civil a favor de la indisolubilidad», constató.

«Y sin embargo, ¡vale la pena! --exclamó el Papa Wojtyla-- En realidad, este bien forma parte de la base de toda la sociedad, como condición necesaria para la existencia de la familia».

«Por tanto --insistió--, su ausencia tiene consecuencias devastadoras, que se propagan en el cuerpo social como una plaga --según el término utilizado por el Concilio Vaticano II para describir el divorcio (cf. «Gaudium et spes», n. 47)--, en influyen negativamente sobre las nuevas generaciones a las que se ofusca la belleza del auténtico matrimonio».

«El valor de la indisolubilidad no puede ser considerado como el objeto de una simple opción privada: afecta a uno de los pilares de toda la sociedad», aseguró el sucesor de Pedro.

De este modo, desarticuló «la idea bastante difundida, según la cual, el matrimonio indisoluble sería propio de los creyentes, de modo que no pueden pretender "imponerlo" a la sociedad civil en su conjunto».

El obispo de Roma no sólo pidió a quienes creen en la indisolubilidad del matrimonio que se opongan a las medidas jurídicas que introducen el divorcio, o que lo equiparan a las uniones de hecho («incluso las homosexuales»), sino que además les propuso acompañar su acción con «una actitud positiva».

Esta nueva mentalidad debe promover, subrayó, «medidas jurídicas que tiendan a mejorar el reconocimiento social del matrimonio auténtico en el ámbito de los ordenamientos jurídicos que por desgracia admiten el divorcio».
ZS02012805


Juan Pablo II: Abogados y jueces no pueden actuar contra el matrimonio
Les invita a convertirse en servidores de la familia

CIUDAD DEL VATICANO, 28 enero 2002 .- ¿Qué debe hacer un abogado cuando un cliente recurre a sus servicios para alcanzar el divorcio, en ocasiones por motivos inconfesables?

A este interrogante respondió este lunes Juan Pablo II al encontrarse con los abogados y jueces del Tribunal de la Rota Romana, institución de la Santa Sede encargada, entre otras cosas, de pronunciar sentencia sobre causas de declaración de nulidad de matrimonio.

El pontífice afrontó de este modo una situación común en muchos países: el abogado es pagado para acabar con matrimonios. Una circunstancia que tampoco libera de problemas de conciencia a los jueces, que deben pronunciarse sobre este tipo de sentencias.

El Santo Padre comenzó enunciando el principio de fondo: «los agentes del derecho en el campo civil tienen que evitar estar personalmente involucrados en todo lo que pueda implicar una cooperación con el divorcio».

«Los abogados, al ejercer una profesión liberal, pueden declinar siempre el uso de su profesión para una finalidad contraria a la justicia, como es el divorcio», aclaró el Papa.

«Sólo pueden colaborar en una acción en este sentido --siguió diciendo-- cuando, según las intenciones del cliente, no está orientada a la ruptura del matrimonio, sino a otros efectos legítimos, que sólo se pueden alcanzar en un determinado ordenamiento jurídico a través de la vía judicial».

El Catecismo de la Iglesia Católica, en el número 2383, explica que «si el divorcio civil representa la única manera posible de asegurar ciertos derechos legítimos, el cuidado de los hijos o la defensa del patrimonio, puede ser tolerado sin constituir una falta moral».

El pontífice dejó claro de este modo, que la tarea del abogado no debe se la de destruir familias, sino la «de ayuda y reconciliación de las personas que atraviesan crisis matrimoniales».

De este modo, aclaró, los «abogados se convierten verdaderamente en servidores de los derechos de las personas, evitando ser simples técnicos al servicio de cualquier interés».

Es más complicada la situación de los jueces, pues como reconoció el Papa «los ordenamientos jurídicos no reconocen una objeción de conciencia para eximirles de pronunciar sentencia».

«Por tanto --explicó--, por graves y proporcionados motivos pueden actuar según los principios tradicionales de la cooperación material en el mal. Pero también ellos tienen que encontrar los medios eficaces para favorecer las uniones matrimoniales, especialmente a través de una obra de conciliación conducida sabiamente».
ZS02012806

El Papa: Declaraciones de nulidad, servicio a la indisolubilidad matrimonial
El pontífice ilustra la grave responsabilidad de los jueces eclesiásticos

CIUDAD DEL VATICANO, 28 enero 2002 .- Las sentencias de declaración de nulidad de los tribunales eclesiásticos deben ser un servicio «pastoral» de la Iglesia a la indisolubilidad del matrimonio, exigió este lunes Juan Pablo II.

El pontífice afrontó esta cuestión al encontrarse con los jueces y abogados de la Rota Romana, Tribunal de segunda instancia de la Santa Sede que, entre otras cosas, se pronuncia sobre sentencias de nulidad de matrimonio dictadas por tribunales eclesiásticos ordinarios.

Según el Código de Derecho Canónico (CDC), los tribunales eclesiásticos tienen competencia para decidir si un matrimonio es nulo, es decir, que nunca ha existido.

Esta declaraciones debe obedecer a causas precisas, por ejemplo, el que se haya realizado bajo violencia o por miedo, por engaño, o rechazando algunos de sus elementos esenciales (Cf. CDC números 1095-1107).

En ese caso, como explica el Catecismo de la Iglesia Católica (número 1629), «los contrayentes quedan libres para casarse, aunque deben cumplir las obligaciones naturales nacidas de una unión precedente anterior».

La nulidad no tiene nada que ver con el divorcio, que no es aceptado por la Iglesia católica por enseñanza expresa de Jesús en el Evangelio (Mateo 19, 3-12), y que implica la ruptura de un matrimonio válido y lícito.

El Santo Padre, en su tradicional encuentro de inicio de año con los jueces y abogados de la Rota Romana, explicó que su misión es decisiva, pues «sin los procesos y las sentencias de los tribunales eclesiásticos, la cuestión de la existencia o no de un matrimonio indisoluble de fieles quedaría relegada únicamente a la conciencia de los mismos».

Una cuestión de conciencia que de otro modo sería complicadísima, insistió, sobre todo si se tiene en cuenta «el evidente riesgo de subjetivismo, especialmente cuando en la sociedad civil se da una profunda crisis de la institución del matrimonio».

Por este motivo, aclaró el obispo de Roma, «toda sentencia justa de validez o nulidad de matrimonio es una aportación a la cultura de la indisolubilidad tanto en la Iglesia como en el mundo».

«No sólo da certeza a las personas involucradas, sino también a todos los matrimonios y familias», añadió.

«Por tanto --advirtió--, una declaración de nulidad injusta, opuesta a la verdad de los principios normativos o de los hechos, reviste una particular, gravedad, pues a causa de su relación oficial con la Iglesia favorece la difusión de actitudes en las que la indisolubilidad es afirmada de palabra, pero obscurecida con la vida».

Por este motivo, el pontífice exigió el compromiso de los abogados y jueces de los tribunales eclesiásticos al servicio de la indisolubilidad del matrimonio, que «no significa obviamente prejuicio contra las justas declaraciones de nulidad».

La Rota Romana es uno de los tribunales más antiguos del mundo, si bien su nombre, «Rota», surgió tardíamente, en el siglo XIV, en referencia quizá a una especie de mesa circular en la que se sentaban los jueces.

A partir del siglo XVII, comenzó a tratar también las causas matrimoniales y dos siglos después, con Gregorio XVI, se convirtió definitivamente en tribunal de segunda instancia para causas eclesiásticas y del Estado Pontificio.

Este Tribunal no recibe los procesos ordinarios de declaración de nulidad, que corresponde a los Tribunales Diocesanos del Matrimonio.
ZS02012807

 

El Papa interviene sobre Magisterio, Eucaristía y ley natural
Discurso a la plenaria de la Congregación para la Doctrina de la Fe (18 de enero)

CIUDAD DEL VATICANO, 28 enero 2002 - La recepción de los documentos del Magisterio y de la Santa Sede, la relación Eucaristía-Iglesia, y la ley natural como terreno de encuentro entre cristianos y otras religiones y no creyentes, fueron los temas que afrontó Juan Pablo II el 18 de enero al intervenir ante la asamblea plenaria de la Congregación para la Doctrina de la Fe.

Por la importancia de los temas ofrecemos a continuación el discurso íntegro del Papa traducido por «L'Osservatore Romano».


* * *




Venerados señores cardenales; queridos hermanos en el episcopado y el sacerdocio; queridos hermanos y hermanas:

1. Me alegra acogeros al término de la sesión plenaria de vuestro dicasterio. Dirijo a cada uno de vosotros mi cordial saludo, y deseo agradecer en particular al señor cardenal Joseph Ratzinger, vuestro prefecto, las nobles palabras con que ha interpretado vuestros sentimientos.
He escuchado cuanto el cardenal prefecto me ha expuesto sobre los trabajos que habéis realizado durante estos intensos días de reflexión. A este respecto, permitidme ante todo proponeros algunas reflexiones y convicciones sobre el significado más profundo de vuestra reunión. La Iglesia exige y vive de esta continua confrontación fraterna, de este flujo y reflujo, de los que sólo puede nacer una colaboración más efectiva y eficaz entre los dicasterios de la Curia romana, con las Conferencias episcopales y, por consiguiente, también con los superiores generales de los institutos de vida consagrada y de las sociedades de vida apostólica. Sin esta colaboración, que brota de una consolidada unidad de propósitos, la Iglesia no podría ser verdaderamente ella misma, comunidad de los que se han reunido con el más estrecho de los vínculos, el que nace de la comunión con el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo.

Por tanto, buscar esta unidad y colaboración y ser después fieles a las convicciones que deben guiar, en este tiempo histórico, nuestro común testimonio de cristianos, es la exigencia primaria de nuestra fidelidad al Señor, fidelidad que da sentido a nuestra existencia. Así pues, una comunicación y una colaboración más intensa aún entre los dicasterios, las Conferencias episcopales y los superiores generales es el primer fruto que debemos invocar juntos para nuestro encuentro de hoy.

Recepción y transmisión de los documentos
2. En cuanto a los temas que me ha expuesto el cardenal prefecto, considero oportuno reflexionar, en primer lugar, sobre el problema de la recepción de los documentos doctrinales que vuestra Congregación, como organismo valioso al servicio de mi ministerio de Pastor universal, va publicando progresivamente. Al respecto, existe ante todo un problema de asimilación de sus contenidos y de colaboración en la difusión y en la aplicación de las consecuencias prácticas que derivan de ellos; esto afecta a todos los dicasterios de la Curia romana, unidos precisamente por la misma fe y por la misma voluntad de anuncio y testimonio. En efecto, en la Iglesia todo está encaminado al anuncio de Jesucristo Salvador.

Existe, además, un problema de transmisión de las verdades fundamentales, que estos documentos recuerdan a todos los fieles, más aún, a todas las personas y, en particular, a los teólogos y a los hombres de cultura. Aquí la cuestión se hace más difícil y exige atención y ponderación. ¿Cuánto influye la dinámica de los medios de comunicación de masa en estas dificultades de recepción? ¿Cuánto depende de situaciones históricas particulares? O ¿cuánto obedece simplemente a la dificultad de aceptar las estrictas exigencias del lenguaje evangélico que, sin embargo, tiene una fuerza liberadora? Estos son temas que ciertamente vuestra asamblea ya habrá examinado, pero que evidentemente exigen tiempo y estudios adecuados.

Por mi parte, sólo deseo recordar la utilidad de esta escucha recíproca, para que las diversas sugerencias, oportunamente ponderadas y meditadas, permitan que el mensaje llegue íntegro al mayor número posible de personas. Es evidente asimismo la necesidad de una implicación cada vez mayor de las Conferencias episcopales, de cada uno de los obispos y, por medio de ellos, de todos los anunciadores del Evangelio en la obra de sensibilización sobre los temas más urgentes de la proclamación de la fe hoy. Por último, existe un problema de estilo, de coherencia en la vida; estas reacciones son asimismo una provocación y una invitación a testimoniar cada vez más, también con la vida, la centralidad del amor de Cristo en nuestra existencia frente a perspectivas efímeras, que ofuscan su fuerza persuasiva.

La Eucaristía en la Iglesia y la ley natural
3. Por lo que respecta también al tema de la Eucaristía y la Iglesia, no es necesario que me explaye sobre su centralidad para la vida del mundo, al que el Señor nos ha enviado como semillas de renovación. Reconducir la Iglesia a su fuente eucarística le dará ciertamente autenticidad y fuerza, aliviándola del peso de discusiones menos urgentes de carácter organizativo, y ofreciéndole, en cambio, las perspectivas de consagración a Dios y de comunión fraterna que, con el tiempo, permitirán superar también fragmentaciones y divisiones. Por otra parte, el dramatismo del sacrificio eucarístico de Cristo no permite su reducción a un simple encuentro convival, sino que es siempre signo de contradicción y, por tanto, también de verificación de nuestra conformidad con el radicalismo de su mensaje, tanto con respecto a Dios como a los demás hermanos.

En cuanto a la otra temática, o sea, el estudio sobre la pérdida de relevancia de la ley natural, creo oportuno recordar, como he afirmado por lo demás muchas veces en las cartas encíclicas Veritatis splendor, Evangelium vitae y Fides et ratio, que aquí nos hallamos en presencia de una doctrina perteneciente al gran patrimonio de la sabiduría humana, purificado y llevado a su plenitud gracias a la luz de la Revelación. La ley natural es la participación de la criatura racional en la ley eterna de Dios. Su identificación crea, por una parte, un vínculo fundamental con la ley nueva del Espíritu de vida en Cristo Jesús, y, por otra, permite también una amplia base de diálogo con personas de otra orientación o formación, con vistas a la búsqueda del bien común. En un momento de tanta preocupación por el destino de numerosas naciones, comunidades y personas, sobre todo las más débiles en todo el mundo, no puedo dejar de alegrarme por el estudio emprendido con el fin de redescubrir el valor de esta doctrina, también con vistas a los desafíos que aguardan a los legisladores cristianos en su deber de defender la dignidad y los derechos del hombre.

Intervenciones saludables
4. Por último, os agradezco el servicio que, como Congregación, habéis decidido prestar con vuestra colaboración en el juicio de algunos graves problemas morales, que exigen competencia y profundización particulares y para los cuales, además de las necesarias intervenciones saludables, será cada vez más necesario estudiar adecuados itinerarios educativos y de acompañamiento formativo.

"Duc in altum, rema mar adentro": dijo Jesús a Pedro y a sus compañeros a orillas del mar de Galilea. Con estos temas, que ha afrontado en el alba del nuevo milenio, la Congregación para la doctrina de la fe "rema mar adentro", es decir, se compromete en una reflexión de largo alcance, que permitirá a toda la Iglesia entrar con más fuerza en el corazón y en la mente de todos los miembros de la familia humana, para reconducir de este modo a todos a su único origen: el Padre, que nos amó tanto, que nos dio a su Hijo único, el Hijo predilecto, para la redención del mundo.
[©L'Osservatore Romano - 25 de enero de 2002]
ZS02012812

 

Ley natural, campo de diálogo entre creyentes y no creyentes; según el Papa
Discurso a la Congregación para la Doctrina de la Fe

 Juan Pablo II presentó este viernes la ley natural como el terreno de diálogo entre creyentes y no creyentes preocupados por la búsqueda del bien común.

Al encontrarse con los participantes en la Asamblea Plenaria de la Congregación para la Doctrina de la Fe, el Santo Padre constató que la ley natural --«participación de la criatura racional en la ley eterna de Dios»-- ofrece elementos decisivos para la acción de los legisladores cristianos al servicio de los derechos humanos.

En el encuentro, en representación de los presentes, el cardenal Joseph Ratzinger, prefecto de la Congregación vaticana, constató cómo la ley natural se está empañando en la conciencia contemporánea.

Este oscurecimiento, constató, comporta evidentes «peligros», pues al perderse los principios éticos comunes de encuentro, el diálogo entre personas de diferentes culturas y creencias se hace muy difícil.

Por el contrario, la ley natural, como explicó el Papa, ofrece «una amplia base de diálogo con personas de otra orientación o formación, de cara al bien común».

«En un momento cargado de preocupación para la suerte de tantas naciones, comunidades y personas, en especial las más débiles en todo el mundo», el pontífice alentó a los intelectuales católicos, y en particular a los miembros de la Congregación vaticana a «redescubrir el valor de esta doctrina, teniendo en cuenta también los desafíos que esperan a los legisladores cristianos en su deber de defensa de la dignidad y de los derechos del hombre».
ZS02011805

Tadeusz Mazowiecki: Los creyentes no pueden quedar excluidos de Europa
El ex primer ministro polaco comenta la denuncia de Juan Pablo II

VARSOVIA, 11 enero 2002 .- La denuncia que lanzó este jueves Juan Pablo II al constatar la exclusión de las comunidades de creyentes en la redacción de la Convención europea debe ser tomada en serio, afirma uno de los grandes promotores de la nueva Europa.

Tadeusz Mazowiecki, amigo de Karol Wojtyla y primer jefe de un gobierno democrático en un país del bloque comunista en 1989, siempre ha mirado hacia la Unión Europea (UE) con especial atención. Fundador y actual presidente del Instituto Robert Schuman en Varsovia, puso las bases para la integración de Polonia en la (UE). Hasta hace pocos meses fue jefe de la Comisión parlamentaria nacional para la integración en Europa.

En esta entrevista, Mazowiecki comenta el discurso del Papa al Cuerpo Diplomático en el que denunció el que los líderes de la UE excluyeran en diciembre la contribución de la comunidades de creyentes para la redacción de la Convención, texto que debería ser decisivo para la integración continental 
--En su opinión, ¿Cómo se explica que el Papa haya decidido afrontar el tema de la Convención de la Unión Europea y la exclusión de las comunidades de los creyentes de la reflexión sobre la futura Constitución de Europa en un discurso de amplias miras sobre el estado actual del mundo?

--Tadeusz Mazowiecki: No hay nada de extraño, más bien me parece en continuidad con toda la enseñanza de este Papa. Desde el inicio de su pontificado, ha apoyado siempre la unidad de Europa, no sólo como entidad económica o política sino como realidad espiritual que comprendía también la mitad del continente bajo la dictadura comunista. Nosotros somos Europa, lo hemos sido siempre, decía cuando era obispo de Cracovia. Lo mismo quiso repetir en junio de 1999, dirigiéndose al Parlamento polaco. Por tanto, es obvio que siga los asuntos de la Unión Europea con atención, diría casi con pasión. Y que se sienta entristecido por ciertas decisiones, como la tomada en la cumbre de Laeken.

--En este sentido, Juan Pablo II habla de «injusticia» y de «error de perspectiva»...

--Tadeusz Mazowiecki: Lo sabemos, el Papa Wojtyla es uno que sabe alzar la voz cuando hace falta. Y aquí está en juego la marginación del hecho cristiano. Es como cuando protestaba contra los regímenes comunistas que sofocaban la libertad de profesar la fe. El punto es siempre el de la libertad religiosa. Una libertad que, ha recordado muchas veces el Santo Padre, es la primera y fundamental libertad. La defensa de los derechos humanos, que todos reconocen ser uno de los leit-motiv del pontificado de Wojtyla, comienza aquí. No debemos olvidarlo.

--La Carta de los derechos fundamentales de la Unión Europea no habla de las Iglesias y de las comunidades religiosas. Como intelectual y experto de temas europeos, ¿cómo la juzga?

--Tadeusz Mazowiecki: Es el resultado de una componenda política entre diversas tendencias presentes hoy en Europa. Es conocido que la presiones francesas, queriendo tutelar una cierta idea de laicidad, han sido muy fuertes. Al final ha salido este texto de componenda. Tengo que decir que se ha tratado de una mala componenda.

--En su opinión, ¿existe la posibilidad de cambiar la Carta?

--Tadeusz Mazowiecki: El texto sobre los derechos fundamentales de la Unión Europea, como sabemos, ha sido aprobado en la cumbre de Niza de diciembre de 2000. Creo que existe todavía la posibilidad de introducir modificaciones. Debe empezar el trabajo de la Convención, está todo el debate sobre lo que deberá ser la nueva Constitución de Europa. Es la ocasión para reabrir ciertas cuestiones fundamentales.

--El hecho de que Juan Pablo II haya hablado de ello en modo tan explícito, ¿podría tener algún efecto sobre la Convención?

--Tadeusz Mazowiecki: Espero que sí. Querría sin embargo recordar algo: el Papa ha hablado de Europa y de la unificación europea en términos positivos, como un motivo de satisfacción. Se trata de algo muy importante, sobre todo para Polonia que está tratando de entrar en la Unión Europea. De hecho, Juan Pablo II desautoriza a aquellos grupos antieuropeistas y ultranacionalistas que ven la Unión Europea como el nuevo imperio del mal. Su invitación es a un compromiso mayor, no al rechazo.
ZS02011109

 

Enero

2 Miércoles. MEMORIA OBLIGATORIA: San Basilio

Magno y San Gregorio Nacianceno, obispos y

doctores.

bl Misa or pr, Pf Navidad o Pastores.

Lecc VII, pág. 74.

1Jn 2,22-28. Lo que habéis oído desde el principio permanez-ca

en vosotros.

Sal 97. Los confines de la tierra han contemplado la victoria

de nuestro Dios.

Jn 1,19-28. En medio de vosotros hay uno que no conocéis.

Oficio de la memoria, ants Ben y Mag prs.

ZARAGOZA: Conmemoración de la venida de la Santí-

sima Virgen del Pilar. Fiesta. 2 enero.

GRANADA: Nuestra Señora Auxilio de los Cristianos.

Memoria obligatoria.

3 Jueves: FERIA.

bl Misa de feria. Pf Navidad.

Lecc VII, pág. 76.

1Jn 2,29 - 3,6. Todo el que permanece en él no peca.

Sal 97. Los confines de la tierra han contemplado la victoria

de nuestro Dios.

Jn 1,29-34. Este es el Cordero de Dios.

Oficio de feria, día 3.

BILBAO: Dedicación de la Iglesia Catedral. Fiesta.

GRANADA y ZARAGOZA: San Basilio Magno y San

Gregorio Nacianceno, obispos y doctores. Memoria obli-

gatoria (trasladada).

TEATINOS: San José-María Tomasi, presbítero. Fiesta.

FAMILIA FRANCISCANA: Santísimo Nombre de Jesús.

Memoria obligatoria.

AGUSTINOS: San Fulgencio, obispo. Memoria libre.

CANONIGOS REGULARES DE LETRAN: Beato Alano

de Solminihac, obispo. Memoria obligatoria.

CARMELITAS: Beato Ciriaco Elías Chavara, presbíte-

ro. Memoria libre.

DOMINICOS: Beata Estefana Quinzani, virgen. Memo-

ria libre.

CARTUJOS: Beato Aizaldo, monje. Memoria libre.

CORDOBA: XXXII aniversario de la muerte del obispo

Manuel Fernández Conde (1970).

TIEMPO DE NAVIDAD

 

 

 

Actos de Culto 

Horario de Misas 

Días laborables

Mañanas

6, 7 y 8

En la Santa Capilla

9

Misa-Conventual en la Santa Capilla

10, 11, 12, 13 y 14

En la Santa Capilla

Tardes

16 (sólo en invierno)

En la Santa Capilla  

17, 18, 19 y 20

En la Santa Capilla

21 (sólo en verano)

En la Santa Capilla  

Vísperas de domingos y festivos

17, 18, 19, 20 y 21

En el Altar Mayor

Domingos y festivos

Mañanas

7

Misa de Infantes, Santa Capilla

8 y 9

En la Santa Capilla

10

Misa-Conventual en el Altar Mayor

11, 12, 13 y 14

En al Altar Mayor

Tardes

17, 18, 19 20 y 21

En el Altar Mayor

 

Santo Rosario

6'30, 12'30 y 19'30

En la Santa Capilla

 

Confesiones

Servicio permanente

 

Paso de los niños por el Manto de la Virgen

Lunes a viernes

9'45 a 14 y 17'30 a 19

Hasta la primera comunión.

Este servicio se suspende durante los actos de culto.

Sábados

9'45 a 14 y 17 a 19'30

Domingos y festivos

11 a 14 y 17 a 19'30

 

Entrada en la Basílica

5'30

Apertura

20'30 (en invierno)

21'30 (en verano)

Cierre

 

Basílica del Pilar

 

Noticias 

HORARIOS DE ACTOS DE CULTO EN LAS FIESTAS NAVIDEÑAS

DICIEMBRE:

DIA 24 - MISA DE MEDIA NOCHE PRESIDIDA POR EL EXCMO. SR. ARZOBISPO

DIA 25 - SOLEMNIDAD DE LA NATIVIDAD DEL SEÑOR - LAS MISAS COMO LOS DOMINGOS Y FESTIVOS. LA MISA CONVENTUAL SE CELEBRARÁ EN LA SEO A LAS 12,30

DIA 30 - FESTIVIDAD DE LA SAGRADA FAMILIA - MISAS COMO DOMINGOS.


ENERO 2002:

DIA 1 - SOLEMNIDAD DE SANTA MARIA MADRE DE DIOS: MISAS COMO DOMINGOS Y FESTIVOS.

A LAS 19,30 - SALVE SOLEMNE EN LA SANTA CAPILLA EN CONMEMORACIÓN DE LA VENIDA DE LA VIRGEN DEL PILAR



DIA 2 - CONMEMORACION DE LA VENIDA DE LA SANTÍSIMA VIRGEN DEL PILAR:

A LAS 0,00 HORAS - (MEDIA NOCHE DEL DIA 1 AL 2)- MISA EN LA SANTA CAPILLA

A LAS 12 - MISA CONVENTUAL

A LAS 19 - MISA EN EL ALTAR MAYOR

> DIA 6 - SOLEMNIDAD DE LA EPIFANIA DEL SEÑOR:LAS MISAS COMO LOS DOMINGOS Y FESTIVOS.LA MISA CONVENTUAL SE CELEBRARÁ EN LA SEO A LAS 12,30

Historia de una revista                    

La revista EL PILAR sale a la luz publica, como un Semanario Católico, el 10 de Noviembre, sábado, de 1883, constituyéndose como decano de la prensa de Zaragoza, y uno de los más antiguos de Aragón. Desde su fundación va recogiendo día a día todos los acontecimientos ocurridos en la Basílica del Pilar o relacionados con la devoción a la Virgen del Pilar.

A lo largo de sus años de existencia ha ido recogiendo acontecimientos tan importantes como: El desastre de lar guerra de  Cuba; la Consagración al Corazón de Jesús decretada por el Papa León XIII; La fundación de la Corte de Honor de la Virgen del Pilar; La fundación de los Caballeros del Pilar;  La gran peregrinación  y solemne Coronación  Canónica de la Virgen y otros acontecimientos como visitas de Reyes y Monarcas, Inauguración de Congresos, Sínodos Diocesanos, Beatificaciones y Canonizaciones y un sin fin de otros que constituyen la vida cotidiana.

Ha sido portavoz de las glorias del Pilar ante la opinión pública y mundial - Hispanoamérica sobre todo - reflejando el gran movimiento de peregrinaciones a la Basílica; un informador de de actos y cultos; y un instrumento de formación cristiana.

Cabeceras del "Pilar"

A lo largo de todos estos años la revista ha ido presentando diversas Cabeceras, como es natural en toda publicación que va evolucionando según lo exige su propia actualización.

Presentamos algunas de esas cabeceras, tomadas casi que al azar y como curiosidad:

 

 (1980 - 1998) - Eduardo Torra de Arana

Licenciado en Sagrada Teología. Buen conocedor de las medios de comunicación ( prensa y radio ). Canónigo metropolitano de Zaragoza Director del Patrimonio Artístico de las Catedrales de Zaragoza.

 (Desde junio de 1998 ) - Jesús Aladrén Hernández

 Actualmente los contenidos de la Revista son.

Basílica del Pilar
Cabildo Metropolitano de Zaragoza
Plaza de la Seo s/n
50001 Zaragoza


Basílica del Pilar

 


Navidad prohibida en algunos países islámicos
Declaraciones del experto en libertad religiosa, Marco Invernizzi

ROMA, 25 diciembre 2001- Cristianos de países musulmanes no han podido celebrar esta Navidad, constata un experto en el respeto de los derechos humanos y de la libertad religiosa.

En declaraciones a Zenit, Marco Invernizzi, coordinador del «Informe sobre la libertad religiosa en el mundo», editado por «Ayuda a la Iglesia Necesitada», asociación de derecho pontificio, constata: «Tras la caída de los regímenes comunistas de Europa, y con la opción liberal de otros países como China y Vietnam, Navidad se celebra ahora en casi todos los países del mundo. Incluso Cuba ha removido esta prohibición».

«Quedan los países con una rígida aplicación de la ley islámica, como Arabia Saudí, Sudán, Mauritania... --sigue aclarando-- Está claro que el problema más importante para la libertad religiosa en estos momentos depende de la relación con el Islam».

«En algunos países islámicos se da una dificultad intrínseca para comprender el valor de la libertad religiosa, propio de la naturaleza humana, independientemente de la religión que se profese», explica Invernizzi.

«Esto no significa que todas las religiones sean iguales, y que puedan ser colocadas a un mismo nivel --deja claro--. El cristianismo, por ejemplo, reivindica la unicidad del Salvador en la figura de Cristo. Pero esto no podemos imponerlo a las demás religiones».

«De modo --indica el investigador de Ayuda a la Iglesia Necesitada--, que la base de la convivencia de las religiones son los derechos humanos comunes y la libertad para escoger sin condicionamientos de ningún tipo la religión que se quiere profesar».

«Este principio no se da en el Islam --subraya Invernizzi--, y es necesario tenerlo en cuenta cuando hablamos con un musulmán. Al basarse esencialmente en la revelación del Corán, el concepto de derecho natural no forma parte de la estructura del Islam, y esto dificulta las relaciones».

«A excepción de algunos círculos intelectuales, en los que es posible discutir sobre derechos humanos, en general, sobre todo en los países cuyo gobierno es islámico, no se dan las bases para discutir sobre la libertad religiosa --concluye--. Es más, la ven como una violación de su religión, una traición del Corán».
ZS01122506

Queridos hermanos y hermanas:

En estos días que preceden inmediatamente a la Navidad, la liturgia nos presenta un itinerario para disponernos al encuentro del Señor que viene, proponiéndonos unos puntos de reflexión y oración. Nuestra espera no puede ser estéril, sino vigilante y activa para poder experimentar la alegría propia de estas fiestas.

En el camino del Adviento de este año hemos tenido el viernes pasado la Jornada de ayuno y oración para pedir a Dios la reconciliación y la paz. Hay que convertirse a la paz, convirtiéndonos a Cristo, seguros de que su amor es capaz de vencer todas las amenazas y violencias. En estos días, como los pastores de Belén, apresuremos nuestros pasos hacia el portal para contemplar al "Niño envuelto en pañales" (Lc 2, 12), junto con José y María. A todos expreso mi felicitación navideña, que extiendo a vuestras familias y demás seres queridos. Santa y feliz Navidad.

Saludo con afecto a los peregrinos de lengua española presentes en esta audiencia. De modo especial, a los fieles venidos de Lomas de Zamora, en la querida Nación Argentina. Al volver a vuestra patria sed portadores de mi palabra de ánimo y esperanza para esta Navidad y el nuevo Año. Por intercesión de la Santísima Virgen de Luján, pido al Señor que los argentinos con magnanimidad y generosidad encuentren, en estos momentos de dificultad, caminos de reconciliación y de entendimiento mutuo para construir, con la ayuda de Dios y con la colaboración y el aporte de todos, un futuro de paz y prosperidad. A todos, mi Bendición Apostólica.

[02093-04.01] [Texto original: Español]

 


Informe del Departamento de Estado de EE. UU. sobre libertad religiosa
Países asiáticos y musulmanes en la lista negra

WASHINGTON, 17 noviembre 2001 .- El tercer “Informe sobre libertad religiosa en el mundo” elaborado por el Departamento de Estado norteamericano, recién publicado, hace mención especial a algunos países asiáticos, incluyendo, aunque no cause sorpresa, Afganistán.

La introducción al informe manifiesta que su propósito “es presentar el plan de acción de Estados Unidos para promover la libertad religiosa en el mundo”. El informe abarca el periodo que se extiende entre el 1 de julio del 2000 al 30 de junio del 2001.

Los países particularmente censurados son aquellos que son definidos como “regímenes totalitarios o autoritarios”, que buscan un monopolio de las ideas.

Asia en la mira
Los talibán en Afganistán son culpables de una “marcado deterioro de la libertad religiosa” por la rígida aplicación de la "charia", o ley islámica. El informe cita la represión de la minoría chiíta, la destrucción de las dos estatuas gigantes de Buda, y la prohibición de actividades religiosas a los no musulmanes.

Birmania es otro país asiático destacado por su gobierno totalitario. El informe acusa a las autoridades birmanas de imponer restricciones, al infiltrarse en las reuniones y actividades de las organizaciones religiosas. El régimen ha bloqueado también los esfuerzos para promover los derechos humanos y la libertad política llevados a cabo por el clero budista.

En China, la libertad religiosa ha empeorado, afirma el informe. Las autoridades se han mostrado especialmente duras en relación con el movimiento Falun Gong y con los monjes budistas tibetanos.

En algunas regiones, las iglesias católicas clandestinas leales a Roma, así como casas-iglesia protestantes han sufrido ataques más frecuentes y persecución. Las autoridades han tomado medidas enérgicas contra las iglesias no registradas, y las han amenazado con chantajes, detenciones y demolición de sus propiedades.

También Laos y Vietnam son puestos en la picota. El gobierno laosiano, dice el informe norteamericano, ha forzado a cientos de cristianos para que firmen escritos de renuncia de su fe, y ha cerrado más de 65 iglesias.

En Vietnam se ha reprimido los grupos carentes de reconocimiento oficial, y se han mantenido las restricciones que sufrían las jerarquías y el clero de los grupos que han sido oficialmente reconocidos. Vietnam “sigue limitando el número de ordenaciones sacerdotales, la publicación de materiales religiosos, y las actividades educativas y humanitarias” dice el informe. El Estado también controla los grupos a través de evaluaciones políticas de sus líderes y de quienes serán sacerdotes o monjes.

En Corea del Norte, el panorama es todavía de persecución total. El documento del Departamento de Estado norteamericano ha notar que “grupos religiosos" y de derechos humanos han elaborado numerosos informes sobre cómo se ha golpeado a los miembros de las iglesias clandestinas, se les ha arrestado o asesinado a causa de sus creencias religiosas.

Resulta difícil de encontrar una confirmación independiente de estos alegatos, pero “el peso colectivo de las evidencias de estos casos de cruel trato a que se ve sometida la actividad religiosa ilegal, da crédito a estas informaciones”, dice el informe.

Fuera de Asia, Cuba destaca por sus restricciones. El Ministerio del Interior desarrolla actividades que incluyen “la infiltración, el seguimiento y el acoso de los grupos religiosos. El gobierno en pocas ocasiones permite la construcción de nuevas iglesias, y fuerza a muchos de los fieles a que busquen autorizaciones para reunirse en sus propios hogares. Obtener un permiso y comprar materiales para reparar las iglesias existentes sigue siendo un proceso largo y costoso".

Países islámicos
El informe dedica una sección a cómo algunos gobiernos persiguen a religiones minoritarias. En este grupo se incluye a un cierto número de países islámicos. Se critica a Irán el haber provocado sentimientos anti-bahai y anti-judíos con propósitos políticos. “Bahais, judíos, cristianos, mazdeístas y musulmanes sufíes sufren prisiones, acosos o intimidaciones a causa de sus creencias religiosas” afirma el informe norteamericano.

En Irak, donde los árabes sunníes dominan la vida política y económica, el gobierno discrimina sistemáticamente a los chiítas, y así “se restringen o prohíben muchas prácticas religiosas chiítas”. Se acusa a las autoridades de haber desarrollado durante décadas “una campaña brutal de asesinatos, ejecuciones sumarias, arrestos arbitrarios y detenciones prolongadas contra los líderes religiosos chiítas y sus adeptos”.

En Pakistán, donde en un domingo pasado, un grupo de cristianos fue masacrado mientras asistían a una ceremonia en una iglesia católica, el gobierno ha fallado en la protección de los derechos de las minorías. Las minorías son registradas en un sistema electoral separado y con frecuencia se convierten en objetivos fáciles de las leyes contra la blasfemia.

Arabia Saudita no sale mejor parada. “La libertad religiosa no existe en Arabia Saudita”, dice el informe llanamente. Todos los ciudadanos son obligados a ser musulmanes, y están prohibidas las manifestaciones públicas de las religiones no musulmanas. Incluso se persiguen las ceremonias privadas no musulmanas. Las autoridades no permiten entrar al clero en el país para llevar a cabo servicios religiosos no musulmanes.

Sudán es otro régimen islámico acusado de actividades represoras, especialmente contra los cristianos y las creencias tradicionales indígenas. Con dificultad se renuevan los visados de los sacerdotes católicos extranjeros, anota el informe, y “los no musulmanes son tratados como ciudadanos de segunda clase”.

Dos antiguas repúblicas soviéticas de Asia central, Turkmenistán y Uzbekistán, se llevan también ataques en el informe. En Turkmenistán, el gobierno pide a todas las religiones que se registren, pero en realidad sólo se permite la inscripción al Islam Sunní y a la Ortodoxia rusa. En Uzbekistán, las autoridades continúan una “dura campaña contra los grupos islámicos no autorizados”.

Ofensas menos serias
Se acusa a un cierto número de Estados de hacer muy poco para evitar violaciones de la libertad religiosa, llevadas a cabo por grupos privados u oficiales locales.

Entre esta clase de países se encuentra Egipto, donde cristianos y judíos sufren dificultades. En India, el gobierno central es acusado de impotencia en la salvaguarda de la libertad religiosa. Es evidente la falta de acción contra los grupos extremistas hindúes que atacan a las minorías.
El gobierno de Indonesia viene considerado como “incapaz de controlar el extremismo religioso o de evitar la violencia cometida y motivada por grupos radicales que dicen representar ciertos puntos de vista religiosos”. El informe menciona, en particular, los asesinatos y las conversiones forzosas en las Molucas, y la introducción de ciertas partes de la ley islámica en la provincia de Aceh.

Se critica a Nigeria por sus tumultuosas relaciones entre musulmanes y cristianos. La introducción de la "charia" en cierto número de provincias norteñas ha elevado las tensiones.

No todo es negativo. El informe detecta progresos en México, Argentina, Azerbaiyán, Bosnia y Herzegovina, la República Checa, Guinea Ecuatorial, Eritrea, Hungría, Jordania, Kazajstán, Kenya, Mozambique, Perú, Polonia, Rusia y Ruanda. El llamamiento a la libertad religiosa parece que todavía se oye.
ZSI01111701


Los obispos analizan la política antiterrorista de la Unión Europea
Declaración de la Comisión episcopal de la Comunidad Europea

BRUSELAS, 23 noviembre 2001- La Comisión de Conferencias Episcopales de la Comunidad Europea (COMECE) ha felicitado a la Unión Europea por la nueva coordinación demostrada en la lucha contra el terrorismo, pero recuerda que ésta no debe violar los derechos fundamentales.

Esta apreciación se ha hecho pública al terminar este viernes la asamblea plenaria de dos días celebrada en Bruselas, en la que los obispos delegados de las conferencias episcopales de los estados miembros de la Unión Europea se encontraron con los máximos encargados de seguridad de la Comisión Europea,

Los obispos debatieron las implicaciones a largo plazo de los atentados terroristas del 11 de septiembre para la Unión Europea con Antonio Vitorino, comisario europeo de Justicia e Interior, el general Philippe Morillon, miembro del Parlamento Europeo, y Christoph Heusgen, director de la Unidad de Policía del Consejo de Ministros.

El principal tema del encuentro episcopal era, de hecho, «La Unión Europea y el desafío del terrorismo».

Los representantes de la Comisión Europea informaron a los prelados sobre las medidas que esta institución ha propuesto para combatir el terrorismo y que deberían ser aprobada por los ministros de Justicia e Interior de los países europeos los días 6 y 7 de diciembre.

En concreto, se ilustró cómo se ha llegado a una definición común de terrorismo y a la introducción de una única orden de detención válida para todo el territorio de la Unión Europea.

«La creación de un área europea de libertad, seguridad y justicia, en la que los derechos y libertades de todos estén protegidos es un avance altamente estimable --reconoce un comunicado final--. La COMECE subraya, sin embargo, que debe asegurarse el equilibrio entre la necesidad de seguridad y la protección de los derechos y libertades fundamentales».

La COMECE «está preocupada por el riesgo de que la legislación apresurada, en respuesta a la actual amenaza del terrorismo, pueda conducir a la erosión de tal protección y que inadvertidamente anime la discriminación contra algunos de los miembros más vulnerables de nuestra sociedad, tales como los buscadores de asilo y los miembros de las minorías étnicas», sigue diciendo el documento

La COMECE da la bienvenida al rechazo de la Unión Europea a «cualquier simplificación que confunda los grupos de terroristas fanáticos con el mundo árabe y musulmán» y urge a la Comisión Europea y a la próxima presidencia española a implementar el llamamiento del Consejo Europeo de Ghent del 19 de octubre a «un diálogo de iguales entre nuestras civilizaciones, especialmente en el marco del proceso de Barcelona pero también por medio de una activa política de intercambio cultural».

Los obispos subrayan que un verdadero diálogo entre culturas y civilizaciones debe incluir un diálogo entre religiones. «El diálogo interreligioso es mucho más que la tolerancia religiosa. Es un serio compromiso, basado en el mutuo respeto y la autocomprensión», afirman los prelados al final de la reunión.

«Promoviendo este diálogo en la región Euromediterránea --añaden--, la UE debe dejar claros sus objetivos, los parámetros del diálogo y su elección de participantes».

En este espíritu, la COMECE tomó parte en la reunión de representantes religiosos en Toledo, antes de la conferencia de Barcelona de 1995, y afirma estar preparada para asistir a las instituciones de la UE en relanzar este elemento esencial del proceso de Barcelona.

La libertad y la independencia de que disfrutamos en Europa, dicen los obispos, «no son compartidas por mucha gente de otras partes del mundo y la ausencia de medios democráticos de expresión puede provocar extremismo fanático. La desigualdad material, indican, en un mundo en el que el 20% de la gente controla el 80% de la riqueza, puede ser también un campo abonado para el terrorismo».

Por este motivo, la COMECE pide a la UE que redoble sus esfuerzos para reducir la pobreza, promover la democracia, los derechos humanos y el imperio de la ley y ayudar a construir un orden global más justo.

Los obispos también urgen a la UE a asumir sus responsabilidades en aquellas áreas aparentemente olvidadas por los medios de comunicación, como Angola y Sudán, donde los conflictos de larga duración están siendo exacerbados por la explotación de los recursos naturales, a veces implicando a empresas con sede en la Unión Europea.
ZS01112308

AUDIENCIA: CRISTO NOS LIBERARA CON SU MUERTE Y RESURRECCION

CIUDAD DEL VATICANO, 21 NOV 2001 -En la audiencia general de este miércoles, celebrada en el Aula Pablo VI, el Santo Padre habló sobre el himno a la victoria del pueblo de Israel, que "en una situación humanamente desesperada" fue liberado por Dios tras atravesar el Mar Rojo.

"El Cántico -afirmó el Papa- no habla solo de la liberación; también indica el fin positivo, que no es otro que el ingreso en la morada de Dios para vivir en comunión con El". El evento del Mar Rojo "se convierte en el 'símbolo' de toda la historia de la salvación (...) y prefigura la gran liberación que Cristo realizara con su muerte y resurrección".

Juan Pablo II señaló que esta liberación "alcanzará su plenitud al final de los tiempos" cuando se realice "para todos los salvados lo que el evento del Exodo prefiguraba y la Pascua de Cristo ha realizado de modo definitivo, pero abierto al futuro".

"En los días que se acumulan a los días no existe una fatalidad que nos oprime -subrayó-, sino un designio que se va perfilando, y que nuestros ojos deben aprender a leer como en filigrana".

El Papa terminó recordando que "el himno de victoria no expresa el triunfo del hombre, sino el triunfo de Dios. No es un canto de guerra, es un canto de amor. Dejando que nuestros días se llenen de esta alabanza de los antiguos judíos, caminemos por los senderos del mundo, que no están privados de insidias, riesgos y sufrimientos, con la certeza de ser envueltos por la mirada misericordiosa de Dios: nada puede resistir a la potencia de su amor".

 

CUATRO NUEVOS SANTOS ESTE DOMINGO

VATICANO, 21 Nov. 01  El domingo 25 de noviembre, Solemnidad de Nuestro Señor Jesucristo, Rey del Universo, el Papa Juan Pablo II celebrará una Eucaristía a las 9:30 a.m. –hora local– en la Basílica Vaticana, en la que canonizará a cuatro beatos.

Los futuros santos son:

José Marello (1844-1895), Obispo, fundador de la Congregación de los Oblatos de San José. Paula Montal Fornés de San José de Calasanz (1799-1889), Virgen, fundadora del Instituto de las Hijas de María, religiosas de las Escuelas Pías. Léonie Françoise de Sales Aviat (1844-1914), Virgen, fundadora de la Congregación de las Religiosas Oblatas de San Francisco de Sales. Maria Crescentia Höss (1682-1744), virgen, monja de la Tercera Orden de San Francisco. José Marello nació en la nórdica ciudad italiana de Turín. Sus estudios para ser sacerdote parecían peligrar debido al tifus, pero una repentina curación del mal, que el futuro santo siempre atribuyó a la Virgen, le permitió llegar hasta la ordenación sacerdotal.

Una vez sacerdote, fue durante trece años secretario del Obispo Carlo Savio de Asti, a quien acompañó en el Concilio Vaticano I (1869-1870). Poco tiempo después del Concilio, y en medio de las corrientes antireligiosas que imperaban en la naciente Italia, fundó los Oblatos de San José, una comunidad de sacerdotes y hermanos cuya vocación consiste en asistir a los obispos y al clero en su misión de evangelización.

En 1889, el beato fue nombrado Obispo de Asti, un cargo que cumplió entregándose particularmente a los jóvenes y a las personas abandonadas, visitando todas las parroquias de su diócesis y escribiendo seis inolvidables cartas pastorales llenas de sabiduría y piedad.

El Fundador murió en Savona a causa de una hemorragia cerebral el 30 de mayo de 1895. Poco antes de su muerte, el Papa León XIII lo había calificado de "una perla preciosa de la Iglesia". La comunidad de los Oblatos se ha extendido por diversos continentes. En América Latina son especialmente activos en la formación de la juventud necesitada en países como Perú y Brasil.

Paula Montal Fornés nació en Arenys de Mar (Barcelona, España), el 11 de octubre de 1799, en el seno de una familia sencilla de artesanos, numerosa, compleja y muy cristiana.

Pasó su infancia y juventud en su villa natal y a la muerte de su padre, que ocurrió cuando tenía 10 años, debió comenzar a trabajar como costurera-encajera, colaborando activamente en la pastoral catequética de la parroquia con las niñas y jóvenes.

En 1829, a los 30 años, fundó la Congregación de Hijas de María, Religiosas de las Escuelas Pías, abriendo en Figueras (en la zona norte de Cataluña), una escuela para niñas. A la escuela de Figueras siguieron otras siete fundaciones personales. Murió en Olesa de Montserrat (Barcelona), el 26 de febrero de 1889.

A su muerte, 308 Escolapias y 38 novicias ya vivían su ideal espiritual y pedagógico, educando a 3.464 alumnas en 19 colegios extendidos por toda la geografía española.

El 18 de abril de 1993, fue solemnemente Beatificada por el Papa Juan Pablo II en Roma.

Léonie Françoise de Sales Aviat nació en Sézanne ne la región del Marne francés en 1844. Léonie ingresó a los 11 años a un pensionado de la Visitación de Troyes, donde la Madre María de Sales Chappuis, una suiza francófona, era superiora. Allí Léonie se nutrió de la espiritualidad de San Francisco de Sales, que la llevaría más tarde a asumir el nombre religioso de Francisca de Sales.

El P. Louis Brisson había abierto en 1858, la Obra San Francisco de Sales para ofrecer educación humana y cristiana a las jovencitas que trabajaban en las textilerías de la zona. Al conocer a Léonie encontró a la colaboradora que buscaba para fundar la congregación de las Hermanas Oblatas de San Francisco de Sales. El sueño del P. Brisson se hizo realidad en 1866 y San Pío X aprobó sus constituciones en 1911. Sor Léonie Francisca de Sales, convertida la primera superiora general, fundó escuelas de educación general básica en las parroquias y una residencia para muchachas jóvenes en París.

Durante su vida de religiosa, Sor Francisca de Sales debió sufrir múltiples incomprensiones y humillaciones que la ayudaron a crecer en el camino de la humildad y de una paciencia heroica. "Nunca convirtamos las cosas incluso importantes en cuestiones de estado", repetía la santa a sus discípulas, a quienes le inculcó una gran paciencia hasta el día de su partida a la Casa paterna, el 10 de enero de 1914.

La labor de evangelización de la congregación se extendió con el tiempo por Europa, Africa del Sur y Ecuador,. Sor Francisca de Sales fue beatificada el 27 de setiembre de 1992.

Maria Crescentia Höss nació en Kaufbeuren, Baviera (sur de Alemania) en 1682, y fue bautizada con el nombre de Anna. Siempre humilde y silenciosa, ingresó a la vida religiosa en su misma ciudad natal, la que nunca abandonaría en toda su existencia terrena. Como religiosa terciaria, vivió durante cuarenta años una intensa vida de mística y sufrimiento interior.( DE ACI)

 

SANTO PADRE CANONIZARÁ A CUATRO BEATOS ESTE DOMINGO

Roma, 21 ) Este domingo 25 de noviembre, día en que la Iglesia celebra la Solemnidad de Nuestro Señor Jesucristo, Rey del universo, el Papa Juan Pablo II celebrará la Eucaristía a las 9,30 en la Basílica de San Pedro y canonizará a cuatro beatos. Los nombres de los futuros santos son: Giuseppe Marello (1844-1895), obispo, fundador de la Congregación de los Oblatos de San José; Paula Montal Fornés de San José de Calasanz (1799-1889), virgen, fundadora del Instituto de las Hijas de María, religiosas de las Escuelas Pías; Léonie Françoise de Sales Aviat (1844-1914), virgen, fundadora de la Congregación de las Religiosas Oblatas de San Francisco de Sales; y Maria Crescentia Höss (1682-1744), virgen, monja de la Tercera Orden de San Francisco.

 

LAS ESCOLAPIAS DE VALENCIA PEREGRINAN A ROMA A LA CANONIZACION DE SU FUNDADORA, PAULA MONTALT

El papa Juan Pablo II la proclamará santa el próximo domingo, aunque los peregrinos salen hoy

VALENCIA, 21 NOV.  Más de un centenar de estudiantes, profesores y religiosas escolapias de Valencia asistirán el próximo  domingo en Roma  a la canonización de la fundadora de la congregación, Paula Montalt, en una ceremonia que presidirá el papa Juan Pablo II en la Basílica de San Pedro a las 9.30 horas.

Los primeros peregrinos salen hoy  miércoles, desde Valencia a las 16.30 horas en autobús. El resto de salidas tendrán lugar el jueves, también en autobús, y el viernes, en avión.

En la víspera de la canonización, un grupo de alumnos del colegio de las escolapias de Valencia interpretará en el Aula Pablo VI del Vaticano un musical sobre la vida de la fundadora, según ha informado a la agencia AVAN la directora del colegio, la religiosa María Pilar García. Los peregrinos valencianos regresarán el próximo lunes tras participar en una misa de acción de gracias en Roma.

Paula Montalt (Arenys de Mar, 1799 - Olesa de Montserrat, 1889) fundó en Figueras en 1829 una escuela para mujeres "ante la necesidad de que las jóvenes pudieran acceder también a una educación igual que los hombres", según María Pilar García.  En 1847 creó bajo la supervisión del comisario apostólico de las Escuelas Pías, la adaptación femenina de las Constituciones de San José de Calasanz. Fundó también colegios en Arenys de Mar, Sabadell, Igualada, Masnou  y otras localidades españolas.

En la diócesis de Valencia hay, en la actualidad, un total de 30 religiosas escolapias en colegios de Valencia, Burjassot y Gandia, y en la residencia para religiosas mayores que la congregación tiene en Alacuás.

En todo el mundo son más de 900 las religiosas escolapias que se dedican a la educación en colegios de Italia, Polonia, Japón, Filipinas, India, Senegal, Guinea Ecuatorial, Estados Unidos, México, República Dominicana, Puerto Rico, Colombia y Chile.

 

           

Día Universal del Niño: Más de 30.000 niños permanecen congelados.

Sr. Director, 

Con motivo del Día Universal del Niño PROFESIONALES POR LA ÉTICA recuerda que, como fruto de una legislación irresponsable, más de 30.000 embriones permanecen congelados en diferentes clínicas de España. Son los embriones sobrantes de las prácticas de reproducción artificial que esperan nacer y no ser destruidos ni servir de cobayas, siempre que la Sra. Villalobos decida reunir a la Comisión Nacional de Reproducción Asistida y adoptar una decisión respetuosa con la dignidad de las personas. 

En este sentido, PROFESIONALES POR LA ÉTICA solicita que los embriones actualmente congelados puedan ser adoptados por las familias que lo deseen. Y que se prohíba de inmediato la generación de embriones humanos excedentes de las prácticas de reproducción artificial. 

PROFESIONALES POR LA ÉTICA.

Reflexión tras una lectura.

Sr. Director, 

Por razones que no son del caso, ha llegado recientemente a mis manos la "Positio" de una religiosa recientemente beatificada por el Papa. La "Positio" es el documento que resume todas las indagaciones, testimonios y documentos utilizados por los tribunales vaticanos antes de proceder a una beatificación y/o canonización de una persona. Una vez decidida la beatificación y/o canonización, la "Positio" deja de ser secreta, pero no resulta fácil acceder a ellas, no porque Roma ponga dificultades, sino porque normalmente uno no está interesado en consultarlas, y hay muy pocos ejemplares.

Lo único que quería comentaros, ahora que lo he visto sobre el papel, es algo que ya sabía, esto es: el extraordinario rigor con que el Vaticano procede en estos asuntos. Estoy seguro de que aquellos de vosotros más escépticos ante la Iglesia saltaríais indignados ante la reiteración de pruebas, contrapruebas, testimonios, contratestimonios, con que la Congregación para la Causa de los Santos investiga cada minuto de vida, cada gesto, cada palabra escrita o pronunciada por la persona cuyas virtudes heroicas (que en eso consiste la santidad) se estudian. Y no digamos ya en el tema de los milagros. Os aseguro que ningún juez del mundo es más riguroso en los pleitos de que conoce, que la Iglesia en sus beatificaciones y/o canonizaciones.

Es como si la misma Iglesia estuviese deseando encontrar algo a que agarrarse para no tener que beatificar y/o canonizar a una persona, todo con tal de no proponer a los fieles un modelo que pueda desdecir en lo más mínimo de lo que debe ser una vida cristiana a imitar.

¡Y eso, teniendo en cuenta que tras el Vaticano II se han simplificado notablemente (un error, a mi modesto parecer) los procesos de beatificación y/o canonización, y reducido sus exigencias! ¡Cómo sería antes!

Siempre es confortador para la propia Fe saber que descansa sobre bases fiables. Sólo los modernistas (hoy desgraciadamente victoriosos en la Iglesia) pueden creerse ese absurdo de que la Fe es un sentimiento. El sentimiento (si existe, que no siempre existe) es consecuencia de la Fe, no su causa.( de HISPANIDAD)

Vaticano en la ONU: Libertad religiosa violada en estados confesionales
Intervención de monseñor Martino sobre libertad religiosa y derechos

NUE VA YORK, 15 noviembre 2001 - La Santa Sede está seriamente preocupada por el estado de la libertad religiosa en el mundo, especialmente en el caso de minorías religiosas que viven en países con una religión oficial diferente.

La denuncia fue presentada el 13 de noviembre ante la sesión de la Asamblea General de las Naciones Unidas que afronta «Cuestiones de Derechos Humanos-Tolerancia Religiosa» por el arzobispo Renato Martino, observador permanente de la Santa Sede ante la sede de las Naciones Unidas en Nueva York.

El prelado, en su intervención, analizó el Informe Especial de la Comisión de Derechos Humanos sobre la libertad de religión o de creencia, que fue presentado ante la asamblea.

«Mi delegación está gravemente preocupada por la información contenida en ese documento que revela la permanencia, en muchas partes del mundo, de políticas de discriminación o de intolerancia hacia minorías en algunos estados que tienen una religión oficial», anunció el arzobispo.

Asimismo constató «el aumento del extremismo que afecta a todas las religiones así como el gradual aumento de los no creyentes en la sociedad, caracterizado por una militancia cada vez mayor que entra en competición o en conflicto con otras religiones».

Martino añadió que «La libertad religiosa constituye el núcleo de los derechos humanos, y el derecho a la libertad religiosa se basa en la dignidad de la persona humana, que experimenta la exigencia interior e indestructible de actuar libremente de acuerdo con los imperativos de su conciencia».

El representante del Papa dejó claro que su intervención no pretendía defender sólo la libertad religiosa de los católicos o cristianos, sino de todo creyente, pues el artículo 18 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos declara: «Toda persona tiene derecho a la libertad de pensamiento, de conciencia y de religión; este derecho incluye la libertad de cambiar de religión o de creencia, así como la libertad de manifestar su religión o su creencia, individual y colectivamente, tanto en público como en privado, por la enseñanza, la práctica, el culto y la observancia».

Por el contrario, «el recurso a la violencia en nombre de la religión es una perversión de la enseñanza de las grandes religiones», denunció. «La Santa Sede reafirma aquí hoy lo que muchos líderes religiosos han repetido con frecuencia: El uso de la violencia nunca puede tener una justificación religiosa, ni puede fomentar el crecimiento de un auténtico sentimiento religioso».

El arzobispo reconoció que «nadie puede negar que hay importantes diferencias entre las tradiciones religiosas»; ahora bien, señaló «esas diferencias deberían ser aceptadas con humildad y respeto, con tolerancia mutua».

«Cuando no existen este respeto y comprensión y cuando las divisiones se ponen de manifiesto en el conflicto civil y en la guerra, es necesario el perdón mutuo», concluyó.
ZS01111505

Reflexión tras una lectura.

Sr. Director, 

Por razones que no son del caso, ha llegado recientemente a mis manos la "Positio" de una religiosa recientemente beatificada por el Papa. La "Positio" es el documento que resume todas las indagaciones, testimonios y documentos utilizados por los tribunales vaticanos antes de proceder a una beatificación y/o canonización de una persona. Una vez decidida la beatificación y/o canonización, la "Positio" deja de ser secreta, pero no resulta fácil acceder a ellas, no porque Roma ponga dificultades, sino porque normalmente uno no está interesado en consultarlas, y hay muy pocos ejemplares.

Lo único que quería comentaros, ahora que lo he visto sobre el papel, es algo que ya sabía, esto es: el extraordinario rigor con que el Vaticano procede en estos asuntos. Estoy seguro de que aquellos de vosotros más escépticos ante la Iglesia saltaríais indignados ante la reiteración de pruebas, contrapruebas, testimonios, contratestimonios, con que la Congregación para la Causa de los Santos investiga cada minuto de vida, cada gesto, cada palabra escrita o pronunciada por la persona cuyas virtudes heroicas (que en eso consiste la santidad) se estudian. Y no digamos ya en el tema de los milagros. Os aseguro que ningún juez del mundo es más riguroso en los pleitos de que conoce, que la Iglesia en sus beatificaciones y/o canonizaciones.

Es como si la misma Iglesia estuviese deseando encontrar algo a que agarrarse para no tener que beatificar y/o canonizar a una persona, todo con tal de no proponer a los fieles un modelo que pueda desdecir en lo más mínimo de lo que debe ser una vida cristiana a imitar.

¡Y eso, teniendo en cuenta que tras el Vaticano II se han simplificado notablemente (un error, a mi modesto parecer) los procesos de beatificación y/o canonización, y reducido sus exigencias! ¡Cómo sería antes!

Siempre es confortador para la propia Fe saber que descansa sobre bases fiables. Sólo los modernistas (hoy desgraciadamente victoriosos en la Iglesia) pueden creerse ese absurdo de que la Fe es un sentimiento. El sentimiento (si existe, que no siempre existe) es consecuencia de la Fe, no su causa.

Carmelo A. (DE HISPANIDAD)

 


Otro matrimonio hacia los altares
Marcello y Anna Maria se dedicaron al cuidado de minusválidos y enfermos

CATANIA, 16 noviembre 2001 .- A pocas semanas de la primera beatificación del matrimonio formado por Luigi y Maria Beltrame Quattrocchi, el viernes pasado se abrió en Catania (Italia) el proceso de beatificación de otro matrimonio: Marcello y Anna Maria Inguscio, informa el diario italiano .

Marcello nació en 1934 en Lecce y una vez diplomado en el Liceo musical, gana varios concursos hasta que llega en 1972 al Teatro «Bellini» de Catania como primer contrabajo. En 1978 es nombrado vicedirector del Liceo Musical.

Tres difíciles operaciones le hacen reflexionar sobre el don de la vida hasta el punto de prometer a Dios que, una vez curado, se dedicaría al cuidado de los pobres.

Anna nació en Catania en 1938 de una familia suiza. Se conocen en Messina y se vuelven a encontrar años más tarde en un barrio de Catania, en la casa de los enfermos cuidados por Anna Maria.

Empiezan una relación, rezan juntos y se dedican al voluntariado. Descubren ser el uno para el otro pero existe un obstáculo: él es católico y ella de la Iglesia valdense. Hacen un pacto, Marcello estudia la teología protestante y Anna Maria, la católica. El resto lo dejan en manos de Dios.

Anna Maria, al penetrar en sus estudios, decidió abrazar el catolicismo. Fundamental en su conversión fue una experiencia vivida en 1957 en Francia con el Abbé Pierre, sacerdote francés que se dedica a la atención de personas sin techo.

El día de su matrimonio invitan al banquete a unos cuarenta minusválidos. Los esposos en traje nupcial dan de comer a sus invitados. Lo primero que hacen en su casa es adaptar un espacio para capilla. El salón se convierte pronto en la sede de la primera comunidad eclesial de base de la «Misión Iglesia-Mundo» de la que pasaron a formar parte.

Tienen dos hijas naturales, Marietta y Lucia que crecen en una atmósfera de intensa oración, junto a los enfermos que llenan su casa. Hasta el último día de su vida Anna Maria tuvo siempre algún huésped en casa, día y noche.

Dado que algunos enfermos de Catania particularmente graves no contaban con residencias para ser atendidos, el matrimonio creó junto a algunos voluntarios la «Casa-Familia Puebla» donde pueden vivir algunos minusválidos en un ambiente familiar. En Sicilia, es la primera experiencia de este tipo.

Marcello, aun siendo músico, se diploma como enfermero profesional para poder asistir mejor a las personas que atiende. Recorre Catania con una moto (la típica vespa) llevando montones de llaves de las casas de todos los enfermos y ancianos a los que va a visitar.

En el instituto de vida consagrada de «Misión Iglesia-Mundo», Marcello y Anna Maria emiten su profesión oficial haciendo voto de pobreza, castidad, obediencia y compromiso pastoral a tiempo completo. Se convierten también en responsables del grupo de matrimonios. En 1986, enferma de cáncer, muere Anna Maria. En 1996, muere Marcello de un infarto.

Monseñor Luigi Bommarito, arzobispo de Catania, proclamó a Marcello y Anna Maria siervos de Dios y declaró abierta la fase diocesana del proceso de canonización.
ZS01111601
Biblia y Cine: Una relación decisiva
Decálogo del experto biblista, Carlo Buzzetti

ROMA, 16 noviembre 2001- El cine sigue inspirándose en la Biblia para ofrecer obras de resultados dispares, que suelen ser emitidas por los canales de televisión con motivo de la Navidad o Pascua.

La relación entre el cine y la Escritura no es fácil. No siempre es fácil saber cuáles son las películas, basadas en relatos bíblicos, que pueden ser un buen instrumento para acercarse a la Palabra de Dios y cuáles en cambio deforman y traicionan el mensaje revelado.

Carlo Buzzetti, experto biblista, ofrece este viernes en el diario  un decálogo con pistas interesantes para poder hacer una elección acertada.

1.- La relación Biblia-cine es de tipo jerárquico-prioritario. El cine está al servicio de la Biblia y no al contrario. Las dos realidades no son nunca intercambiables.

2.- La relación Biblia-cine es de tipo circular. Por una parte, la Biblia proporciona argumentos al cine. Por otra, el cine puede ayudar a captar en los textos bíblicos algunos aspectos que antes permanecían escondidos.

3.- La relación no es nunca de tipo sustitutivo. Ya que Biblia y cine no son realidades equivalentes, ningún filme puede nunca ponerse en lugar de la Biblia. Aunque es verdad que, para muchos, la Biblia casi no existe si no existe el apoyo de un filme.

4.- Una película bíblica es buena si invita a acudir a la Biblia. Un producto cinematográfico puede venir antes de la Biblia o después de ella. Primero, para provocar el deseo de leer la Biblia. Después, para comentar un texto bíblico ya conocido y para invitar a releerlo.

5.- Un filme bíblico es como un cuadro. En la relación con la Biblia, es bueno si ayuda a descubrir algunos matices que antes no habían sido percibidos por los lectores de la Biblia.

6.- Un filme bíblico es bueno si ayuda a los destinatarios a comprender mejor también algo de la existencia humana en general. Por tanto, si ayuda incluso a los mismos espectadores a comprender mejor algún aspecto de su vida.

7.- Sobre todo, es problemática y errada la perspectiva del enfrentamiento radical y recíprocamente exclusivo que dice: «o la Biblia o el cine». En cambio, cada intento de amistad puede nacer sólo en la perspectiva de la convivencia y de la colaboración.

8.- La relación Biblia-cine se sitúa dentro de una cadena más amplia de relaciones y de jerarquías. Desde la Palabra, pasando por la palabra proclamada, repetida, escrita, la predicación, la catequesis, la escuela, el arte y el cine. Pero hay que subrayar que ninguna palabra profética puede sustituir a la Palabra de Dios, de la misma manera que ninguna obra de arte, teatro o cine puede agotar o sustituir las traducciones escritas de la Biblia.

9.- Un buen filme bíblico está al servicio de la Biblia. Pero la superioridad de la Biblia no es de tipo exclusivo-dictatorial. Para ser comunicada continuamente la Biblia pide siempre ser traducida al papel y a cualquier otro medio audiovisual.

10.- Toda traducción no es buena en sí, sino «buena para...». Quien defiende la legitimidad de las traducciones cinematográficas no puede sostener que todo filme bíblico sea bueno. Hay que evaluar uno a uno. Hay que verificar si un filme tiene alguna cualidad-ventaja en relación a un fin, es decir, si el filme es «fiel», si es «bueno para...» comprender la Biblia.

Carlo Buzzetti concluye al exponer este decálogo: «He visto que cuando una discusión sobre un filme bíblico está precedida y guiada por este decálogo resulta más sólida, más seria y más serena».
ZS01111602

Guerra, terrorismo, aborto.

Sr. Director, 

Todos estamos horrorizados frente a los hechos tan sangrientos que vivieron Nueva York y Washington el 11 de septiembre, que los estábamos por los crímenes de ETA; todos estamos indignados de los "errores de guerra" sucedidos contra organizaciones humanitarias y civiles en Afganistán, pero la gran mayoría de nosotros ignoramos, que anualmente mueren en el mundo 53 millones de bebés (lo cual es 10,600 veces más personas muertas que las que fallecieron en las torres gemelas), por causa del aborto.(FUENTE OMS INFORME DE 1997) 

Guerra: Lucha armada entre sociedades humanas y que llevan necesariamente a la pérdida de vidas humanas. 

Terrorismo: Conjunto de actos de violencia que pretende crear inseguridad, derribar un gobierno o causar inestabilidad casi siempre con pérdida de vidas humanas inocentes. 

Aborto: matar al feto que se encuentra en el vientre materno, para evitar que nazca. 

La característica común de la guerra, el terrorismo y el aborto, es la muerte de un ser humano.  

Vivo: significa una criatura que crece se desarrolla y madura, significa no estar muerto, un embrión tiene éstas características.  

Humano: es un ser perteneciente a la especie Homo Sapiens, con 46 cromosomas humanos, en cada célula, es el caso de cualquier embrión humano. 

Si en el vientre de una mujer hay vida y es humana, la privación de esa vida humana es un asesinato. Nuestra Constitución afirma que todos tienen derecho a la vida.

Entonces…¿Cuál es la diferencia entre morir por una bala, un misil, un avionazo, un atentado terrorista y morir en el vientre materno por envenenamiento, por succión, por descuartizamiento, por degollamiento, por la píldora RU-486, por la píldora del día después? 

En un caso mueren niños, mujeres y hombres inocentes, en el otro bebés niños y bebés niñas a los cuales se les niega la oportunidad de ver la luz del sol, de recibir una caricia, una sonrisa, amor, se les niega el derecho más fundamental: el derecho a la vida.

"No hay razón para la muerte de un inocente en el seno materno", Juan Pablo II.

Gloria M Luque Contreras.( DE HISPANIDAD)

 

 

EL PAPA PIDE AYUDA URGENTE PARA EL PUEBLO AFGANO

CIUDAD DEL VATICANO, 11 NOV 2001 .-Tras su vuelta al Vaticano, después de haber visitado una parroquia romana, Juan Pablo II se asomó a la ventana de su estudio que da a la Plaza de San Pedro para rezar el Angelus con los peregrinos allí congregados.

"Hoy se celebra en Italia la tradicional Jornada de Acción de Gracias -dijo el Papa- por los frutos de la tierra y del trabajo humano. (...) Este año los obispos italianos -prosiguió- han escogido el tema de la jornada de las palabras del Padre Nuestro: 'Danos hoy nuestro pan de cada día'. Enseñando estas palabras a los discípulos Cristo les invita a confiar en la bondad de Dios Padre que goza dando a cada criatura, y sobre todo a los seres humanos, lo necesario para vivir".

"Mientras damos gracias a Dios por cuanto han producido los campos este año, no debemos olvidar a las hermanas y hermanos, que en varios lugares del mundo, se ven privados de los bienes esenciales como los alimentos, el agua, la casa, la asistencia sanitaria. De forma especial, en este momento de gran preocupación internacional, pienso en las queridas poblaciones de Afganistán a las que es urgente hacer llegar toda la ayuda necesaria. Se trata de una emergencia mundial que no puede hacernos olvidar sin embargo que en otras partes del mundo hay todavía situaciones de grave indigencia y acuciante necesidad".

El Papa concluyó su llamamiento con estas palabras: "Ante estas situaciones no basta limitarse a iniciativas extraordinarias. El compromiso por la justicia requiere un cambio auténtico del estilo de vida, sobre todo en las sociedades del bienestar, como también una distribución más equitativa de los recursos, tanto en los países ricos como en los pobres. Los desequilibrios actuales, tan profundos, alimentan conflictos y amenazan de forma irreversible a la tierra, al aire, a las aguas que Dios ha confiado a la custodia de la humanidad".
ANG/LLAMADA AYUDA AFGANISTAN/... VIS 011112 (330)

ESPAÑA: CONGRESO NACIONAL DE FAMILIA, DEL 16 AL 28 DE NOVIEMBRE

Madrid, 13 El Palacio de Congreso de Madrid será la sede del Congreso Nacional de Familia, que se celebrará del 16 al 18 de noviembre, bajo el lema "Familia. Esperanza de la sociedad. El futuro está en su mano". La presentación de la dinámica del Congreso será ofrecida por el obispo de Segorbe-Castellón y Presidente de la Subcomisión de Familia y Vida de la Conferencia Episcopal Española, Mons. Juan Antonio Reig.

Según se dio a conocer, la primera ponencia bajo el título "Persona, matrimonio, familia y sociedad" será ofrecida por el Rector de la Pontificia Universidad Lateranense de Roma, Monseñor Angelo Scola. Durante el congreso, se reflexionará sobre diversos temas en torno a la familia, entre ellos familia y demografía; vida familia y trabajo; fundamentos de una política familiar adecuada y la educación: relación entre familia, centros docentes y administración pública.

El Cardenal Alfonso López Trujillo, Presidente del Pontificio Consejo para la Familia, ofrecerá la última ponencia del Congreso, con el título "La familia, esperanza de la sociedad". Con la lectura del Documento final y la celebración de la Eucaristía se dará por concluido el encuentro.



 

El terrorismo exige de los católicos una cultura de diálogo; dice el Papa
Discurso a los miembros del Centro Cultural Juan Pablo II, Washington

CIUDAD DEL VATICANO, 7 noviembre 2001 - Juan Pablo II está convencido de que la ola de terrorismo que sacude a Estados Unidos hace más importante todavía la tradición de diálogo y respeto entre culturas y religiones que caracteriza a los católicos de ese país.

Este fue el mensaje que ofreció el pontífice, en la tarde de este martes, al recibir a unos noventa miembros, administradores y bienhechores del Centro Cultural Juan Pablo II, inaugurado en el campus de la Universidad Católica de América, en Washington, el pasado mes de marzo.

El Centroconsiderado por el Washington Post (11 de noviembre de 2000) como una de las obras arquitectónicas más «imponentes» de la capital estadounidense en los últimos años, ofrece un museo con exposiciones interactivas, así como conferencias sobre el Magisterio papal.

«Los trágicos acontecimientos que han sacudido a la comunidad internacional en los últimos dos meses nos han hecho conscientes una vez más de la fragilidad de la paz y de la necesidad de construir una cultura de diálogo respetuoso y de cooperación entre los miembros de la familia humana», constató el Papa en su encuentro con los católicos estadounidenses.

Por eso, añadió, «confío en que la comunidad católica en Estados Unidos siga manteniendo el valor del entendimiento y del diálogo entre los seguidores de las religiones del mundo».

«Como sabéis, el compromiso de la Iglesia con este diálogo se inspira en último sentido en su convicción de que el mensaje del Evangelio tiene el poder para iluminar todas las culturas y ser levadura de unidad y paz para toda la humanidad», aseguró.

«En un mundo de creciente pluralismo cultural y religioso --aclaró el obispo de Roma--, este diálogo es esencial para superar trágicos conflictos heredados del pasado, y para asegurar el nombre del único Dios sea cada vez más, como ya es de por sí, un nombre de paz y un imperativo de paz».

Este es, concluyó, un desafío decisivo que debe afrontar el Centro Cultural Juan Pablo II.
ZS01110705

Vaticano en la ONU: El desarrollo agrícola, clave para derrotar la pobreza
Monseñor Martino exige una movilización «financiera» y «moral»

NUEVA YORK, 7 noviembre 2001 .- La lucha internacional contra la pobreza comienza mejorando las condiciones de vida de las comunidades rurales que invocan de la cooperación de los países ricos políticas adaptadas a un desarrollo equilibrado, aseguró el embajador del Papa ante la ONU.

El arzobispo Renato Martino, hizo estas observaciones al intervenir este martes en las sesiones del Comité especial de la Asamblea general dedicado al tema de «Desarrollo sostenible y cooperación económica internacional».

El observador permanente de la Santa Sede, partiendo del principio del destino universal de los bienes creados --concepto decisivo en la doctrina social cristiana--, concentró su reflexión en la necesidad de dar un salto de calidad en las políticas sociales a favor de los países pobres.

Y, dado que la mayoría del mundo pobre vive en áreas rurales, el prelado propuso «una política fundamental que afronte la pobreza rural».

«En este sentido, es necesario insistir una vez más en la importancia de implementar reformas agrarias que sean efectivas, justas y productivas», afirmó.

Esto significa, aclaró, que «la reforma agraria no puede quedarse en una simple redistribución de la tierra, debe ser entendida más bien como un instrumento capaz de extender la propiedad privada de la tierra, si bien la propiedad común, elemento de la estructura social de muchas poblaciones indígenas, debe ser tenida en cuenta».

Martino continuó su intervención haciendo un elenco de otros aspectos imprescindibles para las políticas sociales en lucha contra la pobreza: la promoción de empresas rurales de dirección familiar, el respeto de los derechos de los trabajadores rurales --entre otros una «justa remuneración»--, así como la posibilidad de «un efectivo crecimiento cultural y profesional».

A nivel internacional, observó el «embajador» del Papa ante el Palacio de Cristal de las Naciones Unidas de Nueva York, la victoria sobre la pobreza sólo podrá tener lugar con la facilitación del acceso de estas comunidades rurales al «comercio internacional».

Este objetivo, que debe realizarse «con la contribución del sector privado», implica «reducir substancialmente las tarifas de acceso a los mercados», «subsidiar la importación y exportación de bienes agrícolas y procesados de los países en vías de desarrollo», la «creación de infraestructuras y la aplicación de tecnologías al campo agrícola».

El arzobispo concluyó con una llamada a la conciencia de las delegaciones nacionales presentes, pues la lucha contra la pobreza no sólo es una movilización «financiera», sino también «moral», «orientada a alcanzar objetivos precisos encaminados a alcanzar una drástica reducción de la pobreza».

Por este motivo, recordó, «Los compromisos asumidos en las conferencias y encuentros internacionales orientados al desarrollo deben ser respetados».
ZS01110709

 

ROMA, 4 noviembre 2001 .- En vísperas del centenario del nacimiento del fundador del Opus Dei, el beato Josemaría Escribá de Balaguer, la Oficina de Información de esa prelatura personal ha abierto una página web dedicada al acontecimiento, http://www.escriva2002.org.

En varios idiomas, se pueden encontrar informaciones sobre la vida y obra de monseñor Escrivá de Balaguer, así como sobre el próximo congreso internacional que con motivo de su centenario (9 de enero de 2002) ha convocado la Universidad Pontificia de la Santa Cruz del 8 al 11 de enero de 2002 en Roma sobre el tema: «La grandeza de la vida corriente».

Participarán unas 1.400 personas de todo el mundo, de diferentes profesiones y categorías sociales.

En esa ocasión comenzará sus actividades en Lagos el Institute for Industrial Technology, una institución de promoción social en Nigeria, promovida por miembros del Opus Dei.

La Oficina de Información de la prelatura personal ha anunciado también una intensa renovación en la página oficial del Opus Dei http://www.opusdei.org.

La novedad más importante en el sitio es la diversidad de idiomas en los que se puede consultar la información (dieciséis). También ofrece la posibilidad de suscribirse a un servicio de noticias sobre la prelatura.
ZS01110408

EL PAPA BEATIFICA A OCHO SIERVOS DE DIOS DE CUATRO PAISES

CIUDAD DEL VATICANO, 4 NOV 2001 -A las 10,00 de hoy, el Papa celebró la Eucaristía en la Plaza de San Pedro y beatificó a los Siervos de Dios: Pavol Peter Gojdic (1888-1960), Metod Dominik Trcka (1886-1959), Giovanni Antonio Farina (1803-1888), Bartolomeu Fernandes dos Martires (1514-1590), Luigi Tezza (1841-1923), Paolo Manna (1872-1952), Gaetana Sterni (1827-1889) y María Pilar Izquierdo Albero (1906-1945). En la homilía, el Santo Padre dijo que el obispo y mártir eslovaco Pavol Peter Gojdic, de la Orden Basiliana de San Josafat, "después de que el régimen comunista suprimiera la Iglesia greco-católica, fue arrestado e internado. Entonces, comenzó para él un largo calvario de sufrimientos, malos tratos y humillaciones, que lo llevó a la muerte por su fidelidad a Cristo y por su amor a la Iglesia y al Papa".

El sacerdote mártir eslovaco Metod Dominik Trcka "puso toda su existencia al servicio de la causa del Evangelio y de la salvación de los hermanos, hasta el sacrificio supremo de la vida. (...) Con la llegada del régimen comunista, él y sus demás hermanos redentoristas fueron conducidos al campo de concentración" y como consecuencia "de los sufrimientos y de las enfermedades murió tras haber perdonado a los propios verdugos".

El ministerio pastoral de Giovanni Antonio Farina, obispo italiano, fundador de las Religiosas Maestras de Santa Dorotea Hijas de los Sagrados Corazones, se caracterizó por "una vasta actividad apostólica, constantemente orientada a la formación doctrinal y espiritual del clero y de los fieles".

"En todas las páginas de sus escritos -dijo del padre Paolo Manna, italiano, del Pontificio Instituto Misiones Extranjeras-, emerge viva la persona de Jesús, centro de la vida y razón de ser de la misión".

De Luigi Tezza, presbítero italiano, de la Orden de los Clérigos Regulares Ministros de los Enfermos, fundador de las Hijas de San Camilo, Juan Pablo II resaltó su "luminoso ejemplo de una vida enteramente entregada al ejercicio de la caridad y de la misericordia hacia los que sufren en el cuerpo y en el espíritu".

"También la beata italiana Gaetana Sterni -religiosa, fundadora de las Religiosas de la Divina Voluntad-, sabiendo que la voluntad de Dios siempre es amor, se dedicó con caridad incansable a los excluidos y a los que sufren".

El arzobispo de Braga (Portugal) Bartolomeu Fernandes dos Martires, de la Orden de los Predicadores, "se dedicó con suma atención y celo apostólico a la salvaguardia y a la renovación de la Iglesia".

El Papa afirmó por último que la "corta vida, tan sólo 39 años", de la beata española María Pilar Izquierdo Albero, virgen, fundadora de la Obra Misionera de Jesús y María, "se puede resumir afirmando que quiso alabar a Dios, ofreciéndole su amor y su sacrificio". Y pidió que su ejemplo "de vida abnegada y generosa ayude a comprometerse cada vez más en el servicio a los necesitados".

Terminada la misa y antes de rezar el Angelus, el Santo Padre dio las gracias al cardenal Bernardin Gantin, decano del colegio cardenalicio, que le había felicitado en nombre de todos los presentes al inicio de la misa por ser hoy su onomástico, san Carlos Borromeo. "Aprovecho la ocasión -concluyó el Papa- para dar las gracias también a todos los que me han felicitado el santo, que intercambio con la oración de modo especial por cuantos se llaman como el gran obispo de Milán".

 

MONSEÑOR GARCIA-GASCO CLAUSURA MAÑANA LA CAUSA DE BEATIFICACION DE UN MISIONERO MUERTO EN EL  TERREMOTO DE MANAGUA  DE 1972

En la calle Avellanas, 12, a las 12 horas, en presencia de su única hermana, religiosa

VALENCIA, 2 NOV. - El arzobispo de Valencia, monseñor Agustín García-Gasco, clausurará mañana, sábado, el proceso de beatificación, en su fase diocesana, del misionero escolapio Bruno Martínez Sacedo, fallecido en el terremoto de Managua de 1972. Después de la ceremonia, que tendrá lugar en la calle Avellanas, 12, a las 12 horas, la causa será remitida a la Santa Sede. Bruno Martínez, nacido en 1907 en Moscardón (Teruel), entró en el seminario menor que los escolapios tenían en Godelleta, donde permaneció durante más de cinco años. Posteriormente fue director del colegio de los escolapios de Gandía,  que restauró tras la guerra civil, y predicó durante tres años "en todos los pueblos de La Safor", según ha señalado a la agencia AVAN Ramón Barberá, escolapio valenciano de 84 años, compañero de Martínez y testigo de su causa. Años más tarde, se trasladó a Managua, donde fundó varios colegios escolapios para niños de familias sin recursos. En uno de ellos,  para más de mil alumnos, se encontraba durmiendo la noche en que se produjo el terremoto. "El y yo nos quedamos dentro del colegio, ya que los demás salieron para pasar la noche en un autobús por miedo a los continuos temblores", ha relatado Barberá. Tras el seísmo, "me desperté sepultado por los escombros y no podía ni gritar porque me había cortado la lengua, mientras que al padre Bruno nadie lo podía encontrar". Finalmente, los compañeros de los escolapios pudieron rescatarlos gravemente heridos. "Había un puesto médico y cuando le llegó el turno al padre Bruno se lo cambió a un niño, a pesar de que por dentro estaba reventado". Después, ambos fueron trasladados a un hospital donde, el misionero ahora en proceso de beatificación , "momentos antes de morir, comenzó a oficiar una misa por un ex alumno fallecido años antes", ha recordado Barberá, quien en ese momento se encontraba en la cama contigua. "Hizo toda la misa de memoria y hasta una hermosísima homilía", ha señalado. Instantes después murió. Se da la circunstancia de que una familia entera de Managua, que se encontraba en esos momentos también sepultada tras el seísmo, ha declarado como testigo en el proceso de beatificación que "después de  rezar fervientemente bajo los escombros  se les presentó como en una aparición el padre Bruno, y  poco después pudieron ser rescatados sanos y salvos", según Barberá. Sin embargo, cuando salieron a la superficie, el padre Bruno no estaba "porque se encontraba en el hospital agonizando", ha precisado. En Managua "muchos se encomiendan a él, por su fama de persona santa y entregada sin descanso a las personas pobres, especialmente a los niños". La causa de beatificación de Bruno Martínez se trasladó a Valencia desde su inicio en 1994 tras la petición formulada por el obispo de Managua, monseñor Miguel Obando, "por la inestable situación política de Nicaragua y por la relación que existió entre el misionero y la diócesis de Valencia. La única hermana que vive hoy del misionero, la religiosa clarisa capuchina Natividad Martínez, de 76 años, y un sobrino suyo, el sacerdote escolapio Santiago Navarrete Martínez, de 64 años, acudirán a la ceremonia. El tribunal que ha instruido el caso en su fase diocesana,  presidido por el Deán de la Catedral, Ramón Arnau, que ha actuado como juez delegado, ha recogido desde 1981 escritos y correspondencia del misionero, datos biográficos y declaraciones de testigos que lo conocieron, que ahora se incluyen en las actas que se llevarán a Roma. En el acto de mañana, el vicepostulador de la causa, el religioso escolapio José Duart, explicará la historia del proceso y presentará las actas al arzobispo para que las firme. Luego serán introducidas en cajas cerradas y lacradas que se presentarán en Roma. El acto será clausurado por el provincial de los escolapios, Enrique Signes, y por monseñor Agustín García-Gasco. (

 

EVANGELIZACIÓN A TRAVÉS DE MEDIOS DE COMUNICACIÓN ES NECESARIA, SEÑALA PRELADO ESPAÑOL

Madrid, 30 ) "La evangelización a través de los medios de comunicación es imperativa". Así lo destacó el Arzobispo de Mérida-Badajoz, Monseñor Antonio Montero, durante el III Congreso Católicos y Vida Pública, que se realizó en Madrid en días pasados. Según señaló el Prelado español, "es necesario que la Iglesia como institución esté en la mayor cantidad de lugares posibles, ya que todos los hombres tienen derecho a conocer la palabra de Dios".

Se trata de un objetivo que se debe de conseguir, afirmó más adelante, "mediante la búsqueda de los cristianos de todas las ventanas posibles para transmitir la evangelización, y las principales ventanas son los medios de comunicación social". Una apertura a los medios que es muy necesaria, ya que incluso a la propia Iglesia "desde siempre se la puede considerar como un medio de comunicación social, impuesto por Jesucristo para la transmisión de la palabra de Dios", añadió.

Para facilitar esta interrelación con el resto de los medios de comunicación social, Monseñor Montero destacó la necesidad de una mayor apertura a "los cauces técnicos que van surgiendo en los medios de comunicación, lo que se consigue sólo mediante el profundo conocimiento de los medios que permita la introducción sin complejos de la información de tipo católico".

Por otro lado, el Arzobispo subrayó la necesidad de continuar con "el papel destacado de formación de periodistas católicos en nuestro país", recordando que España tiene siete facultades de periodismo de orientación católica. ( DE ECLESIALES ORG)

 

Misionero fallecido en el terremoto de Managua, en 1972, hacia los altares
Murió tras dejar su lugar en el hospital a un niño herido

VALENCIA, 18 octubre 2001- El proceso diocesano de la causa de beatificación del misionero escolapio Bruno Martínez Sacedo, fallecido en el terremoto de Managua de 1972, será clausurado el próximo 3 de noviembre.

La ceremonia de reconocimiento tendrá lugar en la arquidiócesis de origen, Valencia (España), encargada del proceso, según informa la agencia AVAN.

Bruno Martínez, nacido en 1907 en Moscardón (Teruel), entró siendo adolescente en el seminario menor de los escolapios. Tras su ordenación sacerdotal, fue director del colegio de los escolapios de Gandía (Valencia).

Años más tarde, se trasladó a Managua, donde fundó varios colegios escolapios para niños de familias sin recursos.

En uno de ellos, para más de mil alumnos, se encontraba durmiendo la noche en que se produjo el terremoto.

«El y yo nos quedamos dentro del colegio, ya que los demás salieron para pasar la noche en un autobús por miedo a los continuos temblores», relata el religioso escolapio Ramón Barberá, de 84 años, quien vivía en su misma comunidad.

Tras el seísmo, «me desperté sepultado por los escombros y no podía ni gritar porque me había cortado la lengua, mientras que al padre Bruno nadie lo podía encontrar».

Finalmente, los compañeros de los escolapios pudieron rescatar a los gravemente heridos. «Había un puesto médico y cuando le llegó el turno al padre Bruno él mismo se lo ofreció a un niño, a pesar de que sus condiciones de salud eran graves», sigue diciendo su compañero.

Después, los dos religiosos fueron trasladados a un hospital donde el misionero, «momentos antes de morir, comenzó a oficiar una misa por un ex alumno fallecido años antes», recuerda Barberá, quien en ese momento se encontraba en la cama contigua.

«Hizo toda la misa de memoria y hasta una hermosísima homilía», señala. Instantes después murió.

La causa de beatificación de Bruno Martínez se trasladó a Valencia desde su inicio, en 1994, tras la petición formulada por el obispo de Managua, el cardenal Miguel Obando, «por la inestable situación política de Nicaragua y por la relación que existió entre el misionero y la diócesis de Valencia».

Ahora el proceso de beatificación pasará a ser analizado por la Congregación vaticana para las Causas de los Santos.
ZS01101814

España: El país del mundo con más misioneros
El próximo domingo se celebra el DOMUND

MADRID, 18 octubre 2001 .- Diecisiete mil hombres y mujeres esparcidos en todo el mundo hacen de España el país con el mayor número de misioneros del mundo.

El número ha sido revelado por el director de las Obras Pontificias Misionales, monseñor Francisco Pérez, obispo de Osma-Soria, en vísperas de la Jornada Mundial de las Misiones (DOMUND), que se celebra este domingo.

Con este motivo, todas las parroquias de España realizarán una colecta que será destinada a la atención de proyectos pastorales, educativos, sanitarios, formación del clero nativo o seminarios en más de un centenar de países de todo el mundo.

En el año 2000, con la recaudación de 2.455.049.207 pesetas (13.325.306 dólares) se financiaron 268 proyectos en Asia, 161 en América, 68 a proyectos en África, 13 en Oceanía y 5 proyectos en Europa.

Un tercio de esta cantidad se destinó a servicios diocesanos; un 19 por ciento al clero nativo, un 12 por ciento a la construcción de Iglesias, capillas y casas sacerdotales, un 7,8 a la formación de catequistas, un 7,3 a las comunidades religiosas, 5,8 a Iglesias orientales y de América Latina, un 3,4 a sacerdotes y pastoral local y un 3,3 por ciento a urgencias y otros temas, además de los dedicados a proyectos para la Infancia, que muchas veces tienen también cabida en los apartados anteriores.
ZS01101812

 

18-Octubre-2001 -- EWTIN

CONCLUYE EN VALENCIA EL PROCESO DE BEATIFICACION DE UN MISIONERO FALLECIDO EN EL TERREMOTO DE MANAGUA DE 1972

Bruno Martínez fue seminarista escolapio en Godelleta y director de un colegio en Gandía

VALENCIA, 18 OCT. .- El proceso de beatificación del misionero escolapio Bruno Martínez Sacedo, fallecido en el terremoto de Managua de 1972 en Managua será clausurado el próximo 3 de noviembre, en su fase diocesana, en una ceremonia que tendrá lugar en el Arzobispado de Valencia, en presencia del postulador general escolapio, José Rupert. A partir de ahora, el proceso continuará su instrucción en la Santa Sede. Bruno Martínez, nacido en 1907 en Moscardón (Teruel), entró en el seminario menor que los escolapios tenían en Godelleta, donde permaneció durante más de cinco años. Posteriormente fue director del colegio de los escolapios de Gandía,  que restauró tras la guerra civil, y predicó durante tres años "en todos los pueblos de La Safor", según ha señalado a la agencia AVAN Ramón Barberá, escolapio valenciano de 84 años, compañero de Martínez y testigo de su causa. Años más tarde, se trasladó a Managua, donde fundó varios colegios escolapios para niños de familias sin recursos. En uno de ellos,  para más de mil alumnos, se encontraba durmiendo la noche en que se produjo el terremoto. "El y yo nos quedamos dentro del colegio, ya que los demás salieron para pasar la noche en un autobús por miedo a los continuos temblores", ha relatado Barberá. Tras el seísmo, "me desperté sepultado por los escombros y no podía ni gritar porque me había cortado la lengua, mientras que al padre Bruno nadie lo podía encontrar". Finalmente, los compañeros de los escolapios pudieron sacar rescatarlos gravemente heridos. "Había un puesto médico y cuando le llegó el turno al padre Bruno se lo cambió a un niño, a pesar de que por dentro estaba reventado". Después, ambos fueron trasladados a un hospital donde, el misionero ahora en proceso de beatificación , "momentos antes de morir comenzó a oficiar una misa por un ex alumno fallecido años antes", ha recordado Barberá, quien en ese momento se encontraba en la cama contigua. "Hizo toda la misa de memoria y hasta una hermosísima homilía", ha señalado. Instantes después murió. Se da la circunstancia de que una familia entera de Managua que se encontraba en esos momentos  también sepultada tras el seísmo, ha declarado como testigo en el proceso de beatificación que "después de  rezar fervientemente bajo los escombros  se les presentó como en una aparición el padre Bruno, y  poco después pudieron ser rescatados sanos y salvos", según Barberá. Sin embargo, cuando salieron a la superficie, el padre Bruno no estaba "porque se encontraba en el hospital agonizando", ha precisado. En Managua "muchos se encomiendan a él, por su fama de persona santa y entregada sin descanso a las personas pobres, especialmente a los niños". La causa de beatificación de Bruno Martínez se trasladó a Valencia desde su inicio en 1994 tras la petición formulada por el obispo de Managua, monseñor Miguel Obando, "por la inestable situación política de Nicaragua y por la relación que existió entre el misionero y la diócesis de Valencia.

 

-Octubre-2001 -- Noticias Eclesiales

ESPAÑA: ARZOBISPO PIDE A FIELES COMPROMETERSE CON EL ANUNCIO DEL EVANGELIO

Madrid, 5 El Arzobispo de Valencia, Monseñor Agustín García-Gasco, afirmó en su carta de esta semana que "la huida de las propias responsabilidades se ha convertido en uno de los peligros mayores de nuestro tiempo". En su mensaje, el Prelado español señaló al respecto que hoy se ve la tendencia actual a presentar "la conjunción de dos dinámicas antagónicas: el trabajo asfixiante en la vida pública y el hedonismo sin control en la vida privada". Al respecto, recordó que "no es la primera vez en la historia que una cultura renuncia a los ideales colectivos para refugiarse en el egoísmo particular".

Frente a "este peligro del repliegue individualista", Monseñor García-Gasco reiteró el apremiante llamado del Papa Juan Pablo II a los laicos: "si el no comprometerse ha sido siempre algo inaceptable, el tiempo presente lo hace aún más culpable. A nadie le es lícito permanecer ocioso". "La dinámica de la fe cristiana nos indica que no hay lugar para el ocio, pues a todos nos espera trabajo en la acción salvadora para el mundo a través de la Iglesia", aseguró Monseñor García-Gasco.

Concluyendo su carta, el Arzobispo de Valencia afirmó que ante las "frecuentes huidas de la libertad y de la responsabilidad" la Iglesia propone hoy "la renuncia al ocio pasivo, la mirada atenta hacia el mundo, la búsqueda misericordiosa del rostro humano y la sabiduría para poder distinguir el verdadero bien de sus adulteraciones". Se trata, en suma, de "un programa de vida y acción apasionante, capaz de recuperar en el corazón de todos los varones y mujeres, el sentido de su esfuerzo, de su trabajo y de su actuación", añadió.

 

 

    Estimados/as amigos/as:

 

    El 24 de Septiembre se hizo realidad el proyecto de canal de Televisión del Arzobispado de Madrid. Este nuevo canal, se podrá sintonizar desde los canales 36, para la emisión del noreste de Madrid, y en el canal 56 para el resto de la capital, de UHF, cubriendo así prácticamente todo el área metropolitana de Madrid.

 

    El objetivo que persigue el Arzobispado de Madrid con este nuevo canal, es llegar donde otras cadenas no llegan, ofreciendo así una información y contenidos que éstas no ofrecen. El servicio público diario consistirá en la celebración de la Santa Misa, el comentario del Evangelio y el Ángelus, combinado con espacios dedicados a la doctrina de la Iglesia, así como una sección informativa. 

 

    TMT está dirigida a un público que busca y exige conocer la realidad cristiana de otra manera y es por esto que con la ayuda de todo este público pretende crecer, abriéndose a todos auqellos que quieran aportar nuevas ideas, y convertirse de esta manera en un servicio de intercomunicación entre los telespectadores y el Canal.

 

 

PLAN ALFA
C/ Nuñez de Balboa, 115 bis
28039 - Madrid
Tel: 917454270

 

 

Don Antonio celebra su aniversario en Salcedillo y Cuevas de Portalrubio

El día 29 de septiembre, fiesta de los Santos Arcángeles Miguel, Gabriel y Rafael, celebra nuestro Obispo el 16º aniversario de su ordenación episcopal. Con él, es la comunidad cristiana de la Iglesia particular de Teruel y Albarracín la que celebra este nuevo aniversario de su pontificado ejercido íntegramente en esta tierra y esta Iglesia turolenses. Una mutua y recíproca celebración de acción de gracias al Señor por estos 16 años de comunión eclesial en su ministerio pastoral.
En años anteriores ha sido habitual celebrar esta efemérides en la iglesia Catedral, la iglesia madre de la Diócesis en la que tiene el Obispo su cátedra episcopal. Este año, don Antonio nos ha sorprendido. Al preguntarle por el horario de la celebración para anunciarlo en estas páginas, nos ha dicho que quería celebrar su anirversario en Salcedillo y Cuevas de Portalrubio. La sorpresa ha sido llamativa y lo será más todavía para quien no conozca que Salcedillo es pueblo situado en las estribaciones de la Sierra de Cucalón y a 25 kilómetros de Montalbán, que no tiene ningún habitante. Para ser más precisos, digamos que tiene 8 habitantes de derecho y 0 de hecho, puesto que, salvo en épocas vacacionales o cuando un pastor de la zona acude con su rebaño a pastar sus campos, la mayor parte del año está totalmente deshabitado. Y Cuevas de Portalrubio es un barrio de Portalrubio de 20 habitantes. Pues allí quiere nuestro Obispo celebrar su aniversario.
Sorprendidos por el gesto, no nos hemos atrevido a preguntarle por razones o sentido. Lo hemos intuido enseguida. No han sido necesarias las palabras. Es más, nos gusta que nuestro Obispo quiera celebrar su consagración episcopal en pueblos así, pequeños entre los pequeños, deshabitados (más que otros, símbolos de esa tierra nuestra despoblada por la sangría de la emigración, olvidada en los sucesivos programas de desarrollo y espejo de la deficiente y desequilibrada vertebración del  territorio autonómico.

Lo entendemos, don Antonio. No hace falta que nos diga con palabras que lo que quiere celebrar en este aniversario es su amor a esta tierra y su cercanía como Pastor a sus gentes y a sus pueblos. No hace falta que nos diga que nuestra comunión con usted y su ministerio es comunión con todos, pero, especialmente, con los más empobrecidos.
Gracias por sus 16 años al servicio de esta Iglesia- Gracias por su sensibilidad con los problemas de esta tierra, Aunque no nos reunamos  con usted en la Catedral para celebrarlo, le acompañaremos desde todos los «salcedillos» que reclaman, con gritos de silencio, la solidaridad de todos y demandan permanentemente desde su pobreza la presencia cercana, la voz y el compromiso de la Iglesia.
¡Feliz aniversario en Salcedillo y Cuevas de Portalrubio!( DE SEMILLA EVANGÉLICA)

 CLXXXVI REUNIÓN DE LA COMISIÓN PERMANENTE DE LA CONFERENCIA EPISCOPAL ESPAÑOLA. Madrid, 18-20 de Septiembre de 2001
Nota de Prensa Previa

CLXXXVI REUNIÓN DE LA COMISIÓN PERMANENTE DE LA CONFERENCIA EPISCOPAL ESPAÑOLA. Madrid, 18-19 de Septiembre de 2001
Nota de Prensa Final

Madrid, 20 de septiembre de 2001

La Comisión Permanente remite a la Asamblea Plenaria,
para su aprobación, el nuevo Plan Pastoral de la CEE

Entre los días 18 y 19 de septiembre de 2001 ha tenido lugar en la Casa de la Iglesia de Madrid, sede de la Conferencia Episcopal Española (CEE), la CLXXXVI reunión de la Comisión Permanente. Han asistido todos los miembros de la misma, excepto, el Arzobispo de Pamplona, Mons. Fernando Sebastián, por razones de salud, y el Obispo de San Sebastián, Mons. Juan Mª Uriarte, que está visitando a sus misioneros diocesanos en Ruanda

Informaciones y diálogos

Como ya es habitual, tras el rezo de la Hora Intermedia, a las 11 de la mañana del martes, 18 de septiembre, comenzaban los trabajos de la Comisión Permanente, con un turno de informaciones a cargo del Cardenal-Arzobispo Presidente y del Obispo Secretario General sobre distintos temas de actualidad que afectan a la vida de la Conferencia Episcopal y de la Iglesia Católica en España.

Informaron asimismo, a lo largo de esta reunión de la Comisión Permanente, los Presidentes de las distintas Comisiones Episcopales acerca de sus realizaciones, iniciativas y proyectos.

Tal y como estaba previsto, Mons. Elías Yanes, representante de la CEE en la Comisión de Episcopados de los países de la Unión Europea (COMECE) introdujo el diálogo sobre el tema titulado "Participación de la Iglesia en el proceso de reforma de las instituciones de la Unión Europea". Dicho tema, que está siendo estudiado también por otros episcopados de la Unión Europea, volverá a ser estudiado por los Obispos españoles en la próxima Asamblea Plenaria de la CEE.   

Nuevo estudio del borrador del Plan Pastoral

Los Obispos miembros de la Comisión Permanente han vuelto a estudiar el nuevo borrador del próximo Plan Pastoral de la CEE para el trienio 2002-2005. "En el inicio del nuevo milenio: <Remar mar adentro>" es su título provisional. En la anterior reunión de la Comisión Permanente del pasado mes de junio se hizo ya la primera presentación y debate del próximo Plan Pastoral.

El nuevo borrador ha sido valorado muy positivamente por los Obispos y ha sido enriquecido con distintas observaciones y propuestas.  La Comisión Permanente ha decidido remitir el nuevo texto del Plan Pastoral a la Asamblea Plenaria, que podría aprobarlo en el próximo mes de noviembre.

El borrador se divide en tres grandes capítulos: "Mirada pastoral a nuestra situación", "Prioridades Pastorales" y "Acciones Pastorales de la CEE". Tiene además una introducción y una conclusión. Constituye la base del texto la reflexión que sobre la Iglesia Católica en España llevan realizando los Obispos de la CEE desde hace dos años y la Carta Apostólica del Papa Juan Pablo II "Novo millennio ineunte".

Las prioridades pastorales del Plan son el encuentro con el misterio de Cristo y la llamada a la santidad, la comunicación del evangelio de Cristo y la comunión en el amor de Cristo. El actual borrador del Plan Pastoral propone además cerca de treinta acciones pastorales concretas que deberá llevar a cabo la CEE.

Temas económicos y Plenaria de noviembre

La Comisión Permanente ha conocido los presupuestos de la CEE y de sus obras e instituciones -OCSHA, EDICE y BAC- y los criterios de constitución y distribución del Fondo común interdiocesano para el año 2002, habiendo autorizado su presentación a la próxima Asamblea Plenaria.

La Comisión Permanente ha aprobado igualmente el orden del día de la próxima reunión de la Asamblea Plenaria de la CEE, que tendrá lugar entre el 19 y el 23 de noviembre.

Otros temas

Los Obispos miembros de la Comisión Permanente han conocido en esta reunión el primer borrador del documento titulado "Estatutos por los que se regula el catecumenado en la Iglesia Católica". Según el canon 788, párrafo 3, "corresponde a las Conferencias Episcopales publicar unos estatutos por los que se regule el catecumenado, determinando que obligaciones deben  cumplir los catecúmenos y qué prerrogativas se les reconocen".

La Comisión Permanente ha estudiado el texto preparado por la Subcomisión Episcopal de Catequesis. Los Obispos han dialogado sobre el mismo y han presentado propuestas y observaciones, que se incorporarán al texto, que deberá ser reelaborado por la citada Subcomisión para una próxima presentación a la Comisión Permanente.

Por su parte, Mons. José Sánchez González, Presidente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social y Obispo de Sigüenza-Guadalajara, ha presentado a la Comisión Permanente el tema titulado "Presencia y pastoral de la Iglesia en las Comunicaciones Sociales al inicio del nuevo milenio". Dicho tema, concretado en cuatro ponencias, ha sido incluido en el orden del día de la próxima Asamblea Plenaria de la CEE.

Nombramientos

De acuerdo con sus competencias estatutarias, la Comisión Permanente ha aprobado los siguientes nombramientos:

D. Agustín del Agua Pérez, sacerdote de la archidiócesis de Valladolid, Director del Secretariado de la Subcomisión Episcopal de Universidades.

D. Manuel Díaz Sánchez, laico de la diócesis de Córdoba, Presidente del "Movimiento General Hermandad Obrera de Acción Católica" (HOAC).

D. Salvador Palomares Bosch, laico de la archidiócesis de Valencia, Presidente General de la "Federació d´Escoltisme Valenciá".

Dª. Beatriz Guijarro Pascual, laica de la diócesis de Alcalá de Henares,  Secretaria general de la "Federación de Movimientos de Acción Católica". Se trata de reelección.

Dª. Araceli Cavero Pérez, laica de la diócesis de Huesca, Presidenta General del Movimiento de la "Acción Católica General de Adultos" (ACGA). Es también reelección.

Dª. Lidia Carrasco Tenorio, laica de la archidiócesis de Sevilla, Presidenta General del "Movimiento de Jóvenes de Acción Católica".

D. Fabio Almeida Rebollo, laico de la archidiócesis de Mérida-Badajoz, Presidente General del Movimiento "Juventud Estudiante Católica" (JEC).

D. José Julio Marín Gil, sacerdote de la diócesis de Teruel y Albarracín,  Viceconsiliario General de la "Federación de Movimientos de Acción Católica Española".

D. Juan José Alarcia López, sacerdote de la archidiócesis de Burgos y miembro del Instituto Español de Misiones Extranjeras (IEME), Asesor eclesiástico de la "Obra de Cooperación Apostólica Seglar Hispanoamericana-Cristianos por el Sur" (OCASHA).

D. Agustín Hevia Vallina, sacerdote de la archidiócesis de Oviedo, Presidente de la Asociación Nacional de Archiveros de la Iglesia en España.

La Comisión Permanente ha reflexionado también sobre los últimos acontecimientos de alcance mundial y sobre algunos otros que afectan a la vida de la Iglesia y de la sociedad española y ha aprobado por unamidad el siguiente Comunicado.

COMUNICADO DE LA CLXXXVI REUNIÓN DE LA COMISIÓN PERMANENTE DE LA CONFERENCIA EPISCOPAL ESPAÑOLA.
Madrid, 18-19 de Septiembre de 2001

Madrid, 19 de septiembre de 2001

Durante los días 18  y 19 de septiembre, se ha celebrado en Madrid la CLXXXVI reunión de la Comisión Permanente de la Conferencia Episcopal Española. Al término de la misma, sus miembros, en nombre de todos los Obispos españoles, se sienten en el deber de hacer público el siguiente comunicado:

            1.- Una semana después de los terribles atentados terroristas sobre Nueva York y Washington, que han ocasionado miles de víctimas inocentes, han originado cuantiosísimos daños materiales y han conmocionado al mundo entero, los Obispos miembros de la Comisión Permanente reiteramos nuestra solidaridad y cercanía con quienes más directamente sufren las consecuencias de estos sucesos deplorables y pedimos a Dios el eterno descanso de los difuntos, la recuperación de los heridos, el consuelo y la esperanza para el pueblo de los Estados Unidos de América y la paz para todo el mundo.

Con la misma rotundidad con que hemos condenado siempre el terrorismo de ETA, condenamos estos crueles atentados, que constituyen también una gravísima ofensa a Dios, una violación de los derechos fundamentales a la vida, a la seguridad y la libertad de las personas y de los pueblos y degradan a quienes los cometen, proyectan o encubren. El terrorismo, en cualquiera de sus formas, lugares y expresiones, no tiene jamás justificación ni es camino para la consecución de fin alguno. Sólo la conversión de los corazones, el trabajo y el compromiso por la justicia y por la paz y la solidaridad entre los pueblos podrán conducirnos a una nueva civilización, más justa y fraterna, la civilización del amor.

Los miembros de la Comisión Permanente hacemos una llamada a la prudencia, a la responsabilidad y a la mesura en las medidas que obligadamente habrán de tomar los responsables de las naciones, en el ejercicio del derecho a la legítima defensa, para restablecer la justicia violada, erradicar la lacra del terrorismo en todos sus niveles y manifestaciones, neutralizar a los violentos, prevenir futuras acciones de esta naturaleza y atajar las causas de la injusticia y de la violencia.

En comunión con el Papa Juan Pablo II, invitamos a todos a "no ceder a la tentación del odio y de la violencia" y con él pedimos al Señor para los responsables de las naciones "que no se dejen dominar por el odio y por el espíritu de venganza, hagan todo lo posible por evitar que las armas de destrucción siembren nuevo odio y nueva muerte y se esfuercen por iluminar la oscuridad de las vicisitudes humanas con obras de paz".

            2.- Ante la magnitud y transcendencia de esta tragedia y de sus posibles consecuencias, quedan en un segundo término otros acontecimientos y hechos de la vida de nuestra Iglesia y de la sociedad en España, que, sin embargo, no dejan de tener su importancia y que nos han producido gran dolor.

Nos referimos, en primer lugar, a la agria y continuada polémica surgida a raíz de la no propuesta de tres profesoras de Religión y Moral Católica para el presente curso académico. La Comisión Episcopal de Enseñanza ha informado ampliamente sobre estos hechos y ha dado a conocer la doctrina de la Iglesia al respecto y cuanto preceptúa la legalidad vigente.

Ante todo, agradecemos y valoramos el trabajo y la dedicación de los 18.500 profesores de Religión y Moral Católica en la Escuela Pública y de otros tantos en la Escuela de iniciativa social. Los últimos acontecimientos y las falsas imputaciones que se han hecho no nos hacen olvidar su excelente contribución a la formación integral de los niños y jóvenes y su ejemplar espíritu cristiano, interés, profesionalidad y dedicación, vivida a veces en circunstancias nada fáciles. La sociedad española y la Iglesia deben mucho a estos profesores.

Los Obispos miembros de la Comisión Permanente de la Conferencia Episcopal Española, al hacer nuestros los pronunciamientos de la Comisión Episcopal de Enseñanza, estimamos que la no propuesta por parte del Obispo de un profesor de Religión y Moral Católica, cuando éste, por razones graves, no es considerado idóneo, se ajusta al derecho vigente, incluso el comunitario, responde a lo acordado por las más altas instancias de la Iglesia y del Estado, es concorde con la praxis que en esta materia rige en otros países de la Unión Europea y, sobre todo, es consecuencia del derecho a la libertad religiosa y del derecho de los padres a la educación religiosa y moral de sus hijos, tal como lo reconoce y establece la Constitución Española.

Ambos son derechos fundamentales de la persona y su ejercicio ha de ser garantizado por el Estado. La Iglesia cumple con la obligación de velar por este ejercicio, asumiendo su responsabilidad en la programación de la asignatura de Religión y Moral Católica y en la declaración de la idoneidad de los profesores. Dada la especial naturaleza de esta asignatura, se exige de quienes la imparten, además de la profesionalidad, el testimonio de su vida cristiana.

Seguimos considerando como una fórmula válida, siempre susceptible de mejora, la regulación del derecho a la enseñanza de la Religión y Moral Católica y de su profesorado por medio de esta asignatura en los centros de titularidad pública.

            3.-  Es obligado también referirnos al doloroso asunto de la intervención de la agencia de valores Gescartera, en la que se han visto implicadas contadas instituciones eclesiásticas, y al consiguiente y amplísimo eco en la opinión pública, que, con frecuencia, ha convertido a las víctimas del fraude en culpables.

Los Obispos miembros de la Comisión Permanente de la Conferencia Episcopal Española deploramos toda operación especulativa que conduzca a la estafa, al enriquecimiento injusto y al perjuicio económico de quienes depositan su confianza en las instituciones financieras. Apelamos a quienes tienen la responsabilidad de velar por el correcto y justo funcionamiento de las entidades de inversión.

Reiteramos que la Conferencia Episcopal Española no ha tenido nunca relación con Gescartera ni ha depositado en ella dinero alguno; menos aún, fondos provenientes de la asignación tributaria y de la dotación presupuestaria.

Algunas instituciones de la Iglesia, en el uso legítimo de su derecho y responsabilidad, han invertido parte de sus recursos en la citada agencia, que hasta hace unas semanas era plenamente legal. Debemos recordar que dichas instituciones eclesiásticas gozan de autonomía en la administración de sus bienes y han dado cumplida información al respecto. A ella nos remitimos

En las más diversas circunstancias, las entidades de la Iglesia han dado pruebas de una recta administración de los bienes que se les han encomendado para que cumplan una determinada finalidad. Los criterios han sido siempre la responsabilidad y la prudencia. Una vez más queremos recordar que tales entidades tienen el deber y el derecho a invertir convenientemente los bienes que reciben de los fieles y procurar que no se devalúen, para garantizar el cumplimiento de los fines que los propios fieles determinan en sus donaciones. Para ello, habrán de servirse de profesionales competentes y honrados.

Damos gracias a Dios porque una gran mayoría de los miembros de nuestra Iglesia siguen confiando en ella y continúan ayudándola con gran generosidad para que pueda sostener a sus ministros, el ejercicio del culto y del apostolado y el servicio a los pobres. Esta es la base fundamental de su sostenimiento y un signo evidente de la Providencia de Dios para con su Iglesia.

 

 

 

Madrid, 17 de septiembre de 2001

                                MAÑANA, MARTES, DÍA 18 DE SEPTIEMBRE, COMIENZA
                        LA CLXXXVI REUNIÓN DE LA COMISIÓN PERMANENTE DE LA CEE

Los Obispos estudiarán el próximo
Plan de acción pastoral de la CEE

La Comisión Permanente de la Conferencia Episcopal Española (CEE) iniciará su CLXXXVI reunión el martes, día 18 de septiembre a las 11 horas, para concluir sus trabajos, en principio, en la mañana del jueves, día 20.

Orden del día

La preparación de los Presupuestos de la CEE y  del Fondo Común Interdiocesano para el año 2002 será uno de los principales puntos del orden del día de la presente reunión. La aprobación de dichos Presupuestos y de los criterios de constitución y distribución del Fondo Común Interdiocesano es competencia de la Asamblea Plenaria de la CEE.

Los Obispos miembros de la Comisión Permanente proseguirán asimismo con el estudio y debate del borrador del Plan de acción pastoral de la CEE para los próximos años.

El estudio del borrador de documento titulado "Estatutos por los que se regula el catecumenado en la Iglesia en España" y sendos informes sobre la presencia y pastoral de la Iglesia en las Comunicaciones Sociales y sobre los Institutos Superiores de Ciencias Religiosas son otros de los temas del orden del día de esta Comisión Permanente, que efectuará igualmente una serie de nombramientos y recibirá los preceptivos informes del Cardenal Presidente, del Obispo Secretario y de los Presidentes de las distintas Comisiones Episcopales.

Por su parte, Mons. Elías Yanes, representante de la CEE en la Comisión de Episcopados de los países de la Unión Europea (COMECE) introducirá el diálogo sobre el tema titulado "Participación de la Iglesia en el proceso de reforma de las instituciones de la Unión Europea". Dicho tema está siendo también estudiado por otros episcopados de la Unión Europea. 

 

S.E.R. Mons. Joseph Anthony Fiorenza
Obispo de Galveston-Houston
President of the National Conference of Catholic Bishops
3211 Fourth Street, N. E.
20017-1194 WASHINGTON DC

ESTADOS UNIDOS DE AMÉRICA

Querido hermano:

Los pastores de la Iglesia en España estamos siguiendo con vivísima emoción y consternación las terribles noticias que nos llegan de los Estados Unidos de América.

Sentimos hasta lo más hondo del alma las muertes de tantísimas personas inocentes y condenamos en nombre de Dios y del Evangelio los atentados terroristas, cualesquiera que sean sus autores y fines, que han causado tanta desolación y dolor en su país y en el mundo entero.

Nos sentimos fraternalmente unidos a los pastores y fieles de la Iglesia Católica en los Estados Unidos y a todos los hombres y mujeres de buena voluntad que lloran por esta tragedia.

Le manifestamos nuestra condolencia, cercanía y solidaridad. Encomendamos a Dios el eterno descanso de las víctimas. Pedimos también al Señor el consuelo para todos los que se han visto afectados por los sucesivos atentados. Rogamos por fin al Dios de la Paz que esta violencia homicida cese y no genere nuevas violencias.

Al mismo tiempo que rogamos a las comunidades cristianas de la Iglesia en España que se unan a nuestra oración, aprovecho esta triste circunstancia para manifestar a V. E., en nombre de todos los Obispos españoles, nuestra comunión afectuosa y fraterna.

@ Antonio Mª Rouco Varela
Cardenal Arzobispo de Madrid
Presidente de la Conferencia Episcopal Española

 

Jornada Mariana de la Familia, en Torreciudad


MADRID, 7 septiembre 2001 - El Santuario de Torreciudad organizará el próximo sábado 15 de septiembre la XIII Jornada Mariana de la Familia, con el fin de poner bajo el patrocinio de la Virgen los hogares cristianos.

Este año se pretende, además, preparar la celebración del Centenario del nacimiento del Beato Josemaría Escrivá de Balaguer (Barbastro, 9 de enero de 1902-Roma, 26 de junio de 1975), bajo cuyo impulso espiritual se construyó el santuario.

La Jornada estará presidida por monseñor Francisco Álvarez Martínez, Cardenal Primado y Arzobispo de Toledo

El programa de actos previsto incluye una Oración de las familias, a las 12,00 horas, seguida de ofrendas de flores y Misa, a las 12.30 horas, cantada por la Coral de padres del Colegio El Vedat, Valencia. Por la tarde, junto a actuaciones de las familias, habrá rezo del Rosario y Exposición Solemne del Santísimo.
ZS01090712

El Salón europeo religioso da cita en Madrid para el mes de octubre
Participarán más de cien expositores y recibirá al menos 10 mil visitas

MADRID, 30 julio 2001 - Del 27 al 30 de octubre, la actual creatividad del arte religioso español quedará recogida en el Salón Europeo de Liturgia, Imaginería y Patrimonio EKUMENE 2001, que se celebrará en el Recinto Ferial de la Casa de Campo de Madrid.

Por tercer año consecutivo, la iniciativa volverá a congregar a cerca de cien expositores y a diez mil apasionados visitantes.

Profesionales de la orfebrería, mosaicos, vidrieras, ornamentos litúrgicos, sagrarios, música, órganos, editoriales católicas, campanas, iconos y belenes ocuparán los casi 8.000 metros cuadrados de exposición.

El Salón, que desde su primera edición celebrada en diciembre de 1999 cuenta con el asesoramiento del Arzobispado de Madrid, no ha cesado de crecer en superficie de exposición y variedad de contenidos.

En esta edición la Liturgia recibirá la atención de la organización en forma de un ciclo de conferencias y conciertos de música sacra, en horario paralelo. Tendrá lugar también dos exposiciones, una dedicada al Patrimonio Eclesiástico y otra al Arte Cofrade.

Un retablo perdido
La fabulosa catedral de Sigüenza (España), escondía hasta hace unas semanas un tesoro que ahora ha salido a la luz. Tras un retablo moderno, otro de hace varios siglos y de incalculable valor permanecía oculto. La empresa de restauración Kalam lo descubrió recientemente en el transcurso de unos trabajos en la catedral. Por primera vez en 70 años, el antiguo retablo verá la luz en EKUMENE 2001.

Curiosidades
Algunos expositores ofrecerán productos verdaderamente originales para parroquias e iglesias. Para contrarrestar el frío de algunos templos, estará disponible un innovador sistema de calefacción que se instala bajo los bancos y unas alfombras que desprenden calor.

Para poder seguir los cantos en la misa, se presenta también un «Karaoke» que proyecta las letras de las canciones en la pared de la iglesia.

Aún está abierto el plazo de inscripción para expositores, y se puede encontrar más información en la página  o llamando al teléfono de Madrid 91 543 17 02.
ZS01073002

Contraportada

25 de julio: fiesta de nuestro Patrono, Santiago Apóstol

Intercesor y valedor, de España y de Europa

D

esde los comienzos del culto al apóstol Santiago, éste es invocado como cabeza y protector de España. La inseguridad en que vi-vían

en esa época, por las continuas incursiones de los ejércitos musulmanes, fomentó esta búsqueda de ayuda en el apóstol. Por

otra parte, el que no se destruyera su sepulcro en la invasión de Almanzor, en el año 997, acrecentó la devoción de los fieles y la con-fianza

en el poder de su ayuda. De aquí surgiría el voto de Santiago, que en el siglo XII se presenta como el voto hecho por el rey Ra-miro

al Apóstol en la batalla del Clavijo (834), vencida con la protección de Santiago, difundiéndose su devoción cada vez más. Era

frecuente oír proclamar a los peregrinos: Oh cuán bienaventurados son los que tienen ante Dios tal intercesor y valedor. Aunque el

patronazgo de Santiago se discutió en el algún momento de nuestra historia, sin embargo, al final prevaleció.

Como ya hemos insinuado, el aumento de multitudes en la catedral de Santiago de Compostela fue una constante a lo largo del siglo

que acaba de concluir, pero en la segunda mitad, a partir del pontificado del cardenal Quiroga Palacios, el número de peregrinos creció

significativamente, sobre todo en los Años Santos. Muchos días, la catedral, casa del señor Santiago, resulta pequeña para albergarlos.

Sin embargo, lo más notable de estas últimas décadas ha sido la multiplicación de los peregrinos que emprenden la peregrinación

a la antigua usanza. Esto ha obligado a las autoridades civiles a reparar el viejo Camino, ya abandonado, construyendo de nuevo los

trozos que habían sido absorbidos por las modernas carreteras y, además, a crear una serie de albergues.

No podemos concluir sin hacer mención a uno de los discursos más memorables de Juan Pablo II, con el que concluyó su visita pas-toral

a España, el 9 de noviembre de 1982. Eligió la catedral compostelana para dirigir a Europa un llamamiento singular:

…Yo, Juan Pablo, hijo de la nación polaca, que se ha considerado siempre europea, por sus orígenes, tradiciones, cultura y relaciones

vitales; eslava entre los latinos y latina entre los eslavos. Yo, sucesor de Pedro en la sede de Roma, una sede que Cristo quiso colo-car

en Europa y que ama por su esfuerzo en la difusión del cristianismo en todo el mundo. Yo, obispo de Roma y pastor de la Iglesia

universal, desde Santiago, te lanzo, vieja Europa, un grito lleno de amor: Vuelve a encontrarte. Sé tú misma. Descubre tus orígenes.

Aviva tus raíces. Revive aquellos valores auténticos que hicieron gloriosa y benéfica tu presencia en los demás continentes. Recons-truye

tu unidad espiritual, en un clima de pleno respeto a las otras religiones y a las genuinas libertades. Da al César lo que es del

César, y a Dios lo que es de Dios. No te enorgullezcas por tus conquistas hasta olvidar sus posibles consecuencias negativas. No te

deprimas por la pérdida cuantitativa de tu grandeza en el mundo, o por las crisis sociales y culturales que te afectan ahora. Tú pue-des

ser todavía faro de civilización y estímulo de progreso para el mundo. Los demás continentes te miran y esperan también de ti la

misma respuesta que Santiago dio a Cristo: «Lo puedo».

Este llamamiento forma parte de un largo discurso, que lleva dentro el sello personal del Pontífice y condensa su pensamiento so-bre

Europa. Es significativo que eligiese Santiago para pronunciarlo. Quizás Santiago esté llamado de nuevo a ser un faro de luz en

Europa y en Iberoamérica, donde 690 localidades han heredado su nombre. Aquí, en la casa del señor Santiago, el peregrino en-cuentra

un ámbito de reflexión sobre nuestra fe, buscando conectar de nuevo con los orígenes apostólicos de nuestra tradición cristiana.

+ Julián Barrio Barrio

Arzobispo de Santiago

de Compostela

en Nuevo Año Cristiano

(Ed. Edibesa)

Buen apóstol Sant Yago...

Las manos inculcadas en oración, perdida

la mirada en el cielo, la voz adolorida,

clama así el peregrino de la barba florida:

¡Señor, no puedo más! Me ha punzado el dolor

del camino, he sentido la garra del terror

y del sueño y del hambre…¡No puedo más, Señor!

¡Buen apóstol Sant Yago, escucha mis gemidos!

Mira mi pecho roto, mis músculos transidos,

mi cara abotargada, mis pies empedernidos…

Tengo sed y cansancio, me aniquila el dolor

del camino sin rumbo; me agarrota el pavor;

no se cierran mis párpados… ¡No puedo más, Señor!

Alejandro Casona

 

En portada

Polémica por el intento de coacción de la Junta de Andalucía a los farmacéuticos

Píldora del día después y objeción de conciencia

La invocación a la objeción de conciencia por parte de los farmacéuticos del sur de España ante la medida de la Junta de

Andalucía de incluir la píldora del día siguiente en los servicios públicos sanitarios ha originado una polémica que vuelve a

poner de relieve las dificultades a que se enfrentan los profesionales sanitarios en cuestiones de bioética, tanto en España

como en el resto del mundo. No sólo las cuestiones de bioética afectan a la conciencia, hoy, en España; otros muchos

contenciosos económicos, políticos, socio-culturales, exigen una nítida, coherente y valiente fidelidad a la conciencia

Inma Álvarez

E

l pasado marzo, tras muchos meses de presión por parte de los partidos de izquierda en el Parlamento, la Agencia Española del Me-dicamento

autorizaba la comercialización de la llamada píldora del día siguiente, un combinado de un tipo de progesterona lla-mado

levonorgestrel comercializado por dos firmas, Alcalá Farma y Schering. Se trata de un contraceptivo de emergencia que tiene

efecto sólo si es administrado antes de la implantación del embrión; no hay que confundirlo con la RU-486, que es claramente abor-tiva

y que provoca la expulsión del feto ya implantado.

Pocos días después, algunos Gobiernos regionales anunciaron la inclusión de este fármaco en el servicio público sanitario, de

modo que fuese obligatoria su dispensa en las farmacias con receta médica. Algunas asociaciones de farmacéuticos, especialmente en

Andalucía, alegando que se trata de una píldora abortiva, reivindicaron su derecho a la objeción de conciencia para no venderla. La

reacción fue inmediata: don Francisco Vallejo, Consejero de Salud, de la Junta de Andalucía, ha amenazado con sanciones máximas

a las farmacias que se nieguen a vender la píldora. Según la Ley del Medicamento, la negativa a vender un medicamento sin causa jus-tificada

(art. 108.2.b.15) es considerada como falta grave, y la reincidencia en la negativa, como falta muy grave. La obligación alcanza

sólo a los medicamentos, no a los productos sanitarios (de ahí que un farmacéutico pueda perfectamente negarse a despachar preser-vativos

o DIUs, ya que no infringe ninguna norma). El problema se plantea al haber incluído la píldora en la red sanitaria: en el mo-mento

en que un médico receta un fármaco, un farmacéutico no puede, en principio, negarse a venderlo al paciente, porque intervendría

en un acto médico perjudicando al enfermo.

La cuestión a dilucidar es, por tanto, si existe, en el caso de la píldora del día después, causa justificada o no que admita la objeción

de conciencia del farmacéutico.

¿Es abortiva la píldora?

Recuerdan los profesores Vicente Bellver y Pedro Talavera, titulares de Filosofía del Derecho de la Universidad de Valencia, en un

artículo publicado en el boletín Provida Press, que el mecanismo de acción de la píldora es triple, dependiendo del momento del ci-clo

en el que la mujer se encuentre: inhibe la ovulación si todavía no se ha producido, al principio del ciclo; impide la fusión de óvu-lo

y espermatozoide si la ovulación se ha producido pero no ha sucedido aún la concepción; e impide la implantación en el útero si la

concepción se ha producido, pero el cigoto no ha completado aún su recorrido hacia el útero. Es en este tercer caso cuando el efecto

es un aborto preimplantatorio. Así argumentan ambos profesores al afirmar que resulta completamente improcedente que la píldora

del día siguiente reciba el nombre de píldora anticonceptiva postcoital o de emergencia. Ciertamente, en algunos casos actúa como

anticonceptiva pero, en otros, lo hace impidiendo la implantación del cigoto ya concebido, y ese efecto es, sin duda, abortifaciente.

El tercer supuesto de actuación de la píldora, ¿es una excepción o un efecto no deseado de su funcionamiento? O dicho de otra ma-nera,

¿cuál de los tres supuestos de actuación de la píldora es el que sucede con mayor frecuencia? El doctor Justo Aznar, Jefe del de-partamento

de Biopatología Clínica del Hospital La Fe, de Valencia, afirma para Provida Press que, de entre los pocos trabajos cien-tíficos

serios que existen sobre el tema, hubo tres realizados con mujeres a las que se aplicaba el método de Yuzpe (fármaco muy si-milar

en su composición a la Norlevo, nombre comercial de la píldora del día siguiente en España: el método de Yuzpe contiene 100

ug (unidades por gramo) de etinilestradial y 500 ug de levonorgestrel, mientras que la Norlevo contiene 750 ug de levonorgestrel).

En los tres trabajos se comprueba que la píldora actúa como anticonceptivo (inhibiendo la ovulación o la concepción) sólo en el

27%, 33% y 21% de los casos. Es decir, en conjunto se puede afirmar que más del 75% de las veces la píldora evita el embarazo por

un mecanismo antiimplantatorio y, por tanto, abortivo. Más aún, dado que los estudios comentados se realizaron utilizando como con-tracepción

de emergencia el método de Yuzpe, y en nuestro país se utiliza el Norlevo, que sólo contiene progesterona, el efecto ano-vulatorio

aún es menor, por lo que razonablemente se puede decir que no menos de un 85% de las veces (incluso este porcentaje pue-de

ser mayor), la píldora del día siguiente actúa por un mecanismo antiimplantatorio, es decir, por un mecanismo abortivo.

Sin embargo, la razón aducida por los partidarios del uso de la píldora es que no es abortiva, porque por aborto se entiende interrupción

del embarazo, y el embarazo, según la OMS, comienza con la implantación y no con la concepción. El profesor Talavera afirma al res-pecto

que el razonamiento sobre si hay o no embarazo antes de la implantación es completamente aleatorio y convencional, y desvía

la atención del objeto principal de la controversia, que es si existe o no vida humana en el embrión antes de su implantación en el úte-ro.

Ése es el criterio último que, más allá de toda semántica, determina realmente la existencia o no de un aborto y enerva la protección

del art. 15 de la Constitución sobre el «nasciturus». A estas alturas resulta bastante claro que se trata de un proceso unitario que co-mienza

con la fusión de los gametos y que recorre diversas fases, entre ellas la de implantación, sin soluciones de continuidad, has-ta

el nacimiento. El propio Tribunal Constitucional, en la sentencia 53/1985, avala esta interpretación. En definitiva, la vida huma-na

aparece con la concepción y lo más razonable sería hablar de embarazo a partir de ese momento. Pero, aunque se quisiera reservar

esa noción para el momento de la implantación, lo que no puede obviarse en ningún caso es que esa vida humana existe y que se tra-ta

de un bien constitucionalmente protegido. Por tanto, parece claro que la píldora actúa en algunos casos como anticonceptiva

pero, en otros, lo hace impidiendo la implantación, y ese efecto es, sin duda, abortifaciente.

Según el razonamiento expuesto, el siguiente paso es determinar si en el caso del aborto puede aplicarse la objeción de conciencia.

El aborto no es un derecho

Desde el punto de vista meramente técnico del Derecho, como recuerda el doctor en Farmacia don José López Guzmán, profesor del De-partamento

de Bioética de la Universidad de Navarra, en principio no hay por qué aplicar la objeción de conciencia ante un aborto, ya que en la

legislación sigue siendo tipificado como delito despenalizado en ciertos supuestos. Bastaría con que el personal sanitario se negara a participar

alegando su negativa colaborar en un delito. Sin embargo –recuerda el profesor–, el posterior Real Decreto 2409/1986 sobre centros acredita-dos

y dictámenes preceptivos para la práctica legal de la interrupción del embarazo, convierte aquellas conductas despenalizadas en auténti-cos

derechos subjetivos de la embarazada, ya que establece que los médicos tienen unas obligaciones de dictamen previas al aborto y naturalmente

de la práctica del mismo, que son obligaciones derivadas de su contrato o de su condición de funcionarios. Es decir, que la obligación del mé-dico

de practicar un aborto no vendría de un derecho de la mujer a abortar, sino de su contrato laboral con el hospital, clínica o centro sanitario

en que trabaja. En tal caso, sí existe un derecho a la objeción de conciencia, que la ley extiende a todo el personal sanitario implicado, sea mé-dico,

enfermero, etc., como afirma la sentencia 53/1985 del Tribunal Constitucional, con independencia de que se haya dictado o no, ya que se

refiere a la libertad de conciencia, que es un derecho fundamental recogido en el artículo 16.1 de la Constitución.

La cuestión es si el farmacéutico, que generalmente no trabaja en un centro sanitario, sino en una farmacia particular, puede aco-gerse

o no a este mismo derecho.

¿Es el farmacéutico un mero vendedor de medicamentos, o asume una responsabilidad como parte implicada de un proceso llama-do

acto médico? Evidentemente, en el primer caso, habría que deducir que, para ser vendedor de medicamentos, no hace falta estudiar

una carrera universitaria. Efectivamente, todas las regulaciones de la profesión establecen que el farmacéutico tiene responsabilidad co-mo

profesional en la venta de un medicamento, que será sólo suya o compartida por el médico, dependiendo de si hay o no receta. Pre-cisamente

por ello, el Código de Ética y Deontología de la profesión farmacéutica, aprobado el 14 de diciembre de 2000 por la Asam-blea

de Colegios, recoge este derecho en su artículo 28: La responsabilidad y libertad personal del farmacéutico le faculta para ejer-cer

su derecho a la objeción de conciencia respetando la libertad y el derecho a la vida y a la salud del paciente. En el artículo 33 pre-vé

la protección de los objetores por parte de los Colegios: El farmacéutico podrá comunicar al Colegio de Farmacéuticos su condición

de objetor de conciencia a los efectos que considere procedentes. El Colegio le prestará el asesoramiento y la ayuda necesaria.

Hay otros mecanismos, aparte de la objeción de conciencia, que el farmacéutico puede invocar para negarse a dispensar la píldo-ra,

como recuerdan los profesores Bellver y Talavera: por un lado, la objeción de ciencia, que consiste en la capacidad del farmacéutico

de negarse a dispensar un fármaco que, según su criterio profesional, no procura la curación deseada por el paciente. Sin embargo, en

el caso de que se presente una receta, este derecho es difícilmente aplicable, ya que el criterio del médico prevalece sobre el del far-macéutico.

El segundo caso es el de la objeción de legalidad: si el aborto es un delito, aunque sea despenalizado, el farmacéutico pue-de

negarse a colaborar en él alegando dudas sobre su legalidad.

En cualquier caso, y volviendo a la objeción de conciencia, ha habido ya dos pronunciamientos de los tribunales; en uno de ellos, del Tri-bunal

Superior de Justicia de Baleares (13 de febrero de 1998), se afirma: El efecto jurídico específico que produce la objeción de conciencia

reside en exonerar al sujeto de realizar un determinado acto o conducta que, de otra suerte, tendría la obligación de efectuar. La satisfacción

del derecho fundamental, por lo tanto, comporta que no cabe exigir del profesional sanitario que por razones de conciencia objeta al abor-to

que, en el proceso de interrupción del embarazo, tenga la intervención que corresponde a su esfera de competencias propia; interven-ción

que, por hipótesis, se endereza causalmente a conseguir, sea con actos de eficacia directa, sea de colaboración finalista, según el co-metido

asignado a cada cual, el resultado que la conciencia del objetor rechaza, cual es la expulsión del feto sin vida.

Por tanto, si la Junta de Andalucía amenaza a los farmacéuticos objetores con sanciones, podrían éstos acogerse al Tribunal Cons-titucional,

por tratarse de un atentado contra la libertad de conciencia, que es uno de los derechos fundamentales de la Constitución

Española. Don Vicente Bellver opina al respecto, para Alfa y Omega, que el derecho a la objeción está suficientemente tutelado por

la Constitución y por las diferentes regulaciones profesionales. Sería extraño que la Junta de Andalucía siguiera adelante con este

asunto, ya que podría deteriorarse su imagen pública si se la acusa de lesionar un derecho fundamental tan caro a los regímenes de-mocráticos.

El conflicto podría solucionarse de forma conciliatoria, sin que el derecho de los farmacéuticos fuera lesionado.

La objeción, grave deber para los católicos

Para los profesionales católicos, la objeción de conciencia ante el aborto se convierte en un grave deber moral, como ha proclamado

en muchas ocasiones Juan Pablo II. En la encíclica Evangelium vitae, afirma: El aborto y la eutanasia son crímenes que ninguna ley

humana puede legitimar. Leyes de este tipo no sólo no crean ninguna obligación de conciencia, sino que, por el contrario, estable-cen

una grave y precisa obligación de oponerse a ellas mediante la objeción de conciencia. El rechazo a participar en la ejecución

de una injusticia no sólo es un deber moral, sino también un derecho humano fundamental. Si no fuera así, se obligaría a la perso-na

humana a realizar una acción intrínsecamente incompatible con su dignidad y, de este modo, su misma libertad, cuyo sentido y fin

auténticos residen en su orientación a la verdad y al bien, quedaría radicalmente comprometida.

Mucho más recientemente, el Pontífice volvía a abordar el tema ante el reciente congreso sobre El futuro de la Ginecología y la Obs-tetricia,

de la Federación Internacional de Médicos Católicos (FIAMC): En algunos países, los agentes sanitarios católicos tienen que

afrontar hoy el dilema de abandonar su profesión, pues el sistema sanitario les obliga a practicar abortos, esterilizaciones, eutana-sia

u otras prácticas contra la vida humana, violando así sus convicciones más fundamentales. Ante esta tensión, tenemos que recordar

que hay una vía intermedia que se abre a los agentes sanitarios católicos fieles a su conciencia. Es la vía de la objeción de concien-cia,

que debería ser respetada por todos, especialmente por los legisladores.

Precisamente en este congreso se ha puesto de manifiesto las cada vez mayores dificultades a las que se enfrentan los profesiona-les,

cuya actuación toca el ámbito del inicio de la vida. Entre los testimonios presentados, el de Robert Walley, uno de los únicos cin-co

ginecólogos ingleses que se niegan a practicar abortos, que ha debido expatriarse a Canadá para poder ejercer según su concien-cia,

es especialmente significativo. Según las conclusiones de este congreso de la FIAMC, está disminuyendo fuertemente en el

mundo la opción por especializarse en obstetricia y ginecología, o en estudios ligados a la maternidad, por parte de médicos católicos

o que se pronuncian en defensa de la vida.

Propuestas para reforzar la objeción de conciencia en torno a la píldora del día siguiente y otras

E

mplear la palabra a tiempo y a destiempo. Muchas personas de buena fe atienden a explicaciones razonadas sobre el pequeño

embrión como nuevo ser portador de un mensaje genético humano completo y expresable, que lo convierte en un homo sapiens

como nosotros. La línea editorial de muchos grandes medios de comunicación es contraria a este concepto, por lo que uno debe ex-presarse

donde pueda: boletines de asociaciones, hojas parroquiales, radios locales o… en la misma calle, que de todos es. Debería-mos

instalarnos en un clima de no pasarán y no dejar que decaiga el tema en la opinión pública.

- Los tribunales de Justicia. Con la Constitución en la mano, hay razones jurídicas más que suficientes para la protección del em-brión,

de la salud de la madre, de la juventud, del derecho de los padres a educar a sus hijos o de la objeción de conciencia de médi-cos

y farmacéuticos. Los amigos de Provida ya lo han hecho. Y es bueno que, a la suya, sigan más demandas.

- El boicoteo a todos los productos de las firmas implicadas (Alcalá Farma, Schering). Como algunos sólo atienden a razones eco-nómicas,

con respuestas económicas se combaten algunos abusos. La supuesta ilegalidad del boicoteo público se desmorona ante la pre-eminencia

de la libertad de expresión: como casi toda expresión libre, puede tener efectos económicos; de generar ésta una sanción, se cae-ría

en el absurdo de tener que pagar por emitir una opinión. Las mismas tabacaleras, que venden legalmente un producto, podrían de-mandar

a los médicos que recomendasen dejar de fumar. La libre expresión tiene unas limitaciones muy estrictas determinadas por la ley.

- El desarrollo de asociaciones. La unión hace la fuerza. La agrupación de fuerzas conlleva un valor añadido. Los contactos in-ternacionales

son especialmente enriquecedores. Donde no hay sociedad civil abundante, las familias se hallan inermes ante la pre-potencia

del Estado. Además, las asociaciones dan la cara por personas que, de presentarse aisladas, tendrían serios y continuos pro-blemas

en su ámbito laboral (por ejemplo, ginecólogos que no recetan píldoras). Es cierto que cada uno debe asumir las responsabi-lidades

que conllevan sus ideas, pero a nadie se le puede pedir que sea un héroe siempre y en todo.

- Dar un disgusto al Partido Popular. Son tantos los agravios del partido en el poder (píldoras, televisión, clase de Religión) que

no estaría de más que los católicos practicantes y gentes de buena fe nos olvidáramos de él ante las urnas, aun a riesgo de empeorar

la situación económica con un cambio de Gobierno. Una oportunidad de bajo riesgo se presenta ante las elecciones europeas. Hay en

marcha iniciativas de voto no-PP en varias provincias.

- Preguntarse por lo menos una vez al día: ¿qué hago yo por la vida?

- Los medios sobrenaturales. ¿Por qué no pedir imposibles al Cielo?

Jose María Simón Castellví

Presidente de Médicos Cristianos de Cataluña y miembro de FIAMC

Testimonio desde la frontera de la Ginecología

Tu conciencia y tu alma se rebelan

Éste es el testimonio de André Devos, ginecólogo belga y cofundador del Instituto de Planificación Familiar Natural de

Bélgica, y de su hijo Timothy, médico interno residente, presentado como comunicación libre en el Congreso El futuro de

la Ginecología y la Obstetricia, organizado por la FIAMC y celebrado recientemente en el Vaticano

E

l primer testimonio es mi propia experiencia como ginecólogo en un hospital católico, y que ilustra el primer tema de este encuentro:

el derecho fundamental a la práctica médica conforme a la propia conciencia. El segundo testimonio es de mi hijo Timothy, e ilus-tra

el segundo tema: la especialización en Obstetricia y Ginecología de acuerdo con la conciencia.

En 1998, tras la fusión entre nuestro hospital y el otro hospital católico de la ciudad de Brujas, fui inmediatamente obligado a unirme

a los otro cuatro colegas del hospital San Lucas, más grande, y a tomar parte por igual en el consorcio financiero. Gran parte de sus in-gresos

procedían de la contracepción y la esterilización quirúrgica. Me negué a unirme al consorcio, por razones morales y éticas obvias.

De acuerdo con mi conciencia, no podía aceptar una parte de esos ingresos. Fui pronto cesado, perdiendo los derechos de hospitalización

y quirurgia. Providencialmente, se me dieron todos los privilegios en nuestro plural hospital público; y aunque su director médico era ateo

convencido, he podido continuar mi trabajo médico según los principios de la Evangelium vitae hasta mi reciente jubilación.

Mi hijo más joven, Timothy, tras obtener su graduación en Medicina, quiso especializarse en ginecología, comenzando sus estudios con

confianza y gran entusiasmo, en la misma Universidad Católica de Leuven, donde se había graduado, sabiendo que los problemas éticos

y morales que tendría que afrontar irían creciendo. Tuvo que enfrentarse inmediatamente con la rutina diaria de las esterilizaciones quirúrgicas,

contracepción química, prescripción generalizada de píldoras contraceptivas y contracepción de emergencia, inserción de DIU, diagnós-tico

prenatal y tratamiento despreciativo de los métodos de planificación familiar natural. En dos meses tuvo a su cargo dos pacientes con

cuestionables abortos por prescripción médica. Le afectó muchísimo el shock moral producido sobre un joven doctor con una formación

católica, lanzado a un mundo de ambigüedad e hipocresía, un mundo, sin embargo, al que le había conducido su vocación.

Durante mucho tiempo estuvo considerando la posibilidad de un compromiso realista, en el fondo con la idea de que, si todos los

doctores jóvenes católicos se retiran, nada va a cambiar. Es la batalla entre Realpolitik y los grandes principios básicos, si se quiere uti-lizar

términos políticos. Finalmente, tras unos pocos meses, fue perfectamente claro que difícilmente podía continuar solo, ya que na-die

en su departamento mostró comprensión hacia su dilema. En ese momento la posición de un médico en prácticas es especialmente

precaria: por una parte, tienes que cumplir con las expectativas del equipo médico, de lo contrario se pone en peligro la candidatura

final; por otro lado, se está bajo una fuerte presión moral, a veces directa, pero mucho más frecuentemente indirecta.

De noche empiezas a pensar y te das cuenta de que estás envuelto en un sistema que, básicamente, desapruebas, contra el cual tu con-ciencia

y tu alma entera se rebelan. El problema ya no son excepcionales e intrincados problemas, eventualmente susceptibles de compromiso.

No. El gran problema es que la filosofía básica de los ginecólogos está a miles de kilómetros de la enseñanza moral de la Iglesia.

El otro lado de la cuestión es dónde y en qué hospital se pueden hacer prácticas al final de la carrera, siendo un perro verde por ne-garse

a asumir las prácticas generales por razones morales; la cuestión es también cómo mantener una familia, en el caso de que uno

pueda temporalmente adormecer su conciencia durante el período de prácticas.

Mi hijo es hoy residente de Medicina interna.

Cómo realizar la objeción de conciencia

L

os farmacéuticos de algunas provincias españolas, de acuerdo con el nuevo Código Deontológico de la profesión farmacéutica,

están presentando el siguiente escrito en sus Colegios profesionales correspondientes:

Al Colegio Oficial de Farmacéuticos

La denominada «píldora del día siguiente» tiene como finalidad evitar la implantación del óvulo fecundado resultante de la rea-lización

de un acto sexual que se considera que ha podido ser fértil (por no utilizar anticonceptivo, por rotura de preservativo, etc.)

La eliminación de un embrión, aunque se encuentra en fase muy temprana de su desarrollo, puede suscitar graves conflictos mo-rales

en aquellas personas que intervienen en el proceso de asesoramiento, prescripción o dispensación de los métodos postcoitales.

Éste es el caso de los farmacéuticos de Oficina de Farmacia, ya que nos podemos ver obligados a dispensar estos preparados hor-monales.

La vía lógica para proteger nuestra conciencia ante tal situación es el reconocimiento de la objeción de conciencia de los

farmacéuticos a dispensar la «píldora del día siguiente». Por ello, informo al Colegio Oficial de Farmacéuticos correspondiente que

objeto en conciencia a la dispensación de la «píldora del día siguiente» y solicito que se disponga de los medios necesarios para que

se respete mi conciencia, en virtud de lo dispuesto en el punto 33 del Código de Ética Farmacéutica y Deontología de la Profesión Far-macéutica,

aprobado por el Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos, que establece lo siguiente: «El farmacéutico

podrá comunicar al Colegio de Farmacéuticos su condición de objetor de conciencia a los efectos que considere procedentes. El Co-legio

le prestará el asesoramiento y la ayuda necesaria». (Fecha y firma)

Una vez presentado este escrito en el Colegio de Farmacéuticos correspondiente, deberá enviarse una copia sellada al Consejo Ge-neral

de Colegios Oficiales de Farmacéuticos (calle Villanueva, 11. 28001 Madrid).

Fuente: Provida Press, número 76

Don Rafael Navarro Valls habla para Alfa y Omega

La objeción de conciencia, derecho fundamental

El profesor don Rafael Navarro Valls, catedrático y Secretario General de la Universidad Complutense de Madrid, es

miembro de número de la Real Academia de Jurisprudencia y Legislación y autor de más de cien trabajos sobre Derecho

familiar, libertad religiosa y objeción de conciencia. Es el primer español que ha obtenido el Premio Arturo Carlo Jemolo, por

su libro Las objeciones de conciencia en el Derecho comparado y español. Ha mantenido esta entrevista para Alfa y Omega

I.A.

Por qué no existe regulación en España sobre la objeción de conciencia, más que en el caso del servicio militar?

Cuando se promulga la Constitución de 1978, la única objeción de conciencia con entidad que se planteaba en España era la rela-tiva

al servicio militar. La ley del aborto no se había promulgado, los problemas de conciencia relacionados con la bioética todavía no

habían estallado, la negativa por razones éticas a formar parte de un jurado solamente podían vislumbrarse, la objeción de concien-cia

fiscal a pagar impuestos destinados a actividades militares o a trabajar en días considerados festivos por la propia religión eran cues-tiones

sin clara trascendencia práctica. Algo similar acontecía con la objeción de conciencia a recibir determinados tratamientos mé-dicos

o a cumplir las disposiciones sobre escolarización obligatoria, etc. De ahí que la Constitución explícitamente sólo se refiriera,

en su art. 30, a la objeción de conciencia al servicio militar. Sin embargo, a partir de los años 80, se produce lo que suelo llamar un big-bang

jurídico, que expande de modo masivo los conflictos conciencia contra ley.

Por eso, el Tribunal Constitucional –tomando ocasión de un recurso planteado contra la ley de aborto– hizo notar que no era es-trictamente

necesaria una regulación de la objeción de conciencia para que ésta fuera protegida en cuestiones distintas a la clásica so-bre

el servicio militar. Concretamente, en su sentencia de 11 de abril de 1985 señalaba: Por lo que se refiere al derecho a la objeción

de conciencia..., existe y puede ser ejercido con independencia de que se haya dictado o no tal regulación. La objeción de concien-cia

forma parte del contenido del derecho fundamental a la libertad ideológica y religiosa reconocido en el art. 16.1 C.E y, como es-te

Tribunal ha indicado en diversas ocasiones, la Constitución es directamente aplicable, especialmente en materia de derechos

fundamentales. Esta sentencia es una verdadera carta magna de la objeción de conciencia en España, que ya se ha aplicado al caso del

aborto y a otros supuestos no regulados explícitamente. Como el propio Tribunal Constitucional ha reiterado, la objeción de conciencia

es un verdadero derecho constitucional, esté o no regulado en leyes positivas.

¿Cómo debería regularse la objeción de conciencia? ¿En qué casos puede aplicarse y en cuáles no?

No toda pretensión de objeción de conciencia obligatoriamente ha de ser acogida por el legislador. En la tensión entre libertad per-sonal

y poder jurídico estatal, el equilibrio cederá normalmente a favor de la conciencia en el caso de conductas abstencionistas; es de-cir,

aquellas que implican un no hacer frente al deber impuesto en la norma. Aquí se encuadran, por ejemplo, las objeciones de con-ciencia

al servicio militar, al aborto, a prestar juramento contra la propia conciencia, a formar parte de un jurado, etc., que han sido es-pecialmente

tuteladas por los ordenamientos jurídicos. Sin embargo, los comportamientos activos ofrecen un nivel de peligrosidad so-cial

mayor. De ahí que su protección jurídica esté subordinada a que esas conductas individuales no resulten destructivas para la

sociedad. Un ejemplo creo que aclarará lo que digo. El Tribunal Supremo norteamericano dictaminó, no hace mucho, que el interés

de los Estados en la represión del uso de drogas exige limitar la pretensión de conciencia de determinadas sectas de utilizarlas en ac-tos

de culto. Declaró así improcedente la reclamación de la Native American Church (una secta que impone el deber a sus adeptos de

consumir peyote, una droga blanda) contra la legislación de Ohio que prohibe el consumo de drogas.

Cómo realizar la objeción de conciencia

L

os farmacéuticos de algunas provincias españolas, de acuerdo con el nuevo Código Deontológico de la profesión farmacéutica,

están presentando el siguiente escrito en sus Colegios profesionales correspondientes:

Al Colegio Oficial de Farmacéuticos

La denominada «píldora del día siguiente» tiene como finalidad evitar la implantación del óvulo fecundado resultante de la rea-lización

de un acto sexual que se considera que ha podido ser fértil (por no utilizar anticonceptivo, por rotura de preservativo, etc.)

La eliminación de un embrión, aunque se encuentra en fase muy temprana de su desarrollo, puede suscitar graves conflictos mo-rales

en aquellas personas que intervienen en el proceso de asesoramiento, prescripción o dispensación de los métodos postcoitales.

Éste es el caso de los farmacéuticos de Oficina de Farmacia, ya que nos podemos ver obligados a dispensar estos preparados hor-monales.

La vía lógica para proteger nuestra conciencia ante tal situación es el reconocimiento de la objeción de conciencia de los

farmacéuticos a dispensar la «píldora del día siguiente». Por ello, informo al Colegio Oficial de Farmacéuticos correspondiente que

objeto en conciencia a la dispensación de la «píldora del día siguiente» y solicito que se disponga de los medios necesarios para que

se respete mi conciencia, en virtud de lo dispuesto en el punto 33 del Código de Ética Farmacéutica y Deontología de la Profesión Far-macéutica,

aprobado por el Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos, que establece lo siguiente: «El farmacéutico

podrá comunicar al Colegio de Farmacéuticos su condición de objetor de conciencia a los efectos que considere procedentes. El Co-legio

le prestará el asesoramiento y la ayuda necesaria». (Fecha y firma)

Una vez presentado este escrito en el Colegio de Farmacéuticos correspondiente, deberá enviarse una copia sellada al Consejo Ge-neral

de Colegios Oficiales de Farmacéuticos (calle Villanueva, 11. 28001 Madrid).

Fuente: Provida Press, número 76

Don Rafael Navarro Valls habla para Alfa y Omega

La objeción de conciencia, derecho fundamental

El profesor don Rafael Navarro Valls, catedrático y Secretario General de la Universidad Complutense de Madrid, es

miembro de número de la Real Academia de Jurisprudencia y Legislación y autor de más de cien trabajos sobre Derecho

familiar, libertad religiosa y objeción de conciencia. Es el primer español que ha obtenido el Premio Arturo Carlo Jemolo, por

su libro Las objeciones de conciencia en el Derecho comparado y español. Ha mantenido esta entrevista para Alfa y Omega

I.A.

Por qué no existe regulación en España sobre la objeción de conciencia, más que en el caso del servicio militar?

Cuando se promulga la Constitución de 1978, la única objeción de conciencia con entidad que se planteaba en España era la rela-tiva

al servicio militar. La ley del aborto no se había promulgado, los problemas de conciencia relacionados con la bioética todavía no

habían estallado, la negativa por razones éticas a formar parte de un jurado solamente podían vislumbrarse, la objeción de concien-cia

fiscal a pagar impuestos destinados a actividades militares o a trabajar en días considerados festivos por la propia religión eran cues-tiones

sin clara trascendencia práctica. Algo similar acontecía con la objeción de conciencia a recibir determinados tratamientos mé-dicos

o a cumplir las disposiciones sobre escolarización obligatoria, etc. De ahí que la Constitución explícitamente sólo se refiriera,

en su art. 30, a la objeción de conciencia al servicio militar. Sin embargo, a partir de los años 80, se produce lo que suelo llamar un big-bang

jurídico, que expande de modo masivo los conflictos conciencia contra ley.

Por eso, el Tribunal Constitucional –tomando ocasión de un recurso planteado contra la ley de aborto– hizo notar que no era es-trictamente

necesaria una regulación de la objeción de conciencia para que ésta fuera protegida en cuestiones distintas a la clásica so-bre

el servicio militar. Concretamente, en su sentencia de 11 de abril de 1985 señalaba: Por lo que se refiere al derecho a la objeción

de conciencia..., existe y puede ser ejercido con independencia de que se haya dictado o no tal regulación. La objeción de concien-cia

forma parte del contenido del derecho fundamental a la libertad ideológica y religiosa reconocido en el art. 16.1 C.E y, como es-te

Tribunal ha indicado en diversas ocasiones, la Constitución es directamente aplicable, especialmente en materia de derechos

fundamentales. Esta sentencia es una verdadera carta magna de la objeción de conciencia en España, que ya se ha aplicado al caso del

aborto y a otros supuestos no regulados explícitamente. Como el propio Tribunal Constitucional ha reiterado, la objeción de conciencia

es un verdadero derecho constitucional, esté o no regulado en leyes positivas.

¿Cómo debería regularse la objeción de conciencia? ¿En qué casos puede aplicarse y en cuáles no?

No toda pretensión de objeción de conciencia obligatoriamente ha de ser acogida por el legislador. En la tensión entre libertad per-sonal

y poder jurídico estatal, el equilibrio cederá normalmente a favor de la conciencia en el caso de conductas abstencionistas; es de-cir,

aquellas que implican un no hacer frente al deber impuesto en la norma. Aquí se encuadran, por ejemplo, las objeciones de con-ciencia

al servicio militar, al aborto, a prestar juramento contra la propia conciencia, a formar parte de un jurado, etc., que han sido es-pecialmente

tuteladas por los ordenamientos jurídicos. Sin embargo, los comportamientos activos ofrecen un nivel de peligrosidad so-cial

mayor. De ahí que su protección jurídica esté subordinada a que esas conductas individuales no resulten destructivas para la

sociedad. Un ejemplo creo que aclarará lo que digo. El Tribunal Supremo norteamericano dictaminó, no hace mucho, que el interés

de los Estados en la represión del uso de drogas exige limitar la pretensión de conciencia de determinadas sectas de utilizarlas en ac-tos

de culto. Declaró así improcedente la reclamación de la Native American Church (una secta que impone el deber a sus adeptos de

consumir peyote, una droga blanda) contra la legislación de Ohio que prohibe el consumo de drogas.

¿Cree que existe en España respeto a la libertad de conciencia en cuestiones de bioética? ¿Y a nivel mundial?

La objeción de conciencia a la que se refiere es la técnicamente denominada objeción de conciencia científica, es decir, la plante-ada

frente a determinadas actividades conectadas con la ecología o la bioética. Así, la propia Inglaterra en la que Blair ha manifesta-do

su intención de autorizar la clonación de embriones humanos, protege la libertad de conciencia del personal científico. Austria, en

su ley de reforma universitaria, concede análoga tutela a los investigadores y estudiantes en el caso de experimentaciones cuyos mé-todos

o contenidos puedan crear problemas de conciencia. Italia permite al personal sanitario declinar su participación –por fundados

o declarados motivos– en programas de investigación. En España, desde hace algún tiempo, circula por el Congreso de los Diputa-dos

un borrador de proposición de ley de objeción de conciencia en materia científica, elaborado por el Departamento Confederal de

Medio Ambiente de Comisiones Obreras. En él se atribuye el derecho de objeción de conciencia a toda persona integrada en un cen-tro

de trabajo, investigación o estudio, en actividades, cuya consecuencia suponga daño para el medio ambiente, los seres vivos o la

dignidad y los derechos fundamentales de la persona.

En el caso concreto de los farmacéuticos de Andalucía que se niegan a dispensar la píldora del día después, ¿pueden éstos

acogerse al Tribunal Constitucional? La actuación de la Junta de Andalucía que amenaza con multas a los objetores, ¿es

irregular e incluso constitutiva de delito contra la libertad de conciencia?

Aquellos autores españoles que han estudiado la objeción de conciencia farmacéutica (López Guzmán, Sieira, Bellver, Talavera,

etc.) coinciden en que, en el caso de la píldora del día siguiente o similares, los farmacéuticos pueden negarse a expenderla basándose en

razones de ciencia o de conciencia. En España, la Asamblea de Colegios de Farmacéuticos (14.XII.2000) –antes había elaborado otro la

Real Academia de Farmacia– aprobó el Código Deontológico de la profesión, que estipula: La responsabilidad y libertad personal del

farmacéutico le faculta para ejercer su derecho a la objeción de conciencia, respetando la libertad y el derecho a la vida y a la salud del

paciente. Este Código aún no está vigente, pues debe incorporarse al futuro Estatuto de la Profesión Farmacéutica. Sin embargo, la ne-gativa

de esos farmacéuticos a expender esa píldora –que en algunos supuestos tiene efectos abortivos– estaría protegida por la Consti-tución

(art. 16) y por el propio Tribunal Constitucional en la sentencia antes citada. Tenga en cuenta que la sanción que la Ley del Me-dicamento

impone al farmacéutico que se niega a dispensar un fármaco, es sólo en los casos en que no haya causa justificada. Desde lue-go,

esa expresión incluye tanto consideraciones profesionales como razones éticas o de conciencia. Una coacción sobre esas creencias –in-cluidas

las que ejerza el poder constituido– constituiría una lesión de un derecho constitucional y fundamental.

Criterios

En manos de Dios

A

unque estoy bien convencido, mi querida Margarita, de que la maldad de mi vida pasada es tal que merecería que Dios me abando-nase

del todo, ni por un momento dejaré de confiar en su inmensa bondad. Hasta ahora, su gracia santísima me ha dado fuerzas para

postergarlo todo: las riquezas, las ganancias y la misma vida, antes que prestar juramento en contra de mi conciencia; hasta ahora, ha ins-pirado

al mismo rey la suficiente benignidad para que no pasara de privarme de la libertad (y, por cierto, que con esto solo Su Majestad me

ha hecho un favor más grande, por el proyecto espiritual que de ello espero sacar para mi alma, que con todos aquellos honores y bienes de

que antes me había colmado). Por esto, espero confiadamente que la misma gracia divina continuará favoreciéndome, no permitiendo que

el rey vaya más allá, o bien dándome la fuerza necesaria para sufrir lo que sea con paciencia, con fortaleza y de buen grado.

No quiero, mi querida Margarita, desconfiar de la bondad de Dios, por más débil y frágil que me sienta. Más aún, si a causa del te-rror

y el espanto viera que estoy ya a pundo de ceder, me acordaré de san Pedro, cuando, por su poca fe, empezaba a hundirse por un

solo golpe de viento, y haré lo que él hizo. Gritaré a Cristo: Señor, sálvame. Espero que entonces Él, tendiéndome la mano, me suje-tará

y no dejará que me hunda.

Y, si permitiera que mi semejanza con Pedro fuera aún más allá, de tal modo que llegara a la caída total y a jurar y perjurar, aun en

este caso, espero que el Señor me dirija, como a Pedro, una mirada llena de misericordia y me levante de nuevo, para que vuelva a sa-lir

en defensa de la verdad y descargue así mi conciencia, y soporte con fortaleza el castigo y la vergüenza de mi anterior negación. Me

pongo totalmente en manos de Dios con absoluta esperanza y confianza. Ten, pues, buen ánimo, hija mía, y no te preocupes por mí,

sea lo que sea que me pase en este mundo. Nada puede pasarme que Dios no quiera. Y todo lo que Él quiere, por muy malo que nos

parezca, es en realidad lo mejor.

Tomás Moro

Carta a su hija desde la prisión

miércoles 20 de marzo de 2002

 



La Iglesia italiana acerca los jóvenes al Evangelio a través de la música pop


Hope Music School forma artistas católicos en los «nuevos» ritmos

El Servicio de la Pastoral Juvenil de la Conferencia Episcopal Italiana creó en 1997 Hope Music School (HMS), una escuela que ofrece la posibilidad de mejorar la creatividad, el estilo y la capacidad de jóvenes artistas, así como su humanidad, para que transmitan al mundo valores autéticos. La Iglesia quiere acercarse a los jóvenes mediante el lenguaje de la música. En la actualidad, los autores cristianos aumentan cada vez más.




Altagracia Domínguez - Madrid.-
Hope ¬ palabra inglesa que significa esperanza¬ es el nombre de la escuela de música de la Conferencia Episcopal italiana (CEI). No se trata de una academia al estilo de Operación Triunfo, no busca una posición en el mercado de la música, ni lanzar jóvenes cantantes. «Hemos elegido este nombre ¬explica a LA RAZÓN Carlo Climati, uno de los promotores de Hope Music¬ para subrayar los contenidos positivos de nuestro proyecto y evidenciar los valores en los que creemos: la paz, la fraternidad universal, el respeto por la vida».
   En definitiva, lo que se busca es, en palabras del actual director de la escuela, Paolo Giulietti «una nueva presencia cristiana en el sector de la expresión musical y de la dicografía». La iniciativa, no obstante abarca a jóvenes de distintas pertenencias sociales, culturales y religiosas.
   La música es un medio de comunicación que llega al corazón de miles de jóvenes, por este motivo «la Iglesia quiere contribuir a un uso valioso de ese intrumento. No estamos interesados en el mercado , sino en la construcción de una mejor profesionalidad en el campo musical, también a través de los valores cristianos», asegura Climati.
   En Hope Music se produce un verdadero encuentro entre «adultos» (en profesión y en humanidad) y los jóvenes, y entre los jóvenes mismos. Supone un crecimiento personal, en las competencias artísticas y en las relacionales. Docentes cualificados y técnicos participan en seminarios ¬semanales o anuales¬ y congresos para sacar lo mejor de los chicos y chicas, y desarrollar sus capacidades.
   Hope Music School, en el panorama de la música cristiana de hoy, tan floreciente en todo el mundo, y muy extendida en Italia, está pensada como un lugar de diálogo con la Iglesia, una Iglesia que ofrece profesionalidad y que, a la vez, impulsa a ser artistas ricos en humanidad.
   La CEI sigue de cerca el desarrollo de la escuela y espera que en todas las diócesis del país crezca esa sensibilidad por el lenguaje musical como instrumento de contacto entre los jóvenes y la Iglesia. La escuela se encuentra en Frascati (Roma).
   «Hope Music organiza concursos musicales, conciertos, y otras iniciativas promocionales ¬concreta Giulietti a este periódico¬. Espectáculos en los cuales se potencian los chicos de la escuela. Se han grabado además, varios CDs».
   Algunos de los ejemplos del estilo de Hope Music se apreciaron en la Jornada Mundial de la Juventud de Roma, en 2000. Ellos son los intérpretes de la canción «L Emmanuelle», himno del encuentro. A través de la música ligera, los jóvenes pueden expresar sus «esperanzas, los sueños que guardan en el bolsillo de sus jeans, las espectativas ante la vida, y el sentido de la existencia», opinan los organizadores.
   La música cristiana está experimentando un crecimiento considerable. Existen decenas de grupos y cantautores que hablan de Dios en sus canciones, y en el caso del italiano Roberto Bignoli ¬ganador del premio «Unity Awards» de EEUU promovido por la Unión Católica de Música¬ el artista habla de su conversión. Todo un boom musical, que como ya les ofrecimos en anteriores artículos, cuenta en España con el cura rockero Joan Enric Reverte.

 

*********

noticias iglesia católica españa

Juan Pablo II afronta la relación entre libertad teológica y Magisterio
Encuentro con la Academia Pontificia de Teología

CIUDAD DEL VATICANO, 18 febrero 2002 .- La libertad de investigación del teólogo pierde su objetivo final cuando se sale de la «comunión de la Iglesia», afirmó este sábado Juan Pablo II al encontrarse con los miembros de la Academia Pontificia de Teología.

En el encuentro con 42 académicos, el pontífice recordó el principio fundamental que orienta la relación entre los teólogos y la comunidad cristiana: «Cuando se trata de la comunión en la fe, se impone el principio de la unidad en la verdad; cuando se trata de divergencias de opiniones, vale el principio de la unidad en la caridad».

«La comunión eclesial, en vez de ser un límite, es en realidad el lugar que vivifica la reflexión teológica, apoyando su audacia y premiando su profecía», aclaró el pontífice.

La Academia Pontificia de Teología, que fue fundada en 1695, celebró en esta semana pasada su primer Fórum desde que en 1999 Juan Pablo II aprobara sus nuevos estatutos.

El tema del encuentro, presidido por el cardenal Paul Poupard, prefecto del Consejo Pontificio para la Cultura, fue «Jesucristo, camino, verdad y vida. Por una relectura de la "Dominus Iesus"».

Esa Declaración de la Congregación para la Doctrina de la Fe (6 de agosto de 200) recordaba el carácter único y universal de la salvación traída por Cristo a través de su Iglesia.

«La libre investigación del teólogo se ejerce, de hecho, dentro de la fe y de la comunión de la Iglesia --explicó el sumo pontífice--. En la Iglesia, sal de la tierra y luz del mundo, la reflexión teológica desempeña su tarea de responder a la voluntad salvífica universal de Dios, quien quiere que "todos los hombres se salven y lleguen al conocimiento de la verdad" (1 Tm 2,4)».

«De este modo, la ciencia teológica, al tener una comprensión cada vez más profunda de la verdad revelada, se convierte en un servicio a todo el Pueblo de Dios, sostiene su esperanza y refuerza su comunión», añadió.

«La adhesión a Cristo Verdad, manifestada por los teólogos en la obediencia al magisterio de la Iglesia, es una poderosa fuerza que unifica y edifica», constató el Santo Padre.

Por eso, añadió, «el teólogo católico es consciente de que el magisterio no es una realidad intrínseca a la verdad y a la fe, sino por el contrario, como elemento constitutivo de la Iglesia».

La función del magisterio de la Iglesia, explicó, consiste en ponerse «al servicio de la Palabra de verdad, que salvaguarda de desviaciones y deformaciones, garantizando al Pueblo de Dios vivir siempre en la historia guiado y sostenido por Cristo-Verdad».

«La relación entre magisterio y trabajo teológico se rige, por tanto, por el principio de armonía --concluyó el Santo Padre--. Estando ambos al servicio de la divina Revelación, ambos redescubren nuevos aspectos y profundizaciones de la verdad revelada».
ZS02021808

LXXVIII ASAMBLEA PLENARIA DE LA CONFERENCIA EPISCOPAL ESPAÑOLA
Madrid, 25 de Febrero - 1 de Marzo de 2002

COMITÉ EJECUTIVO -Trienio 2002-2005-
1. Emmo. y Rvdmo. Sr. Cardenal D. Antonio María Rouco Varela
    Arzobispo de Madrid, Presidente
2. Excmo. y Rvdmo. Sr. D. Fernando Sebastián Aguilar
    Arzobispo de Pamplona y Obispo de Tudela, Vicepresidente
3. Emmo. y Rvdmo. Sr. Cardenal D. Ricardo María Carles Gordó
    Arzobispo de Barcelona
4. Excmo. y Rvdmo. Sr. D. Elías Yanes Álvarez
    Arzobispo de Zaragoza
5. Excmo. y Rvdmo. Sr. D. Antonio Dorado Soto
    Obispo de Málaga
6. Excmo. y Rvdmo. Sr. D. Juan María Uriarte Goiricelaya
    Obispo de San Sebastián
7. Excmo. y Rvdmo. Sr. D. Juan José Asenjo Pelegrina
    Obispo Auxiliar de Toledo, Secretario General

COMISIÓN PERMANENTE -Trienio 2002-2005-
1.  Emmo. y Rvdmo. Sr. Cardenal D. Antonio Mª Rouco Varela
     Arzobispo de Madrid, Presidente
2. Excmo. y Rvdmo. Sr. D. Fernando Sebastián Aguilar
Arzobispo de Pamplona y Obispo de Tudela, Vicepresidente
3.   Emmo. y Rvdmo. Sr. Cardenal D. Ricardo Mª Carles Gordó
      Arzobispo de Barcelona
4.   Emmo. y Rvdmo. Sr. Cardenal D. Francisco Álvarez Martínez
      Arzobispo de Toledo
5.   Excmo. y Rvdmo. Sr. D. Elías Yanes Álvarez
      Arzobispo de Zaragoza, miembro del Comité Ejecutivo
6.   Excmo. y Rvdmo. Sr. D. Antonio Dorado Soto
      Obispo de Málaga, miembro del Comité Ejecutivo
7.   Excmo. y Rvdmo. Sr. D. Juan Mª Uriarte Goiricelaya
      Obispo de San Sebastián, miembro del Comité Ejecutivo
8. Excmo. y Rvdmo. Sr. D. Braulio Rodríguez Plaza,
    Obispo de Salamanca, Presidente de la C.E. de Apostolado Seglar
9.  Excmo. y Rvdmo. Sr. D. Carlos Osoro Sierra,
     Arzobispo de Oviedo, Presidente de la C.E. del Clero
10. Excmo. y Rvdmo. Sr. D. Eugenio Romero Pose,
      Obispo Auxiliar de Madrid, Presidente de la C.E. para la Doctrina de la Fe
11.  Excmo. y Rvdmo. Sr. D. Antonio Cañizares Llovera,
      Arzobispo de Granada, Presidente de la C.E. de Enseñanza y Catequesis
12. Excmo. y Rvdmo. Sr. D. Julián López Martín,
      Obispo de Ciudad Rodrigo, Presidente de la C.E. de Liturgia
13. Excmo. y Rvdmo. Sr. D. José Sánchez González,
      Obispo de Sigüenza-Guadalajara,
      Presidente de la C.E. de Medios de Comunicación Social
14. Excmo. y Rvdmo. Sr. D. Ciríaco Benavente Mateos,
      Obispo de Coria-Cáceres,
      Presidente de la C.E. de Migración
15. Excmo. y Rvdmo. Sr. D. Carlos Amigo Vallejo, Arzobispo de Sevilla
      Presidente de la C.E. de Misiones y Cooperación entre las Iglesias
16. Excmo. y Rvdmo. Sr. D. Luis Gutiérrez Martín, Obispo de Segovia
      Presidente de la C. de Obispos y Superiores Mayores
17. Excmo. y Rvdmo. Sr. D. José Vilaplana Blasco, Obispo de Santander
      Presidente de la C.E. de Pastoral
18. Excmo. y Rvdmo. Sr. D. Juan José Omella Omella,
      Obispo de Barbastro-Monzón
      Presidente de la C.E. de Pastoral Social
19. Excmo. y Rvdmo. Sr. D. Santiago García Aracil, Obispo de Jaén
     Presidente de la C.E. para el Patrimonio cultural
20. Excmo. y Rvdmo. Sr. D. Ricardo Blázquez Pérez, Obispo de Bilbao
      Presidente de la C.E. de Relaciones Interconfesionales
21. Excmo. y Rvdmo. Sr. D. Julián Barrio Barrio,
      Arzobispo de Santiago de Compostela,
Presidente de la C.E. de Seminarios y Universidades
22. Excmo. y Rvdmo. Sr. D. Agustín García-Gasco Vicente,
      Arzobispo de Valencia
      En representación de la Provincia Eclesiástica de Valencia
23. Excmo. y Rvdmo. Sr. D. Luis Martínez Sistach, Arzobispo de Tarragona
     En representación de la Provincia Eclesiástica de Tarragona
24. Excmo. y Rvdmo. Sr. D. Juan José Asenjo Pelegrina
     Obispo Auxiliar de Toledo, Secretario General

COMISIONES EPISCOPALES -Trienio 2002-2005-


       C. E. de Apostolado Seglar       
Presidente
Excmo. y Rvdmo. Sr.  D. Braulio Rodríguez Plaza, Obispo de Salamanca
Vicepresidente
Excmo. y Rvdmo. Sr. D. Juan Antonio Reig Pla, Obispo de Segorbe-Castellón
Vocales: Excmo. y Rvdmo. Sr.
       D. Javier Martínez Fernández, Obispo de Córdoba
       D. Antonio Algora Hernando, Obispo de Teruel y Albarracín
       D. Juan García-Santacruz Ortiz, Obispo de Guadix
       D. Atilano Rodríguez Martínez, Obispo Auxiliar de Oviedo
       D. Casimiro López Llorente, Obispo de Zamora
       D. Joaquín Mª López de Andújar, Obispo Auxiliar de Getafe


       C. E. del Clero       
Presidente
Excmo. y Rvdmo. Sr. D. Carlos Osoro Sierra, Arzobispo de Oviedo
Vocales: Excmo. y Rvdmo. Sr.
       D. Victorio Oliver Domingo, Obispo de Orihuela-Alicante
       D. Felipe Fernández García, Obispo de Tenerife
       D. Antonio Ceballos Atienza, Obispo de Cádiz y Ceuta
       D. Francisco Cases Andreu, Obispo de Albacete
       D. Jesús Murgui Soriano, Obispo Auxiliar de Valencia
       D. Joaquín Mª López de Andújar, Obispo Auxiliar de Getafe


       C. E. para la Doctrina de la Fe       
Presidente
Excmo. y Rvdmo. Sr. D. Eugenio Romero Pose, Obispo Auxiliar de Madrid
Vocales: Excmo. y Rvdmo. Sr.
       D. José Manuel Estepa Llaurens, Arzobispo Castrense
       D. Javier Martínez Fernández, Obispo Córdoba
       D. Juan Antonio Reig Pla, Obispo de Segorbe-Castellón
       D. Jesús Catalá Ibáñez, Obispo de Alcalá de Henares
       D. Luis Quinteiro Fiuza, Obispo Auxiliar de Santiago


       C. E. de Enseñanza y Catequesis       
Presidente
Excmo. y Rvdmo. Sr. D. Antonio Cañizares Llovera, Arzobispo de Granada
Vicepresidente
Excmo. y Rvdmo. Sr. D. Javier Salinas Viñals, Obispo de  Tortosa
Vocales: Excmo. y Rvdmo. Sr.
       D. José Manuel Estepa Llaurens, Arzobispo Castrense
       D. Manuel Ureña Pastor, Obispo de Cartagena
       D. Miguel Asurmendi Aramendía, Obispo de Vitoria
       D. Jesús E. Catalá Ibáñéz, Obispo de Alcalá de Henares
       D. Fidel Herráez Vegas, Obispo Auxiliar de Madrid
       D. César A. Franco Martínez, Obispo Auxiliar de Madrid
       D. Agustín Cortés Soriano, Obispo de Ibiza
       D. José Ángel Sáiz Meneses, Obispo Auxiliar de Barcelona


       C. E. de Liturgia       
Presidente
Excmo. y Rvdmo. Sr. D. Julián López Martín, Obispo de Ciudad Rodrigo
Vocales: Excmo. y Rvdmo. Sr.
       D. José Cerviño Cerviño, Obispo Emérito de Tui-Vigo
       D. Rosendo Álvarez Gastón, Obispo de Almería
       D. Pere Tena Garriga, Obispo Auxiliar de Barcelona     
       D. Carmelo Borobia Isasa, Obispo de Tarazona
       D. Carlos López Hernández, Obispo de Plasencia


       C. E. de Medios de Comunicación Social       
Presidente
Excmo. y Rvdmo. Sr. D. José Sánchez González, Obispo de Sigüenza-Guadalajara
Vocales: Excmo. y Rvdmo. Sr.
       D. Antonio Montero Moreno, Arzobispo de Mérida-Badajoz
       D. Teodoro Úbeda Gramaje, Obispo de Mallorca
       D. José Gómez González, Obispo de Lugo
       D. Joan Carrera Planas, Obispo Auxiliar de Barcelona
       D. Juan del Río Martín, Obispo de Jerez de la Frontera


       C. E. de Migraciones       
Presidente
Excmo. y Rvdmo. Sr. D. Ciríaco Benavente Mateos, Obispo de Coria-Cáceres
Vocales: Excmo. y Rvdmo. Sr.
       D. Ignacio Noguer Carmona, Obispo de Huelva
       D. Ramón Búa Otero, Obispo de Calahorra y La Calzada-Logroño
       D. Carmelo Echenagusía Uribe, Obispo Auxiliar de Bilbao
       D. Luis Quinteiro Fiuza, Obispo Auxiliar de Santiago


       C. E. de Misiones y Cooperación entre las Iglesias       
Presidente
Excmo. y Rvdmo. Sr. D. Carlos Amigo Vallejo, Arzobispo de Sevilla
Vocales: Excmo. y Rvdmo. Sr.
       D. Santiago Martínez Acebes, Arzobispo de Burgos
       D. Joan Martí Alanis, Arzobispo-Obispo de Urgell
       D. Francisco Pérez González, Obispo de Osma-Soria
       D. Ramón del Hoyo López, Obispo de Cuenca


       C.E. de Obispos y Superiores Mayores       
Presidente
Excmo. y Rvdmo. Sr. D. Luis Gutiérrez Martín, Obispo de Segovia
Vocales: Excmo. y Rvdmo. Sr.
       D. Francisco Álvarez Martínez, Arzobispo de Toledo
       D. José Gea Escolano, Obispo de Mondoñedo-El Ferrol
       D. José Diéguez Reboredo, Obispo de Tui-Vigo


       C. E. de Pastoral       
Presidente
Excmo. y Rvdmo. Sr. D. José Vilaplana Blasco, Obispo de Santander
Vocales: Excmo. y Rvdmo. Sr.
       D. José Delicado Baeza, Arzobispo de Valladolid
       D. Rafael Palmero Ramos, Obispo de Palencia
       D. Francisco Ciuraneta Aymí, Obispo de Lleida
       D. Carlos Soler Perdigó, Obispo de Girona
       D. Juan Piris Frígola, Obispo de Menorca


       C. E. de Pastoral Social       
Presidente
Excmo. y Rvdmo. Sr. D. Juan José Omella Omella, Obispo de Barbastro-Monzón
Vocales: Excmo. y Rvdmo. Sr.
       D. José Mª Guix Ferreres, Obispo de Vic
       D. Ramón Echarren Ystúriz, Obispo de Canarias
       D. José Mª Setién Alberro, Obispo Emérito de San Sebastián
       D. Joan Enric Vives Sicilia, Obispo Coadjutor de Urgell
       D. Alfonso Milián Sorribas, Obispo Auxiliar de Zaragoza
       D. Juan Piris Frígola, Obispo de Menorca


       C. E. para el Patrimonio Cultural       
Presidente
D. Santiago García Aracil, Obispo de Jaén
Vocales: Excmo. y Rvdmo. Sr.
       D. José Cerviño Cerviño, Obispo Emérito de Tui-Vigo
       D. Antonio Vilaplana Molina, Obispo de León
       D. Rosendo Álvarez Gastón, Obispo de Almería
       D. Rafael Sanus Abad, Obispo Auxiliar Emérito de Valencia
       D. Carmelo Borobia Isasa, Obispo de Tarazona
       D. Jaume Traserra Cunillera, Obispo de Solsona
       D. Adolfo González Montes, Obispo de Ávila


       C. E. de Relaciones Interconfesionales       
Presidente
Excmo. y Rvdmo. Sr. D. Ricardo Blázquez Pérez, Obispo de Bilbao
Vocales: Excmo. y Rvdmo. Sr.
       D. Agustín García-Gasco y Vicente, Arzobispo de Valencia
       D. Jesús García Burillo, Obispo Auxiliar de Orihuela-Alicante
       D. Esteban Escudero Torres, Obispo Auxiliar de Valencia


       C. E. de Seminarios y Universidades       
Presidente
D. Julián Barrio Barrio, Arzobispo de Santiago de Compostela
Vicepresidente
Excmo. y Rvdmo. Sr. D. Adolfo González Montes, Obispo de Ávila
Vocales: Excmo. y Rvdmo. Sr.
       D. Rafael Torija de la Fuente, Obispo de Ciudad Real
       D. Ramón Búa Otero, Obispo de Calahorra y La Calzada-Logroño
       D. Francisco J. Pérez y Fernández Golfín, Obispo de Getafe
       D. Joan Enric Vives Sicilia, Obispo Coadjutor de Urgell
       D. Camilo Lorenzo Iglesias, Obispo de Astorga
       D. Agustín Cortés Soriano, Obispo de Ibiza


       Junta Episcopal de Asuntos Jurídicos       
Presidente
Excmo. y Rvdmo. Sr. D. Carlos López Hernández, Obispo de Plasencia
Vocales: Excmo. y Rvdmo. Sr.
       D. Luis Martínez Sistach, Arzobispo de Tarragona
       D. José Gómez González, Obispo de Lugo
       D. Ramón del Hoyo López, Obispo de Cuenca
       D. Casimiro López Llorente, Obispo de Zamora


       Consejo de Economía      
Presidente
Emmo. y Rvdmo. Sr. D. Antonio Mª Rouco Varela, Arzobispo de Madrid
              Presidente de la Conferencia
Vocales: Excmo. y Rvdmo. Sr.
       D. Juan José Asenjo Pelegrina, Obispo Auxiliar de Toledo
              Secretario General de la Conferencia
       D. Antonio Algora Hernando, Obispo de Teruel y Albarracín
       D. Rafael Palmero Ramos, Obispo de Palencia
       D. Jaume Traserra Cunillera, Obispo de Solsona
       D. Bernardo Herráez Rubio
              Vicesecretario para Asuntos Económicos de la Conferencia

SUBCOMISIONES EPISCOPALES -Trienio 2002-2005-


       Subcomisión Episcopal para la Familia y la Defensa de la Vida      
Presidente
Excmo. y Rvdmo. Sr. D. Juan Antonio Reig Pla, Obispo de Segorbe-Castellón
Vocales: Excmo. y Rvdmo. Sr.
       D. Francisco Javier Martínez Fernández, Ob. Córdoba
       D. Casimiro López Llorente, Obispo de Zamora
       D. Joaquín Mª López de Andújar y Cánovas del Castillo, Obispo Auxiliar de Getafe


       Subcomisión Episcopal de Catequesis      
Presidente
Excmo. y Rvdmo. Sr. D. Javier Salinas Viñals, Obispo de Tortosa


       Subcomisión Episcopal de Universidades      
Presidente
Excmo. y Rvdmo. Sr. D. Adolfo González Montes, Obispo de  Ávila


El poder en la Iglesia es servicio, afirma el predicador del Papa
Meditación del cardenal Hummes en los Ejercicios Espirituales

CIUDAD DEL VATICANO, 21 febrero 2002.- Para la Iglesia la autoridad es servicio, constató este jueves el predicador de los Ejercicios Espirituales que en esta semana están viviendo Juan Pablo II y sus colaboradores de la Curia Romana.

El ejemplo más claro, recordó el cardenal Cláudio Hummes, arzobispo de Sao Paulo, es el mismo Cristo, agachado ante sus discípulos para lavarles los pies en la Última Cena.

El purpurado franciscano recordó en este sentido las grandes intuiciones del Concilio Vaticano II, recordando que el término «servicio» puede evocar conceptos opuestos: esclavitud o entrega libre de sí mismo.

La primera dimensión degrada al hombre, afirmó, la segunda le hace crecer, exaltando su dignidad.

«Sirviendo al hombre se sirve a Dios», aseguró el cardenal brasileño, «pues Dios quiere ser servido a través de las obras de amor que se hacen al prójimo que sufre, y reconocido en el rostro de este último».

De este modo, dirigiéndose al obispo de Roma y a los responsables del gobierno de la Sede Apostólica, se adentró en el concepto de «autoridad» que, en la Iglesia, aclaró, nunca es dominio sobre los demás, aunque sea una tentación incluso para los pastores.

Este servicio se hace particularmente difícil e importante en el ejercicio de la autoridad eclesial que debe «acoger la diversidad en la unidad».

«No es fácil tener una sensibilidad pastoral y paterna para percibir y apoyar siempre la acción del Espíritu Santo en las Iglesias particulares, en las comunidades, y en cada una de las personas, discerniendo evangélicamente sus iniciativas», constató Hummes.

Por eso, concluyó, «la autoridad de la Iglesia es siempre una llamada a entregarse plenamente y con humildad a los hermanos, un servicio que sólo se puede realizar con el espíritu de Cristo, con la disposición para ponerse a los pies de todos».
ZS02022108


MADRID, 30 enero 2002 .- El secretario portavoz de la Conferencia Episcopal, monseñor Juan José Asenjo, expresó este martes su «comunión sin fisuras» con las palabras de Juan Pablo II, en las que invitaba a los abogados a no colaborar en la ruptura de matrimonios.

En un discurso a los jueces y abogados de la Rota Romana, el Papa invitó este lunes a los abogados a «declinar siempre el uso de su profesión para una finalidad contraria a la justicia, como es el divorcio».

Poco antes de comenzar la reunión de la Comisión Permanente de la Conferencia Episcopal, monseñor Asenjo expresó su «comunión sin fisuras y sin restricciones mentales con el Santo Padre».

«Ciertamente el divorcio es una cosa ya casi cotidiana. A pesar de esa cotidianidad, el divorcio sigue siendo un mal social que afecta y daña un bien social que es la indisolubilidad del matrimonio», afirmó.
ZS02013010




Combatir el divorcio testimoniando la belleza del matrimonio, dice el Papa
Sin indisolubilidad no hay matrimonio, y sin matrimonio no hay familia

CIUDAD DEL VATICANO, 28 enero 2002 .- Si el matrimonio no es para siempre no es matrimonio, y sin el matrimonio se mina el fundamento mismo de la sociedad, la familia, afirmó Juan Pablo II este lunes, al proponer actitudes positivas para combatir la mentalidad «divorcista».

«Hay que superar la visión de la indisolubilidad como un límite a la libertad de los contrayentes, y, por tanto, como un peso, que en ocasiones puede convertirse en insoportable», afirmó el Santo Padre al hacer un balance de las actividades del último año del Tribunal de la Rota Romana, que entre otras cosas se pronuncia sobre sentencias de nulidad matrimonial.

En este campo, explicó a los jueces y abogados, el reto actual para la Iglesia y para los que creen en el amor conyugal consiste en ofrecer una «presentación positiva de la unión indisoluble para redescubrir su belleza».

Y esto se logrará, añadió, si esta belleza es testimoniada «por las familias, "iglesias domésticas" en las que el marido y la mujer se reconocen mutuamente vinculados para siempre, con un lazo que exige un amor siempre renovado, generoso y dispuesto al sacrificio».

«No es posible rendirse a la mentalidad "divorcista"», dijo el Papa a los miembros del Tribunal al alentarles en su labor de defensa de la belleza del matrimonio.

«Podría parecer que el divorcio está tan arraigado en ciertos ambientes sociales, que no casi no vale la pena seguir combatiéndolo, difundiendo una mentalidad, una costumbre social y una legislación civil a favor de la indisolubilidad», constató.

«Y sin embargo, ¡vale la pena! --exclamó el Papa Wojtyla-- En realidad, este bien forma parte de la base de toda la sociedad, como condición necesaria para la existencia de la familia».

«Por tanto --insistió--, su ausencia tiene consecuencias devastadoras, que se propagan en el cuerpo social como una plaga --según el término utilizado por el Concilio Vaticano II para describir el divorcio (cf. «Gaudium et spes», n. 47)--, en influyen negativamente sobre las nuevas generaciones a las que se ofusca la belleza del auténtico matrimonio».

«El valor de la indisolubilidad no puede ser considerado como el objeto de una simple opción privada: afecta a uno de los pilares de toda la sociedad», aseguró el sucesor de Pedro.

De este modo, desarticuló «la idea bastante difundida, según la cual, el matrimonio indisoluble sería propio de los creyentes, de modo que no pueden pretender "imponerlo" a la sociedad civil en su conjunto».

El obispo de Roma no sólo pidió a quienes creen en la indisolubilidad del matrimonio que se opongan a las medidas jurídicas que introducen el divorcio, o que lo equiparan a las uniones de hecho («incluso las homosexuales»), sino que además les propuso acompañar su acción con «una actitud positiva».

Esta nueva mentalidad debe promover, subrayó, «medidas jurídicas que tiendan a mejorar el reconocimiento social del matrimonio auténtico en el ámbito de los ordenamientos jurídicos que por desgracia admiten el divorcio».
ZS02012805


Juan Pablo II: Abogados y jueces no pueden actuar contra el matrimonio
Les invita a convertirse en servidores de la familia

CIUDAD DEL VATICANO, 28 enero 2002 .- ¿Qué debe hacer un abogado cuando un cliente recurre a sus servicios para alcanzar el divorcio, en ocasiones por motivos inconfesables?

A este interrogante respondió este lunes Juan Pablo II al encontrarse con los abogados y jueces del Tribunal de la Rota Romana, institución de la Santa Sede encargada, entre otras cosas, de pronunciar sentencia sobre causas de declaración de nulidad de matrimonio.

El pontífice afrontó de este modo una situación común en muchos países: el abogado es pagado para acabar con matrimonios. Una circunstancia que tampoco libera de problemas de conciencia a los jueces, que deben pronunciarse sobre este tipo de sentencias.

El Santo Padre comenzó enunciando el principio de fondo: «los agentes del derecho en el campo civil tienen que evitar estar personalmente involucrados en todo lo que pueda implicar una cooperación con el divorcio».

«Los abogados, al ejercer una profesión liberal, pueden declinar siempre el uso de su profesión para una finalidad contraria a la justicia, como es el divorcio», aclaró el Papa.

«Sólo pueden colaborar en una acción en este sentido --siguió diciendo-- cuando, según las intenciones del cliente, no está orientada a la ruptura del matrimonio, sino a otros efectos legítimos, que sólo se pueden alcanzar en un determinado ordenamiento jurídico a través de la vía judicial».

El Catecismo de la Iglesia Católica, en el número 2383, explica que «si el divorcio civil representa la única manera posible de asegurar ciertos derechos legítimos, el cuidado de los hijos o la defensa del patrimonio, puede ser tolerado sin constituir una falta moral».

El pontífice dejó claro de este modo, que la tarea del abogado no debe se la de destruir familias, sino la «de ayuda y reconciliación de las personas que atraviesan crisis matrimoniales».

De este modo, aclaró, los «abogados se convierten verdaderamente en servidores de los derechos de las personas, evitando ser simples técnicos al servicio de cualquier interés».

Es más complicada la situación de los jueces, pues como reconoció el Papa «los ordenamientos jurídicos no reconocen una objeción de conciencia para eximirles de pronunciar sentencia».

«Por tanto --explicó--, por graves y proporcionados motivos pueden actuar según los principios tradicionales de la cooperación material en el mal. Pero también ellos tienen que encontrar los medios eficaces para favorecer las uniones matrimoniales, especialmente a través de una obra de conciliación conducida sabiamente».
ZS02012806

El Papa: Declaraciones de nulidad, servicio a la indisolubilidad matrimonial
El pontífice ilustra la grave responsabilidad de los jueces eclesiásticos

CIUDAD DEL VATICANO, 28 enero 2002 .- Las sentencias de declaración de nulidad de los tribunales eclesiásticos deben ser un servicio «pastoral» de la Iglesia a la indisolubilidad del matrimonio, exigió este lunes Juan Pablo II.

El pontífice afrontó esta cuestión al encontrarse con los jueces y abogados de la Rota Romana, Tribunal de segunda instancia de la Santa Sede que, entre otras cosas, se pronuncia sobre sentencias de nulidad de matrimonio dictadas por tribunales eclesiásticos ordinarios.

Según el Código de Derecho Canónico (CDC), los tribunales eclesiásticos tienen competencia para decidir si un matrimonio es nulo, es decir, que nunca ha existido.

Esta declaraciones debe obedecer a causas precisas, por ejemplo, el que se haya realizado bajo violencia o por miedo, por engaño, o rechazando algunos de sus elementos esenciales (Cf. CDC números 1095-1107).

En ese caso, como explica el Catecismo de la Iglesia Católica (número 1629), «los contrayentes quedan libres para casarse, aunque deben cumplir las obligaciones naturales nacidas de una unión precedente anterior».

La nulidad no tiene nada que ver con el divorcio, que no es aceptado por la Iglesia católica por enseñanza expresa de Jesús en el Evangelio (Mateo 19, 3-12), y que implica la ruptura de un matrimonio válido y lícito.

El Santo Padre, en su tradicional encuentro de inicio de año con los jueces y abogados de la Rota Romana, explicó que su misión es decisiva, pues «sin los procesos y las sentencias de los tribunales eclesiásticos, la cuestión de la existencia o no de un matrimonio indisoluble de fieles quedaría relegada únicamente a la conciencia de los mismos».

Una cuestión de conciencia que de otro modo sería complicadísima, insistió, sobre todo si se tiene en cuenta «el evidente riesgo de subjetivismo, especialmente cuando en la sociedad civil se da una profunda crisis de la institución del matrimonio».

Por este motivo, aclaró el obispo de Roma, «toda sentencia justa de validez o nulidad de matrimonio es una aportación a la cultura de la indisolubilidad tanto en la Iglesia como en el mundo».

«No sólo da certeza a las personas involucradas, sino también a todos los matrimonios y familias», añadió.

«Por tanto --advirtió--, una declaración de nulidad injusta, opuesta a la verdad de los principios normativos o de los hechos, reviste una particular, gravedad, pues a causa de su relación oficial con la Iglesia favorece la difusión de actitudes en las que la indisolubilidad es afirmada de palabra, pero obscurecida con la vida».

Por este motivo, el pontífice exigió el compromiso de los abogados y jueces de los tribunales eclesiásticos al servicio de la indisolubilidad del matrimonio, que «no significa obviamente prejuicio contra las justas declaraciones de nulidad».

La Rota Romana es uno de los tribunales más antiguos del mundo, si bien su nombre, «Rota», surgió tardíamente, en el siglo XIV, en referencia quizá a una especie de mesa circular en la que se sentaban los jueces.

A partir del siglo XVII, comenzó a tratar también las causas matrimoniales y dos siglos después, con Gregorio XVI, se convirtió definitivamente en tribunal de segunda instancia para causas eclesiásticas y del Estado Pontificio.

Este Tribunal no recibe los procesos ordinarios de declaración de nulidad, que corresponde a los Tribunales Diocesanos del Matrimonio.
ZS02012807



El Papa interviene sobre Magisterio, Eucaristía y ley natural
Discurso a la plenaria de la Congregación para la Doctrina de la Fe (18 de enero)

CIUDAD DEL VATICANO, 28 enero 2002 - La recepción de los documentos del Magisterio y de la Santa Sede, la relación Eucaristía-Iglesia, y la ley natural como terreno de encuentro entre cristianos y otras religiones y no creyentes, fueron los temas que afrontó Juan Pablo II el 18 de enero al intervenir ante la asamblea plenaria de la Congregación para la Doctrina de la Fe.

Por la importancia de los temas ofrecemos a continuación el discurso íntegro del Papa traducido por «L'Osservatore Romano».



* * *



Venerados señores cardenales; queridos hermanos en el episcopado y el sacerdocio; queridos hermanos y hermanas:

1. Me alegra acogeros al término de la sesión plenaria de vuestro dicasterio. Dirijo a cada uno de vosotros mi cordial saludo, y deseo agradecer en particular al señor cardenal Joseph Ratzinger, vuestro prefecto, las nobles palabras con que ha interpretado vuestros sentimientos.
He escuchado cuanto el cardenal prefecto me ha expuesto sobre los trabajos que habéis realizado durante estos intensos días de reflexión. A este respecto, permitidme ante todo proponeros algunas reflexiones y convicciones sobre el significado más profundo de vuestra reunión. La Iglesia exige y vive de esta continua confrontación fraterna, de este flujo y reflujo, de los que sólo puede nacer una colaboración más efectiva y eficaz entre los dicasterios de la Curia romana, con las Conferencias episcopales y, por consiguiente, también con los superiores generales de los institutos de vida consagrada y de las sociedades de vida apostólica. Sin esta colaboración, que brota de una consolidada unidad de propósitos, la Iglesia no podría ser verdaderamente ella misma, comunidad de los que se han reunido con el más estrecho de los vínculos, el que nace de la comunión con el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo.

Por tanto, buscar esta unidad y colaboración y ser después fieles a las convicciones que deben guiar, en este tiempo histórico, nuestro común testimonio de cristianos, es la exigencia primaria de nuestra fidelidad al Señor, fidelidad que da sentido a nuestra existencia. Así pues, una comunicación y una colaboración más intensa aún entre los dicasterios, las Conferencias episcopales y los superiores generales es el primer fruto que debemos invocar juntos para nuestro encuentro de hoy.

Recepción y transmisión de los documentos
2. En cuanto a los temas que me ha expuesto el cardenal prefecto, considero oportuno reflexionar, en primer lugar, sobre el problema de la recepción de los documentos doctrinales que vuestra Congregación, como organismo valioso al servicio de mi ministerio de Pastor universal, va publicando progresivamente. Al respecto, existe ante todo un problema de asimilación de sus contenidos y de colaboración en la difusión y en la aplicación de las consecuencias prácticas que derivan de ellos; esto afecta a todos los dicasterios de la Curia romana, unidos precisamente por la misma fe y por la misma voluntad de anuncio y testimonio. En efecto, en la Iglesia todo está encaminado al anuncio de Jesucristo Salvador.

Existe, además, un problema de transmisión de las verdades fundamentales, que estos documentos recuerdan a todos los fieles, más aún, a todas las personas y, en particular, a los teólogos y a los hombres de cultura. Aquí la cuestión se hace más difícil y exige atención y ponderación. ¿Cuánto influye la dinámica de los medios de comunicación de masa en estas dificultades de recepción? ¿Cuánto depende de situaciones históricas particulares? O ¿cuánto obedece simplemente a la dificultad de aceptar las estrictas exigencias del lenguaje evangélico que, sin embargo, tiene una fuerza liberadora? Estos son temas que ciertamente vuestra asamblea ya habrá examinado, pero que evidentemente exigen tiempo y estudios adecuados.

Por mi parte, sólo deseo recordar la utilidad de esta escucha recíproca, para que las diversas sugerencias, oportunamente ponderadas y meditadas, permitan que el mensaje llegue íntegro al mayor número posible de personas. Es evidente asimismo la necesidad de una implicación cada vez mayor de las Conferencias episcopales, de cada uno de los obispos y, por medio de ellos, de todos los anunciadores del Evangelio en la obra de sensibilización sobre los temas más urgentes de la proclamación de la fe hoy. Por último, existe un problema de estilo, de coherencia en la vida; estas reacciones son asimismo una provocación y una invitación a testimoniar cada vez más, también con la vida, la centralidad del amor de Cristo en nuestra existencia frente a perspectivas efímeras, que ofuscan su fuerza persuasiva.

La Eucaristía en la Iglesia y la ley natural
3. Por lo que respecta también al tema de la Eucaristía y la Iglesia, no es necesario que me explaye sobre su centralidad para la vida del mundo, al que el Señor nos ha enviado como semillas de renovación. Reconducir la Iglesia a su fuente eucarística le dará ciertamente autenticidad y fuerza, aliviándola del peso de discusiones menos urgentes de carácter organizativo, y ofreciéndole, en cambio, las perspectivas de consagración a Dios y de comunión fraterna que, con el tiempo, permitirán superar también fragmentaciones y divisiones. Por otra parte, el dramatismo del sacrificio eucarístico de Cristo no permite su reducción a un simple encuentro convival, sino que es siempre signo de contradicción y, por tanto, también de verificación de nuestra conformidad con el radicalismo de su mensaje, tanto con respecto a Dios como a los demás hermanos.

En cuanto a la otra temática, o sea, el estudio sobre la pérdida de relevancia de la ley natural, creo oportuno recordar, como he afirmado por lo demás muchas veces en las cartas encíclicas Veritatis splendor, Evangelium vitae y Fides et ratio, que aquí nos hallamos en presencia de una doctrina perteneciente al gran patrimonio de la sabiduría humana, purificado y llevado a su plenitud gracias a la luz de la Revelación. La ley natural es la participación de la criatura racional en la ley eterna de Dios. Su identificación crea, por una parte, un vínculo fundamental con la ley nueva del Espíritu de vida en Cristo Jesús, y, por otra, permite también una amplia base de diálogo con personas de otra orientación o formación, con vistas a la búsqueda del bien común. En un momento de tanta preocupación por el destino de numerosas naciones, comunidades y personas, sobre todo las más débiles en todo el mundo, no puedo dejar de alegrarme por el estudio emprendido con el fin de redescubrir el valor de esta doctrina, también con vistas a los desafíos que aguardan a los legisladores cristianos en su deber de defender la dignidad y los derechos del hombre.

Intervenciones saludables
4. Por último, os agradezco el servicio que, como Congregación, habéis decidido prestar con vuestra colaboración en el juicio de algunos graves problemas morales, que exigen competencia y profundización particulares y para los cuales, además de las necesarias intervenciones saludables, será cada vez más necesario estudiar adecuados itinerarios educativos y de acompañamiento formativo.

"Duc in altum, rema mar adentro": dijo Jesús a Pedro y a sus compañeros a orillas del mar de Galilea. Con estos temas, que ha afrontado en el alba del nuevo milenio, la Congregación para la doctrina de la fe "rema mar adentro", es decir, se compromete en una reflexión de largo alcance, que permitirá a toda la Iglesia entrar con más fuerza en el corazón y en la mente de todos los miembros de la familia humana, para reconducir de este modo a todos a su único origen: el Padre, que nos amó tanto, que nos dio a su Hijo único, el Hijo predilecto, para la redención del mundo.
[©L'Osservatore Romano - 25 de enero de 2002]
ZS02012812



Ley natural, campo de diálogo entre creyentes y no creyentes; según el Papa
Discurso a la Congregación para la Doctrina de la Fe

 Juan Pablo II presentó este viernes la ley natural como el terreno de diálogo entre creyentes y no creyentes preocupados por la búsqueda del bien común.

Al encontrarse con los participantes en la Asamblea Plenaria de la Congregación para la Doctrina de la Fe, el Santo Padre constató que la ley natural --«participación de la criatura racional en la ley eterna de Dios»-- ofrece elementos decisivos para la acción de los legisladores cristianos al servicio de los derechos humanos.

En el encuentro, en representación de los presentes, el cardenal Joseph Ratzinger, prefecto de la Congregación vaticana, constató cómo la ley natural se está empañando en la conciencia contemporánea.

Este oscurecimiento, constató, comporta evidentes «peligros», pues al perderse los principios éticos comunes de encuentro, el diálogo entre personas de diferentes culturas y creencias se hace muy difícil.

Por el contrario, la ley natural, como explicó el Papa, ofrece «una amplia base de diálogo con personas de otra orientación o formación, de cara al bien común».

«En un momento cargado de preocupación para la suerte de tantas naciones, comunidades y personas, en especial las más débiles en todo el mundo», el pontífice alentó a los intelectuales católicos, y en particular a los miembros de la Congregación vaticana a «redescubrir el valor de esta doctrina, teniendo en cuenta también los desafíos que esperan a los legisladores cristianos en su deber de defensa de la dignidad y de los derechos del hombre».
ZS02011805


Tadeusz Mazowiecki: Los creyentes no pueden quedar excluidos de Europa
El ex primer ministro polaco comenta la denuncia de Juan Pablo II

VARSOVIA, 11 enero 2002 .- La denuncia que lanzó este jueves Juan Pablo II al constatar la exclusión de las comunidades de creyentes en la redacción de la Convención europea debe ser tomada en serio, afirma uno de los grandes promotores de la nueva Europa.

Tadeusz Mazowiecki, amigo de Karol Wojtyla y primer jefe de un gobierno democrático en un país del bloque comunista en 1989, siempre ha mirado hacia la Unión Europea (UE) con especial atención. Fundador y actual presidente del Instituto Robert Schuman en Varsovia, puso las bases para la integración de Polonia en la (UE). Hasta hace pocos meses fue jefe de la Comisión parlamentaria nacional para la integración en Europa.

En esta entrevista, Mazowiecki comenta el discurso del Papa al Cuerpo Diplomático en el que denunció el que los líderes de la UE excluyeran en diciembre la contribución de la comunidades de creyentes para la redacción de la Convención, texto que debería ser decisivo para la integración continental 
--En su opinión, ¿Cómo se explica que el Papa haya decidido afrontar el tema de la Convención de la Unión Europea y la exclusión de las comunidades de los creyentes de la reflexión sobre la futura Constitución de Europa en un discurso de amplias miras sobre el estado actual del mundo?

--Tadeusz Mazowiecki: No hay nada de extraño, más bien me parece en continuidad con toda la enseñanza de este Papa. Desde el inicio de su pontificado, ha apoyado siempre la unidad de Europa, no sólo como entidad económica o política sino como realidad espiritual que comprendía también la mitad del continente bajo la dictadura comunista. Nosotros somos Europa, lo hemos sido siempre, decía cuando era obispo de Cracovia. Lo mismo quiso repetir en junio de 1999, dirigiéndose al Parlamento polaco. Por tanto, es obvio que siga los asuntos de la Unión Europea con atención, diría casi con pasión. Y que se sienta entristecido por ciertas decisiones, como la tomada en la cumbre de Laeken.

--En este sentido, Juan Pablo II habla de «injusticia» y de «error de perspectiva»...

--Tadeusz Mazowiecki: Lo sabemos, el Papa Wojtyla es uno que sabe alzar la voz cuando hace falta. Y aquí está en juego la marginación del hecho cristiano. Es como cuando protestaba contra los regímenes comunistas que sofocaban la libertad de profesar la fe. El punto es siempre el de la libertad religiosa. Una libertad que, ha recordado muchas veces el Santo Padre, es la primera y fundamental libertad. La defensa de los derechos humanos, que todos reconocen ser uno de los leit-motiv del pontificado de Wojtyla, comienza aquí. No debemos olvidarlo.

--La Carta de los derechos fundamentales de la Unión Europea no habla de las Iglesias y de las comunidades religiosas. Como intelectual y experto de temas europeos, ¿cómo la juzga?

--Tadeusz Mazowiecki: Es el resultado de una componenda política entre diversas tendencias presentes hoy en Europa. Es conocido que la presiones francesas, queriendo tutelar una cierta idea de laicidad, han sido muy fuertes. Al final ha salido este texto de componenda. Tengo que decir que se ha tratado de una mala componenda.

--En su opinión, ¿existe la posibilidad de cambiar la Carta?

--Tadeusz Mazowiecki: El texto sobre los derechos fundamentales de la Unión Europea, como sabemos, ha sido aprobado en la cumbre de Niza de diciembre de 2000. Creo que existe todavía la posibilidad de introducir modificaciones. Debe empezar el trabajo de la Convención, está todo el debate sobre lo que deberá ser la nueva Constitución de Europa. Es la ocasión para reabrir ciertas cuestiones fundamentales.

--El hecho de que Juan Pablo II haya hablado de ello en modo tan explícito, ¿podría tener algún efecto sobre la Convención?

--Tadeusz Mazowiecki: Espero que sí. Querría sin embargo recordar algo: el Papa ha hablado de Europa y de la unificación europea en términos positivos, como un motivo de satisfacción. Se trata de algo muy importante, sobre todo para Polonia que está tratando de entrar en la Unión Europea. De hecho, Juan Pablo II desautoriza a aquellos grupos antieuropeistas y ultranacionalistas que ven la Unión Europea como el nuevo imperio del mal. Su invitación es a un compromiso mayor, no al rechazo.
ZS02011109



Enero
2 Miércoles. MEMORIA OBLIGATORIA: San Basilio
Magno y San Gregorio Nacianceno, obispos y
doctores.
bl Misa or pr, Pf Navidad o Pastores.
Lecc VII, pág. 74.
1Jn 2,22-28. Lo que habéis oído desde el principio permanez-ca
en vosotros.
Sal 97. Los confines de la tierra han contemplado la victoria
de nuestro Dios.
Jn 1,19-28. En medio de vosotros hay uno que no conocéis.
Oficio de la memoria, ants Ben y Mag prs.
ZARAGOZA: Conmemoración de la venida de la Santí-
sima Virgen del Pilar. Fiesta. 2 enero.
GRANADA: Nuestra Señora Auxilio de los Cristianos.
Memoria obligatoria.
3 Jueves: FERIA.
bl Misa de feria. Pf Navidad.
Lecc VII, pág. 76.
1Jn 2,29 - 3,6. Todo el que permanece en él no peca.
Sal 97. Los confines de la tierra han contemplado la victoria
de nuestro Dios.
Jn 1,29-34. Este es el Cordero de Dios.
Oficio de feria, día 3.
BILBAO: Dedicación de la Iglesia Catedral. Fiesta.
GRANADA y ZARAGOZA: San Basilio Magno y San
Gregorio Nacianceno, obispos y doctores. Memoria obli-
gatoria (trasladada).
TEATINOS: San José-María Tomasi, presbítero. Fiesta.
FAMILIA FRANCISCANA: Santísimo Nombre de Jesús.
Memoria obligatoria.
AGUSTINOS: San Fulgencio, obispo. Memoria libre.
CANONIGOS REGULARES DE LETRAN: Beato Alano
de Solminihac, obispo. Memoria obligatoria.
CARMELITAS: Beato Ciriaco Elías Chavara, presbíte-
ro. Memoria libre.
DOMINICOS: Beata Estefana Quinzani, virgen. Memo-
ria libre.
CARTUJOS: Beato Aizaldo, monje. Memoria libre.
CORDOBA: XXXII aniversario de la muerte del obispo
Manuel Fernández Conde (1970).
TIEMPO DE NAVIDAD



Actos de Culto 
Horario de Misas 
Días laborables
Mañanas
6, 7 y 8
En la Santa Capilla
9
Misa-Conventual en la Santa Capilla
10, 11, 12, 13 y 14
En la Santa Capilla
Tardes
16 (sólo en invierno)
En la Santa Capilla  
17, 18, 19 y 20
En la Santa Capilla
21 (sólo en verano)
En la Santa Capilla  
Vísperas de domingos y festivos
17, 18, 19, 20 y 21
En el Altar Mayor
Domingos y festivos
Mañanas
7
Misa de Infantes, Santa Capilla
8 y 9
En la Santa Capilla
10
Misa-Conventual en el Altar Mayor
11, 12, 13 y 14
En al Altar Mayor
Tardes
17, 18, 19 20 y 21
En el Altar Mayor

Santo Rosario
6'30, 12'30 y 19'30
En la Santa Capilla

Confesiones
Servicio permanente

Paso de los niños por el Manto de la Virgen
Lunes a viernes
9'45 a 14 y 17'30 a 19
Hasta la primera comunión.
Este servicio se suspende durante los actos de culto.
Sábados
9'45 a 14 y 17 a 19'30
Domingos y festivos
11 a 14 y 17 a 19'30

Entrada en la Basílica
5'30
Apertura
20'30 (en invierno)
21'30 (en verano)
Cierre

Basílica del Pilar


Noticias 
HORARIOS DE ACTOS DE CULTO EN LAS FIESTAS NAVIDEÑAS
DICIEMBRE:

DIA 24 - MISA DE MEDIA NOCHE PRESIDIDA POR EL EXCMO. SR. ARZOBISPO

DIA 25 - SOLEMNIDAD DE LA NATIVIDAD DEL SEÑOR - LAS MISAS COMO LOS DOMINGOS Y FESTIVOS. LA MISA CONVENTUAL SE CELEBRARÁ EN LA SEO A LAS 12,30

DIA 30 - FESTIVIDAD DE LA SAGRADA FAMILIA - MISAS COMO DOMINGOS.


ENERO 2002:

DIA 1 - SOLEMNIDAD DE SANTA MARIA MADRE DE DIOS: MISAS COMO DOMINGOS Y FESTIVOS.

A LAS 19,30 - SALVE SOLEMNE EN LA SANTA CAPILLA EN CONMEMORACIÓN DE LA VENIDA DE LA VIRGEN DEL PILAR




DIA 2 - CONMEMORACION DE LA VENIDA DE LA SANTÍSIMA VIRGEN DEL PILAR:

A LAS 0,00 HORAS - (MEDIA NOCHE DEL DIA 1 AL 2)- MISA EN LA SANTA CAPILLA

A LAS 12 - MISA CONVENTUAL

A LAS 19 - MISA EN EL ALTAR MAYOR

> DIA 6 - SOLEMNIDAD DE LA EPIFANIA DEL SEÑOR:LAS MISAS COMO LOS DOMINGOS Y FESTIVOS.LA MISA CONVENTUAL SE CELEBRARÁ EN LA SEO A LAS 12,30

Historia de una revista                    
La revista EL PILAR sale a la luz publica, como un Semanario Católico, el 10 de Noviembre, sábado, de 1883, constituyéndose como decano de la prensa de Zaragoza, y uno de los más antiguos de Aragón. Desde su fundación va recogiendo día a día todos los acontecimientos ocurridos en la Basílica del Pilar o relacionados con la devoción a la Virgen del Pilar.
A lo largo de sus años de existencia ha ido recogiendo acontecimientos tan importantes como: El desastre de lar guerra de Cuba; la Consagración al Corazón de Jesús decretada por el Papa León XIII; La fundación de la Corte de Honor de la Virgen del Pilar; La fundación de los Caballeros del Pilar; La gran peregrinación y solemne Coronación Canónica de la Virgen y otros acontecimientos como visitas de Reyes y Monarcas, Inauguración de Congresos, Sínodos Diocesanos, Beatificaciones y Canonizaciones y un sin fin de otros que constituyen la vida cotidiana.
Ha sido portavoz de las glorias del Pilar ante la opinión pública y mundial - Hispanoamérica sobre todo - reflejando el gran movimiento de peregrinaciones a la Basílica; un informador de de actos y cultos; y un instrumento de formación cristiana.
Cabeceras del "Pilar"
A lo largo de todos estos años la revista ha ido presentando diversas Cabeceras, como es natural en toda publicación que va evolucionando según lo exige su propia actualización.
Presentamos algunas de esas cabeceras, tomadas casi que al azar y como curiosidad:

 (1980 - 1998) - Eduardo Torra de Arana
Licenciado en Sagrada Teología. Buen conocedor de las medios de comunicación ( prensa y radio ). Canónigo metropolitano de Zaragoza Director del Patrimonio Artístico de las Catedrales de Zaragoza.
 (Desde junio de 1998 ) - Jesús Aladrén Hernández
 Actualmente los contenidos de la Revista son.
Temas de portada
Temas de actualidad
Balance Católico
Noticias locales: culturales y religiosas
Obras del Pilar
Varios: avisos, bibliografía, documentación etc.
Basílica del Pilar
Cabildo Metropolitano de Zaragoza
Plaza de la Seo s/n
50001 Zaragoza

Basílica del Pilar



Navidad prohibida en algunos países islámicos
Declaraciones del experto en libertad religiosa, Marco Invernizzi

ROMA, 25 diciembre 2001- Cristianos de países musulmanes no han podido celebrar esta Navidad, constata un experto en el respeto de los derechos humanos y de la libertad religiosa.

En declaraciones a Zenit, Marco Invernizzi, coordinador del «Informe sobre la libertad religiosa en el mundo», editado por «Ayuda a la Iglesia Necesitada», asociación de derecho pontificio, constata: «Tras la caída de los regímenes comunistas de Europa, y con la opción liberal de otros países como China y Vietnam, Navidad se celebra ahora en casi todos los países del mundo. Incluso Cuba ha removido esta prohibición».

«Quedan los países con una rígida aplicación de la ley islámica, como Arabia Saudí, Sudán, Mauritania... --sigue aclarando-- Está claro que el problema más importante para la libertad religiosa en estos momentos depende de la relación con el Islam».

«En algunos países islámicos se da una dificultad intrínseca para comprender el valor de la libertad religiosa, propio de la naturaleza humana, independientemente de la religión que se profese», explica Invernizzi.

«Esto no significa que todas las religiones sean iguales, y que puedan ser colocadas a un mismo nivel --deja claro--. El cristianismo, por ejemplo, reivindica la unicidad del Salvador en la figura de Cristo. Pero esto no podemos imponerlo a las demás religiones».

«De modo --indica el investigador de Ayuda a la Iglesia Necesitada--, que la base de la convivencia de las religiones son los derechos humanos comunes y la libertad para escoger sin condicionamientos de ningún tipo la religión que se quiere profesar».

«Este principio no se da en el Islam --subraya Invernizzi--, y es necesario tenerlo en cuenta cuando hablamos con un musulmán. Al basarse esencialmente en la revelación del Corán, el concepto de derecho natural no forma parte de la estructura del Islam, y esto dificulta las relaciones».

«A excepción de algunos círculos intelectuales, en los que es posible discutir sobre derechos humanos, en general, sobre todo en los países cuyo gobierno es islámico, no se dan las bases para discutir sobre la libertad religiosa --concluye--. Es más, la ven como una violación de su religión, una traición del Corán».
ZS01122506


Queridos hermanos y hermanas:
En estos días que preceden inmediatamente a la Navidad, la liturgia nos presenta un itinerario para disponernos al encuentro del Señor que viene, proponiéndonos unos puntos de reflexión y oración. Nuestra espera no puede ser estéril, sino vigilante y activa para poder experimentar la alegría propia de estas fiestas.
En el camino del Adviento de este año hemos tenido el viernes pasado la Jornada de ayuno y oración para pedir a Dios la reconciliación y la paz. Hay que convertirse a la paz, convirtiéndonos a Cristo, seguros de que su amor es capaz de vencer todas las amenazas y violencias. En estos días, como los pastores de Belén, apresuremos nuestros pasos hacia el portal para contemplar al "Niño envuelto en pañales" (Lc 2, 12), junto con José y María. A todos expreso mi felicitación navideña, que extiendo a vuestras familias y demás seres queridos. Santa y feliz Navidad.
Saludo con afecto a los peregrinos de lengua española presentes en esta audiencia. De modo especial, a los fieles venidos de Lomas de Zamora, en la querida Nación Argentina. Al volver a vuestra patria sed portadores de mi palabra de ánimo y esperanza para esta Navidad y el nuevo Año. Por intercesión de la Santísima Virgen de Luján, pido al Señor que los argentinos con magnanimidad y generosidad encuentren, en estos momentos de dificultad, caminos de reconciliación y de entendimiento mutuo para construir, con la ayuda de Dios y con la colaboración y el aporte de todos, un futuro de paz y prosperidad. A todos, mi Bendición Apostólica.
[02093-04.01] [Texto original: Español]


Informe del Departamento de Estado de EE. UU. sobre libertad religiosa
Países asiáticos y musulmanes en la lista negra

WASHINGTON, 17 noviembre 2001 .- El tercer “Informe sobre libertad religiosa en el mundo” elaborado por el Departamento de Estado norteamericano, recién publicado, hace mención especial a algunos países asiáticos, incluyendo, aunque no cause sorpresa, Afganistán.

La introducción al informe manifiesta que su propósito “es presentar el plan de acción de Estados Unidos para promover la libertad religiosa en el mundo”. El informe abarca el periodo que se extiende entre el 1 de julio del 2000 al 30 de junio del 2001.

Los países particularmente censurados son aquellos que son definidos como “regímenes totalitarios o autoritarios”, que buscan un monopolio de las ideas.

Asia en la mira
Los talibán en Afganistán son culpables de una “marcado deterioro de la libertad religiosa” por la rígida aplicación de la "charia", o ley islámica. El informe cita la represión de la minoría chiíta, la destrucción de las dos estatuas gigantes de Buda, y la prohibición de actividades religiosas a los no musulmanes.

Birmania es otro país asiático destacado por su gobierno totalitario. El informe acusa a las autoridades birmanas de imponer restricciones, al infiltrarse en las reuniones y actividades de las organizaciones religiosas. El régimen ha bloqueado también los esfuerzos para promover los derechos humanos y la libertad política llevados a cabo por el clero budista.

En China, la libertad religiosa ha empeorado, afirma el informe. Las autoridades se han mostrado especialmente duras en relación con el movimiento Falun Gong y con los monjes budistas tibetanos.

En algunas regiones, las iglesias católicas clandestinas leales a Roma, así como casas-iglesia protestantes han sufrido ataques más frecuentes y persecución. Las autoridades han tomado medidas enérgicas contra las iglesias no registradas, y las han amenazado con chantajes, detenciones y demolición de sus propiedades.

También Laos y Vietnam son puestos en la picota. El gobierno laosiano, dice el informe norteamericano, ha forzado a cientos de cristianos para que firmen escritos de renuncia de su fe, y ha cerrado más de 65 iglesias.

En Vietnam se ha reprimido los grupos carentes de reconocimiento oficial, y se han mantenido las restricciones que sufrían las jerarquías y el clero de los grupos que han sido oficialmente reconocidos. Vietnam “sigue limitando el número de ordenaciones sacerdotales, la publicación de materiales religiosos, y las actividades educativas y humanitarias” dice el informe. El Estado también controla los grupos a través de evaluaciones políticas de sus líderes y de quienes serán sacerdotes o monjes.

En Corea del Norte, el panorama es todavía de persecución total. El documento del Departamento de Estado norteamericano ha notar que “grupos religiosos" y de derechos humanos han elaborado numerosos informes sobre cómo se ha golpeado a los miembros de las iglesias clandestinas, se les ha arrestado o asesinado a causa de sus creencias religiosas.

Resulta difícil de encontrar una confirmación independiente de estos alegatos, pero “el peso colectivo de las evidencias de estos casos de cruel trato a que se ve sometida la actividad religiosa ilegal, da crédito a estas informaciones”, dice el informe.

Fuera de Asia, Cuba destaca por sus restricciones. El Ministerio del Interior desarrolla actividades que incluyen “la infiltración, el seguimiento y el acoso de los grupos religiosos. El gobierno en pocas ocasiones permite la construcción de nuevas iglesias, y fuerza a muchos de los fieles a que busquen autorizaciones para reunirse en sus propios hogares. Obtener un permiso y comprar materiales para reparar las iglesias existentes sigue siendo un proceso largo y costoso".

Países islámicos
El informe dedica una sección a cómo algunos gobiernos persiguen a religiones minoritarias. En este grupo se incluye a un cierto número de países islámicos. Se critica a Irán el haber provocado sentimientos anti-bahai y anti-judíos con propósitos políticos. “Bahais, judíos, cristianos, mazdeístas y musulmanes sufíes sufren prisiones, acosos o intimidaciones a causa de sus creencias religiosas” afirma el informe norteamericano.

En Irak, donde los árabes sunníes dominan la vida política y económica, el gobierno discrimina sistemáticamente a los chiítas, y así “se restringen o prohíben muchas prácticas religiosas chiítas”. Se acusa a las autoridades de haber desarrollado durante décadas “una campaña brutal de asesinatos, ejecuciones sumarias, arrestos arbitrarios y detenciones prolongadas contra los líderes religiosos chiítas y sus adeptos”.

En Pakistán, donde en un domingo pasado, un grupo de cristianos fue masacrado mientras asistían a una ceremonia en una iglesia católica, el gobierno ha fallado en la protección de los derechos de las minorías. Las minorías son registradas en un sistema electoral separado y con frecuencia se convierten en objetivos fáciles de las leyes contra la blasfemia.

Arabia Saudita no sale mejor parada. “La libertad religiosa no existe en Arabia Saudita”, dice el informe llanamente. Todos los ciudadanos son obligados a ser musulmanes, y están prohibidas las manifestaciones públicas de las religiones no musulmanas. Incluso se persiguen las ceremonias privadas no musulmanas. Las autoridades no permiten entrar al clero en el país para llevar a cabo servicios religiosos no musulmanes.

Sudán es otro régimen islámico acusado de actividades represoras, especialmente contra los cristianos y las creencias tradicionales indígenas. Con dificultad se renuevan los visados de los sacerdotes católicos extranjeros, anota el informe, y “los no musulmanes son tratados como ciudadanos de segunda clase”.

Dos antiguas repúblicas soviéticas de Asia central, Turkmenistán y Uzbekistán, se llevan también ataques en el informe. En Turkmenistán, el gobierno pide a todas las religiones que se registren, pero en realidad sólo se permite la inscripción al Islam Sunní y a la Ortodoxia rusa. En Uzbekistán, las autoridades continúan una “dura campaña contra los grupos islámicos no autorizados”.

Ofensas menos serias
Se acusa a un cierto número de Estados de hacer muy poco para evitar violaciones de la libertad religiosa, llevadas a cabo por grupos privados u oficiales locales.

Entre esta clase de países se encuentra Egipto, donde cristianos y judíos sufren dificultades. En India, el gobierno central es acusado de impotencia en la salvaguarda de la libertad religiosa. Es evidente la falta de acción contra los grupos extremistas hindúes que atacan a las minorías.
El gobierno de Indonesia viene considerado como “incapaz de controlar el extremismo religioso o de evitar la violencia cometida y motivada por grupos radicales que dicen representar ciertos puntos de vista religiosos”. El informe menciona, en particular, los asesinatos y las conversiones forzosas en las Molucas, y la introducción de ciertas partes de la ley islámica en la provincia de Aceh.

Se critica a Nigeria por sus tumultuosas relaciones entre musulmanes y cristianos. La introducción de la "charia" en cierto número de provincias norteñas ha elevado las tensiones.

No todo es negativo. El informe detecta progresos en México, Argentina, Azerbaiyán, Bosnia y Herzegovina, la República Checa, Guinea Ecuatorial, Eritrea, Hungría, Jordania, Kazajstán, Kenya, Mozambique, Perú, Polonia, Rusia y Ruanda. El llamamiento a la libertad religiosa parece que todavía se oye.
ZSI01111701



Los obispos analizan la política antiterrorista de la Unión Europea
Declaración de la Comisión episcopal de la Comunidad Europea

BRUSELAS, 23 noviembre 2001- La Comisión de Conferencias Episcopales de la Comunidad Europea (COMECE) ha felicitado a la Unión Europea por la nueva coordinación demostrada en la lucha contra el terrorismo, pero recuerda que ésta no debe violar los derechos fundamentales.

Esta apreciación se ha hecho pública al terminar este viernes la asamblea plenaria de dos días celebrada en Bruselas, en la que los obispos delegados de las conferencias episcopales de los estados miembros de la Unión Europea se encontraron con los máximos encargados de seguridad de la Comisión Europea,

Los obispos debatieron las implicaciones a largo plazo de los atentados terroristas del 11 de septiembre para la Unión Europea con Antonio Vitorino, comisario europeo de Justicia e Interior, el general Philippe Morillon, miembro del Parlamento Europeo, y Christoph Heusgen, director de la Unidad de Policía del Consejo de Ministros.

El principal tema del encuentro episcopal era, de hecho, «La Unión Europea y el desafío del terrorismo».

Los representantes de la Comisión Europea informaron a los prelados sobre las medidas que esta institución ha propuesto para combatir el terrorismo y que deberían ser aprobada por los ministros de Justicia e Interior de los países europeos los días 6 y 7 de diciembre.

En concreto, se ilustró cómo se ha llegado a una definición común de terrorismo y a la introducción de una única orden de detención válida para todo el territorio de la Unión Europea.

«La creación de un área europea de libertad, seguridad y justicia, en la que los derechos y libertades de todos estén protegidos es un avance altamente estimable --reconoce un comunicado final--. La COMECE subraya, sin embargo, que debe asegurarse el equilibrio entre la necesidad de seguridad y la protección de los derechos y libertades fundamentales».

La COMECE «está preocupada por el riesgo de que la legislación apresurada, en respuesta a la actual amenaza del terrorismo, pueda conducir a la erosión de tal protección y que inadvertidamente anime la discriminación contra algunos de los miembros más vulnerables de nuestra sociedad, tales como los buscadores de asilo y los miembros de las minorías étnicas», sigue diciendo el documento

La COMECE da la bienvenida al rechazo de la Unión Europea a «cualquier simplificación que confunda los grupos de terroristas fanáticos con el mundo árabe y musulmán» y urge a la Comisión Europea y a la próxima presidencia española a implementar el llamamiento del Consejo Europeo de Ghent del 19 de octubre a «un diálogo de iguales entre nuestras civilizaciones, especialmente en el marco del proceso de Barcelona pero también por medio de una activa política de intercambio cultural».

Los obispos subrayan que un verdadero diálogo entre culturas y civilizaciones debe incluir un diálogo entre religiones. «El diálogo interreligioso es mucho más que la tolerancia religiosa. Es un serio compromiso, basado en el mutuo respeto y la autocomprensión», afirman los prelados al final de la reunión.

«Promoviendo este diálogo en la región Euromediterránea --añaden--, la UE debe dejar claros sus objetivos, los parámetros del diálogo y su elección de participantes».

En este espíritu, la COMECE tomó parte en la reunión de representantes religiosos en Toledo, antes de la conferencia de Barcelona de 1995, y afirma estar preparada para asistir a las instituciones de la UE en relanzar este elemento esencial del proceso de Barcelona.

La libertad y la independencia de que disfrutamos en Europa, dicen los obispos, «no son compartidas por mucha gente de otras partes del mundo y la ausencia de medios democráticos de expresión puede provocar extremismo fanático. La desigualdad material, indican, en un mundo en el que el 20% de la gente controla el 80% de la riqueza, puede ser también un campo abonado para el terrorismo».

Por este motivo, la COMECE pide a la UE que redoble sus esfuerzos para reducir la pobreza, promover la democracia, los derechos humanos y el imperio de la ley y ayudar a construir un orden global más justo.

Los obispos también urgen a la UE a asumir sus responsabilidades en aquellas áreas aparentemente olvidadas por los medios de comunicación, como Angola y Sudán, donde los conflictos de larga duración están siendo exacerbados por la explotación de los recursos naturales, a veces implicando a empresas con sede en la Unión Europea.
ZS01112308


AUDIENCIA: CRISTO NOS LIBERARA CON SU MUERTE Y RESURRECCION
CIUDAD DEL VATICANO, 21 NOV 2001 -En la audiencia general de este miércoles, celebrada en el Aula Pablo VI, el Santo Padre habló sobre el himno a la victoria del pueblo de Israel, que "en una situación humanamente desesperada" fue liberado por Dios tras atravesar el Mar Rojo.
"El Cántico -afirmó el Papa- no habla solo de la liberación; también indica el fin positivo, que no es otro que el ingreso en la morada de Dios para vivir en comunión con El". El evento del Mar Rojo "se convierte en el 'símbolo' de toda la historia de la salvación (...) y prefigura la gran liberación que Cristo realizara con su muerte y resurrección".
Juan Pablo II señaló que esta liberación "alcanzará su plenitud al final de los tiempos" cuando se realice "para todos los salvados lo que el evento del Exodo prefiguraba y la Pascua de Cristo ha realizado de modo definitivo, pero abierto al futuro".
"En los días que se acumulan a los días no existe una fatalidad que nos oprime -subrayó-, sino un designio que se va perfilando, y que nuestros ojos deben aprender a leer como en filigrana".
El Papa terminó recordando que "el himno de victoria no expresa el triunfo del hombre, sino el triunfo de Dios. No es un canto de guerra, es un canto de amor. Dejando que nuestros días se llenen de esta alabanza de los antiguos judíos, caminemos por los senderos del mundo, que no están privados de insidias, riesgos y sufrimientos, con la certeza de ser envueltos por la mirada misericordiosa de Dios: nada puede resistir a la potencia de su amor".



CUATRO NUEVOS SANTOS ESTE DOMINGO
VATICANO, 21 Nov. 01 El domingo 25 de noviembre, Solemnidad de Nuestro Señor Jesucristo, Rey del Universo, el Papa Juan Pablo II celebrará una Eucaristía a las 9:30 a.m. –hora local– en la Basílica Vaticana, en la que canonizará a cuatro beatos.
Los futuros santos son:
José Marello (1844-1895), Obispo, fundador de la Congregación de los Oblatos de San José. Paula Montal Fornés de San José de Calasanz (1799-1889), Virgen, fundadora del Instituto de las Hijas de María, religiosas de las Escuelas Pías. Léonie Françoise de Sales Aviat (1844-1914), Virgen, fundadora de la Congregación de las Religiosas Oblatas de San Francisco de Sales. Maria Crescentia Höss (1682-1744), virgen, monja de la Tercera Orden de San Francisco. José Marello nació en la nórdica ciudad italiana de Turín. Sus estudios para ser sacerdote parecían peligrar debido al tifus, pero una repentina curación del mal, que el futuro santo siempre atribuyó a la Virgen, le permitió llegar hasta la ordenación sacerdotal.
Una vez sacerdote, fue durante trece años secretario del Obispo Carlo Savio de Asti, a quien acompañó en el Concilio Vaticano I (1869-1870). Poco tiempo después del Concilio, y en medio de las corrientes antireligiosas que imperaban en la naciente Italia, fundó los Oblatos de San José, una comunidad de sacerdotes y hermanos cuya vocación consiste en asistir a los obispos y al clero en su misión de evangelización.
En 1889, el beato fue nombrado Obispo de Asti, un cargo que cumplió entregándose particularmente a los jóvenes y a las personas abandonadas, visitando todas las parroquias de su diócesis y escribiendo seis inolvidables cartas pastorales llenas de sabiduría y piedad.
El Fundador murió en Savona a causa de una hemorragia cerebral el 30 de mayo de 1895. Poco antes de su muerte, el Papa León XIII lo había calificado de "una perla preciosa de la Iglesia". La comunidad de los Oblatos se ha extendido por diversos continentes. En América Latina son especialmente activos en la formación de la juventud necesitada en países como Perú y Brasil.
Paula Montal Fornés nació en Arenys de Mar (Barcelona, España), el 11 de octubre de 1799, en el seno de una familia sencilla de artesanos, numerosa, compleja y muy cristiana.
Pasó su infancia y juventud en su villa natal y a la muerte de su padre, que ocurrió cuando tenía 10 años, debió comenzar a trabajar como costurera-encajera, colaborando activamente en la pastoral catequética de la parroquia con las niñas y jóvenes.
En 1829, a los 30 años, fundó la Congregación de Hijas de María, Religiosas de las Escuelas Pías, abriendo en Figueras (en la zona norte de Cataluña), una escuela para niñas. A la escuela de Figueras siguieron otras siete fundaciones personales. Murió en Olesa de Montserrat (Barcelona), el 26 de febrero de 1889.
A su muerte, 308 Escolapias y 38 novicias ya vivían su ideal espiritual y pedagógico, educando a 3.464 alumnas en 19 colegios extendidos por toda la geografía española.
El 18 de abril de 1993, fue solemnemente Beatificada por el Papa Juan Pablo II en Roma.
Léonie Françoise de Sales Aviat nació en Sézanne ne la región del Marne francés en 1844. Léonie ingresó a los 11 años a un pensionado de la Visitación de Troyes, donde la Madre María de Sales Chappuis, una suiza francófona, era superiora. Allí Léonie se nutrió de la espiritualidad de San Francisco de Sales, que la llevaría más tarde a asumir el nombre religioso de Francisca de Sales.
El P. Louis Brisson había abierto en 1858, la Obra San Francisco de Sales para ofrecer educación humana y cristiana a las jovencitas que trabajaban en las textilerías de la zona. Al conocer a Léonie encontró a la colaboradora que buscaba para fundar la congregación de las Hermanas Oblatas de San Francisco de Sales. El sueño del P. Brisson se hizo realidad en 1866 y San Pío X aprobó sus constituciones en 1911. Sor Léonie Francisca de Sales, convertida la primera superiora general, fundó escuelas de educación general básica en las parroquias y una residencia para muchachas jóvenes en París.
Durante su vida de religiosa, Sor Francisca de Sales debió sufrir múltiples incomprensiones y humillaciones que la ayudaron a crecer en el camino de la humildad y de una paciencia heroica. "Nunca convirtamos las cosas incluso importantes en cuestiones de estado", repetía la santa a sus discípulas, a quienes le inculcó una gran paciencia hasta el día de su partida a la Casa paterna, el 10 de enero de 1914.
La labor de evangelización de la congregación se extendió con el tiempo por Europa, Africa del Sur y Ecuador,. Sor Francisca de Sales fue beatificada el 27 de setiembre de 1992.
Maria Crescentia Höss nació en Kaufbeuren, Baviera (sur de Alemania) en 1682, y fue bautizada con el nombre de Anna. Siempre humilde y silenciosa, ingresó a la vida religiosa en su misma ciudad natal, la que nunca abandonaría en toda su existencia terrena. Como religiosa terciaria, vivió durante cuarenta años una intensa vida de mística y sufrimiento interior.( DE ACI)

SANTO PADRE CANONIZARÁ A CUATRO BEATOS ESTE DOMINGO
Roma, 21 ) Este domingo 25 de noviembre, día en que la Iglesia celebra la Solemnidad de Nuestro Señor Jesucristo, Rey del universo, el Papa Juan Pablo II celebrará la Eucaristía a las 9,30 en la Basílica de San Pedro y canonizará a cuatro beatos. Los nombres de los futuros santos son: Giuseppe Marello (1844-1895), obispo, fundador de la Congregación de los Oblatos de San José; Paula Montal Fornés de San José de Calasanz (1799-1889), virgen, fundadora del Instituto de las Hijas de María, religiosas de las Escuelas Pías; Léonie Françoise de Sales Aviat (1844-1914), virgen, fundadora de la Congregación de las Religiosas Oblatas de San Francisco de Sales; y Maria Crescentia Höss (1682-1744), virgen, monja de la Tercera Orden de San Francisco.



LAS ESCOLAPIAS DE VALENCIA PEREGRINAN A ROMA A LA CANONIZACION DE SU FUNDADORA, PAULA MONTALT
El papa Juan Pablo II la proclamará santa el próximo domingo, aunque los peregrinos salen hoy
VALENCIA, 21 NOV.  Más de un centenar de estudiantes, profesores y religiosas escolapias de Valencia asistirán el próximo  domingo en Roma  a la canonización de la fundadora de la congregación, Paula Montalt, en una ceremonia que presidirá el papa Juan Pablo II en la Basílica de San Pedro a las 9.30 horas.
Los primeros peregrinos salen hoy  miércoles, desde Valencia a las 16.30 horas en autobús. El resto de salidas tendrán lugar el jueves, también en autobús, y el viernes, en avión.
En la víspera de la canonización, un grupo de alumnos del colegio de las escolapias de Valencia interpretará en el Aula Pablo VI del Vaticano un musical sobre la vida de la fundadora, según ha informado a la agencia AVAN la directora del colegio, la religiosa María Pilar García. Los peregrinos valencianos regresarán el próximo lunes tras participar en una misa de acción de gracias en Roma.
Paula Montalt (Arenys de Mar, 1799 - Olesa de Montserrat, 1889) fundó en Figueras en 1829 una escuela para mujeres "ante la necesidad de que las jóvenes pudieran acceder también a una educación igual que los hombres", según María Pilar García.  En 1847 creó bajo la supervisión del comisario apostólico de las Escuelas Pías, la adaptación femenina de las Constituciones de San José de Calasanz. Fundó también colegios en Arenys de Mar, Sabadell, Igualada, Masnou  y otras localidades españolas.
En la diócesis de Valencia hay, en la actualidad, un total de 30 religiosas escolapias en colegios de Valencia, Burjassot y Gandia, y en la residencia para religiosas mayores que la congregación tiene en Alacuás.
En todo el mundo son más de 900 las religiosas escolapias que se dedican a la educación en colegios de Italia, Polonia, Japón, Filipinas, India, Senegal, Guinea Ecuatorial, Estados Unidos, México, República Dominicana, Puerto Rico, Colombia y Chile.



           
Día Universal del Niño: Más de 30.000 niños permanecen congelados.
Sr. Director, 
Con motivo del Día Universal del Niño PROFESIONALES POR LA ÉTICA recuerda que, como fruto de una legislación irresponsable, más de 30.000 embriones permanecen congelados en diferentes clínicas de España. Son los embriones sobrantes de las prácticas de reproducción artificial que esperan na